Cyberlaw

Abel Revoredo

No seas vivo!

Las búsquedas en Google se han convertido, en estos últimos años, casi en una necesidad vital para toda persona que navega en Internet pues constituye no solo la puerta de ingreso a la web sino también en una guía para recorrer sus caminos. Aprovechando esta omnipresencia, Google cuenta con un servicio llamado AdWords que nos permite posicionar nuestra publicidad en la parte superior de un resultado de búsqueda cada vez que alguien consulta alguno de los términos que hemos marcado como palabras clave (“keywords”). Sin embargo, ¿puedo utilizar la marca de mi competencia, alguno de sus nombres comerciales o cualquier palabra protegida por sus derechos de propiedad intelectual como keywords para promocionar mis productos?
Hace un par de días se produjo una caída de solo 5 minutos en los servidores de Google que ocasionó una reducción del 40% del tráfico de Internet en el mundo. Las empresas son conscientes de la tremenda importancia del gigante de los buscadores y, cada vez con mayor frecuencia, se encuentran utilizando sus diversas plataformas con fines comerciales; entre ellas Adwords. Lamentablemente, como en todas las historias, nunca faltan aquellos que tienen la viveza como bandera y la deslealtad como norte de modo que, aprovechando la reputación de la competencia realizan campañas con palabras clave que no les pertenecen y, peor aún, que pertenecen a su competencia.
Al respecto Google nos señala que, frente al uso de marcas ajenas, solo investigará aquellos casos en los que la marca en discusión se encuentre en el texto del anuncio publicitario. Por el contrario, afirma que no investigará aquellos casos en los que las marcas ajenas formen parte del listado de palabras clave que dispararán la aparición de los anuncios comerciales.
Según nos comenta Eric Goldman, especialista en derecho en internet, esta posición de Google viene siendo también respaldada por las autoridades judiciales norteamericanas. En efecto, aunque hoy por hoy pudieran existir algunas posiciones discrepantes sobre este tema, ya existen varios casos en los que se viene consolidando esta línea de interpretación como podemos apreciar en J.G. Wentworth v. Settlement Funding (2007); Designer Skin v. S&L Vitamins (2008); 1-800 Contacts v. Lens.com (2010); Montana Camo v. Cabela’s (2011); Jurin v. Google (2012).
Las cortes norteamericanas, en resumen, vienen considerando que es poco probable que se produzca confusión entre los consumidores por el hecho de que en la página de resultados de una búsqueda relacionada a una determinada marca aparezca un aviso publicitario de la competencia. Si a esto le sumamos que el anuncio es siempre resaltado de una singular manera en la página de resultados (advirtiendo además que se trata de un anuncio) la posibilidad de crear confusión se reduce considerablemente.
Adicionalmente, siguiendo nuevamente a Goldman, los beneficios que obtienen los anunciantes pícaros son tan pequeños que no vale la pena gastar tanto dinero en luchar contra este abuso pues, al final del día, el daño que causen el afectado será muy pequeño.
Debo confesar que esta línea de interpretación me deja algunos sinsabores y algunas preocupaciones que me gustaría compartir con ustedes a continuación para que sirvan de base para futuras discusiones. A saber:
  1. Los “keywords”, al igual que los metadatos, constituyen información oculta a los ojos humanos que es utilizada por los dueños de páginas web para orientar el comportamiento de máquinas o aplicaciones. 
  2. Los metadatos son parte fundamental del funcionamiento de Internet y su control podría impactar negativamente en la revolución digital que vivimos. Por el contrario, los “keywords” no comparten esta característica pues tienen un objetivo comercial claro: aparecer en los resultados de búsqueda de mi competencia.
  3. Los metadatos, por si solos, no van a lograr que una página aparezca en los primeros lugares de los resultados cuando se trate de búsquedas relacionadas a mi competencia. Para ello, adicionalmente, se requiere que los resultados sean relevantes para la búsqueda realizada. Invoco a mis amigos especialistas en Search Engine Optimization para que compartan con nosotros su visión de este tema.
  4. La utilización de la marca comercial de mi competencia para que mis avisos aparezcan en sus resultados de búsqueda es, por decir lo menos, poco leal. Lamentablemente, pareciera que no llegan a calificar como engaño pues, como hemos visto, es poco probable que generen confusión entre los consumidores.
No obstante todo ello, y por último, considero que a pesar lo dicho si es posible argumentar que nos encontraríamos frente a un caso de aprovechamiento indebido de la reputación ajena; pues queda claro que el infractor está aprovechando el interés de los consumidores en conseguir los productos de la marca afectada. Este interés por el competidor es transformado en views y clicks del anuncio del infractor incrementando de esa forma su posibilidad de generar negocio y genera, potencial o realmente, beneficios que de otra forma no hubiera podido obtener.
Como siempre, quedo atento a sus comentarios para seguir profundizando sobre este tema…

COMENTARIOS

  • 1
  • 23.08.2013
  • 10:55:44 hs
Jorge

No creo que sea realmente un problema. Siempre existiran lideres, y por lo tanto tambien seguidores. Es como que Nike se preocupara por las zapatillas Vike que venden en el Centro de Lima.

  • 2
  • 20.08.2013
  • 09:52:29 hs
Miguel

El mundo de los negocios ha sido apropiadamente representado como una piscina llena de tiburones.
Lamentablemente esto es parte del negocio y no va a cambiar. Lo único que queda es ser lo mas creativo posible para contrarrestar sus efectos.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Marca Personal 360º

Silvia Moreno Gálvez

Creatividad al natural

Andrés Briceño

Mindset de CEO

Carla Olivieri

Clic Digital

IAB Perú

Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Profesor de ESAN Graduate School of Business Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño