¿Por qué la economía peruana está dolarizada?

En el Perú es común que algunas transacciones se hagan en soles y otras en dólares; también lo es el hecho que podamos tener cuentas en los bancos en cualquiera de las dos monedas. Estamos acostumbrados a convivir con dos monedas. ¿Por qué es así si nuestra moneda es el sol?

En primer lugar, el uso de una moneda es un asunto de confianza. Cualquiera de nosotros acepta un billete de diez soles porque sabe que podrá usarlo en otra transacción y también será aceptado. Si no fuera así, nadie estaría dispuesto a aceptar el billete en cuestión. En segundo lugar, el dinero tiene tres funciones: medio de atesoramiento (ahorro), unidad de cuenta (expresar los precios en esa moneda) y medio cambio (usarlo para realizar transacciones). ¿Cumple el sol con las tres funciones hoy? Pues parece que no del todo: muchas personas ahorran en dólares y cuando compran (o venden) lo hacen en dólares. Pregunte por el precio de un auto y estará expresado en dólares ¿Por qué es así?

Para comprenderlo hay que retroceder en la historia. En la década de los ochenta, nuestro país atravesó por un fenómeno denominado hiperinflación que significa, para no entrar en temas técnicos, una enorme inflación. Entre 1985 y 1990, los precios subieron 22 millones por ciento. ¿Qué pasa cuando una economía atraviesa por un período así? Es simple: como los precios suben muy rápido, la moneda nacional (en el caso del Perú era el inti), cada día que pasa puede comprar menos. Entonces, las personas buscan alguna otra moneda “que no pierda valor” y la encontraron en el dólar. Luego, de manera gradual, mientras las personas compraban dólares para reemplazar al inti, el tipo de cambio comenzó a subir, lo que “le daba la razón” a quienes habían comprado dólares; como consecuencia todos se lanzaron a comprar dólares y deshacerse del inti. Con el pasar de los meses, el inti casi no servía para nada, pues había perdido las funciones de cualquier moneda descrita líneas atrás. De ahí que algunos definan a la hiperinflación como la desaparición de la moneda nacional. El inti desapareció y fue reemplazado por nuestra actual moneda, el nuevo sol. 

Desde ese entonces, cualquier atisbo de inflación o de aumento en el tipo de cambio, genera que las personas piensen, “el dólar se está disparando” y proceden a comprar dólares con lo que convalidan su predicción inicial, pues las expectativas inciden en el aumento del tipo de cambio. Por lo tanto, la dolarización no oficial[1] que tiene la economía peruana se remonta a los años ochenta y está relacionada al proceso de alta inflación por la cual pasamos.

Pero, si eso ya pasó hace bastante tiempo, ¿por qué no volvemos al nuestra moneda? Porque la confianza se recupera solo de manera muy gradual.   La dolarización de los créditos (préstamos bancarios expresados en dólares) se encuentra en 32.4%, muy por debajo del caso 80% existente a inicios de este siglo, pero aún la cifra es alta.  Nuestro BCRP lucha para reducir la dolarización y parece lograrlo, pero pregúntese usted mismo, estimado lector, ¿por qué ahorra en dólares? 




[1] La dolarización “oficial” implica el reemplazo oficial de la moneda nacional por el dólar, como ocurre en los casos de El Salvador y Ecuador. En nuestro caso respondió y responde a una decisión espontánea de las personas y no a una medida del BCRP. 

COMENTARIOS

  • 1
  • 02.10.2015
  • 10:01:31 hs
Marco Antonio

A la fecha el dólar se apreciado con respecto al nuevo sol en 9%. Según la página web de la SBS un banco por un depósito de USD 1 500 a 1 año te remunera 2%.

El rendimiento final de un depósito en dólares expresado en nuevos soles, suponiendo que el 9% de apreciación mencionado es para todo el año y que la tasa es la del 2%, alcanza el 11,1%.

Para ahorrar en moneda nacional deberías encontrar una tasa superior a este último porcentaje.

Según la página web de la SBS, una financiera te paga por tu CTS en nuevos soles 7,0%.

Entonces no hay modo que sigas ahorrando en moneda nacional.

Por el contrario, si ahorrabas en dólares cuando este se depreciaba contra el sol, el ahorrista sufría de histéresis, que es lo que mencionas en tu artículo.

Un abrazo

  • 2
  • 02.10.2015
  • 11:19:59 hs
Luis Quiroz

¿En qué medida influyen las predicciones de los “futurólogos” que auguran subidas y bajadas de manera tan imprudente?
Lo mismo ocurre en los mercados bursátiles y otros, donde las personas más actúan por sensaciones de miedo o ambición que por sentido común. Practicamos la “profecía autocumplida”
Saludos

  • 3
  • 02.10.2015
  • 03:47:16 hs
jorge

Creo que nuestra economia siempre va a estar dolarizada que es comun tambien ver en otros paises sudamericanos, ya que estamos abiertos a la importacion y exportacion de bienes y servicios por que todas esas transacciones se hacen en dolares. Salvo que nuestra economia sea cerrada (no tenga nexos con el exterior) que es muy dificil encontrar en estoy tiempos de plena globalizacion.

    • 4
    • 02.10.2015
    • 03:53:08 hs
    cparodi

    Estimado Jorge: Una alternativa es buscar una unidad de referencia creíble, para que los precios se expresen en esa unidad. De lo contrario el camino hacia la “solarización” será muy largo.

  • 5
  • 03.10.2015
  • 06:29:50 hs
Victor Ishiyama

Buenos dias, si Alan gana el 2016, en estas epocas de vacas flacas, el dolar volvera a subir y sera nuestra culpa por dejarnos engañar por tercera vez. Total, fue Alan del 85 quien nos dolarizo a todos.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Marca Personal 360º

Silvia Moreno Gálvez

Creatividad al natural

Andrés Briceño

Mindset de CEO

Carla Olivieri

Clic Digital

IAB Perú

Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Profesor de ESAN Graduate School of Business Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño