De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño

¿Cómo evaluar proyectos con vidas útiles diferentes?

Imagine que compiten en una carrera de 100 metros planos un niño de 7 años y un adulto de 21 años. Salvo circunstancias fortuitas, se esperaría que gane el adulto, ¿no?

Este resultado es evidente que no se debe a que el adulto sea más
veloz, sino que, su grado de desarrollo corporal, resistencia, largo de
las zancadas, etc., le haría tomar ventaja sobre la performance del
niño. Ahora le pregunto, ¿usted cree que es justo este tipo de
competencia?, asumo que estaría de acuerdo conmigo que no lo es, ¿no es
cierto?

Eso mismo pasa cuando se evalúan proyectos con vidas útiles diferentes.
El proyecto que tiene mayor duración, tendrá casi siempre un VPN
superior y no porque sea más rentable, sino simplemente, porque dura
más; pero ¿estaremos haciendo lo correcto al elegirlo?

En lo que sigue, discutiremos las técnicas que se utilizan a fin de
evitar ese sesgo en la toma de decisiones. Para ilustrar el punto
pongamos este ejemplo: Tenemos dos proyectos. El proyecto A, dura dos
años (uno de inversión y uno de vida útil), mientras que el proyecto B,
tiene un horizonte temporal de tres años (uno de inversión y dos de
vida útil). Los flujos de caja de ambos proyectos se detallan a
continuación:

plira_13072011.jpg

Si asumimos un costo de oportunidad de 10%. ¿Cuál proyecto escogeríamos?

Obviamente, el criterio de selección es el VPN, así que como primer paso debemos obtenerlo:

plira2_13072011.jpg

Ahora debemos elegir aquel que tenga el mayor VPN. En nuestro ejemplo, el proyecto B.

Pero; por favor, no pierda de vista que es precisamente el proyecto B,
el que tiene una mayor vida útil (dos años versus un año en el proyecto
A) ¿Es verdaderamente más rentable el proyecto B?, no será que tiene un
mayor VPN porque dura más. Para salir de esta duda, los evaluadores de
proyectos utilizan dos técnicas, la primera es la de Uniformización de
Vidas Utiles (UVU)
y, la segunda, es la del Valor Anual Equivalente
(VAE)
.

Con la primera, se busca hacer “crecer” el proyecto que tiene menor
duración (en términos del ejemplo con el que abrí esta entrega,
desarrollar al niño y luego hacerlo competir con el adulto) Esta
técnica repite teóricamente los proyectos hasta que sus finales
coincidan,  posteriormente se obtiene el VPN y se escoge el que arroje
la mayor creación de valor. La forma de hacer esto no es nada
complicada, preste atención que se lo voy a poner en forma de pasos a
seguir:

Paso 1   Obtenga los años de vida útil de los proyectos (importante, por favor, no considere el año de inversión).
En el ejemplo, proyecto A, 1 año y proyecto B, dos años

Paso 2       Saque el MCM con esa data.

En el ejemplo, MCM de 1 y 2 es 2 (1 – 2| 2)

Paso 3  Divida el MCM entre los años de vida útil de cada proyecto, la
cifra resultante, será el número de veces que debe repetirse cada uno
de ellos.

En el ejemplo, para el proyecto A, 2 veces (2/1) y para el proyecto B, 1 vez (2/2)

Paso 4   Replique los proyectos de acuerdo a lo obtenido en el paso anterior.

Es importante tener en cuenta dos cosas:
•    Una de las veces corresponde al proyecto original.
•    El proyecto que se repite, se inicia cuando termina el anterior.

En el ejemplo, la réplica de los proyectos sería así:

 

plira3_13072011.jpg

¿Qué tenemos ahora?, pues dos proyectos (A* y B) que tienen la misma duración.

Paso 5    Calcule el VPN a los proyectos modificados.
Ambos proyectos ahora están compitiendo en igualdad de condiciones; por lo que sí es factible obtener el VPN y escoger:

plira4_13072011.jpg

Paso 6   Seleccione el proyecto.
Escoja el proyecto que tenga mayor VPN, ¿cuál es?, el proyecto A. No
pierda de vista que, de no haber utilizado esta técnica, habríamos
seleccionado el proyecto B, sin que realmente  fuera el que crea más
valor, sino porque simplemente duraba más.

¿Entendió?, fácil, ¿no?; pero todavía no cante victoria. Qué pasaría si
contara con dos proyectos que tuviesen 7 y 11 años de vida útil,
respectivamente. Aplicando la técnica UVU, deberíamos repetir el
proyecto de 7 años, 11 veces y el otro, que dura 11 años, 7 veces
(Compruébelo usted por favor) Hummm, eso cansa, ¿no?

No se preocupe, que para ahorrarnos tiempo, en la próxima entrega le explicaré la técnica del VAE.

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Creatividad al natural

Andrés Briceño

Mindset de CEO

Carla Olivieri

Clic Digital

IAB Perú

Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño