El impacto del fraude en las organizaciones

El número de organizaciones que ha reportado ser víctima de fraude a nivel global ha venido en aumento en los últimos años. De acuerdo con el Global Economic Crime and Fraud Survey de PwC de 2018, la cifra ha crecido en 13% en los últimos dos años, y una de las principales consecuencias es el incremento en el presupuesto destinado al plan para prevenir y combatir estas situaciones. Este planeamiento debe estar totalmente alineado con el avance de la tecnología, así como las nuevas formas de hacer negocios, para de esa manera combatirlo a la altura de la potencial forma en que éste se configure y manifieste.

nancy imagen 1De manera complementaria, las empresas están optando por implementar y/o reforzar otros controles preventivos como canales de denuncia a disposición de todos los grupos de interés y la concientización a todo nivel organizacional.

Sin embargo, para que estos planes de prevención funcionen, es importante tomar conciencia que el fraude perpetrado en las organizaciones tiene varias modalidades, que van desde la malversación de activos hasta el cibercrimen. Además, también existe el fraude llevado a cabo por los consumidores, el fraude contable (que ya vimos en una publicación anterior de este espacio), el lavado de activos y la corrupción, entre otros.

Un acto de fraude puede darse de forma interna o externa. De acuerdo con lo reportado por las organizaciones encuestadas, el primer caso, en el que el delito es perpetrado –el mayor número de veces- por alguien perteneciente a la compañía, ha mostrado una tendencia hacia el crecimiento, respecto a años anteriores.

nancy imagen 2En el segundo escenario, se reporta que los actores involucrados son de naturaleza muy cercana a las empresas a las que atacan. Es decir, en algunos casos son sus intermediarios directos e indirectos, consultores, proveedores y clientes, entre otros; lo que convierte a este en uno de los puntos más sensibles debido a la poca visibilidad que las organizaciones tienen sobre ellos.

Sin la menor duda, una de las consecuencias más significativas es la pérdida económica que tienen que asumir las compañías víctimas de estos eventos, lo cual en muchos casos representa un golpe difícil de superar.

Nancy imagen 3.1No obstante, no todas las pérdidas generadas por el fraude son de naturaleza económica o adoptan la forma de una sanción impuesta por el regulador. En esta era de transparencia radical, las empresas no deciden cuándo un problema se torna en crisis. Hoy en día eso es potestad de la opinión pública, la cual juzga y sanciona con mayor velocidad y dureza que cualquier regulador.

A diferencia de una sanción impuesta por un regulador o tribunal administrativo o jurisdiccional, la proveniente de la sociedad no se encuentra limitada a una jurisdicción, ley o debido proceso; por lo que un hecho de fraude podría dañar a la organización frente a sus consumidores en diversos puntos del mundo de manera simultánea, con un impacto más significativo que las simples pérdidas económicas.

Nancy imagen 3El escrutinio social no es un fenómeno aislado a los mercados desarrollados, diferentes culturas en el mundo muestran signos de convergencia alrededor de estándares de transparencia y expectativas de conducta. En naciones con un nivel de transparencia débil se ha visto protestas en las calles, así como políticos y empresarios encarcelados.

Ciertamente, ninguna organización está exenta y si bien un acontecimiento de este tipo puede tener serias repercusiones, también puede convertirse en una oportunidad para poner a prueba los sistemas implementados y hacer mejoras. En ese sentido, contar con mecanismos, como un Programa de Prevención de Fraude, es un gran activo que permite evitar o mitigar las consecuencias económicas de tales situaciones y ahuyenta los efectos reputacionales negativos, que son quizá el mayor condicionante a la sostenibilidad y supervivencia empresarial. Ya lo dijo Napoleón Bonaparte: “Una gran reputación es un gran ruido: cuando más aumenta, más se extiende; caen las leyes, las naciones, los monumentos; todo se desmorona. Pero el ruido subsiste”.

 

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Marca Personal 360º

Silvia Moreno Gálvez

Creatividad al natural

Andrés Briceño

Mindset de CEO

Carla Olivieri

Clic Digital

IAB Perú

Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Profesor de ESAN Graduate School of Business Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño