De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño

La caja negra (o cómo las instituciones financieras evalúan otorgar préstamos) Parte 2

En el último post explicaba que la entrega de la información requerida por la institución financiera es el primer paso (y uno de los más importantes) en el proceso de evaluación crediticia. Con esto se trata de reducir el problema de la asimetría de información (¿se acuerda?, ¿no?, entonces le pido que lea nuevamente el post anterior).

Ahora toca explicar cuáles son los pasos siguientes. En lo que sigue,
supondremos que la información solicitada fue alcanzada, oportunamente,
a la entidad financiera. Un aparte, a los que se quejan por la demora
en la evaluación de su solicitud, les apuesto que en gran parte se debe
a que la información requerida no fue entregada en el momento debido.

Llegado a este punto, es necesario tener claro que todas las
instituciones financieras incorporan dentro de su organización a las
Unidades de Negocios y de Riesgos. La primera, es la que lleva la
relación comercial que existe entre la entidad y sus clientes (que me
perdonen los sectoristas, pero la verdad es que son vendedores de
dinero…Ok., ok., sofisticados, pero vendedores al fin y al cabo); en
tanto que la segunda, es la que efectúa, entre otras funciones, la
evaluación de la solicitud crediticia. Sin embargo, si usted tiene una
micro o pequeña empresa, entonces la tarea de evaluarlo recaerá en su
funcionario de crédito; por el contrario, si su empresa es mediana,
grande o corporativa entonces el analista de riesgo de la institución
es el que estudiara su pedido de apoyo financiero.

Sea quien sea el evaluador de la solicitud, este tratará de contestar
las dos preguntas centrales en el análisis del riesgo crediticio:
¿Querrá pagar? y ¿Podrá pagar? Segundo aparte, riesgo crediticio es la
probabilidad que el receptor del crédito incumpla con el pago del
crédito. ¡Ojo!, incumplimiento no es solamente cuando el deudor no paga
sino también cuando no paga a tiempo.

Antes de iniciar el proceso, la empresa y los accionistas serán
revisados en las Centrales de Riesgo, las cuales son gigantescas bases
de datos públicas (SBS) o privadas (por ejemplo, Equifax) que entregan
información sobre el cumplimiento que han tenido en el pago de sus
obligaciones bancarias, comerciales y tributarias la firma y sus
accionistas a lo largo del tiempo. Por otro lado, si usted es
microempresario no se sorprenda que pregunten a sus vecinos acerca de
usted. Tercer aparte, con lo maravilloso que parece acceder a
información sobre cumplimiento crediticio mediante el toque de una
tecla en la comodidad de nuestra oficina hay que estar prevenidos de
dos problemas que conllevan la utilización de las Centrales de Riesgo:
uno. La información proveniente del sistema financiero tiene un atraso
de dos meses (por ejemplo, hoy tendría información de octubre de 2009)
y dos. Como dicen los americanos: “garbage in, garbage out” (si entra
basura sale basura), por lo que si la información recogida no es buena
los resultados tampoco lo serán.

Regresemos a las preguntas centrales del análisis crediticio, estas
pueden ser contestadas mediante diversas técnicas. Centrémonos primero,
en la que denominare la técnica convencional, la misma que consiste en
la visita del funcionario (sea de negocios o de riesgos) a las
instalaciones de la empresa o negocio y en la preparación de un reporte
(también conocido como propuesta de crédito) que contendrá, aparte de
la información acerca del destino del crédito (en otras palabras, ¿para
que requiere el dinero la empresa solicitante?), dos secciones
claramente delimitadas: en la primera se hace un análisis de la
intención de pago basándose en las referencias comerciales y bancarias
y la información proporcionada por las centrales de riesgo (en la jerga
bancaria, el “carácter” del sujeto de crédito: si cumplió en el pasado
es altamente probable que cumpla en el futuro). La experiencia de la
plana gerencial (hay empresas buenas con gerentes buenos, empresas
malas con gerentes buenos, etc. y a veces esto hace la diferencia), los
años en el negocio que tenga la firma (mientras más años menor la
posibilidad de fracaso) y los clientes (¿muchos?, ¿pocos?, ¿muchos que
compran poco o pocos que compran mucho?, ¿en que sectores están?, ¿qué
hacen?, ¿son buenos pagadores?, etc.) también son factores que se toman
en cuenta. Por último, se echa un vistazo a las condiciones de la
industria (¿esta creciendo o no?, ¿se dirige al mercado interno o
externo?, ¿es competitiva u oligopólica?) y la competencia (¿hay un
líder que impone el precio?, ¿son muchos o pocos?)

La segunda parte del reporte (o propuesta de crédito) busca saber si el
cliente esta en condiciones de generar los fondos suficientes para
hacer frente a sus compromisos financieros incluyendo el que se esta
evaluando. Para tal fin, se utiliza la información financiera de la
firma, la cual esta contenida en los estados financieros (balance y
estados de resultados) y el flujo de caja proyectado (requerido siempre
que se solicite créditos a plazos mayores de un año).

Los banqueros tienen un dicho que ha probado ser cierto a lo largo del
tiempo: “Para predecir el futuro hay que conocer el pasado” por lo que
será necesario contar con los estados financieros de por lo menos dos
años terminados (enero-diciembre) y el último a fecha más reciente (no
más de tres meses de antigüedad). Las cifras presentadas en el balance
y el estado de resultados se vuelcan en formatos estandarizados
preparados por la institución financiera lo que permitirá efectuar el
análisis vertical (o de porcentajes integrales), el horizontal (o de
valores absolutos) y el de los ratios contables (liquidez, gestión,
solvencia y rentabilidad). Se presta especial atención a los niveles y
tendencias de la liquidez (caja), las cuentas por cobrar, los
inventarios y los pasivos corrientes (deuda a plazo menor de un año).
Asimismo, los ratios de gestión son revisados con cuidado: ¿En cuántos
días en promedio cobra?, ¿Cada cuántos días rota el inventario?, ¿En
cuantos días paga en promedio?, ¿Cuántos soles de venta genera por cada
sol de activos?, ¿hubieron aumentos o disminuciones a lo largo del
tiempo en estos indicadores?, ¿Eso es bueno o malo?, etc. Si usted es
un microempresario y no cuenta con información contable, no se
preocupe, el funcionario que lo evalúa levantará información en la
visita a su local que permitirá construir un boceto de los estados
financieros del negocio.

En la próxima y última entrega sobre este tema, explicare la otra
técnica de análisis crediticio (el famoso credit scoring) y lo que
sucede una vez se completa el reporte de crédito.

COMENTARIOS

  • 1
  • 15.02.2010
  • 10:59:55 hs
-Hugo-

Claro, como no recordar la Información Asimétrica, Selección Adversa y Riesgo Moral, lo que siempre debe tener presente los prestamistas bancarios, y a parte de la capacidad, colateral, y calidad del cliente. Muy bueno el posteo. Visiten mi Blog: http://integrar21.blog.terra.com.pe

  • 2
  • 14.02.2010
  • 02:42:17 hs
Nicolay Catro

Estimado Paúl:

Me gustaría añadir sobre los sectoristas o funcionarios de negocios al término “vendedores de dinero”… también que son “operadores virtuales de dinero”, ya que la mayoría de instituciones hay un outsoursing de la entidad que se encarga a hacer la venta, o la captación del cliente, el pos manejo del movimiento depende de los amigos sectoristas… Aunque sería un tema interesante de debatir sobre las funciones o que es lo que deberían hacer…

Estoy totalmente de acuerdo con lo de las centrales de riesgos, es recomendable que el empresario considere su realidad de hoy a dos meses, que se sincere consigo mismo antes de solicitar una operación de crédito, escucho a muchos empresarios y banqueros decir “felizmente aún el sistema no cambia”… cuidado…

Por otro lado en el caso de las pequeñas y medianas empresas hay un último recurso si es que sus balances y estados no presentan “orden para evaluarlo vía proceso normal”, y es el comité de créditos, donde se respalda a la empresa (si es que su crédito ha sido rechazado) la experiencia ya sea comercial / profesional o crediticia de los accionistas, a esto se añade si cuenta con respaldo patrimonial, grado de instrucción, empresa en la que laboró / tiempo y el cargo… esto ayudará a que por autonomía se pueda aprobar la operación.. Claro que podría solicitar algún tipo de colateral / fianza o garantía…

El famoso y a veces odiado scoring… estamos a la espera de la entrega.

Felicitaciones nuevamente.

Un abrazo

  • 3
  • 17.02.2010
  • 02:28:21 hs
MARCO ANTONIO

Estimado paul Lira.-
No lo tomes a mal pero es obvio que el funcionario tiene que verificar toda información recibida, mi opinión esta enfocado a que el principal punto que no le estamos dando mucha importancia es la parte cualitavita de la evaluación a los clientes lo cual es creo yo es la parte determinante del otorgamiento del credito, es por aquello que valga la pena decir muchos funcionarios exitosos que manejan bien este punto poseen una cartera muy saludable a pesar de que muchas veces le dieron una “ayudadita” en los numeros a sus clientes.

En fin el otorgamiento de un credito mes pienso yo es mas un tema psicologico y de investigación de la unidad familiar, la formalidad viene acompañada de los EEFF los sistemas de evaluación, los credit scoring, etc.

Finalmente felicitaciones por el tema.

  • 4
  • 02.02.2010
  • 07:41:56 hs
marco antonio

bueno en tanto ami opinion es respecto a los microempresarios (basicamente creditos hasta los 30000 dolares americanos).

Creo que la evaluacion para este tipo de creditos basicamente es cualitativa y deja en segundo plano el lado de los ingresos y a experiencia propia resulta de mayor implicancia en los niveles de morosidad de las distintas entidades.

Vale mencionar que la parte cualitativa de un negocio se refiere a las referencias, entorno, unidad familiar; eso es lo que realmente determina el nivel de riesgo en un credito pyme haciendo limite de referencia el tope mencionado en mi primer parrafo, teniendo en cuenta que los numeros son irreales en sus estados financieros que presentan a la sunat o los que ellos elaboran o lo que te dicen que venden.

  • 5
  • 19.02.2010
  • 01:31:35 hs
Nicolay Castro

Estimado Marco Antonio:

Me gustaría añadir a tu comentario, que lo que indicas obedece al funcionario de micro empresa , lo que sí no comparto es que no se puede “añadir” o “ayudar” en los números a los clientes (se refiere a balances) ya que se estaría otorgando un crédito burbuja bajo indicadores no reales, por ende de un altísimo riesgo. (mala praxis).

Lo que sí en el segmento micro se incurre mucho en este factor, pero cabe resaltar que muchos de los micro empresarios no solo acuden a su negocio para pagar las cuotas, tambien están en juntas, acuden a los hijos o padres, involucran varios ingresos fuera del negocio, por lo que cumplen sus pagos.

Efectivamente el segmento Micro (RRGG – RREE -RUS ) casí no le dan importáncia a los balances ya que como bien sabemos esta información es lavantada en visita de campo al negocio y tambien a factores fuera del negocio para el otorgamiento.

En los segmentos pequeña, mediana y de mayores escalas, lo primdordial es el orden de sus balances, que la empresa sea cumplidad con sus impuestos entre otros, ya que esta información será volcada a los distintos sistemas digitales de evaluación, entre ellos el scoring que tambien se aplica mucho en lo banca tradicional que atiende al segmento microempresarial.

Un abrazo.

  • 6
  • 11.02.2010
  • 07:02:33 hs
Luis Aquino

Los temas impartidos aqui son muy interesantes, pero que pena que uno no se pueda suscribir a este BLOG. Saludos.

  • 7
  • 03.02.2010
  • 08:40:46 hs
Julio Aliaga

Sr. Briceño, de verdad que agradezco su blog, tiene información muy buena, de manera muy sencilla y práctica. En edición anterior de da usted crédito al crédito, comento que los gastos financieros por préstamos otorgados con entidades financieras, ayudan a disminuir el pago de impuesta a la renta y a su vez esta impacta en la reducción que pago por intereses a los bancos. Mi consulta es si solo es para el leasing o también para otro tipo de crédito

  • 8
  • 04.02.2010
  • 07:25:30 hs
Gerardo Montoya

Hola Paul

La verdad que no tienes que publicar esto si se sale del tema – mi punto de vista se refiere un poco mas a factores macro que podrían influenciar en las decisiones.

Estoy de acuerdo con el comentario de Marco Antonio. Muchas veces la información presentada se torna irrelevante si tenemos cononiciemto de que no refleja la realidad. En esos casos otras variables toman mayor importancia. Yo personalmente creo que – claro dentro de una estructura y una filosofía de análisis de riego definida – las técnicas a usarse van de acuerdo a varios factores (desde el punto de vista de la institución financiera)

1) Disponibilidad de información (para confirmar el pasado o ‘predecir’ el futuro) y el costo de obtener esa información (Centrales de credito, visitas a clientes, etc) – es decir, hay un costo transactional que tiene que ser evaluado frente a las ganancias potenciales de la transacción.

2) El apetito de las instituciones financieras dado en un clima de negocios determinado (recordemos el origen de la crisis actual). Aqui queiro decir que cuando hay una oferta grande de capitales la competencia se incrementa y las instituciones financieras incrementan su apetito de riesgo.

3) Finalmente, instituciones buscan formar un portafolio de créditos que combine niveles de riesgos y rentabilidad en una forma balanceada. Mucha veces es posible que el ‘apetito’ se incremente porque el efecto de un crédito nuevo con riesgo mayor sea marginal si el cliente no pagase.

Paul, te felicito por el blog y por el buen numero de seguidores que tienes!

  • 9
  • 08.03.2010
  • 03:11:29 hs
Gerardo Montoya

Paul

La verdad que no conozco mucho el sector de pequeñas empresas pero me atrevería a coincidir con tu comentario. De igual manera soporto el aporte de Marco Antonio relacionado a los elementos cualitativos a tomar en cuenta, sobretodo, cuando existe una falta de informacion cuantitativa o esta es poco confiable.
Esto, no solo se aplica a la pequena empresa. En Brazil por ejemplo no existe una exigencia de Balances Auditados por lo que empresas que se podrian considerar medianas o grandes inclusives muchas veces no cuentan con estados financieros que reflejen la realidad. En estos casos, los elementos de carácter del cliente, historiales de pago y hasta calidad de la gerencia son determinantes para una decisión acertada.

Es fascinante y muy interesante leer los comentarios de todos los participantes ya que todos los puntos de vista son validos dependiendo de las circunstancias.

Gerardo

  • 10
  • 09.06.2010
  • 06:20:17 hs
Aleida

Quisiera que me ayuden con una consulta:
información respecto, a lo que necesitaria un banco para evaluar mejor a una microempresa….
Cual es la problemática actual
Es para hacer una propuesta informatica ….
Algo relacionado de aplicar Inteligencia de negocios para las pymes

Gracias.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto Stein

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia Rizo Patrón

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Corrupción bajo la lupa

Eduardo Herrera Velarde

Pablo O'Brien

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Tacos Fuertes

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Dominguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño