Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Las normas intangibles: empatía

Hace no mucho tuve un pequeño debate en Twitter cuando sugerí que, en un caso concreto de feminicidio, hacía falta empatía de parte de la institución (Policía Nacional) que debía ser la encargada de la protección a la víctima. El caso fue típico. La víctima no fue escuchada en su denuncia y luego, días después, la mataron.

La reacción fue virulenta como suele suceder en esta red social de la cual estoy pensando seriamente retirarme. Me tildaron de “facilista”, concepto que, según el diccionario, señala a una persona que se esfuerza poco o que es “poco elaborada”.

Me pidieron también que indique cómo se lograba la empatía. Por ejemplo ¿bajo qué estructura se podía generar empatía? ¿cuál sería la base procesal? ¿qué reglamento habría de emitirse? Y cosas como valor del proyecto, entre otras. En suma, me pedían algo más tangible.

Seguramente, en países como los nuestros, decretar la obligación de ser empático puede incluirse en una norma legal, un código o un reglamento; la verdad a estas alturas de paranoia positivista nada me extraña. Así como odiar es un delito, no ser empático también podría serlo.

Adoptando la crítica de ser facilista, además de otros ataques personales (y no al argumento) luego de mi tweet, debo de decir que no veo algo tan difícil actuar con empatía. En el caso, si una mujer acude a una dependencia policial a denunciar que la pareja le amenaza con pegarle o ya lo ha hecho, existen dos posibilidades: una buscar un pretexto (falta de tiempo, por ejemplo) o ponerse en el lugar de la denunciante. Si quien recibe la denuncia es mujer es mucho más sencillo. Si es hombre bastaría con preguntarse ¿cómo reaccionaría si esa persona fuese mi madre, mi hermana o mi hija? No es difícil, aunque es vital detenerse unos segundos, ponerse en esa situación y luego actuar. Verán que la conducta varía.

Actuar con empatía es totalmente trasladable a otras circunstancias de nuestra realidad. Por ejemplo, en el tráfico cuando alguien te pide le des paso o, en el caso de una empresa con atención al público, cuando el funcionario se coloca en la posición del reclamante por un mal servicio.

La empatía, muy posiblemente, en el caso de una empresa, no se puede medir en los resultados de fin de año de manera directa, pero genera una mejora en las relaciones. Las instituciones prestan un mejor servicio, las empresas generan fidelidad, en suma, se produce cohesión que lo que le hace falta a los países para el desarrollo. Ahora, esto es un proceso que debe de empujarse cotidiana y paulatinamente, sin descanso y sin esperar resultados inmediatos. No existe una norma legal para ello, no es necesario, simplemente -fácilmente- hay que practicarla constantemente.

No puedo decir mucho más y muy posiblemente para algunos, les parecerá una absoluta abstracción lo que señalo acá. Si pues, fatalmente estas acciones inmateriales tienen esa naturaleza. En un mundo de materialidades, de objetivos tangibles, de tiempos cortos y metas, resulta crucial, si queremos generar cambios sostenibles, apostar por eso que no es tan sencillo de percibir con los sentidos, pero que sin duda tiene la potencia de generar modificaciones trascendentes. Varias normas, las sanciones, todo eso podrá coexistir; sin empatía, la conducta seguirá repitiéndose varias veces más.

 

Lima, 30 de diciembre de 2019

 

Eduardo Herrera Velarde.

COMENTARIOS

  • 1
  • 31.12.2019
  • 01:46:50 hs
carlos báez lecourt

Estimado Eduardo, feliz 2020 desde chile, se alcanza empatía cuando somos capaces de ponemos en el lugar del otro en cualquier circunstancia, por eso es difícil de lograr y conservar porque exige humildad, autocrítica y sabiduría, para reconocer los valores del interlocutor cualquier sea su condición o relación contractual.. Es una actitud ante la vida que se va adquiriendo poco a poco, no hay grado universitario ni profesional que lo imparta, más bien todo lo contrario, lo cual no significa que se renuncie a esa condición.

  • 3
  • 01.01.2020
  • 10:40:39 hs
Genaro Del Carpio

Hola estimado Eduardo. Me es francamente imposible entender como puede haber personas que no entiendan el fondo de lo que explicas con mucha claridad. Quiero pensar que se trata de personas con muy poca o nula experiencia de trato con público en el ámbito empresarial. Estuve leyendo varios artículos sobre el comportamiento de los denominados psicópatas, uno de los rasgos que lo definen claramente a estos delincuentes según importantes estudios en penales de México, es su absoluta falta de EMPATÍA, es decir, no tener conciencia del dolor ajeno.
Estimo Eduardo, que así como hay personas que lejos de discrepar contigo alturadamente y con argumentos válidos y utilizan el lado primitivo de su cerebro para atacarte en forma personal, hay también una inmensa cantidad de peruanos que coinciden con tus ideas que de repente no comentan como yo, por lo tanto, continua en ese camino. Soy un seguidor tuyo. Mis mejores deseos en este año 2020. Un abrazo

    • 4
    • 04.02.2020
    • 08:45:09 hs
    empresa-y-riesgo-penal

    Muchas gracias Genaro por seguirme. Un abrazo y próspero año 2020.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Marca Personal 360º

Silvia Moreno Gálvez

Creatividad al natural

Andrés Briceño

Mindset de CEO

Carla Olivieri

Clic Digital

IAB Perú

Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Profesor de ESAN Graduate School of Business Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño