Cyberlaw

Abel Revoredo

De bases de Datos y Selfies

Las nuevas tecnologías siguen avanzando y, que duda cabe, se encuentran cada vez más presentes en nuestra vida diaria y en nuestras actividades comerciales y profesionales. Esta semana dos casos han llamado mi atención: el primero, en Inglaterra sobre la naturaleza jurídica de las bases de datos y, el segundo, en Estados Unidos sobre el reenvío de un “selfie” atentando contra la privacidad del dueño del teléfono.

***

En el primero de los casos, una empresa (“A”) contrató los servicios de otra (“B”) para que le administre y gestione algunos archivos electrónicos que contenían una Base de Datos utilizada por “A”. Algunas desavenencias surgieron durante la ejecución del contrato de modo que “A” dejó de pagar los servicios de “B”. Frente a ello, ésta última optó por retener la Base de Datos de “A” hasta lograr el pago efectivo de sus acreencias.

“B” argumentó que tenía el referido derecho de retención debido a que:

  • Las bases de datos deben ser tratadas como bienes tangibles porque existen en forma física en sus servidores.
  • Cualquiera puede obtener la posesión sobre algo si puede ejercer su control físico y excluir a terceros de su control.
  • Las bases de datos deben ser tratadas como documentos físicos y, por lo tanto, pueden ser objeto de posesión.
  • Se debe distinguir entre propiedad física, propiedad intangible y derechos sobre algún bien, de modo que se apliquen las reglas de la posesión.

Finalmente, los jueces Ingleses decidieron (ver sentencia) rechazar todos estos argumentos pues las bases de datos electrónicas (por su naturaleza de “información”) no pueden ser tratadas como propiedad. En este sentido, señalan que debe distinguirse entre el medio físico que contiene la información y la información misma; teniendo en cuenta que el medio físico ha sido tradicionalmente objeto de derechos reales mientras que la información en si misma nunca lo había sido. Consideraron también que tratar a la información como un bien podría generar consecuencias insospechadas en otras áreas del derecho.

¿Cómo respondería frente a este caso el poder judicial peruano?

***

En el segundo caso, nos encontramos frente a una joven que denuncia que, al prestar su teléfono a un amigo para realizar una llamada, éste accedió indebidamente a unas fotos íntimas de ella (que ella misma había tomado) y las reenvió sin autorización a su correo personal. Por su parte el joven señalo que las fotos fueron enviadas por su amiga en un intento de “flirteo” para entablar una relación íntima con él.

Posteriormente, el joven fue detenido por haber violado la legislación de Nevada (Capitulo 200, de los Nevada Revised Statutes) que prohíben la captura de imágenes intimas de alguna persona sin su consentimiento y en circunstancias en que, razonablemente, la persona fotografiada hubiera esperado cierta privacidad. Esta norma también prohíbe la distribución, difusión o transmisión de dichas imágenes.

El fiscal consideró que el caso no era denunciable porque, desde su punto de vista, se requería que se cumplan los dos requisitos establecidos en la ley; es decir, que las fotos sean tomadas sin consentimiento (o en un contexto de cierta privacidad) y luego distribuidas por Internet.  Frente a ello, el joven denunciado reclamo el pago de los daños y perjuicios sufridos por su injusta detención.

Frente a ello, los jueces  que vieron el reclamo de daños determinaron que el hecho que la misma joven hubiera tomado las fotos no implica en modo alguno que su amigo no hubiera violado la referida norma al remitir las fotos por correo electrónico y, por lo tanto, no puede quedar liberado de responsabilidad. Del mismo modo, señaló que la joven esperaba cierta privacidad de las fotos ya que prestó el teléfono solo para que su amigo realice una llamada y nunca autorizó el acceso a sus fotos íntimas (y menos aún su reenvío por medios electrónicos). En conclusión, se determinó que las autoridades si tenían ciertos elementos para sustentar la detención por lo que no correspondía el pago de daños y perjuicios.

¿Qué sucedería en el Perú si alguien hiciera eso con tu teléfono?

COMENTARIOS

  • 1
  • 24.03.2014
  • 02:16:34 hs
Ivo Gagliuffi

Hola Abel, muy interesantes los casos que expones. Sería genial conocer tu posición sobre cómo se resolverían en Perú. Creo que en el caso 1 se aplicaría la Ley de Protección de Datos Personales, y en el caso 2 la misma norma y el artículo 15 del Código Civil. Saludos y suerte con el blog. ivo

    • 2
    • 24.03.2014
    • 08:03:37 hs
    Abel Revoredo

    Estimado Ivo, en el primer caso se aplicaría la Ley de Protección de Datos Personales sólo si la Base de Datos contuviera datos personales. El problema, como yo lo veo, es que en dicha norma no hay normas relativas al derecho de retención ni algo que determine que la Base de Datos es un bien objeto de derechos reales. Por ello, me atrevería a decir que, en caso la información se trate de un bien, podríamos aplicar las normas del Código Civil relativas a los derechos sobre bienes muebles (incluyendo normas sobre retención, garantías, etc.). Si, por el contrario, concluimos que la información contenida en una Base de Datos no es un bien, podríamos sostener que su devolución al titular constituye únicamente la ejecución de una obligación; por lo que podríamos encontrarnos frente a la excepción de incumplimiento del artículo 1426 del Código Civil.

    Respecto al segundo caso, concuerdo contigo en la aplicación de la Ley de Protección de Datos Personales. No obstante ello, pareciera que también nos encontraríamos frente al tipo penal al que se refiere el artículo 6 de la Ley de Delitos Informáticos.

    Como podrás apreciar, los temas planteados no están completamente claros en nuestra legislación y por ello los compartí sin alguna definición concluyente. Agradezco que hayas iniciado el debate para ver si entre todos podemos establecer un criterio común.

    Como siempre, estoy atento a los comentarios o aportes que tu o los otros lectores del blog puedan hacer al respecto.

    Saludos,

    ABEL

  • 3
  • 24.03.2014
  • 11:39:47 hs
Enrique Cavero

Estimado Abel, muy interesante, sobre todo el primer caso . Yo entendería que en nuestro ordenamiento, a diferencia la información en general y las bases de datos de otro tipo, que pueden ser considerados bienes y ser objeto de derechos reales, las bases de datos personales no pueden serlo. Estos últimos, al ser considerados objeto de un derecho humano fundamental con carácter “irrenunciable”, díficilmente pueden ser objeto de enajenación. Algo así como los derechos morales de autor … Otro tema interesante es la diferenciación entre la información y el soporte que la contiene, porque tiene muchos matices. Un libro, por ejemplo, puede ser embargado o retenido. Yo creería que también el disco duro, aunque a diferencia de la información contenida en el libro, la información de la base de datos podría ser “devuelta” de manera separada … En fin, buenos que casos que dan para pensar un poco. Felicitaciones por el blog!

    • 4
    • 26.03.2014
    • 06:04:07 hs
    Abel Revoredo

    Enrique, gracias por contribuir con el debate. Estos temas, efectivamente, son novedosos y significan retos muy interesantes para la comunidad jurídica peruana.

  • 5
  • 26.03.2014
  • 04:49:22 hs
Carlos

Seguramente el PJ no sabría que hacer y sus diversas instancias emitirían sentencias tan contradictorias entre si que el caso llegaría hasta la CIDH … y para entonces ya se seguirá la tendencia mundial de ese entonces.

    • 6
    • 26.03.2014
    • 06:04:50 hs
    Abel Revoredo

    Gracias Carlos. Tratemos de que no sea así e impulsemos el desarrollo doctrinario en esta materia.

  • 7
  • 01.04.2014
  • 04:31:26 hs
Luis Chu

Estoy de acuerdo con Enrique, yo entiendo que sería muy beneficioso para las empresas de Big Data y áreas dedicadas a Business Intelligence y flujo comercial en la apertura a mercado de IT, pero si clasificamos como “bienes” dichas bases de datos, como ejercería mis derechos ARCO después que la data se haya diseminado a terceros compradores. Es un reto de cara al futuro y esperemos el continuo debate de estos temas.

Te felicito por tu columna.

Saludos.

Luis

  • 9
  • 02.04.2014
  • 09:06:43 hs
Ruddy Medina

Estimado Abel,

Interesantes temas.

En el primer caso, si es que la base de datos, por la especial selección o disposición de su información, es considerada como obra intelectual (Art. 78 del D.L. 822 – Ley de Derecho de Autor); entonces se le podría considerar como un bien mueble (Artículo 886.6 del Código Civil)y, por lo tanto, se le podría aplicar las reglas de derechos reales. Es más, el artículo 2093 del C.C. implícitamente reconoce la existencia de derechos reales sobre obras intelectuales.

Por lo expuesto considero que se llegar el tema al PJ en Perú, existiría suficientes argumentos para considerar a la Base de Datos como un bien mueble y, por lo tanto, solicitar algún tipo de medida cautelar sobre la misma.

Saludos,

Ruddy

    • 10
    • 07.04.2014
    • 05:20:33 hs
    arevoredo

    Estimado Rudy,

    ¿Cuándo te refieres a la Base de Datos como objeto de Propiedad Intelectual estás pensando en la estructura de la base (campos y fórmulas) o en el contenido (información)?

    Si fuera lo primero comparto tu opinión. Si fuera lo segundo aún me quedan dudas.

    Gracias por tu aporte!!

    ABEL

  • 11
  • 07.04.2014
  • 06:51:56 hs
julio

IDEA DE APP: ESTA APP CORTA EL BLOQUE MUSICAL DE LAS RADIOS COMUNES INSERTANDO TU PLAYLIST FAVORITO Y RETOME CUANDO HABLE TU LOCUTOR ASI COMBINAS LO MEJOR DE LA RADIO CON TU MUSICA FAVORITA(….)ESTA IDEA ES BUENA PERO NO SE A DONDE ENVIARLA O CON QUIEN CONTAR.

  • 12
  • 13.08.2014
  • 02:50:04 hs
Gabriela Hoyos

Felicitaciones!
Interesante tema expuesto que nos dejo con un gustito mas por saborear.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Marca Personal 360º

Silvia Moreno Gálvez

Creatividad al natural

Andrés Briceño

Mindset de CEO

Carla Olivieri

Clic Digital

IAB Perú

Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Profesor de ESAN Graduate School of Business Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño