Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

¿Trabajar menos para producir más?

Por Noémie Feix

En Gotemburgo, Suecia, se está realizando un experimento en el cual algunos funcionarios públicos se beneficiarán de una jornada laboral de 6 horas, para comparar después su desempeño con el de los compañeros que seguirán trabajando 8 horas.  Aparte del incremento de tiempo libre para los trabajadores, ¿cuáles son los beneficios de una reducción de la jornada laboral? Recientemente, John Ashton, presidente de la Facultad de Salud Pública del Reino Unido, llamó a la necesidad de una semana laboral más corta, a fin de mejorar la salud mental y remediar al problema de desempleo, sobre todo entre los jóvenes. La idea fue respaldada bajo el argumento de que una semana de trabajo más corta traería beneficios sociales (menos consumo de carbono, reducción de desempleo, aumento del bienestar social y ahorro de dinero). ¿Cómo? Resulta que los trabajadores con jornadas laborales más cortas pueden ser más productivos por hora.

La reducción de horas laboradas puede llegar a tener incidencia en la productividad. Según la OIT, reducir las horas de trabajo excesivas reduce la minimización del tiempo perdido dado que la empresa tiene que adoptar una nueva forma de organización. Además, produce cambios en la productividad influyendo en el estado fisiológico y motivacional de los trabajadores. La OCDE concuerda con la afirmación en un análisis del impacto de la reducción de tiempo laboral a 35 horas por semana en Francia y encuentra que las reorganizaciones debidas al cambio de ley pudieron ser fuente de ganancias de productividad por hora. Por tanto, ¿deberíamos adoptar una reducción de la jornada laboral en México?

Horas laboradas versus productividad

Veamos el promedio actual de horas laborales al día. Según la OCDE, los mexicanos trabajan 2.250 horas por año, 500 horas más que en el resto de países de la organización. ¿500 horas más? ¿De qué sirve ser el ‘champion’ de la OCDE en términos de jornada laboral? ¿Producimos más?

México produce en promedio US$ 16.7 por hora, mientras el Producto Interno Bruto (PIB) por hora trabajada en Alemania asciende a US$ 55.3 donde un trabajador labora 7.4 horas al día en promedio y en Suecia a US$ 51.6. Además, “la productividad de un mexicano es apenas 19% de la de un trabajador irlandés, 23% de un francés. Se necesitan cinco mexicanos para producir lo mismo que un irlandés”.

Cuestión de eficiencia        

¿Reduciendo la jornada laboral el país se volverá más productivo? No. Numerosos factores influyen en la productividad, como el desarrollo de capital humano, el acceso al crédito de MiPyMES, el acceso a tecnología, la creación de una estrategia de desarrollo económico en sectores innovadores…. La reducción del tiempo de trabajo, conjuntamente con otros factores, puede conllevar a un aumento de productividad, si se toma en cuenta la flexibilidad de cada unidad económica, sin imponerla como regla rígida a todos tipos de trabajo.

Reducir la jornada laboral no cambiaría la estructura productiva del país pero puede resultar en un aumento del bienestar y, por ende, de la productividad de los trabajadores y de las empresas, siempre y cuando esa iniciativa forma parte de un conjunto de cambios normativos y estructurales que pueden llevar el país hacia el crecimiento económico. Trabajar más horas no incrementa la productividad y la relación causal entre reducción de horas laborales y productividad no es directa. El elemento clave para el futuro desarrollo de México es avanzar en políticas laborales que logran mejorar la productividad, por lo que la reducción de las horas laborales puede ser un elemento a considerar.

Esta columna fue publicada originalmente en el Blog Factor Trabajo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID)

COMENTARIOS

  • 1
  • 22.10.2014
  • 08:38:37 hs
matilde

En nuestro país hay empleados públicos que trabajan efectivamente tal vez cuatro horas de las ocho, reducir su jornada laboral a seis horas podría aplicarse con un análisis de funciones y otros cambios para mejorar su productividad. Con esta reducción de jornada ellos podrían, en el mejor de los casos, gestionar negocios para compensar sus bajos sueldos de los que siempre se quejan, no sería mala idea validar el cambio.

  • 2
  • 22.10.2014
  • 01:13:20 hs
ELISA HUAMANCHA HERNANDEZ

Esto es muy cierto. Las pequeñas empresas pueden y deben reprogramar su producción en épocas de crisis. Algunas veces nuestros colaboradores pueden terminar su trabajo en solo tres días, sin necesidad de “asistir” cinco días. Se logra ahorrar energía eléctrica, consumo de agua, refrigerios y movilidad. Es mejor trabajar dos horas más, un día viernes, que obligar al personal a asistir un día sábado.

  • 3
  • 22.10.2014
  • 01:21:31 hs
ELISA HUAMANCHA HERNANDEZ

Actualmente, prefiero trabajar junto a mis colaboradores. Todos operarios y administrativos. Cuanto más rápido terminemos el trabajo (horario corrido, sin refrigerios), logramos la entrega al cliente en forma oportuna. Solo cuando terminamos la producción, almorzamos todos juntos.

  • 4
  • 22.10.2014
  • 04:50:20 hs
juan guzmán

Estoy de acuerdo con Elisa en su segundo comentario, prefiero “seguir de largo”,en el horario de 9 a 4 hasta culminar el servicio y/o trabajo, trabajando en equipo todo es posible, luego el refrigerio, ya con más tranquilidad.

  • 5
  • 23.10.2014
  • 09:28:34 hs
Lizardo Valdivia López

Srta. Huamancha
Con mucho respeto, yo entiendo su posición en cuanto a cumplir si o si con los compromisos adquiridos con los clientes, eso es comprensible, pero no comparto su opinión y decisión de sacrificar el almuerzo de sus trabajadores en pro de ese compromiso, ya que en el corto plazo, se genera una percepción negativa que se va acumulando y se convierte en resentimiento y fastidio (aún así usted esté ahí presente acompañándolos y luego compartiendo el refrigerio).
Créame cuando le digo que ningún trabajador manifestara su pesar, así exista un gran clima de confianza, además de las complicaciones futuras de salud que genera el no almorzar a la hora que corresponde.
Atte.
Lizardo Valdivia López

  • 6
  • 23.10.2014
  • 10:36:29 hs
Luis Mejia Gonzales

Es importante ser estratégicos en el horario de trabajo, y ver la productividad del trabajador, un trabajador motivado vale por dos, en otros países solo trabajan de lunes a viernes o, en su defecto, dan dos días de descanso, respetando las ocho horas laborales, tanto el sector público como el privado.

  • 7
  • 23.10.2014
  • 11:55:48 hs
Jorge López

Algo que suele no comentarse es que si se le reduce el número de horas a los trabajadores, lógicamente recibirán un menor sueldo, proporcional a la reducción de horas. Por lo tanto, existe un dilema entre las personas que preferirían el status-quo para no recibir menos sueldo (puede que tengan deudas que pagar) y las que estarían abiertas a esta posibilidad. Usualmente los jóvenes no tienen deudas y es por eso que esta propuesta encajaría mejor para aquellos puestos donde entran a trabajar los “junior”; pero por otro lado son justamente ellos los que vienen con más energías y entusiasmo de trabajar si los comparas con el adulto promedio (que debe hacer un balance familia-trabajo).

Sin lugar a dudas, algo nuevo y no está de más hacer estas pequeñas pruebas para ver donde es que encajarían mejor.

  • 8
  • 24.10.2014
  • 10:08:35 hs
WALTHER

Ante todo debe primar en los trabajadores la disciplina, que nos hace mucha falta, el día que podamos ser disciplinados y seamos conscientes que el tiempo no se detiene sigue avanzando, podremos salir del hoyo en que estamos sumergidos. Tomemos conciencia que el futuro de nuestros hijos depende de nosotros poniendo orden y demostrando con nuestros actos a los demás.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Invirtiendo a futuro

Gino Bettocchi

La era inteligente

Rafael Lemor Ferrand

Doña cata

Rosa Bonilla

Blindspot

Alfonso de los Heros

Construyendo Xperiencias

Rodrigo Fernández de Paredes A.

Diversidad en acción

Pamela Navarro

Sin data no hay paraíso

Carlo Rodriguez

Conexión ESAN

Conexión ESAN

Conexión universitaria

Conexion-universitaria

Café financiero

 Sergio Urday

La pepa de Wall Street

Vania Diez Canseco Rizo Patrón

Comunicación en movimiento

Benjamín Edwards

Zona de disconfort

Alana Visconti

Universo físico y digital

Patricia Goicochea

Desde Columbia

Maria Paz Oliva

Inversión alternativa

James Loveday

Con sentido de propósito

Susy Caballero Jara

Shot de integridad

Carolina Sáenz Llanos

Detrás del branding

Daniela Nicholson

Persona in Centro

Cecilia Flores

Mindset en acción

Víctor Lozano

Marketing de miércoles

Jorge Lazo Arias

Derecho y cultura política

Adrián Simons Pino

VITAMINA ESG

Sheila La Serna

ID: Inteligencia Digital

por Eduardo Solis

Coaching para liderar

Mariana Isasi

El buen lobby

Felipe Gutiérrez

TENGO UNA QUEJA

Debora Delgado

De Pyme a Grande

Hugo Sánchez

Sostenibilidad integrada

Adriana Quirós C.

Gestión de la Gobernanza

Marco Antonio Zaldivar

Marca Personal 360º

Silvia Moreno Gálvez

Creatividad al natural

Andrés Briceño

Mindset de CEO

Carla Olivieri

Clic Digital

IAB Perú

Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina y el Caribe–

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia Rizo Patrón

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Profesor de ESAN Graduate School of Business Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Querido Gerente

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

Pierino Stucchi

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño