Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

El reto Coca Cola

Lo que más llamó la atención de la última clasificación anual de la consultora Interbrand es la ‘trepada’ de Apple y Google como las marcas más valiosas del 2013. Coca Cola bajó al tercer lugar, una perfecta excusa para entender el reto que tiene la marca ahora que su producto empieza a ser inconsistente con su posicionamiento.

073-coca-cola.jpg

¿Cuándo fue el momento en que las marcas se han alejado tanto del atributo funcional del producto? La historia publicitaria nos recuerda que para cumplir con los objetivos de ventas de una empresa, hubo un tiempo en que solo era necesaria una publicidad descriptiva: yo producto existo y cuento con estos atributos. Podríamos decir que la comunicación publicitaria era de las más honestas: contabas con la información técnica a partir de las características del producto que se ofrecían para el consumo.

El incremento de la competencia y el auge de las agencias publicitarias transformaron la publicidad descriptiva en persuasiva, utilizando estrategias más complejas, institucionalizando la investigación del mercado y del consumidor, entre otros. En esta etapa se dejaron de hablar de atributos para comunicar los beneficios, la marca dejó de ser solo un distintivo y empezó la era de la propuesta de valor.

La etapa en la que vivimos hoy es el de la publicidad humana, aquella que busca convertir las marcas en personas, aplicando información, técnicas y estrategias de disciplinas como la psicología, estadística, antropología e incluso biología. Es la era de la publicidad cleptómana, la que ‘roba’ todos los avances multidisciplinarios para aplicarlos al ejercicio publicitario. La época donde los insights humanizan la comunicación y el neuromarketing intenta orwelleanamente de ser la policía de nuestros pensamientos.

En este panorama, compartía en un anterior post cómo es que una marca como Coca Cola realmente podía ser capaz de venderte felicidad, el último fin de nuestra existencia en este mundo. La clave está en la asociación de valores, comportamientos y experiencias con la marca y el consumo del producto. Todo lo que nos significa felicidad -el fútbol, la amistad, los osos polares, la navidad-, debe estar Coca Cola ahí.

Esta simbiosis no ha sufrido grandes reparos desde hace muchas décadas ya que la gaseosa, si bien no tiene ningún atributo o característica química que te asegurara el incremento de la sensación de felicidad (como sí lo tiene el chocolate), era considerado inocua. Si en sus inicios Coca Cola era considerado un medicamento que curaba la adicción a la morfina, la neurastemía, e incluso la impotencia, hasta hace unos años era una simple e ingenua bebida dulce y refrescante. Hoy se comprueba que las gaseosas son una de las principales causas de la obesidad en todo el mundo, tanto por sus niveles de azúcar como por la inclusión de ingredientes que en exceso pueden ser tóxicos y adictivos.

El problema de Coca Cola radica, por tanto, en que se viene abriendo una grieta entre el excelente posicionamiento propuesto por Coca Cola, la felicidad, y lo que ofrece como producto. “Tomar Coca Cola es destapar la felicidad, pero me puede conllevar peligrosamente a la obesidad y a enfermedades más graves como la diabetes e insuficiencia cardiaca y respiratoria”. ¿Qué hacer?

La respuesta publicitaria de Coca Cola se ha ido evidenciando en dos acciones puntuales:

  • Promoción de una campaña mundial para la promoción de la actividad física, que si bien mejora el problema de la obesidad,  no reduce la malnutrición que se obtiene de reemplazar una bebida azucarada sin ningún nutriente a expensas de una bebida natural como el agua y los jugos de frutas.
  • Implementación de propuestas de producto distintas, como es el caso de Coca Cola Life, lanzado únicamente en Argentina y que reemplaza el azúcar por el endulzante natural Stevia.

Sea cual fuera los pasos que Coca Cola plantee dar, es interesante la disyuntiva en la que se encuentra, hasta hace unos días, la marca más valiosa del mundo. Hoy en día no es Pepsi su eterna rival, sino su propio producto. Quizá la clasificación de Interbrands aun no lo denote claramente dado que Coca Cola no ha reducido su valor; sin embargo, recordemos la definición de posicionamiento: la percepción que tienen los consumidores sobre la marca. El día en que los consumidores -cada vez más informados- piensen distinto sobre Coca Cola, la marca quedará en el cementerio de nuestro olvido.

["Anuncias, luego existes" se publica todos los lunes.]
[Twitter: @alexanderchw]
 

COMENTARIOS

  • 1
  • 10.10.2013
  • 08:14:36 hs
Ignacio Feliciano

Completamente en desacuerdo con Juan Miguel Galeas. Es cierto que el consumidor es emocional pero el ruido mediático influye cada vez más en su comportamiento. Por otro lado ya no es un ente meramente receptivo como antes. Hoy opina, conversa y comparte información con mucha más intensidad que antes. Su juicio ya no es singular.

Las bebidas alcohólicas están reguladas, cosa que no pasaba antes. Los cigarrillos prácticamente están desapareciendo de los puntos de venta. La comida chatarra ya tiene su ley. Obviamente Coca-Cola está intentando curarse en salud pero como postula Alexander, la disonancia mensaje – producto está siendo percibida por el consumidor como hipocresia. Si a eso le sumas los empoderados haters de las redes sociales, los documentales y campañas cada vez más abundantes de opositores a las bebidas azucaradas, se le pinta un panorama a futuro nada alentador. Puede que no mañana ni en dos años, pero posiblemente en un par de décadas, estemos viendo como Coca-Cola se convertirá en un producto de nicho casi excluido de las mesas familiares. Pero eso no significará su muerte, porque las marcas cuando son bien manejadas pueden ser inmortales.

  • 2
  • 07.10.2013
  • 11:39:04 hs
Jorge Luis

Yo hace mucho años que deje de lado la Coca-Cola y la bebidas gaseosas, justo por lo que indicas. Ahora, cada vez que escucho uno de sus comerciales siento que me quieren estafar, engañar y realmente los detesto. Me acuerdo claramente una frase que leí en una de sus etiquetas, “El agua es esencial para la vida, Coca-Cola es 80% agua”. Realmente un verdadero engaño, esa frase también se podría haber puesto en una botella de ácido muriático al 20%. Espero que algún día los consumidores realmente se enfoquen en el producto y no en la publicidad.

  • 3
  • 08.10.2013
  • 06:32:58 hs
HENRY

Con una poblacion 40% obesa, componente adulto, va seguir cayendo

las bebidas gaseosas son muy dañinas para la salud, ¿Que dice el código del consumidor?

  • 4
  • 19.01.2014
  • 09:56:05 hs
Oscar Mancilla

La marca Coca Cola tiene dos competidores uno sus rivales y otro el mismo. Sus rivales las marcas que ya conocemos (pepsi…. y otros). Nuevas empresas que estan cerando Coca colas genericas (gaseosas genericas) que son mas baratas que la Coca Cola. Elprecio influye mucho. Otrab es Red Bull people estan tomando mucho este producto y tiene mas cafeina y calorias que la Coca Cola. Otro es diversificarse con nuevos productos. crear nuevos productos que el mercado exige y no que la Coca cola piense. debe escuchar lo que los consumidores desean. y muy importante la Renovaacion

  • 5
  • 14.10.2014
  • 02:54:34 hs
jose Garcia

El presidente de Bolivia, Evo Morales, expulsò de su pais a la Coca Cola, argumentando y previo anàlisis de la misma, que ocasionaba mucho daño a la salud, al tomarla.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Marca Personal 360º

Silvia Moreno Gálvez

Creatividad al natural

Andrés Briceño

Mindset de CEO

Carla Olivieri

Clic Digital

IAB Perú

Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Profesor de ESAN Graduate School of Business Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño