Cyberlaw

Abel Revoredo

Privacidad en los tiempos del Censo

No quería escribir este post pero lo que ha pasado hoy con el tan promocionado Censo 2017 en el Perú me ha dejado muy preocupado en relación con la forma en que se maneja la información personal de los peruanos y la finalidad para la que se puede o no usar la misma.

Todo empezó hace unas semanas con las preguntas relacionadas con la autoidentificación étnica y las creencias religiosas. Muchas personas criticaron la solicitud de esta información y vieron en esto intenciones de avanzar agendas politicas particulares. Al tratarse de datos sensibles conforme a nuestra legislación de privacidad (y nuestra constitución) se encendió la alerta y muchos nos preguntamos cual podía ser la finalidad de recopilar esa información. ¿Tenía sentido hacerlo? ¿Alguna utilidad?

Para no hacer una tormenta en un vaso de agua intenté convencerme de que tenía que existir alguna finalidad superior para el beneficio del Perú que yo no lograba ver. Además, tratándose de un censo la informacion debía ser anónima y, por lo tanto, no sería posible que suceda lo que se cuenta que sucedió en la Alemania Nazi. Apoyemos el Censo me dije.

Sin embargo, esta mañana que recibi la visita de la funcionaria del INEI mi tranquilidad desapareció cuando en los cuestionarios se solicito los nombres y DNI de todos los miembros de mi familia (incluyendo mi hijo menor de edad) conjuntamente con sus respuestas sobre religión, identidad étnica y datos de salud.

Esto no podía ser. Los censos deben ser mecanismos estadísticos que buscan recopilar información anónima con fines de planificación nacional. Por eso mismo no requieren de nuestro consentimiento para el tratamiento de nuestra información personal. Por eso todos debemos colaborar. Por eso son distintos a los “empadronamientos” en donde lo que se busca es conocer la información individualizada.

Los censos no deben recoger la identificación de las personas y menos cuando se trata de datos sensibles como los mencionados. Si fuera así, como lo fue hoy, lo correcto debió ser que soliciten nuestro consentimiento previo, expreso e informado para recoger la información, guardarla en bases de datos y utilizarla para la única finalidad informada a la ciudadanía: elaborar reportes estadisticos anonimizados. Por ello, y dado que ya no nos encontrabamos frente a un censo sino frente a un empadronamiento individualizado, se nos debió pedir nuestro consentimiento para hacerlo.

El tema no terminó ahí, está tarde me enteré que el INEI había suscrito diversos convenios de colaboración con distintas entidades privadas para la entrega de las bases de datos del censo a cambio de apoyo económico. Inmediatamente recordé que, de acuerdo a la ley de protección de datos personales, el titular de la base de datos no puede transferirla a terceros sino cuenta con el consentimiento del dueño de la información, o sea, nosotros. Es decir, no solo no habiamos autorizado el tratamiento de nuestra información personal (y sensible) sino que tampoco habiamos autorizado su transferencia a terceros.

Algunas personas me han informado por redes sociales que la información o bases de datos que se entregaría a las instituciones privadas sería anonimizada y estaría limitada a los resultados del analisis estadistico que se realice. Sin embargo, y dado que esa información es publica y en teoría todos tendríamos acceso a ella, los referidos convenios de colaboración carecerían de sentido.

Por otro lado, algunas voces señalan que la información sería la base de datos completa sin anonimizar y sin limitarse a los resultados, una base de datos “cruda”, por lo que nos encontrariamos a una flagrante violación de la Ley de Datos Personales que requiere el pronunciamiento de la Autoridad Nacional de Proteccion de Datos Personales del Ministerio de Justicia. Nuestros derechos estarían siendo violentados por el propio Estado.

Resulta entonces indispensable que las autoridades investiguen estos hechos, sancionen a quien corresponda; pero, sobre todo, protegan nuestra información personal y eviten su uso indebido. En un país como el nuestro, en el que nadie respeta la información personal de terceros y en donde se pueden comprar bases de datos con información personal de miles de personas sin que hayan consecuencias, resulta vital que las autoridades protejan a los ciudadanos y nos demuestren que el que la hace la paga.

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Marca Personal 360º

Silvia Moreno Gálvez

Creatividad al natural

Andrés Briceño

Mindset de CEO

Carla Olivieri

Clic Digital

IAB Perú

Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Profesor de ESAN Graduate School of Business Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño