Corrupción bajo la lupa

Eduardo Herrera Velarde

Llegó la responsabilidad “administrativa” de la persona jurídica

Contra todo pronóstico, en el último día de plazo de las facultades delegadas, se sancionó el Decreto Legislativo N° 1352 que amplía los delitos incluidos en la norma original (Ley N° 30424). Es decir, de ahora en adelante, además del delito de cohecho trasnacional, las personas jurídicas (las empresas, por ejemplo), podrán responder ante un juez penal por los delitos de corrupción y lavado que se cometan en su seno.

 

A PREPARARSE. El gran reto está ahora en las empresas: deben contar con un sisterma de prevención de delitos real y no cosmético que les permita enfrentar exitosamente la corrupción.

A PREPARARSE. El gran reto está ahora en las empresas: deben contar con un sisterma de prevención de delitos real y no cosmético que les permita enfrentar exitosamente la corrupción.

La salvación de toda empresa –pública o privada–  para evitar responder ante un fiscal o juez penal, en el contexto reseñado, será tener un sistema de prevención de delitos en su interior como reza la norma. En otras palabras, deberá contar con una serie de disposiciones internas que se puedan documentar para probar –llegado el caso– que la empresa hizo todo lo posible para evitar que esos delitos se comentan.

Son varias las resistencias a la norma. La más delicada es el temor que genera enfrentar –de ahora en más– a la persona jurídica al sistema de administración de justicia que todos conocemos (y padecemos).

¿Se encontrará el fiscal en posición de entender cómo funciona una empresa por dentro? ¿O podrá un juez penal discernir cuando una empresa funcionó con rasgos organización delictiva o cuando, simplemente, evidenció un caso puntual de corrupción que no compromete a toda la estructura?

Además de lo mencionado, la norma integra un actor más: la Superintendencia de Mercado de Valores (SMV) como ente opinante. En todos los casos en los que se pretenda imputar a una persona jurídica, la SMV actuará como “aduana” para determinar si hay o no elementos. Salvando las distancias con el sistema de administración de justicia, las interrogantes son esencialmente las mismas.

Mi posición respecto a la norma fue siempre directa: una norma escalonada que incluya –como obligación– primero, como requisito de elegibilidad, a aquellas empresas que participan en los distintos concursos públicos estatales (en donde se generan las más grandes posibilidades de corrupción) pero sin responsabilidad “penal” directa, sino con una entidad reguladora que vaya sentando prácticas correctas y preparando todo en ese sentido.

No obstante lo mencionado, el gran reto queda ahora en manos de la misma empresa: tener un sistema de prevención de delitos real (no cosmético) que permita enfrentar con éxito cualquier embate. A prepararse se ha dicho.

Están todos los lectores cordialmente invitados a comentar este artículo en el foro. Y si desean tener una comunicación más personal y directa conmigo, pueden escribirme a mi correo electrónico: eherrera@escudoazul.pe

COMENTARIOS

  • 1
  • 10.01.2017
  • 03:55:54 hs
DAVID SIMBRON

Era esencial y urgente que esta norma entre en vigencia, porque la criminalidad organizada esa desbordando al estado utilizando empresas para lavar activos como actividad principal, se crea empresas fachada con el único propósito de blanquear dinero sucio ya sea del narcotrafico o de otros delitos y como la doctrina y las leyes todavía están en el siglo XX, con su “Societas Delinquere Non potest”. Las bandas nos están desbordando, creo que todavía hay que hacer mas sobre la responsabilidad penal de la persona jurídica en el Perú.

Un cordial saludo al panelista.

    • 2
    • 16.01.2017
    • 09:27:27 hs
    empresa-y-riesgo-penal

    Efectivamente. La norma aludida se refiere a un aspecto de la criminalidad a través de empresas que es el pago de sobornos a compañías extranjeras. Hace falta contar con un instrumento más amplio y general que involucre todas las posibilidades de delito; pero también es importante que se comience con aplicar los instrumentos con los que se cuenta como es el compliance, tanto en el ámbito público como en el privado.

  • 3
  • 10.01.2017
  • 06:04:15 hs
José Aliaga Santander

La Corrupción es el lastre que agobia a nuestro país, por ello es muy alentador que se esté haciendo algo para frenar este flagelo; pero se debe hacer algo para sancionar a los funcionarios que realizan actos de corrupción para incrementar su patrimonio, sin que nadie les diga nada; el ejemplo mas cantado es la corrupción que es acostumbre en EsSalud, ya que para obtener un cargo es necesario por costumbre aportar una cantidad de dinero, para el “jefe” – Arequipa.

    • 4
    • 16.01.2017
    • 09:26:29 hs
    empresa-y-riesgo-penal

    Estimado José. El gran problema de los casos de corrupción es la dificultad de la prueba. Algunas soluciones posibles son buscar el incremento patrimonial del funcionario o un operativo para atraparlo con las manos en la masa. De todos modos, lo que sí te invito a hacer es tomar acción.

  • 5
  • 10.01.2017
  • 07:50:05 hs
Juan Carlos

En efecto, el reto principal es que nuestros magistrados (PJ y Ministerio Público) entiendan cuando estamos frente a un escenario delictuoso y diferenciar este escenario de otro actos como planificación laboral, tributaria, societaria o comercial…. por ahora el Ministerio Público no tiene la capacidad para entender hechos fraudulentos tanto en el sector privado como en el público; el Estado debe invertir en esa linea en capacitar y/o poner a los profesionales correctos.
Saludos

    • 6
    • 16.01.2017
    • 09:26:03 hs
    empresa-y-riesgo-penal

    Así como se requiere formar a los servidores públicos en mecanismos para prevenir la comisión de delitos, también es necesario formar adecuadamente a los magistrados en una especialidad de identificación de ilícitos penales cometidos por empresas y funcionarios estatales. De acuerdo con tu reflexión, Juan Carlos.

  • 7
  • 11.01.2017
  • 10:05:21 hs
Marks

Una de las formas de prevenir la comisión de delitos dentro de las instituciones, es que las mismas cuenten con personal idóneo, preparada, de acuerdo al perfil del puesto que ocupa; lo dicho tiene razón de ser por cuanto la mayoría de personas jurídicas (públicas o privadas) esta plagada de personas que son designados o contratados a dedo, los mismos no tienen noción de lo que van hacer y como no están preparados se dejan captar por otras personas de la misma entidad o terceros para que a cambio de un estipendio o beneficio realicen o emitan un acto en sus beneficio, que a la larga se verá evidenciado cuando la entidad de muestras de pérdidas económicas o no cumpla sus metas trazadas…

    • 8
    • 16.01.2017
    • 09:25:41 hs
    empresa-y-riesgo-penal

    Totalmente de acuerdo, Marks. Hace falta introducir la profesionalización de la carrera pública. No basta con ser un profesional en el área indicada para cubrir un puesto en el Estado. Es importante que los funcionarios tengan vocación de servidores públicos, lo cual se debe inculcar en una escuela con nivel de educación superior. Muchas gracias por participar.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto Stein

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia Rizo Patrón

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Corrupción bajo la lupa

Eduardo Herrera Velarde

Pablo O'Brien

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Tacos Fuertes

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Dominguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño