Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Los costos fiscales de los déficits ocultos: Cuidado, que cuando llueve, truena

Por Elva BovaMarta Ruiz-ArranzFrederik Toscani y Elif Ture

(Versión en English)

Los presupuestos pueden ser un baúl de sorpresas, y no siempre de las buenas. A menudo la deuda aumenta considerablemente al materializarse una obligación no prevista. Estos pasivos contingentes, como se les conoce en la jerga económica, pueden acarrear importantes costos económicos y fiscales. De hecho, en muchas ocasiones, los aumentos fuertes e inesperados de la deuda en diferentes partes del mundo se debieron a la materialización de pasivos contingentes. De ahí que se los suela llamar déficits ocultos.

 

Para comprender mejor estos pasivos, en un estudio reciente elaboramos un nuevo conjunto de datos en el que se documentan más de 200 episodios de materialización de pasivos contingentes (en 80 países durante el período 1990–2014).

En pocas palabras, un pasivo fiscal contingente es una obligación potencial del gobierno, que depende de una eventualidad futura. La cosa funciona así: si un gobierno garantiza un préstamo de una empresa pública o privada y esa empresa no cumple los pagos, el prestamista exigirá la garantía. Y la consecuencia será que el gobierno tendrá que asumir el préstamo. Estos pasivos pueden estar incorporados en contratos explícitos, como una garantía de préstamos, pero también pueden ser de carácter implícito.

Por ejemplo, a menudo se espera que los gobiernos cubran las deudas de las autoridades locales o de las empresas estatales cuando estas no pueden pagar. A veces los gobiernos también tienen que asumir costos importantes cuando rescatan al sector financiero. Países como Australia y el Reino Unido registran, vigilan, declaran y gestionan estos pasivos potenciales para reducir a un mínimo los riesgos que representan para sus presupuestos. Sin embargo, en la mayoría de los casos los contribuyentes se enteran cuando ya es demasiado tarde. Es decir, cuando estos pasivos ya no son “potenciales” sino “reales”.

¿Cuánto cuestan?

La conclusión básica es que los costos fiscales de estos pasivos son altos. En promedio equivalen a 6% del producto interno bruto (PIB), y en algunos casos superan el 20% del PIB (véase el gráfico). Dado que en un país promedio esto sucede cada 12 años, el costo potencial es de aproximadamente ½% del PIB por año. Pero este promedio oculta importantes diferencias entre países. La probabilidad de que se materialicen estos costos no es la misma en todos los países. Por ejemplo, en Brasil ocurrieron en promedio cada 5–6 años, a un costo de 8,3% del PIB. La incidencia fue mucho menor en países como Canadá, Hong Kong e Israel.

Fiscal Costs Chart1

Un análisis más a fondo revela que la mayor proporción de estos costos imprevistos es atribuible al apoyo que se brinda al sector financiero, incluidos los rescates. Tales fueron los casos de Indonesia, Tailandia y Corea durante la crisis asiática, o los de Islandia e Irlanda durante la reciente crisis financiera mundial. Los rescates de gobiernos subnacionales, el apoyo a empresas estatales y los pasivos jurídicos también son causa de importantes costos (véase el cuadro), como se observa por ejemplo en los casos de Argentina (2001–2004), Grecia (2007–2010) y Macedonia (a partir de 1999).

Fiscal Costs Chart 2

Nuestro análisis asimismo muestra que los pasivos tienden a materializarse después de períodos de fuerte crecimiento y dentro de períodos de bajo crecimiento y crisis bancarias. Y, además, suelen ocurrir al mismo tiempo, lo cual genera importantes tensiones sobre las finanzas públicas. Cuando llueve, truena. La crisis asiática y la crisis financiera mundial son claros ejemplos.

También observamos que los países con mejor calidad institucional y en los que el crecimiento es menos volátil suelen verse menos afectados por la materialización de pasivos contingentes. De hecho, en los países con instituciones públicas sólidas el costo puede ser 30% inferior al promedio.

Evitar las sorpresas desagradables

¿Qué enseñanzas pueden extraer las autoridades?

• En primer lugar, los países tienen que crear instituciones sólidas para evitar que surjan estos pasivos. Esto implica una mejor gestión de gobierno a nivel de los gobiernos locales, las empresas estatales y las asociaciones público-privadas. También significa una supervisión más estricta y mejores regímenes de resolución para las instituciones del sector financiero, a fin de evitar que los contribuyentes tengan que pagar por los rescates, la fuente más costosa de pasivos.

• En segundo lugar, los gobiernos tienen que adoptar mecanismos más transparentes y eficaces para divulgar y vigilar sus pasivos contingentes. En particular, se deben reforzar los marcos fiscales para mejorar la disciplina y limitar el crecimiento excesivo de los pasivos contingentes. Esto reviste especial importancia ya que los datos apuntan a que estos déficits ocultos tienden a surgir durante períodos de tensión financiera, cuando las finanzas públicas son más débiles.

Sobra decir que conviene evitar las sorpresas desagradables en los presupuestos durante estos tiempos difíciles.

COMENTARIOS

  • 1
  • 19.02.2016
  • 10:33:05 hs
juan flores villanueva

Hay que reconocer que en nuestro país, como consecuencia de las reformas de los 90, el modelo empoderó a la SBS y al eliminarse al Estado como accionista de la Banca privada, se generó un régimen de control y vigilancia eficiente sobre este sector, suprimiendo el riesgo de los pasivos contingentes por estas causas. Donde subsiste el riesgo es en las empresas públicas, casos de Petroperú, Sedapal, etc., y también en los Gobiernos Regionales, quienes claman por la supresión del SNIP, método que a pesar de su burocratismo representa un control efectivo contra la dilapidación de fondos públicos. Ojalá que los siguientes gobiernos no accedan a la dulce tentación del populismo y so pretexto de la emoción social terminen comprometiendo los fondos fiscales que sin duda alguna deben ser aplicados directamente a sectores tales como educación, salud y seguridad antes que a “empresas estratégicas”, a eliminar la “desigualdad social”, etc.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño