Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Dominos Pizza: “No hay cliente pequeño, ni local grande!”

El reciente incidente en la Cadena Dominos en el Perú donde un consumidor reportó la existencia de una cucaracha en su pizza ha generado indignación del público y una extensa viralización en redes sociales. Recientemente la matriz internacional decidió cerrar temporalmente todos los locales de Dominos Perú en resguardo de las condiciones de salubridad y su propia imagen.

Es claro que este incidente conlleva una reflexión a las empresas y una innegable lección de cómo NO proceder en circunstancias de insatisfacción del consumidor legítimamente probada. En verdad, y desde una perspectiva de consumidor, no se trata tanto de la cucaracha, sino de lo que sucedió después de ella. La cucaracha la puedes perdonar, pero no la respuesta de la gerente.

En este post nos gustaría analizar algunas de las posibles verdades humanas (insights) que se ocultan tras el incidente y podrían contribuir a explicar la indignación experimentada por el ciudadano de a pie.

Dominos

 “La gente no se acordara de lo que dijiste, sino como lo hiciste sentir”

El caso de Dominos no es aislado. Hace algunas semanas las noticias reportaban la existencia de una rata en el Patio de Comidas de Lima Plaza Norte; y también de un problema con vasos en Cinemark que luego fue desmentido.

La  rata de Plaza Vea no tuvo tanto efecto como cucaracha de Dominós. Es perturbador. Para algunos “perdonas la rata, pero no la cucaracha!” La Rata la puedes aislar, la cucaracha no.   “Deja sus larvas en la comida” Psicológicamente los insectos se constituyen en símbolo de preocupaciones diarias y de los temores más arraigados (mancharse, ensuciarse, contaminarse).  La cucaracha es también una metáfora del irrespeto al que una compañía puede llegar. En el inconsciente popular, es símbolo de DEGRADACION.

Aquí hay también un tema cultural: la oferta actual en restaurantes del mercado peruano es suficientemente buena para que una compañía pueda generar un problema de este tipo y que resulte encima “ensuciado”.  Es una especie de agravio por comparación. “no acepto que alguien venga a tratarme tan mal” Al consumidor le ofende que un proveedor de comidas ofrezca un servicio malo porque el mercado de comidas está muy bueno. Esto hace el problema más grande aún.

“No hay cliente pequeño, ni local grande!”

Este caso demuestra también el gran poder del prosumidor, es decir de los consumidores que alzan su voz y la hacen visible a través de las redes sociales cuando sienten legítimamente mellada su honra y desatendidas sus necesidades. Se trata de prosumidores con voz de largo alcance. En el caso de Dominós tenemos entendido que el consumidor era un periodista, esto es, un profesional de las comunicaciones que maneja los medios y sabe cómo hacer llegar una opinión.

Aquí el mensaje clave es que NO hay “cliente cucaracha”, no puedes subestimar a nadie….el peor enemigo para un restaurante es un comensal peruano insatisfecho y mal atendido con voz y capaz de elevarla. Hoy en día cualquier persona tiene un poder en sus manos que es comunicar a través de las redes sociales que lo moleste  “No me midas por el tamaño de mi bolsillo, sino por la fuerza de mis ideas” Las Redes Sociales son el nuevo megáfono. Es el nuevo libro de Reclamaciones, el más efectivo y también el más memeable! (viralizable).

Puedes perdonar la cucaracha, pero no la respuesta del Gerente!

Esta última fue mucho más desagradable que el propio bicho. Aquí el aprendizaje clave para las empresas de servicios es que “no hay cliente pequeño, ni local grande!” no puedes subestimar a nadie….el peor enemigo es un consumidor insatisfecho con voz y capacidad para elevarla.

Por lo demás, la cucaracha es un síntoma de un problema mayor. La reflexión que se hace el consumidor es “Si la pizza tiene una cucaracha, ¿cómo estará la tienda entera?”….la cucaracha no solo apareció en la pizza, psicológicamente manchó/infectó toda la marca Dominós incluido a sus gerentes y personal. Y esto parece ser el síntoma de una enfermedad pre-existente. Desde una perspectiva psicológica parece una metáfora de una infección generalizada en el negocio.

La RESPONSIVIDAD Empresarial: Si fallas en responder más de una vez es porque tu problema es más  grande que la cucaracha!

No basta explicarse, hay que excusarse…y hay que hacerlo con empatía.  La RESPONSIVIDAD. Se define como la capacidad de responder y ser flexible. Dominós se han equivocado 4 veces! (respuesta al propio consumidor,  la respuesta del equipo legal,  respuesta en las redes sociales, y la respuesta de la propia gerente). En este panorama el consumidor legítimamente piensa “Si 4 veces fallas, es porque tu problema es más grande que la cuchara!”

Tal parece que ninguna de las personas que estaba en Dominós Perú estaba preparado para responder; pero en el pasado esta compañía tuvo dificultades en responder también. Todos recordamos el caso de USA que originó una crisis reputacional. En el reciente caso, no han manejado bien el reclamo y la respuesta hizo más daño que el propio bicho!. La frase de la Gerente “somos pizzeros, no comunicadores” es poco afortunada. ¿Qué nos dice esta respuesta? Que en Dominós son capaces para administrar pero no para comunicarse ¿?. En el actual panorama empresarial de alta competencia y sofisticación creciente del consumidor, la habilidad comunicativa es clave.  No basta ser talentoso (hacer buenas pizzas), sino saber llegar a la gente con un servicio de excelencia (atención y servicio).  Las compañías que mejor éxito tienen no son aquellas que gestan transacciones, sino relaciones, y son capaces de traducirlas en valor para sus accionistas y consumidores.

¿y tu, cuál crees que es la lección o aprendizaje en este caso?

 

COMENTARIOS

  • 1
  • 05.02.2015
  • 10:14:20 hs
Eduardo

Excelente comentario. Falta de visión de la gerencia

  • 2
  • 05.02.2015
  • 10:16:32 hs
Godofredo Vigil Saavedra

Lo que ha quedado muy grabado en las retinas de los televidentes y anteriormente de los internautas es el GUSANO que aparece en la escena en una pizza, la nota que leemos habla de una Cucaracha, por lo que, o se debe aclarar en esta nota o se debe indicar que no es un gusano.

Esta nota en lugar de analizar el tema desde la óptica que se desee, genera más contradicciones, porque indicaría que además de la rata de plaza vea que se menciona, del gusano en Dominós ahora aparece el tema de una Cucaracha nuevamente en Dominós.

Ya esta lanzada el comentario o análisis, sin embargo, se debe aclarar y los analistas remitirse a lo aparecido o denunciado y a partir de allí construir su discurso.

Gracias por la atención

  • 3
  • 05.02.2015
  • 10:55:36 hs
Jorge Luis

Excelente Comentario todo servicio o producto debe ser de calidad; sino tarde o temprano esta condenado al fracaso y a la quiebra. Una gran responsabilidad para los emprendedores peruanos.

  • 4
  • 05.02.2015
  • 11:22:52 hs
Ynes

Con mucha modestia:
En Resumen, lastimosamente para Domino’s y su grupo de colaboradores, no se han identificado con la empresa de la cual son parte.
Si ellos no se involucran como debe ser con la Institucion en la que colaboran para que el Servicio que prestan a los clientes sea A 1, porque asi deberia ser, entonces me pregunto que servicio otorgan?, peor si se trata de un problema con el SERVICIO AL CLIENTE.
Urgente, rediseño de estructura organizacional moderna … proyectar la estrategia de la organización, o sea definir el … Se determina desde el punto de vista del cliente, no de la empresa.
Comunicacion Basico a todo nivel.

  • 5
  • 05.02.2015
  • 12:42:46 hs
José C.

Muy interesante su opinión y 100% de acuerdo, no hubo buena comunicación, no se acepto el error al 100%, pero aún me pregunto: por qué el consumidor (periodista) no devolvió la totalidad de la pizza? o es que recién se dió cuenta de la cucaracha en el último “slide”???

  • 6
  • 05.02.2015
  • 12:51:11 hs
Alejandra Alvarez Blass

El tema no es la cucaracha, son las respuestas desatinadas de cada una de las caras de Dominos. Lo que realmente debio pasar es pedir disculpas, entender al cliente. Ponerse en el lugar y se podrá comprender la indignación que uno siente, cuando se siente burlado. Por otro lado, esa experiencia el cliente nunca olvidará y posiblemente podría convertirse en un agente “terrorista” en vez de resaltar lo genial de tu marca..sólo contará lo negativo. A la larga eso se convierte en atentados que pueden convertirse en el fin de tu marca.

  • 7
  • 05.02.2015
  • 01:00:50 hs
Andrea Portella

Muy interesante este artículo, creo que es el primero que de verdad nos comenta que podemos hacer en un caso así y no tiene como prioridad destruir la marca. Coincido con siempre tener un plan de contingencia ante cualquier crisis, no solo en off sino ahora también en redes sociales, donde nuestro público objetivo está. Y he aprendido que en una situación así debes salir a responder por el canal donde se inició todo pero buscando siempre llegar a un consenso con el cliente para hacerlo sentir parte de nosotros como empresa, pues de un mal momento puede salir también una oportunidad. Saludos.

  • 8
  • 05.02.2015
  • 04:13:05 hs
Edgar Catacora

Como es arriba, es abajo. Las ‘fallas’ (cucaracha) y desaciertos (manejo del problema, respuestas) son consecuencia de que algo no anda bien arriba. Las empresas que se estiman, tienen mecanismos de control que llegan a todos los niveles (y que además de llegar, verdaderamente controlan). Estos métodos y prácticas probadas les aseguran lograr su objetivo: controlar y asegurar la calidad. Definitivamente hay algo que han dejado de hacer en casa matriz. La cucaracha viene de más arriba. ¿De qué les sirve sancionar o suspender acuerdos cuando ya el daño está hecho?.

Y no se puede perdonar la respuesta, pero tampoco la cucaracha, un cabello puede ser, pero una cucaracha, NO, en ninguna parte que se ponga en peligro la salud.

  • 9
  • 05.02.2015
  • 07:47:41 hs
Alfredo Lazarte

El cliente siempre tiene la razón. Un caso similar pasó algunos años atras con Braillard y con la respuesta de los representantes hoy se volvió a cometer el mismo error: responsabilizar al cliente, en vez de pedirle disculpas.

  • 10
  • 05.02.2015
  • 08:18:25 hs
Cesar Beltran Richardi

Como usted bien ha dicho, como es posible que no sepan comunicar ni usar el criterio, parece que los puestos de ahora se regalan, cualquiera puede ser Gerente pero un Gerente no puede ser cualquiera, solo queda usar un buen planeamiento estratégico a corto plazo y un espectacular marketing digital.

  • 11
  • 05.02.2015
  • 08:42:12 hs
Raul

1. No previnieron esta crisis
2. Con la crisis encima, se demoraron en reaccionar
3. Cuando reaccionaron lo hicieron de la peor forma, sin medir las consecuencias, sin prepararse
4. Cuando salieron a comunicar tampoco se prepararon, menos consultaron a alguien que sepa de manejo de crisis.

Les salió carísimo

  • 12
  • 05.02.2015
  • 10:24:58 hs
JAYO ZAPLER

La respuesta “Somos pizzeros, so somos comunicadores” es pésima por una razón obvia: Son muy malos pizzeros, pues que se sepa la cucaracha no es un ingrediente de ninguna pizza..!

  • 13
  • 06.02.2015
  • 06:24:58 hs
mario calderon

El problema debió resolverlo la administración del local. El que transporto la pizza no tenía las facultades. Esto se volvió una bola de nieve y ahí están las consecuencias.

  • 14
  • 06.02.2015
  • 08:58:30 hs
william

un buen articulo, hay que entender el “NUEVO PODER”.

  • 15
  • 06.02.2015
  • 08:59:08 hs
FELIX JOSUE OLAYA RAMIREZ

Deberia mejorar el control de calidad de cada empresa con respecto a los producoso y/o servicios que ofrecen , pero sobretodo un control constante de los entes fiscalizadores de salubridad. Caemos en el juego de asumir que como la marca es extranjera se asume que esta todo conforme. Sin embargo al margen de que la marca sea foranea o nacional deberian contar con todos los estandares de calidad a fin de evitar perjudicar al consumidor. Desde mi perspectiva Dominos Pizza debera hacer una reingenieria antes de volver aperturar sus tiendas, empezando desde la imagen, mobiliario, productos, etc, RELANZARSE. Recordemos que es mas alto el costo recuperar al cliente que gestionar uno nuevo.

  • 16
  • 06.02.2015
  • 09:07:53 hs
daniel

que no se crea que solo en el Peru sucede esas cosas,en EEUU encontre un cabello en kfc y el administrador me dio una explicacion como si yo fuera el que lo puso pero segun el me regalaria el doble de mi pedido,asi que en todas partes se cocina las habas

  • 17
  • 06.02.2015
  • 09:10:50 hs
JOSE LUIS ALARCON FORONDA

Muy mala la reaccion y respuestas del personal de Dominos.
En ocasion anterior en otra cadena de pizas de USA encontre un perno en la piza. el personal inmediatamente investigo y enconto que uno de los focos que iluminan el espacio de preparacion de la pizas le faltaba un perno (el que cayo a mi piza y asi la hornearon). Pidieron las disculpas, nos reemplazaron la piza y nos dieron una piza familiar para llevarla a la casa. Al sair del local nuevamente nos dieron escuzas por el perno en mi piza.

  • 18
  • 06.02.2015
  • 09:12:24 hs
Mario gironda

Simple,la gerenta actuó, sobrada, pedante e ignorantemente como si nunca hubiera seguido cursos de relaciones humanas, marketing, hasta psicología , no debe tener un máster, un diplomado…. dominós es una transnacional….fallas y estas fuera….en un negocio pequeño, hasta el gerente y su personal deben tener un grado de conocimiento para hacer manejable exitosamente su empresa….como dominós se permitió….4 fallas , yo retiraría a la gerenta y pondria a todo el personal a estudiar….es un equipo, son quienes representan a la empresa…. ahhh, y como ellos mismos alegan…son maltratados…y quieran lo o no…jamas se identificarán con su empresa…por ende nunca habrá celo en su trabajo…..no recogerán el papel tirado en el piso…me explique?, es un problema de educación… limpieza,orden….en fin cultura general….

  • 19
  • 06.02.2015
  • 09:18:43 hs
RAFAEL ALARCON CHAVEZ

El problema no fue la “cucaracha” , si no la reaccion de la empresa. Toda empresa es vulnerable a incidentes que puedan dañar su reputacion o imagen, pero el detalle esta en como respondes o cuales son tus acciones para salir de dichas dificultades.
La experiencia esta en los problemas y en los errores que atravesamos a los largo de nuestra vida empresarial y personal, pero se tiene que aprender de ello y NO VOLVER A COMETERLOS.

  • 20
  • 06.02.2015
  • 11:13:17 hs
Joss

Independiente de si tenia razon o no el cliente (luego a mi parecer se demostro que si), la forma como afrontaron el problema fue realmente catastrófica. Pienso que faltó ponerse en los zapatos del cliente, empatía al responder y si nada temían pues invitarlo al local y a las instalaciones donde se prepara la pizza, en vez de eso optaron por estar a la defensiva, es mas creo que contestaron sin pensarlo mucho y con el catálogo de víctima frente a un “ataque terrorista”.
La lección definitivamente es: “Como no responder ante una situación adversa”.

  • 21
  • 06.02.2015
  • 11:25:21 hs
lorenzo

Muy interesante su análisis que llama a reflexión de como estar preparados para gestionar adecuadamente una situación de crisis, del que ningún negocio de cualquier giro está libre. Lo importante una vez mostrada la crisis es adoptar una postura de humildad y sencillez, la soberbia en estos casos resulta ser una mala aliada. Se debe procurar dominio propio al hacer uso de la comunicación y recordar que de la abundancia del corazón habla la boca. En un mundo económicamente globalizado donde las Tics son herramientas fácilmente disponibles, no hay mejor decisión que reconocer nuestros errores y enmendarlos para beneficio del consumidor y de nuestra organización. Saludos

  • 22
  • 06.02.2015
  • 03:14:20 hs
Mónica

Excelente articulo.
Una recomendación. Revisen la ortografia. Hay varios errores. Por ejemplo Responsabilidad se a escrito con “v” debiendo ser con “b”

  • 23
  • 06.02.2015
  • 04:45:55 hs
César

Este caso ha dejado en el público, una serie de lecturas que se le puede dar y además lecciones que ojala queden en el subconciente para ser más cuidadosos.

El caso es muy grave, porque abre el telón del traspatio, de la cocina, a la imaginación del consumidor, no solo en el caso Domino’s sino de los demás negocios de comida.

Particularmente, nunca he consumido una pizza en Domino’s porque nunca me pareció agradable el ambiente que se respira en sus locales (un tanto tétrico) no es acogedor. En materia de comidas frecuento locales que conozco y que tienen un ambiente en el que se respira aire puro. El ambiente es importante.

Domino’s tiene problemas graves, que al parecer no los superará tan fácilmente: maltrato a sus trabajadores, mal remunerados, sin pagos de sus derechos sociales, descuido total de sus locales, trabajadores desalentados, etc.

Al parecer, sus propietarios no tienen la mas minima idea de lo que significa administrar un negocio de alimentos o no les interesa otra cosa que ganar el dinero fácil.

  • 24
  • 07.02.2015
  • 11:08:43 hs
alfredo

La gerente de Dominós Pizza así como los gerentes de Cine Planet y Pizza Hut no se supone que son gente profesional que tienen Diplomados y Maestrías en Administracion de Empresas y Atención al Cliente en buenas universidades de prestigio, me pregunto como habrán aprobado sus estudios?

  • 25
  • 07.02.2015
  • 04:11:23 hs
Ysrael

Estoy 200% de acuerdo con tu artículo y todas las opiniones vertidas en él.
Saber de la presencia de la cucaracha en esa comida me dio mucho asco pero la respuesta de la gerente (quien en lugar de ayudar a su empresa la hundió más) me produjo ira y profunda desazón.
Qué lástima con algunos peruanos supuestamente inteligentes y cultos.

  • 26
  • 07.02.2015
  • 11:48:24 hs
Germain Rueda Gonza

Las ultimas semanas hemos sido testigos de noticias similares, las ratas en Plaza Lima Norte, los pericotes en Cineplanet, las etiquetas en el tomate de Mc Donald y un largo etc. Se ha criticado con justa razón, las faltas a las normas de higiene de estas importantes franquicias; sin embargo, entiendo que estas franquicias operan con procedimientos estrictos de salubridad impartidos desde las matrices. Quienes las llevan en practica?. Pues nosotros, los peruanos, o acaso no tenemos amigos, hermanos, primos, sobrinos que trabajan en alguna de esas franquicias. No es acaso el gerente de Dominos un profesional de nuestro sistema educativo, quizá proveniente de una prestigiosa universidad, con MBA en curso o ya culminado?. Es una pena que como fuerza laboral no tengamos un claro compromiso de los objetivos y normas de las empresas que nos acojen y por nuestras irresponsabilidades dañemos la reputación de empresas que han bregado arduamente por ser reconocidas mundialmente como lideres en su sector. En el ultimo CADE se argumentaba que el Perú estaba encaminado a ser un país del primer mundo, a veces el pesimismo me vence y pienso que no lo lograremos si continuamos con una educación y una aptitud de país del cuarto mundo.

  • 27
  • 09.02.2015
  • 10:28:37 hs
Yanina Paredes

Muy buen articulo, la soberbia, la falta de interés en el cliente se manifestó desde el repartidor hasta la Gerente y dejo ver que no invierten en capacitaciones a su personal “repartidores” sobre temas como atención de quejas, reclamos, insights. Una empresa que no trata bien y no motiva día a día a su personal no puede esperar que estos traten bien o reaccionen al menos con sentido común ante un reclamo. Encima los afecta la burocracia porque el repartidor no sabia o no podía decidir en ese momento por si mismo que hacer….. sino que tuvo que consultar a uno y quizás este a otro para dar una rpta.

  • 28
  • 09.02.2015
  • 10:40:15 hs
Jhimmy Antaurco

Hola, muy bueno tu articulo, en este tipo de casos un gerente que maneja la situacion de manera adecuada, calmada y cordial ganara un cliente en vez de perder miles.
Como mencionas no subestimar al cliente es la clave y en segundo lugar creer en lo que manifiesta, muchas veces pedir pruebas fehacientes genera malestares que pueden jugar en contra, basta con la minima prueba para actuar.
Tambien se estila invitar al cliente a ver las instalaciones de la planta para demostrar los controles sanitarios que puedas tener, pero sobre todo aceptar que por mas controles que tengas a veces suceden casos fortuitos que los sobrepasan, por ello de manera escrita o verbal mostrar tu agradecimiento al cliente por permitile ver en que estan fallando y poder mejorar.
Muy buena leccion la que no deja dominos

  • 29
  • 10.02.2015
  • 12:14:22 hs
Oscar

Gran reflexión estimada Cristina. Estoy completamente de acuerdo con tu artículo. En estos últimos días se ha demostrado que no hay consumidor pequeño, ni mucho menos “medible”, ya que con una sola foto y “posteada” al facebook, se puede acabar en segundos con la reputación e historia de una marca (embarcadero fusión, san joy lao, etc).
Saludos,

  • 30
  • 10.02.2015
  • 07:03:24 hs
LUIS MANUEL ROSADO VILCHEZ

Nuestro clima en Lima es muy humedo y el verano se ha presentado muy caluroso, condiciones interesantes para que los garrapatudos insectos que les denominamos cucarachas ( y que tienen canción)hagan de las suyas por todo lado, casas, colegios, hospitales y por último restaurantes la sensación del momento en la comida que te llevas a la boca y lo peor del caso la emblemática cocina peruana se puede venir abajo por un tema de insectos repulsivos. Es muy importante tomar en cuenta el Codex Alimentarius y las Normas Haccp que nos indican cómo manipular los alimentos cuando estás en el negocio de la comida para personas y no de animales. Pero ¿ quien cumple estas especificaciones en el Perú?, la verdad no he visto hasta ahora un local que indique la certificación bendita y espero que a nuestro emblemático Gaston Acurio no se quede sin hacer nada sobre el tema. Soy un comensal esquisito que reniega cuando algo esta mal y no me interesa si rataouille esta a cargo de mis sagrados alimentos en cuanto su preparación (como se dice en el extraordinario film cualquiera puede cocinar) lo que me interesa es que cuando termine de alimentarme me caiga bien y no tenga que correr como en Le Mans o la Chutana para ir al baño. Por lo demás mala, pésima la respuesta de los encargados de responder ante la queja amarga del cliente con su cucarachita martina en pizza.

  • 31
  • 11.02.2015
  • 10:10:37 hs
LUNYE PEREZ

Mi comentario es lo siguiente cuando uno crea una empresa no solo es para generar dinero, si no tambien cumplir con las expectativas del cliente, ese hecho de Dominos es muy indigante para todo el Peru que lo consume; quien sabe que por año lo estuvo haciendo, no solo es maltrato a la marca, si no tambien a su personal en conjunto que se calla por estos hechos ; son los consumidores los heroes quienes al final dan la cara, en conclusion empresas como esta o franquicias deben ser clausuradas para jamas volver a abrir.

  • 32
  • 11.02.2015
  • 05:48:59 hs
JIM PEÑA

coincido, el problema es peor cuando al cliente no le muestras signos de consideración, puesto que nos gusta ser escuchados y mucho mas aun cuando la razón esta de nuestra parte, lo que me intriga es, que como es posible que siendo hoy por hoy “la capacidad para comunicarse” una herramienta básica para gerenciar una organización, los ejecutivos de DOMINNO PIZZA carezcan de algo tan fundamental, puedo esperar esto de micro empresarios aquella personas que administran su negocio por instinto, pero no de ejecutivos de DOMINO PIZZA, esto me hace entender que los que nos formamos en universidades de provincia no estamos lejos.

Saludos.

  • 33
  • 12.02.2015
  • 07:40:22 hs
RAFAEL RAMIREZ

A este paso ,en la famosa feria Mistura ,van a tener que agregar un pabellón de stands donde les enseñen a los que están en el negocio de comidas que normas , habitos , productos ,frecuencias ,etc deben conocer para brindar una comida rica y preparada de manera higienica y responsable.
No solo se trata de jactarse de serel mejor cocinero ,sino el mas responsablecon todo el proceso de cocina y atención a sus comensales. no solo el ambiente dondecomen los clientes debe estar limpio y brillnate ,también los ss.hh ,la cocina y los propios trabajadores.

  • 34
  • 13.02.2015
  • 08:59:40 hs
karla romero

Domino´s lucía desprolija desde hace 3-2 años, al menos en Camacho los baños eran calamitosos y las moscas por las mesas parte de la decoración, se notaba indiferencia de los empleados ya que no mejoraba la situación ,pero más indiferencia de los dueños …. siquiera visitaban los locales de comida ? Creo que tal vez los Boloña son así de sucios en sus casas?

  • 35
  • 19.05.2015
  • 05:59:00 hs
Daniel

El problema es aceptar el error. luego corregirlo en el acto, para después tomar medidas en todo el negocio, antes resarcir los daños al agraviado y como dices con una buena comunicación. Pero no lo hacen. Los gerentes no se pusieron en ese escenario y trataron de hacer lo mejor, que se tradujo en acción peor.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño