De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño

La técnica de los árboles de decisión (parte 2)




Clipboard02.jpg


Clipboard03.jpg

Clipboard05.jpg


Clipboard06.jpg

Note que para que en el año 2, ocurra demanda alta (80% de probabilidad y $960m de retorno) o demanda baja (20% de probabilidad y $220m de retorno) previamente ha debido de haberse experimentado demanda alta, la misma que tenía una probabilidad de ocurrencia de 60%. La misma explicación aplica para la demanda baja (40% de probabilidad) del año 1.

La evaluación del valor generado por la compra del avión a combustión, sigue una línea similar. El FC esperado del año 1 (FCEsp.1), se obtiene así:

corrección1.jpg

Note, por favor, a los $100m de retorno obtenido en el año1 de haber ocurrido una demanda alta se le ha quitado los $150m que costaría reparar el avión.

Por su parte, el FC esperado del año 2 (FCEsp.2), se halla resolviendo la expresión siguiente:

Clipboard08.jpg

Una vez que hemos obtenido los FC esperados para cada alternativa, hallamos el VPNE correspondiente:

corrección2.jpg

Seguiremos desarrollando el árbol de decisión correspondiente al caso Aeronaves del Perú. En la entrega anterior avanzamos dos de los cuatro pasos de esta técnica: el primero, recordemos, fue dibujar el árbol, en tanto que el segundo, comprendía la asignación de las probabilidades de ocurrencia y los retornos asociados (flujos de efectivo). Toca ahora, explicar los pasos 3 y 4;  la “poda” del árbol y la toma de la decisión principal.

Recordemos que en el caso había que tomar dos decisiones, la principal estaba referida a adquirir el avión turbopropulsor o el de combustión. La segunda, a la que denominamos decisión secundaria, era  si se adquiría el segundo avión, repararlo o no repararlo.
Paso 3: Toma de decisión secundaria o “podar” el árbol
Ejecutar este paso, implica tomar primero las decisiones secundarias en forma secuencial y de adelante para atrás, vale decir, que las decisiones que debemos tomar primero, son las que se encuentran más lejos de la decisión principal e ir avanzando hacia atrás.
¿Se debe, entonces, reparar o no reparar el avión de combustión?, antes de contestar la pregunta debemos ser claros, este proyecto pasa a ser ahora nuestro foco de análisis así que debemos olvidar, por el momento, la decisión de adquisición. Veámoslo gráficamente:
Clipboard01.jpg
Tome nota que, ahora, el proyecto que estamos evaluando ya no es si adquirimos uno u otro avión, sino tiene relación a si, comprando el avión a combustión, lo debemos reparar o no. Ese proyecto, entonces, tiene el árbol siguiente (no pierda de vista que simplemente hemos aislado la decisión secundaria (o rama) del árbol principal. Obviamente, la decisión de reparar o no, ocurre en el año 0 de ese proyecto (a pesar que sea el año 1 del proyecto de compra de aeronaves).
Lo que queda ahora, es elegir qué opción es la más conveniente. Obviamente, se deberá elegir la que genere más valor para los accionistas, y eso lo hacemos a través del VPN. Dado que están presentes probabilidades de ocurrencia y retornos asociados, obtendremos valores esperados.
La parte operativa de la decisión es la que se presenta a continuación:
Clipboard02.jpg
Es evidente que debemos escoger la opción de reparar el avión de combustión, pues genera mayor valor ($450m) que la de no reparar ($330.9m). Lo anterior, implica “podar” del árbol todos los eventos, probabilidades y retornos resultantes de no reparar la aeronave. El árbol podado se presenta a continuación:
Clipboard03.jpg
Al compararlo con el árbol original, es fácil darse cuenta que ha desaparecido la opción de no reparar el avión a combustión.
Paso 4: Toma de decisión principal
Una vez que hemos “podado” el árbol, lo único que queda por hacer, es tomar la decisión principal; esto es, adquirir el avión turbopropulsor o el de combustión. Es evidente, que elegiremos aquella opción que represente el mayor VPN para los accionistas. Llamó su atención, nuevamente, que obtendremos valores esperados al estar involucrados en los cálculos probabilidades de ocurrencia y retornos asociados.
En resumen, debemos obtener valores desarrollando las expresiones siguientes:

Clipboard04.jpg

En el caso del turbopropulsor, el FC esperado del año 1 (FCEsp.1) es fácil de obtener:
Clipboard05.jpg
En el caso del FC esperado del año 2 (FCEsp.2), la expresión matemática desarrollada sería la siguiente:
Clipboard06.jpg
Note que para que en el año 2, ocurra demanda alta (80% de probabilidad y $960m de retorno) o demanda baja (20% de probabilidad y $220m de retorno) previamente ha debido de haberse experimentado demanda alta, la misma que tenía una probabilidad de ocurrencia de 60%. La misma explicación aplica para la demanda baja (40% de probabilidad) del año 1.
La evaluación del valor generado por la compra del avión a combustión, sigue una línea similar. El FC esperado del año 1 (FCEsp.1), se obtiene así:
corrección1.jpg
Note, por favor, a los $100m de retorno obtenido en el año1 de haber ocurrido una demanda alta se le ha quitado los $150m que costaría reparar el avión.
Por su parte, el FC esperado del año 2 (FCEsp.2), se halla resolviendo la expresión siguiente:
Clipboard08.jpg
Una vez que hemos obtenido los FC esperados para cada alternativa, hallamos el VPNE correspondiente:
corrección2.jpg
La opción que deben escoger los accionistas de Aeronaves del Perú, es comprar el avión a combustión, pues genera un mayor valor para ellos que la otra alternativa.
La técnica del árbol de decisión es fácil de entender; aunque tiene dos particularidades que la hacen difícil de aplicar en la práctica: la primera, tiene que ver con la complejidad que puede encontrarse en graficar las decisiones en algunos tipos de proyectos; y, la segunda, se relaciona con la asignación de probabilidades de ocurrencia. El primer problema se resuelve, utilizando software especializado (programas tales como Precision Tree, DecisionTree, etc. están disponibles en el mercado), en tanto que, el segundo, no tiene, me temo, una solución tan directa; aunque se utiliza el método Delphi (Delfos) para la estimación de probabilidades de ocurrencia, sigue siendo un proceso altamente subjetivo y es que, nunca debemos olvidar que cada ser humano es dueño de sus propios miedos.
La próxima entrega tocaré temas de Formulación de Proyectos.

COMENTARIOS

  • 1
  • 03.07.2012
  • 04:10:35 hs
Javier

Paul el flujo de caja del ano 1 en la alterantiva del avion a combustile, hay un error el valor es -20.
De todas maneras el avion a comustible otorga mas valor que el turbo.

  • 2
  • 02.07.2012
  • 09:41:59 hs
JOSE LINDER

SERIA INTERESANTE QUE TRATARA UN CASO MUY COMPLETO DE PROYECTPS PRIVADOS, CON TODOS LOS TEMAS QUE TRATO EN ESTE POSTE PERO EN UN PROYECTOS REAL Y COMPLETO

  • 3
  • 28.06.2012
  • 10:50:29 hs
luis palacios vergara

Muchas gracias Paul por compartir tus conocimientos en este temas. La explicacion es muy didáctica e interesante.
Esperaré tus otros artículos
Saludos
Luis Palacios
Consultor
cel 991428786

  • 4
  • 28.06.2012
  • 05:41:50 hs
Fernando

Excelente explicación y muy didactico. Gracias por compartir sus conocimientos

  • 5
  • 05.07.2012
  • 11:16:32 hs
Luis Alberto

Estimado Paul:
Hay un pequeño error en FCEsp.1, debe ser -20, lo que a su vez afecta el resultado (pero no la conclusión del ejemplo) del VPN comb. que es 108 (siendo siempre este el mayor VPN)

  • 6
  • 28.06.2012
  • 12:09:25 hs
JOSE LINDER

ESE TEMA ESTABA ESPERANDO, GRACIAS ECO. LIRA. EXITOS EN SU VIDA PROFESIONAL

  • 7
  • 29.06.2012
  • 04:40:35 hs
Yams Monteagudo

Me gustaria aprender mas de este tema, ya que como responsable del planeamiento de activos en mi centro de trabajo, es util esta tecnica de toma de desiciones. Cual es el curso que deberia de llevar para profundizar mis conceptos??? Existe diplomas o alguna maestria donde la enseñen????

  • 8
  • 01.07.2012
  • 12:37:13 hs
Gonzalo

Excelente tema y didáctico. Ojala terminando lo que a proyectos de inversión privada se refiere pueda hacer también Proyectos de inversión publica y si es por sectores seria ideal.Y este tema aplicado los proyectos públicos.Gracias

  • 9
  • 02.07.2012
  • 01:15:22 hs
luis

El procedimiento descrito es muy engorroso y tiene limitaciones de información, cayendo en aspectos de discrecionalidad, es poco didactico ; lo mas correcto es realizar analisis de inversiones (en situaciones de incertidumbre) usando el instrumental del @Risk.

  • 10
  • 10.07.2012
  • 08:30:49 hs
Fredy Javier Zegarra Black

Deseo suscribirme.

  • 11
  • 26.07.2012
  • 08:33:36 hs
Israel Ramos

La explicación bastante buena y aplicativo para alguien que aún no he visto el tema en clase.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño