Manipulación de información como tipología de fraude

Una de las definiciones del fraude lo califica como una “acción contraria a la verdad y a la rectitud, que perjudica a la persona contra quien se comete” y de esta manera lograr un beneficio directo o indirecto; entendiendo a “persona” como aquella natural o jurídica.

En el ámbito empresarial, de acuerdo con el Manual de la Asociación de Examinadores de Fraude Certificados (ACFE por sus siglas en inglés), los fraudes ocupacionales son aquellos cometidos por personas naturales relacionadas con una empresa: empleados, ejecutivos o propietarios y también aquellos grupos de interés externos.

Asimismo, de acuerdo con ACFE, existen tres tipos principales de fraude ocupacional:

1. Corrupción
2. Apropiación indebida de bienes
3. Manipulación de información

Desarrollando el fraude ocupacional relacionado con las declaraciones fraudulentas como parte de la manipulación de información financiera, éstas refieren a las informaciones falsas que brinda una empresa con la finalidad de lograr un beneficio o perjudicar a un tercero. Estas declaraciones pueden ser de índole no financiero y financiero.

En el campo no financiero, están los fraudes relacionados con asuntos administrativos (emisión de una constancia de trabajo, emisión de un diploma o título por parte de una institución educativa, acreditación de una certificación, entre otros). Obviamente estamos frente a la entrega de documentación por servicios no brindados ni obtenidos de acuerdo con los procedimientos formalmente establecidos con la finalidad de demostrar y reflejar una imagen y reputación inexistentes y falsas.

En el campo financiero, esta tipología de fraude puede estar relacionada tanto con la sobrevaluación como con la subvaluación de la situación financiera de una empresa. Hay muchas formas de lograrlo, dentro de ellas, considerando interpretaciones antojadizas o creativas de las normas contables y/o de las normas tributarias a las cuales está sujeta una organización y entre las cuales podemos mencionar:

1. Sobrevaluación en la generación de ingresos, relacionadas por ejemplo, con ventas y/o servicios ficticios
2. Anticipación de ingresos, particularmente relacionados con trabajos en proceso
3. Revaluación de activos más allá de su valor de mercado; sean éstos relacionados con inventarios y/o inmuebles, maquinaria y equipo
4. Omisión del valor de mercado de los valores negociables o inversiones cuando estos sean menores al costo de adquisición
5. Subvaluación de provisiones, tales como cobranza dudosa, obsolescencia de inventarios, depreciaciones, entre otras
6. Obligaciones y/o pasivos no registrados por servicios y/o productos efectivamente recibidos
7. Diferimiento de gastos

Estos solo son algunos de una extensa lista de ejemplos, que no es limitativa gracias al ingenio de aquellos que buscan presentar una posición financiera que no tiene un real y efectivo respaldo en activos y pasivos de una organización. Como lo hemos indicado, lo antes mencionado busca mejorar la situación financiera de una empresa, por lo que la misma puede empeorarse, aplicándolos en sentido contrario.

Hemos explicado “qué es” y “cómo” se puede cometer un fraude financiero o también llamado manipulación de información financiera. En lo que respecta al “para qué” o “por qué” se cometen; podemos indicar que estos fraudes igualmente se cometen para lograr un beneficio personal o para la empresa. Algunos ejemplos están relacionados con:

1. Lograr la aprobación de una línea de crédito
2. Levantar capital privado/público
3. Participar en licitaciones que requieren niveles mínimos de ingresos
4. Imagen y posicionamiento de la empresa
5. Vender/comprar empresas o escindir una unidad de negocio
6. Pagar menos impuestos
7. Cumplir con los objetivos estratégicos planteados, usualmente asociado al pago de bonos por cumplimiento de metas a la plana gerencial

A todo esto ¿cuál es el rol del directorio con respecto a este tipo de situaciones? Al ser el órgano administrativo y representativo más importante de la organización, cuyas principales funciones están relacionadas con la fidelidad hacia la misma, así como el llevar a cabo procedimientos de debida diligencia para garantizar el valor y los intereses de una empresa; le corresponde supervisar y monitorear todas las actividades críticas de la compañía.

Su papel es sumamente sensible, más aún cuando desde el punto de vista legal y bajo ciertas circunstancias, entre ellas la negligencia grave, los miembros del directorio responden de manera solidaria por los daños y perjuicios que causen a la empresa, a sus accionistas o a terceros. Dicho de otra forma, el patrimonio personal de un director puede verse impactado fuerte y directamente.

Finalmente, y en línea con lo mencionado en el párrafo anterior, uno de los comités especializados que generalmente se constituyen en el ámbito de un directorio, como parte de un robusto gobierno corporativo de una organización, es el comité de auditoría que, como mejor práctica empresarial, se sugiere esté conformado por directores independientes.

Este comité tiene fundamentalmente la responsabilidad de velar por la veracidad de la información financiera, así como de la adecuacia de los procedimientos y actividades de control de la organización, alineadas con los principales riesgos de la compañía; de tal manera de asegurar que la información que fluye interna y externamente esté exenta de errores materiales, intencionales o no, dentro de las circunstancias. Para ello, debe establecerse un nivel de coordinación muy estrecho entre los miembros de este comité con la gerencia general y sus gerentes de soporte, así como con los auditores externos e internos de la organización.

La honestidad es un regalo muy caro. No la esperes de gente barata” – Warren Buffett.

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Marca Personal 360º

Silvia Moreno Gálvez

Creatividad al natural

Andrés Briceño

Mindset de CEO

Carla Olivieri

Clic Digital

IAB Perú

Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Profesor de ESAN Graduate School of Business Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño