A Tu Servicio

Luis García Tello

El más humano de los servicios

En los últimos meses he tenido la oportunidad de acompañar a un gran amigo, Pedro, que tuvo un problema de salud, extraño para él porque prácticamente nunca ha sufrido una enfermedad grave. Al acompañarlo en este proceso he podido observar  el drama de sufrir una enfermedad y pasar por las diversas etapas de atención.

Esto me ha hecho recordar una experiencia personal que me tocó vivir en el año 2006 cuando me encontraba trabajando en un proyecto en Bogotá, Colombia. El domingo 11 de junio (recuerdo muy bien la fecha) experimenté unos agudos dolores en el abdomen. El episodio fue tan fuerte que tuve que trasladarme rápidamente a la Clínica privada más cercana.

Lo primero que se me viene a la mente es el intenso dolor que estaba sufriendo,  la ansiedad por saber la causa, el temor por las alternativas que pasaban por mi mente y la incomodidad por sentir que no podía controlar lo que me estaba sucediendo. Todo esto agravado porque estaba en otro país alejado de mi familia.

Ingresé por emergencia y el proceso de atención fue muy rápido. Recuerdo que una enfermera me apoyó durante el tiempo que estuve en la clínica, me explicó los pasos que iban a seguir e incluso me apoyó a contactar a la asistenta social para coordinar el proceso de admisión. Su apoyo fue muy valioso, sentí que estaba en manos de un equipo interesado en mi bienestar integral.

Me diagnosticaron cálculos renales y decidieron hospitalizarme. Estuve internado solo un día, pero la experiencia fue excelente. Todos los profesionales de la salud que me visitaron me explicaban con paciencia qué es lo que iban a hacer. Esto me llamó la atención, pues recuerdo otras experiencias de familiares que cuando estaban hospitalizados  veían personas que entraban a su habitación, regulaban algunos equipos, leían la historia, pero no les explicaban qué es lo que estaban haciendo.

En fin, debo reconocer que los cuidados médicos en cuanto al aspecto clínico fueron superiores, las instalaciones de la clínica eran de primera y sus equipos e instrumentos eran modernos. Sin embargo, lo más importante que quedó grabado en mi memoria, fue que me trataron como un ser humano, se hicieron cargo de mi situación emocional y me hicieron sentir parte del proceso. Estos últimos aspectos fueron los que marcaron la diferencia y me hacen sentir agradecido por el servicio que recibí.

Tomé conciencia de que el cuidado de la salud es quizá el servicio con el mayor componente humano de todos, el que “toca” a las personas en el aspecto físico, mental y emocional. En mi caso, tuve la oportunidad de ser atendido por un equipo que tenía implementado un sistema de servicio centrado en el bienestar de los pacientes de manera integral.

Volviendo al caso de mi amigo, he podido observar las mismas etapas en el proceso: la admisión, la hospitalización y el darse de alta. La atención médica clínica que ha recibido ha sido muy buena, pero lamentablemente la experiencia completa no ha sido favorable. Nadie tomó en cuenta la situación emocional que estaba pasando y no se le informaba con claridad lo que estaba sucediendo. En sus palabras, Pedro se ha sentido como una pieza en un proceso de producción.

He conversado con varios profesionales de la salud sobre esta situación y la mayoría coincide en que el foco está muy centrado en los aspectos clínicos físicos y que la presión por cumplir los tiempos, por estar al tanto de los últimos avances tecnológicos y por mantener la objetividad en los diagnósticos generan una desconexión entre el médico y sus pacientes en el nivel personal. Es necesario restaurar los sistemas de servicio de cuidado de la salud, rehumanizarlos, ponerles corazón y brindar una atención integral, al hacerse cargo no solo del aspecto físico, sino también del componente emocional de los pacientes.

Generar vínculos de confianza, mantener informado al paciente para reducir sus temores y hacerlo sentir que es parte activa del proceso son aspectos que, sin duda, ayudarían a rehumanizar el servicio. Esto no compete únicamente a los médicos, se debe incluir a todos los profesionales de la salud: médicos, enfermeras, técnicas de enfermería, técnicas de laboratorio, personal de servicios y personal de soporte administrativo.

Esto se plantea como un reto complicado; sin embargo, se trata de volver a las raíces y rescatar la esencia del cuidado de la salud. Es decir, tener en claro que es un servicio centrado en el bienestar integral de las personas y que, finalmente, debería ser considerado como el más humano de todos los servicios.

COMENTARIOS

  • 1
  • 27.02.2014
  • 11:04:55 hs
veronica

totalmente de acuerdo.. ven al paciente como “algo” que reparar y cuando este listo.. bueno adios no? muy interesante, aprender a ponerse en el lugar del otro .

    • 2
    • 28.02.2014
    • 03:20:37 hs
    Luis García Tello

    Gracias Verónica, ponerse en el lugar del otro nos ayudaría a restaurar la conexión entre los profesionales de la salud y sus pacientes.

  • 3
  • 28.02.2014
  • 01:02:24 hs
alcides zarate

Difundir, expandir, diseminar lo bueno siempre trae buenos resultados, estoy seguro que este enfoque servirá para sensibilizar no sólo a quienes están inmersos en “el mas humano de los servicios”, sino también al ciudadano común, por que somos seres integrados e integrales, no podemos actuar de un modo en determinada circunstancia y de manera distinta en otro, lo cual podría catalogarse como hipocresía o aparentar, ninguna de las dos nos conducen a la perfectibilidad que es el supremos objetivo de una persona. GRACIAS

    • 4
    • 28.02.2014
    • 02:45:41 hs
    Luis García Tello

    Esa es la idea Alcides, excelente aporte. Muchas gracias.

  • 5
  • 28.02.2014
  • 01:41:52 hs
Jorge Iberico

Comparto tu artículo Luis. La formación del profesional de la salud en el Perú debe tener una política de atención humanizada. El Estado debe garantizar que la atención del paciente debe ser centralizada. Las instituciones prestadoras de salud deben tener una política de atención humanizada no solo con el paciente, si no con el personal de la institución

    • 6
    • 28.02.2014
    • 02:42:38 hs
    Luis García Tello

    Estimado Jorge Iberico, totalmente de acuerdo. Se puede decir que la experiencia del paciente es consecuencia de la experiencia del personal, ambas están estrechamente vinculadas. Para que el esquema funcione es indispensable aplicar la lógica de servicio y la humanización en la gestión del personal que interviene en el servicio de salud, teniendo en cuenta a todos los colaboradores.

  • 7
  • 28.02.2014
  • 03:12:18 hs
Juan Saona

Lo indicado por Luis se debe extrapolar a todos los servicios, humanizarlos. Debemos de dejar ser códigos para las empresas y volver a ser persona. Gracias Luis por el aporte.

    • 8
    • 03.03.2014
    • 02:29:16 hs
    Luis García Tello

    Gracias a ti Juan, coincido plenamente, esto es parte de la lógica de servicio y nosotros debemos ver esto como oportunidad y aprovecharla para mejorar los servicios en nuestro país.

  • 9
  • 28.02.2014
  • 03:26:59 hs
Aldo Espino Azca

Excelente artículo que muestra una experiencia real, soy médico y trabajo más de 20 años para un hospital del estado y también el clínica particular, debo reconocer que la falta de comunicación con el paciente es el ” talón de aquiles” de nuestros sistemas de servicios de salud, la mayoría de veces esto hace que un diagnóstico, manejo y tratamiento médico se vea empañado y dé la percepción de una mala o deficiente atención.
actualmente varios hospitales y sobre todo las clínicas están haciendo un esfuerzo enorme a fin de revertir esta mala imagen además de mejorar todos los procesos que van desde la admisión hasta el alta de un paciente; sin embargo hay que ser objetivos y admitir que la mayor parte de los pacientes en realidad no lo son y se tornan irascibles por ejemplo ante una atención fuera de hora, por ejemplo es sabido que la puntualidad en nuestra población es una gran debilidad sin embargo la mayor parte de las quejas en una consulta son por haber demorado en atenderlos unos 10 a 15 minutos, hay que comprender que si bien un paciente puede tener algo simple como un dolor faríngeo, el otro puede tener un problema más complejo, que sin ser una emergencia o urgencia amerita más tiempo del programado para resolver su problema, esto no es algo que entiendan muchas personas y exigen de una manera desproporcionada estresando un ambiente que debería ser de tranquilidad, ni que decir de las emergencias las cuales menos del 5% lo son y la mayoría son atenciones “rápidas” o urgencia (no exponen la vida del paciente) esto debería ser entendido por la población y también las autoridades competentes educar a la población de como utilizar un servicio de emergencia en forma adecuada y no como querer atención rápida porque temprano estuve en el sur u ocupado; en fin son responsabilidades compartidas

    • 10
    • 03.03.2014
    • 07:20:34 hs
    Luis García Tello

    Estimado Aldo, muchas gracias por el comentario. Coincido en que hay responsabilidades compartidas, existe una co-producción del servicio de salud y para mejorarlo tenemos que lograr y aprovechar la participación activa de todos los que intervienen, tanto de los que proveen el servicio como de los que lo reciben. Educar a los pacientes y mantenerlos informados son acciones que aportarán valor en este esfuerzo.

  • 11
  • 28.02.2014
  • 08:23:17 hs
Sara Pajares

El problema de la deshumanización del servicio Medico en el Peru es un tema mucho mas complejo que solo pensar que los profesionales de la Salud han perdido su esencia de Servicio.
La presión por los resultados, la cantidad de pacientes a atender, el poco reconocimiento económico de las aseguradoras a los profesionales y la proliferación de facultades con una mística ausente o poco definida influyen en los cambios que notamos en la ética humanística por excelencia que debe primar en una acción medica.
Recuperar la unión indeleble entre medico y paciente merece una profundización en los factores que aquejan su salud.

    • 12
    • 03.03.2014
    • 07:20:54 hs
    Luis García Tello

    Estimada Sara, estoy de acuerdo con lo que indicas. El artículo está enfocado en resaltar la necesidad de rehumanizar el servicio de cuidado de la salud, de reconstruir la conexión entre los profesionales de la salud y sus pacientes a nivel integral. Sin embargo, para ello es necesario profundizar en los diversos componentes del ecosistema del sector salud, lo cual podríamos ir incluyendo en artículos posteriores.

  • 13
  • 28.02.2014
  • 09:48:17 hs
Claudia

Es muy cierto todo lo que dices. Pero otro hecho lamentable es también la gran diferencia entre un Hospital donde va a atenderse gente que sólo cuenta con un seguro de Essalud y las clínicas privadas, no me refiero obviamente a sólo el estado de sus equipos, infraestructura, sino al trato mismo que tienen. Hay una gran diferencia en cómo te tratan en un Hospital y cómo te tratan en un Clínica Privada y eso es lamentable. Es cómo decirte, si cuentas con suficiente dinero mereces ser tratado bien y amablemente, pero si no bueno piña! Y algo tan básico como la salud o la educación debería ser lo más equitativamente posible para absolutamente TODOS.

    • 14
    • 03.03.2014
    • 07:21:11 hs
    Luis García Tello

    Estimada Claudia, gracias por tu comentario, coincido con lo que indicas, esa tiene que ser la visión de estos servicios.

  • 15
  • 01.03.2014
  • 08:04:47 hs
Harold Alvarado

Brindar un servicio humanizado me parece que demanda un mayor tiempo de atención, no digo que no sea necesario, pero si eso se reflejera directamente en los costos tendríamos como resultado que este tipo de servicios están dirigidos a segmentos dispuestos a pagar más por una mejor atención. Hay estudios cuantitivos al respecto?

    • 16
    • 03.03.2014
    • 09:21:54 hs
    Luis García Tello

    Estimado Harold, creo que no se trata necesariamente de incrementar el tiempo, sino de aplicar algunas prácticas de gestión de servicio que consideren los aspectos emocionales de los pacientes. Podrías revisar la experiencia que están teniendo en la Clínica Mayo o en el Hospital Florida (USA) donde vienen aplicando con éxito varias prácticas de gestión centradas en los pacientes.

  • 17
  • 02.03.2014
  • 01:29:25 hs
Christian Yap

Excelente análisis, el reto está en hacerlo realidad. Considero que el punto de partida son las cabezas, tanto en la parte administrativa como la medica; e involucra a todo el sistema de salud. La parte administrativa tiene la función de brindar al personal medico, no sólo las herramientas a los médicos, sino que debe procurar que el profesional de la salud se sientan cómodo haciendo lo que hace y que sea reconocido por ello, evitando así que deba trabajar en 3 o 4 lugares para mantener un ingreso digno. Los financiadores deben procurar establecer un mejor mecanismo de pago, centrado en el paciente; una buena opción sería la capitacion. Con este mecanismo de pago, los proveedores de la salud buscarían el bienestar del paciente, a través de la prevención. A nivel del estado, se debería establecer un seguimiento en cada programa medico universitario y que este incluya programas y cursos dirigidos al cuidado del paciente, a la relación medico paciente. Por ultimo, las personas debemos procurar atendernos en establecimientos de salud y no en cualquier farmacia de la esquina; ya que nos exponemos a negligencias y/o complicaciones. En resumen, necesitamos un cambio de cultura a todo nivel; puede que algunas personas poco optimistas digan que en el país eso es imposible; pero como alguna vez escuche, el cambio empieza por uno mismo, y quizá, con algo de suerte habrán otras personas que continúen el cambio.

    • 18
    • 03.03.2014
    • 09:22:10 hs
    Luis García Tello

    Estimado Christian, excelentes aportes, muchas gracias.

  • 19
  • 03.03.2014
  • 06:30:04 hs
Luis Hoyos Tafur

Es un común denominador en nuestra sociedad la falta de empatía al momento de ofrecer nuestros servicios y esto califica muy bajo a nuestro país generando comentarios negativos en diferentes instituciones como es salud orden público transporte etc etc sin embargo leyendo su artículo es usted muy puntual en hacernos ver la necesidad de cambiar de manera permanente.quizás lanzando un proyecto que obliga a las empresas prestadoras de servicios a contratar a sus trabajadores que hayan seguido por lo menos un curso especializado en la en la materia del presente.ir avanzando un poco más en los colegios a nivel nacional los resultados y darién en corto tiempo y tendría una calidad de servicio excelente permanente y no casos aislados gracias por su artículo

    • 20
    • 03.03.2014
    • 09:22:25 hs
    Luis García Tello

    Estimado Luis, muchas gracias por tus aportes.

  • 21
  • 03.03.2014
  • 06:42:58 hs
Luis Hoyos Tafur

PD.me da gusto saber que actualmente se encuentre bien de salud.

  • 22
  • 03.03.2014
  • 08:37:53 hs
Anahí Vásquez de Velasco

La diferencia “obvia” entre servicio privado y público, para mí se disolvió la única vez que he estado hospitalizada. Hace tres años iba a tener a mi único hijo. Yo no era paciente sino cliente. Me hicieron una cesárea como a todas las mujeres esa noche. Sospechoso, pero un paciente no se puede negar reconociéndose poco apto para decidir, médicamente. No me dejaron amamantar a mi hijo ni verlo hasta 24 horas después, sin decirme lo que pasaba y negándose todos a absolver mis dudas. A fuertes insistencias tuvo que visitarme el jefe de pediatría. Cuando logré amamantar a mi hijo, las enfermeras se burlaron de la poca leche. Clínica privada en San Isidro.

    • 23
    • 04.03.2014
    • 04:14:18 hs
    Luis García Tello

    Estimada Anahí, es lamentable la experiencia de servicios que tuviste. Es un ejemplo que muestra la desconexión que sienten los pacientes cuando no se les mantiene informados, no se les hace sentir parte de proceso y no se les trata con respeto. Seguiremos insistiendo y motivando a los proveedores de servicio de salud para transformar y mejorar los servicios.

  • 24
  • 04.03.2014
  • 04:21:45 hs
Waldier Rafael

Excelente Artículo. Sería interesante aplicarlo no sólo a los servicio de salud, a mi particularmente me gustaría aplicarlo en la empresa donde laboro, estoy convencido que solo con servicio se logrará la diferencia.

    • 25
    • 04.03.2014
    • 04:35:19 hs
    Luis García Tello

    Muchas gracias Waldier, estoy seguro de que tendrás muchos éxitos en la aplicación de esta lógica del servicio. Sería muy interesante conocer tus avances más adelante.

  • 26
  • 04.03.2014
  • 03:11:10 hs
dev

Cuanta razón con la publicación. Por esto estoy orgullosa de tener a la mamá que tengo, ella es enfermera y he tenido la oportunidad de verla trabajar. Qué calidad de ser humano con respecto a sus pacientes.

    • 27
    • 04.03.2014
    • 05:04:21 hs
    Luis García Tello

    Orgullo, energía positiva y valoración de la calidad del ser humano, que bien se siente uno al leer un comentario como el tuyo. Muchas gracias.

  • 28
  • 05.03.2014
  • 03:18:33 hs
Franco Navarro

Es lamentable, en realidad el médico anda frustrado despues de estudiar casi 10 años y no ganar lo que pensaba teniendo que laborar en 2 o 3 censtros asistenciales para poder siquiera arañar el status de vida que soño antes de estudiar medicina, porque valgan verdades muchos padres des hace 10 o 15 años pensaban que si su hijo estudiaba medicina sus hijos se llenarian d eplata. Conozco mucho médicos que ahora se han dedicado a la estética en donde ven buenos resultados económicos dejando de lado la escencia de la medicina, que es curar al ser humano. En Essalud el médico se cree un Semi Dios, intocable y que no se le pude decir nada, una vez vi que un médico atendia a sus pacientes casi a 5 metros de distancia por temor a contaminarse o que le contagien algo (habia colocado la silla del paciente a 5 metras de su escritorio, y claro lo saludaba desde la entrada y le decia que se siente ahi para no darle la mano. Otro caso terrible es el maltrato o la pésima forma que tienen los médicos de comunicar las enfermedades terminales a los pacientes o a sus familiares, por eso recordemos que han habido muchos suicidios en las mismas instalaciones del Seguro Social. Ni que decir de las enfermeras que no ahcen nada y se lo dejan todo el trabajo a la técnica de enfermeria y esta a la Auxilair de Eneermeria y esta en el mayor de los casos a la Silsa (Limpieza). He sido testigo de muchas de estas peronas que tratan ésimo a los pacientes en especial si es adulto mayor y no puede controlar sus esfinteres por la enfermedad o por razones de la misma edad. Muchos de estos trabajadores de la salud incluso negocian guardias, cupos de hospitalización, camas, camillas, alquilan sillas de ruedas, bastones, muletas etc. Es decir ven al paciente como una forma de vida o mejro dicho buscan como vivirlo y nunc alo ven como un ser humano. Son tan ilusos que piensan nunca estar en ese estado peisnan que la juventud y su trabajo les durará siempre pero me gustaria verlos cuando viejos busquen ser hospitalizados en el hospital que trabajaron y no conozcan a nadie ahi. El Seguro Social, léase Essalud es de lo peor y si la infraestructura privada fuera inmensa y pudiera albergar a todos los asegurados, deberia privatizre todo y no obligar al trabajador regular a mantener una burocracia asistencial del todo decadente.

    • 29
    • 05.03.2014
    • 11:24:37 hs
    Luis García Tello

    Estimado Franco, lamento que existan actitudes y comportamientos negativos como los que comentas. En estos casos no se está cumpliendo con el nivel básico de servicio y se deben aplicar otras acciones para corregir la situación en el momento en que se presenten.
    Conozco médicos, enfermeras, auxiliares de enfermería y profesionales de la salud en el sector público y en el sector privado que tienen una gran vocación de servicio y brindan atenciones excelentes y memorables a sus pacientes. Ellos demuestran que sí es posible brindar un excelente servicio de cuidado de la salud. Mi propuesta es observar cuáles son las prácticas de gestión que están aplicando y aprender de ellas. Es un reto complicado, pero estoy convencido que es factible.

  • 30
  • 05.03.2014
  • 05:11:18 hs
Stephanny Maldonado

Creo que mis palabras a este artículo pueden ser solo de agradecimiento inmenso, mucha alegría y satisfacción al saber que las experiencias propias pueden ser volcadas a los demas a manera de ejmplo para lograr no mas que el bien comun, la mejora en la forma de vivir e interactuar con las personas, aspecto que resulta ser siempre el pilar del éxito en todos los niveles e índoles…este es mi punto de vista y gracias por ese aporte. Siempre estaré dispuesta a leer interesadamente un articulo que me permita aprender, y es que veo hay tanto por aprender y aplicar. Saludos, éxitos¡ Luis

    • 31
    • 05.03.2014
    • 08:42:51 hs
    Luis García Tello

    Estimada Stephanny, muchas gracias por tu comentario.

  • 32
  • 05.03.2014
  • 09:07:15 hs
Emilio León Flores

Nada más preciso que lo sostenido en su nota Luis y la que suscribo en todas sus líneas por que eso reclamo permanentemente a los médicos y resto de personal de los centros asistenciales de EsSalud; hay un incipiente intento de la Dra Bafigo por revertir patético via crucis de los asegurados y replicar, ojalà, al añorado “medico de cabecera” ya que hace poco lanzó un Programa de respeto y humanizaciòn con el paciente. Y ratificar lo que sostengo a partir de un caso que me atañe: desde julio pasado venimos “mendigando” una intervencíón quirúrgica por un desgarro total en el hombro izquierdo de mi esposa que se cansó de llorar por el terrible dolor que eso suscita; una indolencia sin nombre del “sistema”?; me pregunto si la espera habría sido similar si un pariente cercano de un alto ejecutivo de la entidad, le hubiera ocurrido lo mismo? por supuesto que no. DIOS nos coja confesados.

    • 33
    • 06.03.2014
    • 09:38:38 hs
    Luis García Tello

    Estimado Emilio, hay muchos aspectos por mejorar, es indispensable ampliar la capacidad de atención e implementar procesos que permitan evitar esperas como la que le ha tocado sufrir a tu esposa y que garanticen que la atención sea igual para todos.

  • 34
  • 06.03.2014
  • 04:43:17 hs
Franco Navarro

Estimado Luis, muchas gracias por tu blog, realmente todos espesramos que tus palabras hagan eco en las personas encargadas de brindarnos atenciones de salud, y creo que es justo decir que muchas personas del ambito asistencial estan uy estresadas laboralmente, el sueldo que tienen si no es miserable almenos no les alcanza y las guardias y horas extras los tornan irascibles e injustamente no quieren comprender el padecer del paciente. Pero hay personal asitencial (medicos, enfermeras, etc) que sin tratar al paciente como de su familia, pero si con respeto brindan salud de manera oportuna y eficaz. Me permito comentarte algo que me sucedió en ESSALUD, en donde se me extirpó un nódulo clacificado de la regíón sacra producto de una inyección mal colocada por un enfermera que desencadeno un acceso y el cuerpo se encargó de calcificarlo. El procedimiento de extriparlo fue ambulatorio pero el cirujano que lo hizo no dejo drenar la herida y ésta se infectó. Nuevoamente el cuerpo humano maravilloso revento la sutura y expulso la sangre color negra producto de la infección, en Emergencia del hospital fui atendido por una interna de Medicina (prácticante) quién con su poca experiencia solo atinó a manipular la herida y aplastarla con sus manos y papel toalla para hacer drenar manualmente la herida, leugo la cubrió y me dijo que debia volver al siguiente día para que ella u otro médico hiciera lo mismo, al siguiente día volví con toda la zona amoratada; me atendió la misma residente y cuando estaba realizando la misma operación del dia anterior tuv ela suerte que paso un medico especializado en emergecia que por suerte preguntó que tenía, la interno de medicina le explicó y el Emergencista dijo, déjalo yo lo voy a atender, me pregunto los antecedentes de la herida, le explique y el me explicó que siempre toda herida debe drenar y que eso debío saberlo el cirujano. Me dijo: Tengo que ponerte un drenaje, pero lamentablemente no tenemos ¿puedo ponerte un guante quirúrgico? Si un guante quirúrgico… !!! Me explicó que el guante se corta de extremo a extremo, se introduce por la herida y éste cumple con la misma finalidad del drenaje. Bueno si no había otra posibilidad accedí más que nada por la amabilidad y la seguridad que me proyecto de que esta vez el médico sí sabía lo que hacia. Y bueno me recto antibióticos y aún sigo vivo gracias a ese médico que pasó por ahí y se interesó en mi padecer.
Es fácil ser indolente, si uno se lo propone.

  • 35
  • 07.03.2014
  • 10:13:31 hs
ERIC TAVARA CASTILLO

Muy interesantes los comentarios acerca de la atencion a los pacientes hospitalizados en nuestros centros de salud y muy ciertos los que afirman que las atenciones deben generar confianza en el paciente, de que esta recibiendo la mejor, y evitar la incertidumbre de no saber cuales son los procedimientos que el personal medico le proporciona. Quien le escribe es Arquitecto de profesion y viene diseñando locales de salud de diferentes niveles de atencion, lo que lo ha motivado a seguir un excelente diplomado en la universidad Ricardo Palma sobre Diseño y gestion de establecimientos de Salud, en el que profesionales españoles vienen haciendonos conocer de las nuevas tendencias en el diseño de estos locales en Europa, muchas de las cuales tienen que ver con el nivel de atencion esmerado, mas humano, otra realidad por supuesto, pero a la cual todos los que tenemos que ver con la salud debemos dirigir nuestros esfuerzos.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño