¿Por qué es difícil hacer reformas?

En los últimos días hemos sido
testigos de diversas marchas en contra de diversas leyes que tienen como
objetivo implementar reformas. Una reforma es un cambio. Veamos el tema con
algún detalle. 

En el Perú damos por sentado algunas cosas que en su tiempo requirieron de reformas; por ejemplo, mantener una inflación controlada y dentro de la meta esperada por el BCR; otro ejemplo: tener bajo control las finanzas públicas. Sin embargo en su tiempo, la implementación de las reformas para que hoy sean parte de lo “normal” enfrentó restricciones. La economía venía de una crisis, de modo que era aceptable por la población que había que hacer algo para evitar la hiperinflación y el alto déficit fiscal. En otras palabras, existía un consenso. Aquellas reformas relacionadas con el logro de la estabilidad y la apertura hacia el exterior se denominan “de primera generación”. 
Sin embargo, para que la población reciba los beneficios de las buenas cifras macroeconómicas se necesita reformas en otros campos, como por ejemplo, el institucional; pongamos un ejemplo: la mayoría de los lectores estará de acuerdo en que el estado necesita ser reformado; a diario vemos que hay un exceso de burocracia, que la salud y educación no tienen los estándares de calidad adecuados, que no hay seguridad, etc. Está claro que la “buena economía” no es suficiente. Entonces quedan dos caminos: o nos quedamos así o mejoramos (reformamos) al estado. 
Si estamos de acuerdo con el segundo objetivo, la pregunta es ¿cómo lo hacemos? Me parece que podemos pensar lo siguiente: en primer lugar, una adecuada comunicación por parte de los responsables de diseñar e implementar las reformas. La ciudadanía tiene que saber qué se va a hacer, cómo se va a hacer, en cuánto tiempo se esperan resultados, etc. Observemos que con respecto de la ley del servicio civil eso no se ha hecho. Entonces, de manera natural genera rechazo, pues como en cualquier aspecto de nuestras vidas, las reformas significan cambios y si vamos a cambiar sopesamos los beneficios y costos del cambio. Eso debe estar claro para tomar la decisión. 
En segundo lugar, las reformas institucionales como la del estado, no se pueden hacer “de arriba hacia abajo”, sino a la inversa; es decir, los afectados por la reforma tiene que opinar y ser parte de la misma. Las reformas funcionan solo si existe algún grado de consenso entre las partes involucradas. Si todos van a ser capacitados para luego ser evaluados, entonces pensemos en quién evaluará y cómo lo hará. 
Por ejemplo, ¿alguien estaría en contra de mejorar educación y salud? ¿Es un tema solo de más dinero para el sector? ¿Cómo mejoramos la calidad de nuestros estudiantes? Sabemos que sin inversión en capital humano no es posible pensar en mejoras en el futuro. 
Entonces, siempre habrá oposición a las reformas, pero muchas veces no se sabe a qué se oponen ni por qué. Sin embargo, es un tema que tiene que trabajar el gobierno, con una agenda clara, en especial en el campo social. Si existe un marco macroeconómico multianual, ¿por qué no existe un similar en el campo social? La gente se opone a las reformas cuando no ve mejorías; teme perder su empleo y es un temor lógico; pero pensemos, ¿por qué perdería su empleo? Si va a ser capacitado y luego evaluado por una comisión intachable y con la categoría moral adecuada, ¿por qué oponerse?
En tercer lugar, la credibilidad es clave; por eso la mayoría de reformas se hacen al comienzo de los gobiernos y no hacia el final. El “cuándo hacerlas” importa tanto como el “cómo hacerlas”. Las reformas no se pueden hacer en un contexto donde la credibilidad de las autoridades está en caída. Por eso, aprovechar los buenos tiempos para hacer reformas es clave. 
 
Ciertamente, los efectos de una reforma no son de corto plazo. Los gobiernos deben ser conscientes de ello. Es probable que algún gobierno posterior obtenga los beneficios. ¿Estarán dispuestos a ello?   Pienso que es necesario hacer las reformas, pero ello pasa por consensos, agenda claras, pues son los verdaderos temas que tendrían que estar en la agenda nacional.

COMENTARIOS

  • 1
  • 23.07.2013
  • 12:58:39 hs
Rebeca

EL HOMBRE ES LO QUE PIENSA.

  • 2
  • 19.07.2013
  • 09:51:36 hs
Maximo Kinast Aviles

Estimado Carlos, tu artículo es estupendo, excelente. Así es como debería ser y como debería hacerse, pero… das por sentado (o no mencionas) un requisito esencial. Para hacer bien las cosas es necesario contar con dirigentes inteligentes y bien preparados, o por lo menos, bien asesorados. De lo contrario aparece el Principio de Peter (años 70) que más o menos decía que en una jerarquía se asciende hasta alcanzar el nivel de incompetencia. Y cuyo corolario era que dado el tiempo suficiente estaremos gobernados por incompetentes. Han pasado 40 años desde entonces…

  • 3
  • 19.07.2013
  • 10:35:01 hs
Julio Leon

Excelente reflexion para que todo el aparato estatal lo tome en cuenta, y mas aun con la transformacion de la economia consecuencia de los avances de las tecnologias, ogligan a realizar reformas, pero lo importante de la ejecucion de las reformas es que las leyes se emitan completas con sus reglamentos y presupuestos, y no conlleven al incremento de la desorganizacion y mas informalidad en perjuicio de los ciudadanos.

  • 4
  • 19.07.2013
  • 01:41:12 hs
Edward Ramon

Uno de los comentarios mas constantes es “que el estado…..”, “este pais..” es decir no nos involucramos y dejamos carta blanca a nuestros representantes, por eso es que no avanzamos, no nos organizamos ,queremos que lo haga el resto o el “papa gobierno”.
Esta tarea es de todos ,especialmente de los colegios profesionales, las camaras de comercio,organizaciones de la sociedad civil etc. que debemos consensuar la necesidad de reformar el estado desde los gobiernos locales ,Regionales Nacional,buscando eficiencia y calidad.
Debemos formar organizaciones ante las municipalidades,Gobiernos regionales y ante el Gobierno Nacional y asi plantear la priorizacion de proyectos,fiscalizacion de funcionarios y autoridades utilizando los blogs,correos etc.como en los paises avanzados,buscando el bienestar de la poblacion .

  • 5
  • 19.07.2013
  • 01:42:18 hs
Edward Ramon

Uno de los comentarios mas constantes es “que el estado…..”, “este pais..” es decir no nos involucramos y dejamos carta blanca a nuestros representantes, por eso es que no avanzamos, no nos organizamos ,queremos que lo haga el resto o el “papa gobierno”.
Esta tarea es de todos ,especialmente de los colegios profesionales, las camaras de comercio,organizaciones de la sociedad civil etc. que debemos consensuar la necesidad de reformar el estado desde los gobiernos locales ,Regionales Nacional,buscando eficiencia y calidad.
Debemos formar organizaciones ante las municipalidades,Gobiernos regionales y ante el Gobierno Nacional y asi plantear la priorizacion de proyectos,fiscalizacion de funcionarios y autoridades utilizando los blogs,correos etc.como en los paises avanzados,buscando el bienestar de la poblacion .

  • 6
  • 19.07.2013
  • 02:40:46 hs
Artemio Chirre

Excelente y oportuno su comentario. “Las ideas se exponen no se imponen” J. Marín.

  • 7
  • 19.07.2013
  • 03:59:14 hs
Augusto Nanetti

Es dificil porque la mayoria ( 80%) no tienen idea de que se tratan la reformas y sobretodo que es una REFORMA pregunte a la mayoria caminante poblacional, sobretodo en las provincias de la SIERRA y la SELVA.

  • 8
  • 19.07.2013
  • 06:17:54 hs
herbert maldonado

lo dificil de hacer reformas es que siempre lo hacen no pensando en la mayoria sino en los intereses de los partidos politicos
crees que es dable que en nuestrio pais debe reformarse para asiganrsele presupuesto a los partidos politicos para sus campañas cuando no hay recursos suficientes par educacion,salud etcetc
puede existir una carrera meritocratica cuando los cargos de poder de decisionde mando de….en la ley del srvicio civil dichos cargos los han puesto de confianza y son designado a dedo solo cumplen un perfil y no enran a concurso
la ley de consulta popular que fue calificada como la ley fuera de serie, como ha sido aplicada en los proeyectos mineros cuando dice que tal o cual proyecto va si o si

  • 9
  • 19.07.2013
  • 06:50:35 hs
Francisco Valverde Obando

Una reforma buena es aquella que se encamina hacia la administración sensata, equilibrada, ordenada, responsable, inteligente, optimista y prudente en su visión de futuro, de instituciones, entidades o procesos. La reforma del servicio civil parece buena al
ordenar un regimen como el sector publico que requiere de mayor eficiencia. Solo desearía
efectuar una pregunta: si es tan buena
por qué se sustrae de ella a ciertos grupos de trabajadores como la sunat y otros, privilegios?

  • 10
  • 20.07.2013
  • 07:46:48 hs
Victor Ishiyama

Buenos dias Sr. Parodi, sobre todo se debe de informar, nadie sa va a oponer si se explica que es para el bien comun, el gobierno debe de trabajar con los mejores marketeros (sin caer en el exceso del mono del Fredemo), se sabe que por naturaleza todos tememos al cambio, desinformados peor. Y se debe de convocar a quienes son expertos en publicitar campañas sociales, en el lenguaje del Peruano, se pide evaluacion pero no se detalla cuales son los beneficios para el pais, solo se generaliza, poner ejemplos: cuanto se demora esta carretera, poner agua, cuanto aprenden los niños, cuanto demora una licencia, etc. Gracias.

  • 11
  • 20.07.2013
  • 02:48:28 hs
EL ECONOMISTA

Profesor Parodi, excelente articulo como siempre.
Sabe porque es dificil hacer reformas en el Peru? ademas de no ser consultadas y/o hacerse de “arriba hacia abajo”? . Primero, porque obedecen a una reaccion sobre situaciones en curso, nunca son planificadas con anticipacion para prevenir hechos o actitudes que hace rato encendieron una luz de alarma y deben ser planificadas con la participacion general antes que lleguen a ser graves o irreversibles.
Pero la razon especifica del fracaso esta en la falta de continuidad, en que las reformas no forman parte de un plan de desarrollo a mediano o largo plazo para mejorar el Pais. Un plan que comprometa a la sociedad y a todos los partidos politicos , sin importar quien este en el Gobierno. Todo se empieza y se trunca con la autoridad de turno.
Tampoco hay la voluntad ni conocimiento suficiente para mejorar las cosas, por ejemplo, la inseguridad ciudadana es el flagelo actual mas grande de nuestra sociedad y los delincuentes y criminales mas feroces son aquellos con multiples entradas y salidas a los penales. Porque no se promulga una ley del “third strike”? , esta ley ha dado excelentes resultados en otros paises , incluyendo Estados Unidos, consiste en que aquel delincuente que es sentenciado por tercera vez , automaticamente se hace acreedor a “cadena perpetua” sin posibilidad de perdon, se le envia a una carcel lejos de la capital , sin comunicacion y se le obliga a trabajar el resto de su vida para pagar su sustento. Asi, muchos de nuestros criminales lo pensarian dos veces antes de volver a delinquir y eliminariamos para siempre esta lacra de la sociedad.
Espero, sinceramente, que alguien pueda leer y poner en marcha estas sugerencias.

  • 12
  • 21.07.2013
  • 09:10:13 hs
Fabiola Cassretto

Concuerdo con Carlos en el sentido de que toda reforma es difícil de implementar porque tiende a generar un cambio en los diversos actores sociales. Ahora bien, se sabe que la iniciativa de reformar el servicio civi era necesaria porque nuestro aparato estatal llegó a niveles inimaginables de informalidad; siendo esta el caldo de cultivo para que la corrupción funcione como incentivo. En efecto, como muchos peruanos saludo la iniciativa; sin embargo lo que cabría preguntarnos es si será una reforma de largo plazo o no puesto que muchas veces ha pasado , a lo largo de nuestra vida republicana, que no se le suele dar continuidad a las reformas emprendidas en el Estado. Espero me equivoque, saludos.

  • 13
  • 22.07.2013
  • 12:59:11 hs
Carlos Carrillo Rieckhof

Hemos visto en Lima y en diversas ciudades de provincias desde hace varios meses, ingentes marchas de protesta por leyes que el Gobierno requiere aplicar para modernizar el Estado. La población termina ejerciendo violencia colectiva por su preocupación en los dispositivos a ser emitidos y que la administración gubernamental estima necesarios para superar problemas como la falta de seguridad ciudadana, o el caso de deficiencias y carencias en los servicios de salud, o la situación de la Reforma de las AFPs, del Servicio Civil, también la reforma del Magisterio y otros cambios.
Generalmente, las personas son adversas al cambio y no se comprometen con sorpresivas modificaciones al statu quo, porque no conocen la esencia del problema y no saben lo que va a pasar. Desconocen cual será su rol en el proceso, son temerosos a lo nuevo, algo que no está determinado, por lo que buscan una manera de defenderse y lo hacen protestando en las calles como una manera de aferrarse a lo que conocen y negando lo nuevo.
Resulta pertinente emitir algunos conceptos sobre la más popular de todas las causas del fracaso de una nueva norma: la resistencia al cambio, Douglas Smith, en su “Taking Chargse of Shange” menciona que : “…la ignorancia sobre la íntima naturaleza de nuestra resistencia a cambiar, es lo mata el cambio, y no la resistencia en sí misma…”
La resistencia al cambio es un síntoma absolutamente natural. Ahora bien, ¿Cuáles son los motivos que pueden ocasionar?
La falta de comunicacion con la ciudadanñia sobre el proyecto de ley que origina el cambio, por ejemplo, en el proceso de aplicacon de la Ley de Reforma Magisterial, muchos profesores se resistieron porque no sabian en realidad en que consisten, en que afectaban sus salarios, evaluaciones, despidos, no conocen el impacto de su ejecución en términos personales. No se propagó ni se utilizaron los medios necesarios.
La Ley del Magisterio, una norma fundamental de reforma de segunda generación, que, inicialmente originó serios disturbios y enfrentamientos politicos. Sin embargo, maestros dedicados realmente a su vocación y apostolado docente, bien intencionados, que son la mayoría, tuvieron la oportunidad de negociar y adaptarse.
Alguien dijo en cierta ocasion que “el único cambio que el ser humano disfruta es el del pañal”. Tanto en nuestra vida personal, como a nivel organizacional, cambiar no es fácil, pero si no cambiamos, no creemos. ¿Como podemos afrontar de mejor manera, entonces, los cambios ?
Por ejemplo, la falta de comunicacion entre el Ejecutivo y la población sobre la reforma del capital humano de la Administración Pública, la dió Ollanta Humala cuando manifesto que le preocupaba el nivel de desinformación que existe en la población sobre la reforma del Servicio Civil, que, según sus palabras, es la “solución histórica”.
Para concluir, creo pertinente señalar, las reformas económicas que el Fondo Monetario Internacional (FMI), ha señalado a principios de año, que el el Perú necesita poner en marcha, detalló cuatro pilares fundamentales de reformas: el aumento de la competitividad, la definición de una estrategia para eliminar los cuellos de botella de infraestructura, la mejora del clima de negocios y un mayor desarrollo en los mercados de capitales locales, sobre cuyas reformas ya se ha iniciado con un plan estratégico por el Ceplan para su cumplimiento en el mediano plazo.

  • 14
  • 25.07.2013
  • 04:26:58 hs
Pedro Velasquez

Señor Francisco Valverde Obando usted sabe por que se sustrae de estaa reforma a la SUNAT , BCR y otros es simple, por presupuesto, por que la mayoria de empleados que estan en la Ley 276 su liquidación seria una miseria ya que su basico es 0.04 nuevos soles base imponble para efectuar dicha liquidación, sin embargo las demas Instituciones que se rigen por otras norma la liquidación de cada funcionario le costaría al estado un promedio de S/. 30,000.00, con ese presupuesto no alcansaría ni para iniciar una reforma, es decir no dicen la verdad, si se quiere hacer una reforma no debe haber privilegios para nadie por que son todos los peruanos que pagan su impuestos

  • 15
  • 25.07.2013
  • 04:28:45 hs
Pedro Velasquez

Señor Francisco Valverde Obando usted sabe por que se sustrae de estaa reforma a la SUNAT , BCR y otros es simple, por presupuesto, por que la mayoria de empleados que estan en la Ley 276 su liquidación seria una miseria ya que su basico es 0.04 nuevos soles base imponble para efectuar dicha liquidación, sin embargo las demas Instituciones que se rigen por otras norma la liquidación de cada funcionario le costaría al estado un promedio de S/. 30,000.00, con ese presupuesto no alcansaría ni para iniciar una reforma, es decir no dicen la verdad, si se quiere hacer una reforma no debe haber privilegios para nadie por que son todos los peruanos que pagan su impuestos

  • 16
  • 16.09.2013
  • 04:29:20 hs
williams

soy un economista de los 80, observo que la economía es volátil, se mueve, transforma, no es estática en el tiempo, …..suspiro que hay tantos temas de nuestra act. economica, que estamos dentro de un mundo competitivo, tanto en lo personal como en lo productivo………..en fin me gustaría o pediría a su experiencia señor Parodi, publique un libro sobre Economia en la ultima decada del peru hacia el mundo o los temas que ud. emite.
gracias
atte
econ. williams corrales lazo
Pisco
wfclazo@gmail.com

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Creatividad al natural

Andrés Briceño

Mindset de CEO

Carla Olivieri

Clic Digital

IAB Perú

Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño