CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

La crisis de Volkswagen, cuatro claves para abordar el caso de fraude

volkswagen-crisis-diesel-fraude-medio-ambiente-2

Que Volkswagen haya contratado a Kirkland & Ellis, la firma de abogados que atendió una de las crisis globales más representativas de los últimos años: el derrame de petróleo en el golfo de México de parte de Britsh Petroleum, creo que nos da una idea clara de la gravedad del momento para la icónica marca alemana de automóviles.

Pero la idea puede quedar corta, porque los 18000 millones de dólares que se estima pagará la marca como sanción por los 482 mil autos en los Estados Unidos, con el software adulterado para ocultar su alto nivel de contaminación, van a quedar cortos. Solo sumémosle los 29000 millones que ya se estima ha perdido Volkswagen en su valor bursátil, y ya vemos que el golpe financiero puede ser literalmente devastador.

volkswagen-crisis-diesel-fraude-medio-ambiente-4

Fuente: BBC Mundo

Estamos frente a una crisis que será caso de estudio y marcará un hito en el mundo de las empresas, y por ello vale un análisis para entender todo lo que implica el fraude de una marca icónica con los criterios de la reputación. 

volkswagen-crisis-diesel-fraude-medio-ambiente

Negocio no solo son ventas

Queda claro que el objetivo de negocio detrás fue el de siempre, vender y vender. ¿Está mal? Claro que no, solo que la rentabilidad en las empresas ya no se mide solo por cuánto vendes sino también por cómo lo haces, y entonces entran factores que son determinantes, desde el efecto social que se genera y la transparencia en las operaciones, entre otros.

volkswagen-crisis-diesel-fraude-medio-ambiente-3

Volkswagen sabía que las regulaciones respecto al nivel de contaminación de los vehículos, son mayores en Estados Unidos que en Europa. Por ello, en vez de invertir en la mejora del producto, se invirtió en tapar su deficiencia, y así tratar de recuperar un mercado donde solo tenía el 2% de participación.

La emisión de gases tóxicos ya era un problema de reputación para Volkswagen desde hace algunos años. Recordemos los virales de Greenpeace y todo su movimiento con más de medio millón de personas que después de 2 años llevó a la marca a comprometerse con los objetivos de eficiencia energética de la Unión Europea para autos en 2020. Pero parece que todo fue teatro.

Sí, Volkswagen ha vendido muchos autos en los últimos años, pero de ellos, 11 millones tienen el software fraudulento instalado. O sea que el problema real va más allá de los Estados Unidos, y la campaña ThinkBlue de la marca hace sentir engañados a clientes y no clientes, hasta en mi caso, he cerrado mis últimas presentaciones con uno de los copys de esta campaña mundial. 

volkswagen-crisis-diesel-fraude-medio-ambiente-thinkblue-branding

Mis últimas conferencias las he cerrado con esta publicidad de Volkswagen que vendía la campaña “Thik Blue” y usaba como inspiración las pinturas del surrealista belga René Magritte. Para mí era un ejemplo muy bueno del manejo de branding y reputación. Ahora tendrá que ser de branding y CRISIS de reputación. Una lástima.

La cultura de valores soporta el negocio

Pero si las ventas por sí solas no determinan el negocio, y ya sabemos que la responsabilidad social es muy importante sobre todo en uno de los sectores que más contamina el ambiente, los valores éticos detrás de la operación pueden significar miles de millones de dólares como podemos ver.

La dimisión de Martin Winterkon, CEO de Volkswagen, responde justamente a ello. El fraude es tan sistemático, que para muchos resultará imposible creer que la alta dirección no haya estado al tanto. Ya se habla de responsabilidad criminal que recaerá en personas de la empresa. El hecho es que el encubrimiento de la marca sobre la deficiencia de sus autos muy lejos de estándares internacionales, tenía como principal objetivo engañar a los reguladores, pero por defecto también a los clientes que compraron el discurso ecológico de la marca. La verdad que todos los stakeholders han sido impactados, desde accionistas hasta ONGs. 

Este texto dentro de la web de Volkswagen, ya podría ser considerado como publicidad engañosa.

Este texto dentro de la web de Volkswagen, ya podría ser considerado como publicidad engañosa.

La falta de aplicación efectiva de valores sociales le está pasando la peor de las facturas a Volkswagen. Revisen su web, y todo su discurso de sostenibilidad se reduce ahora a letras en una web, y solo eso. ¿Será la única marca automotriz con este problema? Seguro que no.

La reputación y su poder en efecto dominó

Sabemos que un problema de reputación puede afectar a toda la empresa, y comprometer a la alta dirección en tiempo récord. Pero cuando una marca es líder no solo de un sector, sino referencia de un país por estar ligada a su historia de desarrollo industrial, los efectos son amplísimos.

Como efecto dominó menciono dos de los más importantes.

  • Todas las marcas del grupo están comprometidas. Ya un modelo de Audi está en observación por este caso. Y los medios hablan de revisión de la marca SEAT, y de todos las marcas del grupo en Europa y el mundo. Entonces podemos estar viendo todavía la punta del iceberg de los efectos del ya llamado #DieselGate.
  • La canciller alemana, Angela Merkel, ya ha pedido la máxima transparencia a la empresa, porque la industria alemana también puede recibir el impacto de la crisis de Volkswagen. Creo que para una gran mayoría, hasta hace una semana, la tecnología alemana era sinónimo y estándar de alta calidad. Habría que hacer un estudio 6 meses después de este escándalo más allá de la industria automotriz que de hecho no se recuperará tan rápido. La crisis de reputación de una marca líder puede afectar también a su país.
volkswagen-crisis-diesel-fraude-medio-ambiente-angela-merkel-alemania

La atención de Angela Merkel sobre la marca debe ser mucho mayor que antes, por motivos poco felices, la reputación industrial de Alemania también se ve comprometida.

 

¿Qué es lo que debe hacer Volkswagen?

Qué difícil situación. Sobre todo porque aún no se toca fondo. Podemos definir dos objetivos para Volkswagen, uno para el corto plazo, y otro de más largo aliento.

  • Resistir el impacto económico que compromete hasta a los accionistas, pago de multas, devolución de dinero a clientes, posible reducción drástica de las ventas.
  • Recuperación de la confianza en el mercado.

Frente a ello algunos pasos que Volkswagen debe tener ya en consideración.

1. Dimensionar el impacto económico mundial

La marca debe tener una proyección del peor escenario que se avecine, porque no me parece tan exagerado el titular de RPP donde se hablaba de quiebra. Hay que proyectar la dimensión del golpe para ver de dónde y cómo lograr recursos para la recuperación.

2. Proteger a las demás marcas del grupo

Aunque la marca paraguas esté en crisis, se debe hacer el deslinde en el caso de SEAT y Audi, siempre que sea posible. De todas maneras ya hay informes de que la filial española tiene casi medio millón de vehículos con los motores manipulados, y se reporta el mismo caso para un modelo de Audi, pero de todas maneras ayudará tratar de resolver la crisis en los nichos naturales creados por las marcas del grupo.

3. Definir las acciones inmediatas y futuras para recuperar la confianza

Queda claro que esto no se resuelve con un comunicado y acciones de corto plazo más disculpas sinceras. El problema es de integridad, por lo que el primer paso será reconocer todas las faltas -si quedarán pendientes algunas- y revisar los valores internos de la empresa para un cambio real, desde los directivos hasta el último de los empleados. El cambio empezará por dentro.

4. Recuperar las buenas relaciones con cada uno de los stakeholders  relevantes.

Desde los clientes, reguladores, el propio gobierno alemán,  hasta las ONGs, el trabajo es de gran escala y muy diferenciado. Apelar a la historia de la marca, su trascendencia, su protagonismo en el mundo creo que sería un punto importante. Lo sucedido es gravísimo pero no define los 78 años de historia de la marca. Tal vez debería volver a los orígenes, recordemos que “Volks Wagen” significa ’automóvil del pueblo’, de hecho el escarabajo original era un auto hecho para las mayorías, hasta que se dirigió solo a las elites con el nuevo Beetle. Tal vez en sus orígenes esté el oxígeno de recuperación de la marca, siempre que supere el terremoto de grado 10 en sus finanzas por la crisis.

5. Mapear y acercarse a los clientes/fans de corazón, de toda la vida de la marca 

Este punto va de la mano con el anterior. Hay gente que debe ser fan de toda la vida de la marca, en su más amplio significado. ¿Cómo se sentirán ellos ahora? Y no pensemos solo entre los clientes de a pie, también pensemos en celebridades, autoridades, periodistas, en fin, en todo sector profesional y social, seguro que hay un fan de Volkswagen, a ellos se les podría pedir un apoyo, tras la limpieza interna de la marca, por supuesto.

Mi conclusión

Cafeteros, un caso complejo, de espanto. El escenario por el que ninguna empresa quisiera pasar pero, como ya hemos dicho más de una vez: por muy fuerte que sea tu branding -y tu historia- no estarás libre de una crisis de reputación. Esperemos que Volkswagen pueda salir de esta, pero la lección para la marca alemana y para todos, está clara. Enfocarte solo en las ventas, perder tus valores y olvidarte del efecto social de tus operaciones con tal de aumentar las ganancias, es el peor de los negocios. Aprendamos todos.

Temas relacionados

- Publicación de la investigación de la Environment Protection Agency (EPA) norteamericana sobre el caso Volkswagen 
- ¿Cómo lograba Volkswagen hacer trampas en las pruebas a sus coches? (El País 24/set/2015) ç
- Cómo dos ecologistas descubrieron por casualidad el engaño de Volkswagen (The Huffington Post 22/set/2015)

 Cafés relacionados

 - Promoción Gratis: Los efectos de “La Fuerza” de Volkswagen (11/feb/2011)

COMENTARIOS

  • 1
  • 24.09.2015
  • 11:40:12 hs
Luigi Casanova

Excelente análisis Milton! Definitivamente queda la lección “Lo barato sale (muuuy) caro”, más aun yendo en contra de los valores de la marca y engañando a quienes confían en tu marca. Una cosa es equivocarse innovando y otra muy diferente es equivocarse en contra de los valores. En la primera tienes perdón y un gran aprendizaje, en la segunda pierdes toda tu reputación y confianza. Estaremos atentos en cómo termina este caso. Que vuelvan los escarabajos :)

  • 2
  • 24.09.2015
  • 01:31:27 hs
luisa

lo q habría q preguntarse sobre el origen de la transgresión de valores, quien fue directores, gestores, técnicos y quien autorizo u ordeno. Para conocer el nivel de gravedad de esta acción de implicancia económicas, valores, marca, etc…

  • 3
  • 24.09.2015
  • 05:01:47 hs
FRANCISCO ZAMBRANO (@PacoZ2010)

Excelente análisis, amplio, profundo y objetivo. últimamente he leído a muchos tendenciosos

  • 4
  • 24.09.2015
  • 08:28:04 hs
juan carlos espinoza tapia

Es la primera vez que leo tu columna y me parece muy interesante tu apreciación,la verdad es que uno crea una empresa con tal de generar ganancias pero teniendo responsabilidad social,no solo se trata de vender y ganar dinero ,donde quedaron los valores como la honestidad y veracidad.siendo realistas no creo que esta empresa pueda salir de su crisis porque a defraudado a muchos de sus clientes fieles que confiaban en ella, y una reputación dañada no se restablece de la noche a la mañana.Espero que esto nos sirva de lección a todos los empresarios que siempre debemos actuar con buenos valores y principios, y las cosas vendrán por si solas.

  • 5
  • 25.09.2015
  • 12:00:07 hs
Alberto Flórez

Siendo un pésimo ejemplo de engaño corporativo, con el fin de vender más, por encima de los valores éticos y mintiendo a SUS propios clientes y al mercado, creo que se está haciendo “leña del arbol caido”

Pregunto: ¿es el único ejemplo de engaño masivo a consumidores?

Desgraciadamente no. Tal vez es el engaño más grande, pero por desgracias hay muchos, muchísimos más que no han sido descubiertos todavía y/o que habiendo sido descubiertos, incluso con multas muy grandes, pasan desapercibidos.

Y para esto último el mejor (o peor) ejemplo son las empresas farmacéuticas, pues TODAS las grandes han recibido multas multimillonarias por fraude a SUS consumidores y sin embargo, ni son noticia, ni renuncian sus ejecutivos…. como quien dice “pan de cada día”… no pasa nada.

  • 6
  • 25.09.2015
  • 01:31:03 hs
angela

Un análisis claro y preciso esto nos demuestra que VENDER y VENDER para Ganar Utilidades, sin tomar en cuenta el factor social , ECONOMICO Y ECOLÓGICO, trae esta consecuencia, en Japón paso con el escándalo contable de TOSHIBA , lamentablemente la crisis de Volkswagen ha ocasionado que se registren pérdidas significativas en la Bolsa de Tokio en un 4% , Susuki es la mas afectada en cambio Nissan y Honda en una caida mas leve .
Toyota la lider en Japon y la segunda en el mundo mantiene su perfil bajo para evitar comparaciones y solo desea mantener su rentabilidad y reforzar su competitividad.

  • 7
  • 25.09.2015
  • 11:34:35 hs
Christian Castillo

Toda situación complicada conlleva a una oportunidad. Nadie quiere estar en este escenario, pero si ya te encuentras ahí, hay que aprovecharlo y tratar de utilizar esa atención para mostrarle a tu público tu verdadera potencialidad. Ya tienen la atención de todo el mundo, no de la forma en que quisieran, pero ya la tienen. Ahora es momento de quemar cerebro con todo el equipo y aprovechar esa atención. A veces mientras más fuerte es una crisis, más fuerte se hace una empresa al salir de esa situación, pero requiere demasiado esfuerzo, como todo lo bueno que se consigue en esta vida. A ver si se da el efecto ave fenix con Volkswagen o simplemente sigue cayendo en un abismo sin fondo.

  • 8
  • 25.09.2015
  • 11:48:21 hs
daniel gonzáles

Es un caso emblemático por la trascendencia de la marca, son más de 80 años de respaldo en la calidad de sus productos y sobretodo con la identidad de un país.
Si bien es cierto no es ni será el último, lo que si debemos tener claro es que una empresa debe regirse por sus valores siempre, a todo nivel, desde el operario hasta los directores.
Nos queda claro que la idea no es vender por vender sino la de suplir una necesidad del cliente.

  • 9
  • 27.09.2015
  • 11:05:58 hs
Sara Paz Soldan

Excelente análisis, sólo quiero decir que el pintor René Magritte no es portugués, sino belga

    • 10
    • 27.09.2015
    • 12:26:04 hs
    mvela

    Sara, muchas gracias por la corrección, lapsus -porque lo fue- corregido. ¡Saludos!

  • 11
  • 27.09.2015
  • 11:49:37 hs
Javier

Al igual que cuando estábamos en “vacas gordas” en España, con el “gobierno” de Aznar y con tantas Aydas de fondos estructurales europeos y créditos baratos. Sin embargo, nuestra Balanza Comercial era negativa, muy negativa y muchos de mis amigos, muy bien preparados pero, como se decía entonces, “sin encontrar trabajo de lo suyo”. Yo, que no entiendo de Economía, veía que algo no encajaba, … pero en España había progreso
Poco entiendo de coches, lo justo para conducir bien el mío “un Gasolina”, pero prefiero transportarme en Bicicleta, Transporte Público o Ferrocarril si es posible. Con ésto, a lo que voy es que, ya se sabía, no era un secreto, que los Diésel emiten partículas contaminantes y metales pesados muchísimos peores que los Gasolina, sin embargo en el mundo hipócrita de los amantes de vehículos a motor (que forma parte d todas las familias, incluida la mía) los Diésel triunfaban como la coca cola. Así que los inversores de VW no tienen que e estar tan preocupados, a los compradores de Diésel no les ha importado nunca lo que contaminan estos coches, las víctimas y los engañados no son ellos, somos los demás, que respiramos más mierda de la que pensábamos que respirábamos por culpa de los compradores de Diésel.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Creatividad al natural

Andrés Briceño

Mindset de CEO

Carla Olivieri

Clic Digital

Mariela Cardozo

Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño