Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

¿Debería preocuparnos el aumento de las tasas de interés?

Por Hamid Faruqee

 

En algún momento, las tasas de interés mundiales van a subir. No sabemos exactamente cuándo, ni con qué rapidez, ni hasta dónde, pero sí sabemos en qué sentido. Tras un largo período de tasas de interés muy bajas después de la crisis financiera internacional, algunos bancos centrales (principalmente, la Reserva Federal estadounidense y el Banco de Inglaterra) se están preparando para “normalizar”; es decir, para endurecer poco a poco las políticas de distensión monetaria a medida que ambas economías mejoran. Y cuando suben las tasas de interés de referencia estadounidenses y británicas, las demás tienden a imitarlas.

Entonces, ¿debería preocuparnos el endurecimiento de las condiciones financieras mundiales?

El informe de 2014 sobre los efectos de contagio elaborado por el personal técnico del FMI analiza esta importante cuestión: a qué y a quién prestarle atención a medida que las tasas de interés comienzan a normalizarse. La respuesta depende de dos grupos de factores. Primero, lo que está ocurriendo en los países originantes, en términos de los factores fundamentales que están empujando los rendimientos al alza: por ejemplo si la fuerza determinante es la intensificación del crecimiento, digamos en Estados Unidos o en el Reino Unido. Segundo, lo que está ocurriendo en los países receptores; es decir, lo vulnerables que podrían ser al aumento de los costos de endeudamiento. Ambos factores influyen en los efectos de contagio, como pone de relieve el informe.

 

Factores que hacen subir los rendimientos: Efectos de contagio buenos y malos

Cuando responden a perspectivas de mejora del crecimiento (shocks reales), el alza de las tasas de interés y el repliegue del estímulo monetario de las grandes economías avanzadas producen efectos de contagio buenos. Las tasas de interés tienden a subir en otros países, pero por efecto de la creciente actividad económica interna y externa. Otro factor positivo es que los flujos comerciales y de capital tienden a fortalecerse.

Por otra parte, cuando las tasas de interés aumentan más rápido de lo que sugiere la economía real (shocks monetarios), la situación puede ser muy distinta. Las tasas de interés de otros países tienden a subir de manera más abrupta al desmejorar las condiciones de liquidez de los grandes centros financieros. Suele haber salidas de capital, especialmente de las economías emergentes vulnerables. La actividad externa se modera. Los efectos de contagio tienden a ser negativos. De acuerdo con el análisis del informe, el gráfico que aparece a continuación muestra los principales determinantes del aumento de los rendimientos estadounidenses a largo plazo desde el anuncio de recorte del estímulo hace más de un año.

Veamos lo que ocurrió el verano pasado. Con un telón de fondo de mercados poco volátiles, diferenciales bajos y elevados precios de los activos, el mero hecho de que la Reserva Federal mencionara una reducción de las compras de títulos desató un shock monetario para sorpresa de los mercados (zona azul). En torno a este punto de inflexión, las tasas de interés se movieron con gran rapidez, creando turbulencia en los mercados. Los efectos de contagio negativos se hicieron sentir en el mundo entero. El problema es que el banco central posiblemente no haya tenido mucha alternativa: si consideraba que las expectativas de los mercados y la toma de riesgo no tenían mucha contraparte, puede haber sido necesario corregir un poco el rumbo.

Ya sea que se hayan emitido con pleno conocimiento de las consecuencias o no, las comunicaciones de la Reserva Federal durante ese episodio encierran lecciones claras para el futuro. Dado que el punto de partida no es convencional —tasas de interés bajas y balances abultados—, los grandes bancos centrales se enfrentan a retos complejos para que la normalización proceda sin sobresaltos. Si los mercados se anticipan mucho, las inquietudes en torno a la estabilidad financiera podrían exigir un aumento de las tasas de interés aun si el crecimiento no se ha afianzado. Dado que en los últimos tiempos la volatilidad de los mercados y los diferenciales nuevamente tocaron mínimos y los precios de los activos subieron (en algunos casos a máximos históricos), esto es algo a lo que hay que prestarle atención.

¿Qué otros factores influyen en los efectos de contagio?

Del lado receptor, los efectos de contagio causados por el aumento de las tasas de interés dependen también de factores locales. Cuando se anunció la reducción del estímulo en mayo de 2013, por ejemplo, no todos los efectos de contagio fueron iguales; en las economías emergentes, dependieron de las políticas y los fundamentos económicos. Es interesante observar que los países más afectados fueron los que tenían déficits externos o caídas de las reservas más pronunciados, más inflación o crecimiento más débil. Sus tasas de interés aumentaron o sus monedas bajaron en mayor medida.

Además, puede haber una interacción de riesgos. Los mercados pueden reevaluar las economías con fundamentos económicos más débiles en el contexto de tasas de interés en alza y deterioro de las condiciones financieras. Por ende, las economías más vulnerables desde este punto de vista son a las que les tendremos que prestar atención.

A fin de cuentas

Entonces, ¿debemos preocuparnos ante el aumento de las tasas de interés? No, si es causado por un crecimiento más fuerte, una alternativa más agradable que la de tasas de interés más bajas y crecimiento más débil. Sin embargo, la senda que tenemos por delante es escabrosa. Mucho dependerá de lo bien que se logre manejar el proceso de normalización. Es decir, ¿con qué facilidad podremos avanzar hacia un nivel más alto de crecimiento y de tasas de interés? Dadas las recientes tendencias del mercado, quizás haya más escollos que salvar. Ya veremos.

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño