Las crisis financieras en la historia (Segunda parte)

En las entregas anteriores hemos visto qué es una burbuja especulativa y las repuestas frente a las mismas considerando que su colapso se asocia con las crisis posteriores; luego comenzamos con las crisis financieras en la historia destacando los elementos comunes que habían mostrado. Ahora colocaremos ejemplos con el objetivo de mostrar que no son fenómenos ajenos a la historia financiera mundial.

Desde un punto de vista cronológico, las tres primeras crisis financieras estuvieron asociadas a burbujas especulativas y  ocurrieron en países europeos. La primera fue la tulipmanía, proceso de euforia especulativa desarrollado en Holanda entre 1634 y 1637 en torno de los bulbos de tulipanes, especie exótica considerada como símbolo de riqueza.

La burbuja especulativa ocurrió dentro de un período de prosperidad en Holanda. Durante los siglos XVI y XVII Amsterdam fue el primer motor del capitalismo y el eje comercial del noroeste de Europa entre 1580 y 1650. El tulipán fue importado a Europa Occidental, procedente de Turquía, alrededor del año  1554. El crecimiento del país convirtió al tulipán, especie exótica y escasa, en un objeto deseado por las clases altas de la sociedad holandesa. La belleza y el colorido de la flor eran una señal de riqueza a ser lucida en los jardines más estilizados de la ciudad. El bulbo de tulipán era un símbolo de estatus, poder y prestigio. El precio del bulbo llegó a sextuplilcar el ingreso anual promedio en Amsterdam y en la cima de la burbuja los precios aumentaron veinte veces en solo un mes. Todos buscaban negociar con los bulbos de tulipán y para ello vendieron negocios, granjas y viviendas para hacer dinero fácil.

Aunque no son  claras las razones del inicio de la especulación, la mayor demanda atrajo inversionistas de las clases medias. Durante la etapa del auge de la burbuja, la gente se convenció que la inversion en tulipanes generaría grandes ganancias. En otras palabras, el aumento en el precio estuvo asociado a la creencia que la tendencia no cambiaría. La base del negocio seguro era una creencia que llevó a una euforia especulativa desenfrenada. La gente hasta hipotecaba sus viviendas con el objetivo de comprar para vender a un precio mayor. La prosperidad del país creó la atmósfera optimista dentro de las cuales tienden a aparecer las burbujas. Como los precios no pueden aumentar de manera indefinida alcanzaron su pico el 4 de febrero de 1637 y de ahí en adelante la disminución determinó la fase de caída y crisis. La reducción en el precio fue el equivalente de 75 mil dólares a 1 dólar.

Las otras dos burbujas están conectadas entre sí y son conocidas como  la burbuja del Mississippi entre 1719 y 1720 y la del Mar del Sur en 1720. Ambas están relacionadas  con el aumento en el precio de las acciones en dos empresas europeas, la South SeaCompany, fundada en Londres en 1711 y la Mississippi Company, ubicada en París. Las compañías mencionadas tenían el monopolio comercial sobre las colonias españolas en América. A inicios de 1720 el rumor de ganancias extraordinarias asociadas a la explotación del oro, generó una euforia especulativa y por ende la elevación irracional en el precio de las acciones de la primera de ellas, de 128 libras en enero de 1720 a1000 libras a principios de agosto. A partir de ahí ocurre la caída del precio o reversión de la tendencia; en diciembre el precio de la acción estaba en 100 libras.  El estallido de la burbuja produjo un colapso financiero de los accionistas, quienes fueron acusados de fraude pues al parecer los rumores fueron desatados por ellos mismos. A pesar delestallido de las tres primeras burbujas especulativas de la historia, ninguna de ellas causó una crisis financiera global. Caso contrario fue la de 1825, relacionada con América Latina.

Durante el siglo XIX América Latina atravesó por tres fasesñ de crisis financieras, relacionadas con el movimiento internacional de capitales. El rasgo distintivo fue el ciclo de auge y caída de préstamos internacionales realizados por ingleses. La primera ola de influjos de capitales británicos hacia América Latina, que tuvo como destino el financiamiento de infraestructura y las minas de oro y plata, terminó con la crisis financiera de 1825. Los países latinoamericanos anunciaron la moratoria de la deuda y perdieron acceso a los mercados internacionales de capitales. La burbuja comenzó en Gran Bretaña con los ingredientes de la crisis clásica: crédito barato y abundante, burbuja en el precio de un activo (acciones y bonos relacionados con la inversión en el Perú, independizado cuatro años antes) y estallido de la burbuja con el impacto de bancos y compañías financieras quebradas. La crisis financiera se extendió de Gran Bretaña al resto de Europa. El pánico originó que los inversionistas retiren sus capitales de América Latina. En 1828, todos los países de la región, a excepción de Brasil, habían declarado la moratoria de la deuda externa.

La segunda ola de préstamos externos a América Latina ocurrió entre 1850 y finales de la década de 1860; el objetivo fue la construcción de ferrocarriles. El resultado fue una nueva moratoria y la crisis financiera de 1873, que según algunos autores fue la mayor crisis internacional de la historia. Inversionistas europeos, en especial británicos, realizaron inversiones especulativas en ferrocarriles en Estados Unidos y América Latina. En paralelo las reparaciones pagadas por Francia a Alemania como consecuencia de la guerra franco-prusiana generó una ola especulativa en bienes raíces en Austria y Alemania. El estallido de la burbuja llevó al colapso de los mercados de acciones en Viena, Amsterdam y Zurich, hecho que determinó el retiro de las inversiones europeas en América y presionó sobre los estados unidos que ya estaba en medio de una burbuja especulativa. El resultado fue el pánico en Wall Street y una contracción de la producción global unida a un proceso deflacionario.

La tercera ola estuvo vinculada con el financiamiento del desarrollo de Argentina y Uruguay y se inició en la década de 1880. Terminó con la crisis de 1890 del Banco Baring Brothers, declarado en insolvencia, al no poder cobrar los préstamos otorgados. En este último caso, el pánico financiero tuvo trágicas consecuencias en las economías reales, con colapsos en la producción equiparables a los que tuvieron lugar en países en crisis (principalmente en Asia Oriental) durante la década de los noventa. El Banco de Inglaterra enfrentó la situación mediante préstamos de oro del Banco de Francia y de Rusia. A pesar de ello, existía el temor ante la falta de seguridad de que el Banco de Inglaterra tuviera o no los recursos necesarios para evitar una crisis cambiaria y para actuar como prestamista de última instancia.

En las tres primeras burbujas como en las de América Latina en el siglo XIX el rasgo distintivo fue la incapacidad del pago de deudas, común a todas las crisis. En la siguiente entrega continuaremos con este breve recorrido histórico.

COMENTARIOS

  • 1
  • 16.03.2012
  • 10:51:26 hs
Cesar

excelente articulo, felicitaciones.

  • 2
  • 19.03.2012
  • 07:20:56 hs
Ve Saldana

Crees que Perú esta pasando por la etapa ” burbuja” ?
Precios de inmuebles ascienden a 1/4 de millón de dólares a mas, quienes compran, como los pagan?
Que pasa con al clase sociales, o hay una nueva extratificacion social y económica?
Si hay oportunidades para que los que tienen dinero puedan invertir y hacer mas dinero, que pasa con los que no tiene los cuales conforman la mayoría de la población.
Crees tu que : Crecimiento económico e inversión, genera mas desigualdad y delincuencia en un país donde existe inseguridad, corrupción y falta de educación y preparación para este boom
Acaso esta burbuja es mas producida por un -laundry-
Que produciría un quiebre financiero a la economía actual?
El ciclo económico tiene subidas y bajadas… Que pasara cuando esto suceda… Estamos preparados…
Saludos
Ve saldaña
Soy una madre de familia

  • 3
  • 21.03.2012
  • 08:29:38 hs
Jonathan

Ve,
Se puede idenftificar una burbuja epeculativa en inmuebles a través de un indicador
(Precio promedio de vivienda / precio promedio de alquiler)
Se compara con otros países. Me parece que el estandar es 400

  • 4
  • 28.04.2012
  • 01:36:02 hs
kvodvnt

qA5c6W fugbhqcebbkz, [url=http://guwvbppubvkm.com/]guwvbppubvkm[/url], [link=http://keoxvzydwxxy.com/]keoxvzydwxxy[/link], http://adohmdjhtwlx.com/

  • 5
  • 15.11.2012
  • 08:28:50 hs
Juan

Alejandra, tienes que traatr las relaciones como un juego de ajedrez. Para empezar, calcula las cosas porque tienes tiempo para pensarlas. No te pongas nerviosa y fluye.De todas formas, apostareda por decir que este1s confusa. Me extraf1a que quieras que la relacif3n sea distinta a como lo era antes, pero cuando e9l no es como antes te pones nerviosa. Es decir: e9l ahora te dice que te quiere todos los dedas y no lo ves normal. Antes no, pero ahora tambie9n te exige atencif3n (en llamadas de tele9fono) y no se la das o bien porque no te nace o bien porque conscientemente no quieres.Yo no estareda tan segura de que controlarlo a mil sea la mejor opcif3n. Si e9l quiere hacer algo, lo hare1, por mucho que tfa le controles. bfPor que9 no lo hablas con e9l? Trata de evitar narradores negativos ni echarle nada en cara. Sf3lo comunedcale que no sabes que9 espera de ti o lo que quiere, y que no sabes cue1les son sus inquietudes. Ni tfa ni yo las sabemos Un abrazo.

  • 6
  • 08.06.2013
  • 10:39:15 hs
gucci outlet

Click Here
[url=http://www.guccioutletstore-online.com]gucci outlet[/url]
gucci outlet

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño