Ciudades (empresas) amuralladas

En la antigüedad, era común que las ciudades construyeran murallas a lo largo de todo su perímetro para protegerse de los ataques, ya que estas impedían o dificultaban el ingreso de los enemigos y les permitían salvaguardar sus familias, ciudadanos, activos, etc. Algunas ciudades tenían una sola línea de defensa, como la de Ávila en España, y otras dos líneas, como la de Constantinopla, hoy Estambul.

Actualmente ya no es necesario ingresar físicamente a las ciudades, entiéndase empresas, para devastarlas y reducirlas a escombros, como hacían Atila y sus hordas en su afán de expandir sus dominios. Hoy, en un mundo tan globalizado, virtualizado y digitalizado, los medios y métodos han cambiado. Las murallas protectoras siguen existiendo y mantienen un nombre similar, firewall, que no es más que una pared diseñada para cortar el fuego, es decir, impedir que ingresen enemigos / personas no autorizadas / “virus” a los sistemas de las empresas para causar daños a la organización. Estos perjuicios pueden ser de diferente índole, siendo el común denominador un daño financiero importante, e incluir, entre otros: robo de información crítica (cartera de clientes/proveedores, metodologías, fórmulas, estadísticas propias del negocio desde su constitución), malversación de fondos (sustracción de fondos), extorsión / secuestros de data (si no se paga se elimina la información de la base “infectada”), etc.

El riesgo que tiene una empresa de ser atacada virtualmente es permanente, basta que cuente con un sistema pequeño o una computadora, por no hablar del internet de las cosas. Es por ello por lo que, en la actualidad, en tiempos de pandemia y otras situaciones de crisis que nos está tocando gestionar empresarialmente, se exige que las organizaciones mejoren sus procesos y capacidades técnicas; y que adopten controles internos más efectivos y eficientes. Recordemos que la velocidad en el avance tecnológico nos debe impulsar a estar siempre atentos sobre la eficacia de las “murallas” y de las consecuencias de no tenerlas.

De acuerdo con la Encuesta Mundial de Delitos Económicos y Fraude 2022 de PwC, los perpetradores del fraude pueden ser internos y externos, siendo estos últimos los que están tomando preponderancia en la vulneración de las organizaciones:

PerpetradoresfraudeGráfica

Por otro lado, los perpetradores internos se derivan sustancialmente por la materialización de los riesgos de mala conducta, así como de los riesgos de fraude que no hayan sido adecuadamente identificados en el contexto de nuestra propia empresa y la industria a la que pertenece. Por ellos, en línea con el COSO – Fraud Risk Management Guide, se deben tomar en consideración los siguientes aspectos:

  1. Implementar una política de gestión de riesgos de fraude como para del modelo de gobierno corporativo
  2. Realizar una evaluación rigurosa del riesgo de fraude
  3. Seleccionar, desarrollar y desplegar actividades de control de riesgos de fraude tanto preventivas como detectivas
  4. Implementar un proceso de reporte de fraude y un acercamiento para la investigación y acciones correctivas
  5. Monitorear el proceso de gestión de riesgos de fraude, reportar los resultados y mejorar el proceso.

Igualmente, no debemos perder de perspectiva el impacto catastrófico que podría generar la colusión entre actores internos y externos.

Finalmente, debemos indicar que la mejor forma de enfrentar y salir fortalecidos de una situación de crisis y de incertidumbre es contar con un modelo de gobierno corporativo acorde con la estrategia y ciclo de vida de la compañía, que permita a su vez gestionar los principales riesgos, dentro de ellos los de fraude y cumplimiento. Para ello es necesario establecer un sistema de control interno junto con planes de acción que permitan gestionarlos a niveles acorde con los niveles de apetito y tolerancia al riesgo de la empresa, y dentro de una estructura que considere como base un modelo de las 3 líneas que permitirá proteger a la organización y estar siempre “amuralladas”: “No siempre puedes controlar el viento, pero puedes controlar tus velas” (Bob Chope).

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Marca Personal 360º

Silvia Moreno Gálvez

Creatividad al natural

Andrés Briceño

Mindset de CEO

Carla Olivieri

Clic Digital

IAB Perú

Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Profesor de ESAN Graduate School of Business Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño