La evolución de nuestro recurso más valioso

Cual bandada de palomas
que regresan al vergel,
ya volvemos a la escuela
anhelantes del saber.

Ellas vuelven tras el grano
que las ha de sustentar
y nosotros la idea
que es el grano intelectual …

¿Quién no cantó esta tonada de Virgilio Dávila (Poeta Puertorriqueño) en sus años de infancia? ¿Y cómo se relaciona su mensaje con la evolución del mercado laboral y el gobierno corporativo?

Más pronto que tarde, el personal de las empresas estará regresando paulatinamente a sus centros de labores, aunque una gran cantidad de compañías ya han tomado la decisión de retornar bajo un esquema “híbrido”, con condiciones y facilidades totalmente distintas a las que estábamos acostumbrados hasta 2019.  Algunos con la alegría o emoción de reencontrarse con sus compañeros de labores, otros no tanto porque ya se habían adaptado a una nueva forma de trabajo y liderazgo, no faltando aquellos que regresarán con una mezcla de sentimientos encontrados agravados por el temor de un posible contagio aun habiendo sido vacunados completamente.

No cabe duda de que nos toca desaprender gran parte de lo transitado para aprender nuevas formas de hacer negocios y junto con ello redefinir nuestro modelo de gobierno corporativo, conceptualizado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico – OCDE como “el sistema por el cual las sociedades son dirigidas y controladas. La estructura del gobierno corporativo especifica la distribución de los derechos y responsabilidades entre los diferentes participantes de la sociedad, tales como el directorio, los gerentes, los accionistas y otros agentes económicos que mantengan algún interés en la empresa”.  En línea con esta definición, las empresas tienen el gran reto de:

1. Fortalecer su capacidad estratégica y prospectiva
2. Realizar una clara identificación de sus grupos de interés junto con sus principales expectativas
3. Lograr un trato equitativo entre sus inversionistas
4. Ser una empresa socialmente responsable

Esta amplia definición obliga a la administración a reflexionar y actuar sobre la evolución de las actividades laborales y de sus colaboradores, como uno de sus principales grupos de interés; considerando los nuevos desafíos que debemos enfrentar a la luz de las actuales circunstancias sanitarias, económicas, sociales, medioambientales, entre otras de relevancia.

En ese sentido, si establecer un adecuado modelo de gobierno corporativo tiene que ver con la dirección y control de la compañía, cabe preguntarse qué está haciendo la administración con relación a la evolución de los negocios y junto con ello la implicancia en sus colaboradores.  Por ello me permito desarrollar los principales cinco pasos indicados en mi artículo anterior relacionado con una mejor preparación en tiempos de COVID-19:

1. El trabajo remoto con su variante semi presencial ha llegado para quedarse y toca prepararse para un trabajo remoto prolongado. La mayoría de las empresas deben mantener operaciones críticas a pesar de los desafíos del cierre de oficinas, el distanciamiento social y las restricciones de viaje, lo cual demanda proporcionar a la fuerza de trabajo acceso seguro a activos y aplicaciones críticos para que pueda hacer su trabajo de manera efectiva, sin perder de vista las amenazas adicionales del acceso remoto.  Integrar una base sólida de seguridad y privacidad para que pueda concentrarse en mantener las operaciones comerciales críticas sin exponerse a fraudes o problemas de cumplimiento.

2. Educar a la fuerza laboral sobre las amenazas. El personal es la primera línea de defensa. Los tiempos de estrés exigen reforzar el código de ética y demás protocolos, así como tranquilizar a los colaboradores sobre su valor como socios antifraude. Redoblar esfuerzos para educarlos sobre la ingeniería social y las técnicas de ataque por correo electrónico, entre otros. Y si se encuentran laborando de forma remota, asegurarnos que todos sean conscientes de qué comportamiento se espera de cada uno y qué recursos se encuentran disponibles para apoyarlos.

3. Comunicación permanente con todas las partes interesadas. No solamente con el personal, sino también con el directorio, accionistas, socios comerciales y reguladores hasta el público en general, es fundamental confirmar que todas las partes interesadas relevantes estén al tanto de los riesgos percibidos, las estrategias de prevención y los planes de contingencia, tan pronto y específicamente como sea posible. En una encuesta reciente de PwC donde se preguntó qué área es la más vulnerable ante una crisis grave, el 23% de ejecutivos en los Estados Unidos indicó que era sus comunicaciones con sus grupos de interés externos.

4. Estar atento a la extensa red de socios comerciales. Los proveedores, terceros y otros socios comerciales pueden ser una ventana para el fraude. ¿Puede identificar y dar cuenta de todos sus terceros clave? ¿qué tan bien posicionados están para continuar apoyando sus esfuerzos de gestión del fraude en tiempos de crisis? ¿son lo suficientemente fuertes financieramente para capear esta tormenta? ¿pueden proporcionar mantenimiento continuo y respuesta de emergencia? Y, si no pueden, ¿tiene un proveedor alternativo que pueda intervenir

5. Mejorar los procesos de detección de fraude. Los fraudes de naturaleza transaccional, como el fraude de clientes, los ataques cibernéticos y la apropiación indebida de activos, se pueden detectar mediante tecnologías de detección de fraude que aprovechan la analítica avanzada.

Como ya lo expresamos, ahora nos ha tocado gestionar en un ambiente en donde la administración de nuestros recursos y de los riesgos asociados han adoptado un nuevo rostro que nos obliga a cambiar el enfoque de cómo administrar los negocios para lograr los objetivos deseados. Ya las circunstancias hicieron su trabajo y cambiaron todo. La pregunta que surge ahora es: ¿nosotros hemos cambiado?

Quizá llegó el momento de reflexionar sobre lo señalado por Herbert Gerjuoy hace años y citado igualmente por Alvin Toffler: “Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no puedan aprender, desaprender y reaprender”.

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Creatividad al natural

Andrés Briceño

Mindset de CEO

Carla Olivieri

Clic Digital

IAB Perú

Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño