¿Es la tecnología un riesgo emergente?

Hoy somos más conscientes que la tecnología ha transformado nuestra vida de manera integral, y esto aplica desde el momento en que llegamos a este mundo. Hace 20 años, relativizándolo, equivaldría a sólo un día desde que los fenicios eran los principales protagonistas comerciales en el mundo; era impensable que las criaturas de tres años tenían que ir al nido a dar sus primeros pasos en el “camino académico” y ahora es impresionante verlos interactuar tan naturalmente con tablets y/o smartphones y, en ocasiones no son pocas las oportunidades que aprendemos de ellos.

En ese sentido, todos estamos de alguna forma u otra familiarizados con las facilidades que nos brinda la tecnología y que éstas pueden ser utilizadas, como todo en la vida, de buena o de mala forma. No hay día carente de una noticia referida a un crimen cibernético, que se ha convertido en una de las principales amenazas de fraude que enfrentan las empresas.

De acuerdo con la última Encuesta de Fraude y Crimen Económico Global de PwC, publicada en abril de 2022, se indica que el sector de tecnología, medios y telecomunicaciones experimentaron la mayor incidencia de delitos cibernéticos (50%), seguidos por las industrias de servicios financieros (44%), salud, gobierno/sector público (40%) y manufactura industrial (32%), respectivamente. En adición, los ataques se vuelven cada vez más sofisticados.

Un tema relevante a mencionar es que la creciente madurez del sector de la tecnología, medios y telecomunicaciones ayudaron a identificar un aumento significativo de la actividad de fraude desde 2020, es decir, en plena época pandémica.

Igualmente, de acuerdo con la encuesta, el fraude de clientes y la apropiación indebida de activos son los delitos más comunes que sufren las organizaciones, independientemente de sus ingresos y esto se traduce generalmente en suplantación de identidades para realizar compras, solicitar préstamos o manejo de datos personales y dentro de ellos los datos sensibles, por mencionar algunos casos.

Por otro lado, el 40% de las organizaciones que se enfrentan al fraude lo han experimentado en plataformas digitales en crecimiento de uso permanente, como redes sociales, servicios (viajes compartidos, alojamiento, entre otros) y el comercio electrónico; que abren la puerta a los riesgos de fraude y delincuencia económica. Por ello, en el ámbito deportivo, durante esta época cercana al mundial de fútbol, hay que estar muy alertas con estos riesgos.

Uno de los aspectos que nos deja la pandemia, entre otros de relevancia como el cuidado de la salud, va de la mano con las consecuencias e impactos que ella ha tenido en nuestra vida empresarial:

Como se puede apreciar, es indudable que el trabajo remoto trajo como consecuencia un debilitamiento de nuestros modelos de gobierno corporativo y de los sistemas de control interno dado que la percepción de nuestros riesgos asociados cambiaron, tanto en concepto como en su probabilidad de ocurrencia e impacto; y muchas organizaciones no tuvieron la agilidad suficiente como para gestionarlos a tiempo, generando resultados incrementales de los riesgos de mala conducta, delitos cibernéticos y riesgos de plataforma.

Asimismo, los riesgos emergentes, como el fraude en la presentación de informes ESG – Environmental, Social and Corporate Governance (alterar las declaraciones ESG para que no reflejen realmente las actividades o el progreso de una organización), y el fraude en la cadena de suministro; tienen el potencial de causar mayores trastornos en un futuro no muy lejano. Esto último se ve claramente potenciado por el conflicto entre Rusia y Ucrania y que el mundo entero sufre sus consecuencias, lo que antes podía demorar tres meses en llegar al puerto del Callao, hoy en día puede demorar 5 meses o más.

No cabe duda que la defensa contra las amenazas externas requiere una nueva forma de pensar, desaprender para aprender y, como comentamos líneas arriba, la tecnología no es algo nuevo por lo que sus riesgos asociados no deberían ser considerados riesgos emergentes, sino  todo lo contrario. “Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no sepan aprender, desaprender y reaprender” (Alvin Toffler).

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Marca Personal 360º

Silvia Moreno Gálvez

Creatividad al natural

Andrés Briceño

Mindset de CEO

Carla Olivieri

Clic Digital

IAB Perú

Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Profesor de ESAN Graduate School of Business Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño