Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

¿Por qué Martín? ¿por qué otra vez?

¿Ocultar información es igual que mentir? ¿puede decirse que una persona que miente constantemente es mentirosa? ¿puede entonces tener un cargo público de confianza? ¿puede merecer nuestra confianza?

La fragilidad humana nos llevaría a pensar que quien no ha errado, quien no fallado simplemente no ha vivido. Así, la mentira es un pecadillo dentro de la maraña de miserias que ostentamos todos. Como aquella justificación de Luis Bedoya a favor de su hijo acusado de corrupción: “ha cometido un pecado, pero no un delito”; alegación deslucida viniendo de alguien que representa un ícono en la política nacional. En fin, pues se trata de alegación de un padre en favor de su hijo y allí todo cambia de plano.

¿Qué debemos exigir en nuestros políticos si al fin y al cabo son seres humanos? De Vizcarra se ha dicho de todo, hasta incluso, “que es el padre que todos los peruanos necesitan”.  Hoy ha llegado a ser comparado con un reptil en un reciente libro del periodista Carlos Paredes. De héroe a villano en pocos meses. Calificaciones al fin y al cabo para un personaje que es más común de lo que creemos en nuestra política nacional.

La cuestión se relativiza cuando se trata de mentiras cercanas o de alguien que nos simpatiza, como un candidato, por ejemplo. Conforme he ido leyendo los planes de gobierno de los distintos candidatos para analizar lo que se propone sobre materias como reforma de justicia y lucha contra la corrupción, he encontrado de todo: mentiras abiertas (cosas que no se pueden hacer legalmente), omisiones (cosas que no se explican y solo se dicen), etcétera. Si una persona es capaz de mentir u omitir información cuando es candidato ¿podemos confiar en el/ella para autoridad?

Ahí vamos otra vez con la relativización de un estándar mediocre: “es que no hay nadie perfecto y además todos mienten en sus propuestas de campaña”. Así la campaña, como muchas veces se dice del enamoramiento, llega a ser una estafa consensuada: atracamos no más.

Siendo así las cosas debemos de preguntarnos: ¿cuál es nuestro estándar entonces respecto a este tipo de comportamientos? O mejor dicho ¿hasta dónde la tolerancia a la mentira?

Bien, aquí acudo a mi pasado penalista para traer una diferencia que toda persona con ese conocimiento sabe distinguir casi automáticamente: la diferencia entre dolo e imprudencia. Una persona que actúa con intención plena se descubre por los actos que lo rodean, por sus explicaciones posteriores, por la frecuencia de ese tipo de conductas e, incluso, por la magnitud de las mismas. A esta forma de comportarse podríamos equipararla con la plena intencionalidad (dolo). Del otro lado, el error es el equivalente a la imprudencia: no se quiso algo, pero al final, se produjo. Hay que aclarar que sobre esto hay, ciertamente, matices: la cuestión fundamental es si se pudo conocer y evitar el error antes que este se produzca.

Luego si trasladamos estos conceptos de origen penal (dolo e imprudencia) al tema del que nos estamos ocupando será un poco más sencillo hacer una evaluación. Todo caso es distinto y, al final, todo es relativo. Aun así, es importante tomarse la molestia de hacer este tipo de evaluaciones (de reflexionar para decirlo de una manera más directa). Si no reflexionamos nosotros alguien más lo hará y solamente seremos influenciados (manipulados) perdiendo todo control de nuestras existencias. Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.

El Perú es un país enfrentado constantemente a la judicialización inmisericorde. Treinta millones de jueces actuando despiadadamente con aquel que descubrimos (cuando queremos descubrirlo y juzgarlo). Y si bien no existe perfección humana, es crucial no perder de vista dos cosas en este punto: seamos plenamente conscientes de nuestro nivel actual, sin intentar sucumbir ante la mediocridad del “así son las cosas pues” para mantener el statu quo y, en consecuencia, mejoremos el estándar para exigir mejores candidatos y mejores autoridades. Esto solo se logra abandonando el automatismo que nos lleva a seguir como borregos a lo que dice la corriente. No señores, así sean millones a favor de un candidato que representa la mentira o la corrupción, mi voto no lo resigno a las encuestas ni lo regalaré (porque costó y cuesta mucho). De lo contrario, no nos quejemos luego por lo que tenemos: es lo que nos merecemos.

                                                                       Lima, 13 de febrero de 2021

                                                                       Eduardo Herrera Velarde.

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Marca Personal 360º

Silvia Moreno Gálvez

Creatividad al natural

Andrés Briceño

Mindset de CEO

Carla Olivieri

Clic Digital

IAB Perú

Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Profesor de ESAN Graduate School of Business Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño