Cómo detectar, prevenir y mitigar el fraude interno durante la crisis actual

Las crisis por las que pasa una organización, cualquiera que sea su origen (interno o externo) o su alcance (local, nacional, regional o global), definitivamente afectan el normal desenvolvimiento de sus operaciones. Estos momentos de crisis sanitaria enfocan los reflectores principalmente en las ventas y/o ingresos, ya que este indicador, por el contexto, es el más sensible a sus efectos.

La experiencia nos ha enseñado que cualquier resultado positivo de un proyecto o producto bien concebido, de gran aceptación en el mercado, puede revertirse si no está adecuadamente soportado por un back office efectivo y eficiente.

En este contexto de crisis política y económica, junto con la sanitaria en la que el trabajo a distancia se ha establecido como una práctica normal de actividades, los casos de fraude interno están aumentando, consecuencia de una reactivación y reconfiguración del “triángulo del fraude”, probablemente por una estructura interna ineficaz a la luz de las nuevas circunstancias. Por ello es importante tomar acciones inmediatas para su prevención.  En ese sentido, a continuación presentamos seis pasos mínimos que deben considerarse para detener o mitigar los riesgos de fraude interno:

1. Actualizar la evaluación de riesgos de fraude e incorporar nuevos factores que surgen de la crisis del Covid-19.  Como sabemos, esta crisis es muy particular, diferente a otras, principalmente por la no presencia en los centros de trabajo.  El universo de riesgo de fraude desencadenado por esta pandemia, al igual que el impacto de sus riesgos epidemiológicos, aún no se conoce por completo.  Incluso los principales programas antifraude deberían actualizarse para los nuevos factores de riesgo que surgen de las respuestas a la pandemia: el cambio repentino y rápido al trabajo remoto, el uso de COVID-19 como señuelo de actualidad para campañas de ingeniería social y nuevos procedimientos para monitorear a los empleados, sus estados de salud y/o productividad, entre otros.  Además, se necesita diseñar e implementar nuevos procesos comerciales como parte de una respuesta Covid-19, pues los usos y costumbres de nuestros grupos de interés pueden, como de hecho ha sucedido, haber realizado cambios sustanciales en sus formas de relacionamiento; magnificando los riesgos de fraude interno existentes, al tiempo que potencialmente agreguen otros nuevos.

2. Identificar, clasificar y abordar los riesgos.  Es tiempo de cargar con un turbocompresor las técnicas de análisis y visualización de datos para obtener visibilidad en áreas de mayor riesgo de fraude.  Las herramientas de monitoreo del riesgo de fraude ayudan a identificar los potenciales problemas de riesgo.  Tomar conciencia que “información es poder” nos obliga empresarialmente, a considerar el valor que tiene nuestra información interna para decisiones futuras, sobre todo en temas de administración de los riesgos que impactan en el cumplimiento de nuestros principales objetivos organizacionales.

3. Actualizar los controles, políticas y procedimientos internos. La debilidad en los controles internos representa casi la mitad de los fraudes internos.  Es importante evaluar los controles, las políticas y los procedimientos internos existentes para determinar si las respuestas al contexto Covid-19 como el trabajo remoto, los ajustes de la cadena de suministro, el monitoreo del estado de salud de los empleados o el rastreo de contactos, deben generar una actualización, como ya se ha mencionado, a la luz de los riesgos emergentes producto de las nuevas circunstancias.

Al respecto, los ejecutivos de la segunda y tercera línea juegan un papel esencial en la identificación y evaluación de los riesgos más críticos que el Covid-19 ha creado o magnificado.  En ese sentido, se considera que los procedimientos de monitoreo independiente establecidos por los auditores internos se encuentran entre las técnicas antifraude más importantes dentro de las organizaciones.

4. Comunicar e involucrar a la empresa, el comité de auditoría y los auditores. Deben unirse para una estructurar, fomentar y definir una cultura más sólida de lucha contra el fraude.  Al establecer el tono adecuado durante las crisis, los directores ejecutivos y directores corporativos pueden moderar las presiones y justificaciones del fraude interno.

Es esencial involucrar proactivamente a los Comités de Riesgos y de Auditoría en discusiones con la segunda línea sobre sus responsabilidades de preparación y notificación de fraude.  También es fundamental mantener la confianza del mercado en la fiabilidad de la información de los informes financieros.  Los comités de auditoría deben centrarse en eso durante una crisis, especialmente una de estas magnitudes.

5. Investigar los incidentes de fraude externo con prontitud. Una práctica principal para evitar cometer un nuevo fraude es investigar y aprender del último. Sin embargo, según la Encuesta mundial sobre delitos económicos y fraude de PwC, la mitad de las empresas estadounidenses y el 44% de todas las empresas mundiales no realizaron una investigación después de su fraude reciente más dañino, y apenas un tercio lo informó a la junta.

6. Informar con anticipación. Revelar una situación fraudulenta en una etapa temprana puede dar como resultado un resultado más favorable con los reguladores y, potencialmente, disminuir la responsabilidad posterior.  Los reguladores con frecuencia otorgan créditos (desde sanciones reducidas hasta la denegación) a las empresas que “auto-informan” incidentes de fraude interno, mientras que las organizaciones que intentan ocultar pruebas de mala conducta se enfrentan a todo el peso de la ley.

Muchas empresas han caído en esta época por la pandemia. Aún estamos en tiempos de aprender, tiempo de traspiés y acción, tiempo de prueba y error.  Recordemos que “un tropezón puede prevenir una caída”.

 

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Creatividad al natural

Andrés Briceño

Mindset de CEO

Carla Olivieri

Clic Digital

Mariela Cardozo

Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño