¿Qué ocurre en Brasil?

Brasil, el gigante de América Latina, se ha visto sacudida por una serie de protestas, en medio del desarrollo de la copa Confederaciones, un torneo de futbol que es transmitido en directo a todo el mundo. El detonante de las protestas fue el alza de los precios de los pasajes; sin embargo las razones de fondo son otras: por un lado, la creciente corrupción del sistema político y por otro, la insatisfacción de la población frente a los servicios básicos, como educación, salud, seguridad, etc.

En un post anterior explicaba que la reforma del Estado es clave para que los beneficios del crecimiento económico se puedan “sentir en la población”. Ello ocurre a través de dos canales: en primer lugar, el crecimiento genera un aumento en la recaudación tributaria y esta última aumenta la capacidad de gasto del Estado; pero, la población necesita saber que el estado gasta bien el dinero que tiene; ¿y qué es gastar bien? Que se haga en un marco de transparencia, sin corrupción y con impactos positivos sobre la calidad de vida; mejor educación, mejor salud, más seguridad, entre otros, deben ser parte de la agenda social del Estado. En segundo lugar, el crecimiento genera empleo siempre y cuando se cumplan dos condiciones: por un lado, que los sectores que lideren el crecimiento sean intensivos en trabajadores y por otro, que los trabajadores de distinta calificación tengan una educación y capacitación pertinente a lo que la economía demanda. Si los recursos humanos no están adecuadamente capacitados, entonces no se generará el empleo y otra vez, la capacitación pasa por mejorar la educación, salud, etc.
En Brasil, el crecimiento promedio anual entre 2005 y 2010 fue 4.28%; el 1 de enero de  2011 asumió Dilma Rousseff del Partido de los Trabajadores (el mismo de Lula que gobernó durante dos períodos) y el crecimiento fue de 2.7% y 0.9% en 2011 y 2012, respectivamente.  En otras palabras creció menos que el promedio anual del período 2005-2010, con el agravante que este último incluye la recesión de 2009, debido a los impactos de la crisis financiera internacional. Mientras tanto, la economía peruana creció 6.9% y 6.3% en 2011 y 2012. 
¿Por qué Brasil crece menos? Aunque pueden existir diversas interpretaciones, faltó avanzar en la reforma del Estado; el crecimiento económico es el resultado de una mayor inversión, pero para que la población “sienta” los beneficios es imprescindible reformar sectores como educación y salud; eso no ha ocurrido, a pesar de los programas sociales asistencialistas, con excepciones,  de Lula; además se hizo común el aumento de la corrupción que llevó a la renuncia de ministros en ambos gobiernos: los de Lula y los de Rousseff; la corrupción no es monopolio de la izquierda no de la derecha y retarda el crecimiento económico por sus efectos sobre la incertidumbre. El ciudadano de a pie que observa el avance de la corrupción tiene un límite y la transmisión en vivo de los partidos de fútbol fueron el momento perfecto para mostrar la indignación. 
En términos simples, la corrupción en Brasil siguió avanzando; la población, harta de la falta de castigo reaccionó. ¿Cómo se construyeron los estadios para la copa confederaciones? ¿Cómo se decidió que empresas se encargarían de la construcción? ¿No sería mejor invertir más en educación y menos en la construcción de los estadios para el mundial de fútbol de 2014 y las olimpiadas de 2016?
Algunas de las preguntas claves que debemos hacernos cuando una economía atraviesa por un período de crecimiento, como el Perú desde 2003,  son las siguientes: ¿es sostenible? ¿Qué debilidades muestra el crecimiento? ¿Qué ajustar para lograr un crecimiento inclusivo? ¿Cómo la clase política puede inspirar confianza? ¿Cómo hacer transparente al Estado?
Son preguntas que no solo están en el área de la economía, pero en la medida que la economía no opera en un vacío, son claves las miradas multidisciplinarias. El caso de Brasil debe servir para obtener lecciones para el Perú.  

COMENTARIOS

  • 1
  • 12.07.2013
  • 07:45:08 hs
Francisco Valverde Obando

El gran problema del Perú es estructural en el sentido que pese al crecimiento de la econonomía, fundamentalmente por el aumento de precios de las materia primas,
y`por una manejo mas o menos ordenado de las cuentas fiscales y de politica monetaria,
la sosteniblidad de ese crecimiento resulta incierto por cuanto el sistema educativo y de salud publicos, que atiende a las grandes mayorias de la población, son sumamente deficitarios y de pesima calidad. Entonces, si no tenemos una población bien formada ni bien atendida en su salud, es dificil pretender que el progreso llegue a esa mayoría. Solo llegará por programas asistencialistas que siempre serán precarios y que solo permitirán un nivel de sobrevivencia. El gran desafío es la mejora sustancial de esos 2 problemas: educación y salud públicas. Formación adecuada para el trabajo productivo.

  • 2
  • 12.07.2013
  • 04:41:50 hs
Jose Luis

Es bueno remarcar, la cereza de la torta fue Pele con su mensaje a la población Brasileña.

http://www.ultimahora.com/empeleem-recibe-un-abucheo-virtual-al-pedir-que-cesen-manifestaciones-brasil-n627826.html

  • 3
  • 13.07.2013
  • 09:43:11 hs
Carlos Carrillo Rieckhof

Resulta paradógico, que siendo el Brasil la quinta economía del mundo y conspicuo miembro de los BRICS se encuentre inmerso en un conflicto de grandes proporciones sociales con su pueblo, quien a la vez está muy descontento, y que, en grandes masas vienen protestando en las calles, el motivo inicialmente fue una protesta por el alza de pasajes, pero la indignación se viene desbordando hasta poner en peligro la estabilidad política y de seguridad del sistema.
Es inconcebible que los cariocas en plena Copa Confederaciones hayan coordinado por las redes sociales y acordado ausentarse del estadio, e incluso, trataron de impedir su ingreso al majestuoso y recien modernizado Maracaná, y lanzando, gritos de “No, al mundial”, la chispa que prendio el fuego, parece iniciarse el 7 de junio en Sao Paulo, cuando jóvenes empleados de clase media, obreros y trabajadores independientes, motivados por grupos de ultraizquierda, entre los que se encuentra la ONG “Movimiento Pase Libre”, reclamaron airadamente la reduccion de los pasajes, asi como la gratuidad de los mismos, que se habían incrementado en 20 centavos. No era el monto lo que les preocupaba, sino la alta frecuencia del uso del servicio que lo hacían más oneroso. Esta vez, no solo era el transporte, sino el desacuerdo por las millonarias inversiones para el mundial del 2014 y las Olimpiadas 2016 en Rio de Janeiro, la violencia policial se acrecentó con resultados lamentables de muertos y heridos. estos “indignados” no se sienten representados por los políticos.
Nos hace traer a la memoria el año 1993, especificamente, mayo, fecha en a cual Fernando Henrique Cardoso fue nombredo Ministro de Finanzas del Brasil, un pais atrapado por el círculo vicioso de la hiperinflación, con una impagable deuda pública y un Estado termocéfalo que aplicaba una politica empresarial a ultranza. Cardoso puso en marcha el Plan Real que luego lo catapultó a la Presidencia, aplicó una política economica, con un banco central independiente para poder controlar la inflación, y máxima transparencia en las cuentas fiscales, apertura comercial y fomento de la inversión privada.
Los logros alcanzados fueron minuciosamente ratificados por Luiz Inácio Lula da Silva, su sucesor, un izquierdista, que en su gobierno salieron 30 millones de brasileños de la pobreza, pero en el segundo gobierno (2007-10), ya con Dilma Rousseff el Brasil abandonó su modelo de crecimiento para imitar el capitalismo de Estado de China
La clase media emergente del Brasil, nueva, pujante, formada por emprendedores que vienen mejorando sus ingresos con trabajos a pulso, se encuentran con servicios de transporte publico con costos de pasajes elevados equivalentes a los de un pais desarrollado pero con servicios aun deficientes, observan que los programas sociales como la salud, si bien han mejorado, aún tienen muchos cuestionamientos.
La época dorada de precios altos y demandas crecientes de exportaciones de materias primas viene llegandoa su fin, situaciónque se agravó aun más con la crisis financiera internacional de 2008, lo que hizo que el modelo de crecimiento pierda definitivamente su rumbo, esto obligó al Brasil a aplcar reiteradamente políticas keynesianas de estímulo fiscal, incrementando el déficit público y la inflación.
Las clases medias que se han constituido el motor del desarrollo y que es el medio propicio para la inversión privada, se ven presionadas a pagar maás impuestos tanto directos como indirectos, la presion tributaria en Brasil es más del 30% (el doble que la del Perú), es asi que se sientes con todo el derecho de exigir que el destino de sus aportes, sea bien empleado en gasto social con resultados concretos, se indignan ante los reiterados actos de corrupción del Gobierno.
Esto es una llamada de atencion patra el Perú, que debe tener presente que cuenta con una clase media ascendente y dinámica que viene constituyéndose en el soporte del desarrollo y un modelo primario exportador basado en la exportacion de materias primas y que no resulta beneficioso en economía mantener unavelocidad de crucero en “piloto automatico”.

  • 4
  • 12.07.2013
  • 12:16:23 hs
Angela

Estoy de acuerdo con que los recursos humanos – la población – tiene gran responsabilidad en concretizar el impulso economico en crecimiento – en aumento de la produccion-. Y allí esta toda la diferencia. Tenemos una identidad y nuestra idisincracia es muy distinta de la del Brasil, no deberíamos compararnos. Ese sería un error. El brasilero normal piensa en la fiesta, el baile y la bohemía. El peruano normal es serio y emprendedor.

En segundo lugar, el espectro de la corrupción se dá eso si en todos los países. La corrupción a mi modo de ver, es dá cuando funcionarios estatales, deciden por grandes capitales que otros generaron ( empresarios y trabajadores). Para evitar la corrupción es imprecesindible que los fucionarios manejen lo minimo posible el dinero ( que llos no crearon). Puesto que ellos no sabrían cual es la mejor manera de distribuirlo.

  • 5
  • 12.07.2013
  • 01:19:16 hs
Dael Davila

Estimado Carlos, felicidades de nuevo por la claridad de tus escritos. La reforma del Estado, no solo para tiempos de bonanza, económica son necesarios e imperantes. Pese a la buena burocracia gubernamental brasileña, la corrupción política ha podido más. Regresando al caso peruano y en virtud del proceso descentralista y la Ley servir ¿Cómo crees que la Ley Servir reforme al Estado Peruano, teniendo en cuenta que las funciones descentralistas adolecen de buenos gestores públicos en las regiones?

  • 6
  • 12.07.2013
  • 09:45:55 hs
EL ECONOMISTA

Profesor Parodi, realmente la situacion de Brasil esta asi porque sus ultimos gobiernos se basaron en un populismo barato , en un reparto de dinero estatal facil, sin crear empleo ni mejorar los servicios basicos de infraestructura que necesitaba su poblacion. El regalo de los bienes publicos, aunado a una corrupcion generalizada los han llevado a una quiebra presupuestal y como el Pais no esta creciendo lo suficiente ahora se reparte pobreza. Ya Dilma Rousseff anuncio un recorte de gastos de 7000 millones de dolares para el proximo año. Como si fuera poco, la inflacion esta incontrolable en casi 7% y el Banco Central acaba de subir la tasa de interes a 8.5% , la segunda tasa mas alta del mundo.
Si a esto sumamos la corrupcion reinante en el Partido de los Trabajadores (socialista de Lula) la situacion se torna realmente critica y hoy Brasil es una bomba de tiempo. Esta politica populista , deberia ser la voz de alarma para el Gobierno de Humala, sobre todo ahora que se esta creciendo menos, que no hay inversion ni confianza empresarial, pero eso si bastante corrupcion y una leccion para todos nosotros porque un pueblo que elige corruptos no es victima ….sino complice !!!!!.

  • 7
  • 12.07.2013
  • 10:25:40 hs
Federico

Excelente articulo Carlos, esta claro que debemos extraer lecciones del caso Brasileño. Permiteme una aportacion desde el lado de la economia internacional: el brasileño medio es solo un 3% mas rico que el peruano (Brasil tiene un pib pc ppa de 12300 dolares y Peru de unos 12000), sin embargo los precios brasileños son casi un 60% mayores a los peruanos, lo que hace que la cuna de la samba sea el 25° pais mas caro del mundo, y si a esto le sumamos que sus exportaciones son basicamente materias primas, pues tenemos un coctel peligroso. Conclusion, Brasil tiene que exportar productos con mayor valor agregado y depreciar su carisima moneda. Saludos.

  • 8
  • 13.07.2013
  • 10:18:07 hs
Leo

Me sorprendieron las protestas en Brasil, las vi crecer día a día en las últimas semanas, sin embargo, deteniéndome a pensar y conversando con muchos profesionales brasileros, es una causa justa. Claro está que nadie allá justifica los temas de violencia.

Me sorprendió porque si alguien viaja a Brasil, nota rápidamente que tienen una calidad de vida mayor a la peruana, con mejor educación pública (básica y superior, muchas de las universidades federales y estaduales son las mejores del país y de la región, e invierten en investigación), buena infraestructura (carreteras, víaductos por aire y subterráneos, puentes), transporte público eficiente (metro, tren, buses interconectados y establecidos), industria y turismo desarrollados. Por el otro lado, lo que tienen ya no es suficiente y por ello exigen más y ven a países como USA y los europeos como referencia. También hay que recordar que Brasil es un país-continente con casi 200 millones de personas, en que el desarrollo es más marcado en las regiones sudeste y sur, y el resto del país requiere muchas mejoras, y que la inseguridad ciudadana es cada vez mayor.

La presentación de Michael Porter en CADE 2010, me parece, nos da grandes pautas de los objetivos a futuro, en los cuales nos indica mejoras claves en infraestructura, educación, tecnología, salud y estado, pues el crecimiento en el Perú no es sostenible en la situación actual. Concuerdo con ello, sin embargo, el gobierno y algunos empresarios de CADE no le dieron importancia y no se ha avanzado mucho desde la fecha. Y con los gobernantes actuales en la presidencia y alcaldía, no tengo muchas esperanzas de que esto avance.

Actualmente, hay una falta de profesionales calificados en el mercado para cubrir el crecimiento, ni que decir de profesionales para la gestión pública. La industria peruana es pequeña, como su mercado, y sin buena infraestructura, los costos se elevan. Para mejorar esto, se requiere una buena base y buena educación superior y mínimo unos 10-15 años, en lo cual no se está trabajando.

La calidad de vida, creo que no es exclusividad de Lima tener congestión vehicular y un transporte público deficiente. Esto va asociado a mejoras en infraestructura. La idea de contar con un metro, que requiere de 5 años aproximadamente para una línea, es cada vez más lejana a medida que no se inicia.

Los costos de los departamentos con precios absurdos para los beneficios que la ciudad puede ofrecer en estos momentos. También, el crecimiento desorganizado de la ciudad no ha ayudado a una descentralización de lugares deportivos, esparcimiento y recreación. A veces se asocia mejora con la inclusión de un Shopping o Mall, lo cual es parte de, pero está asociado más con un beneficio comercial.

El consumo ha aumentado, pero debemos tener cuidado que el crédito indiscriminado también ha subido. La mayor parte de tarjetas de crédito se colocan vía telefónica y que muchas instituciones te aumentan gratis tu línea de crédito y te ofrecen préstamos inmediatos.

Sobre el turismo, con un Macchu Picchu sobreexplotado, se requiere invertir en otras opciones con buen acceso. El turismo gastronómico, es interesante, pero es un complemento, la mayoría de las personas no basan su viaje en la comida.

Sobre el tema de identidad, lamentablemente me parece que los peruanos no tenemos una identidad nacional, muy aparte del ceviche y temas gastronómicos, el Perú no está unido y, talvés por herencia de la colonia, se mantienen costumbres clasistas. Tener una empleada es un símbolo de estatus, sea en el sector A, B, C o D.

Ahora, mi pregunta: el crecimiento basado en las materias primas y construcción será suficiente para el Perú?
Cuando los precios de los metales bajen (desaceleración de China y falta de nuevas reservas peruanas) y cuando la construcción baje (posible burbuja inmobiliaria y falta de inversión en infraestructura nacional) que nos quedará? Teniendo en cuenta que toda economía pasa por ciclos, seremos capaces de aprovechar esta etapa de crecimiento?

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Creatividad al natural

Andrés Briceño

Mindset de CEO

Carla Olivieri

Clic Digital

IAB Perú

Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño