¿Por qué es difícil hacer reformas?

Los candidatos y analistas señalan de manera persistente que es necesario implementar reformas. Una reforma es un cambio y como cualquier cambio, no es fácil llevarlo a la práctica; pero, si todos están de acuerdo, ¿por qué es difícil implementarlas? Veamos el tema con algún detalle.

En el Perú damos por sentado algunas cosas que en su tiempo requirieron de reformas; por ejemplo, mantener una inflación controlada y dentro de la meta esperada por el BCR; otro ejemplo: tener bajo control las finanzas públicas. Esto a pesar que en 2015, ni el BCR cumplió con su meta inflacionaria (entre 1% y 3%) ni el MEF mantuvo el equilibrio de las finanzas públicas. Aun así, ya está internalizado que eso será pronto solucionado. La población cree en ciertas reformas porque ya vio sus resultados.

La implementación de ambas reformas que hoy son parte de lo “normal” enfrentó restricciones cuando hace muchos años comenzaron a ser puestas en marcha. La economía venía de una crisis, de modo que era aceptable por la población que había que hacer algo para evitar la hiperinflación y el alto déficit fiscal. En otras palabras, existía un consenso. Aquellas reformas relacionadas con el logro de la estabilidad y la apertura hacia el exterior se denominan “de primera generación”.

No obstante, para que la población reciba los beneficios de las buenas cifras macroeconómicas se necesita reformas en otros campos, como por ejemplo, el institucional; pongamos un ejemplo: la mayoría de los lectores estará de acuerdo en que el estado necesita ser reformado; a diario vemos que hay un exceso de burocracia, que la salud y educación no tienen los estándares de calidad adecuados, que no hay seguridad, etc. Está claro que la “buena economía” no es suficiente. Entonces quedan dos caminos: o nos quedamos así o mejoramos (reformamos) al estado.

Si estamos de acuerdo con el segundo objetivo, la pregunta es ¿cómo lo hacemos? Me parece que podemos pensar lo siguiente: en primer lugar, una adecuada comunicación por parte de los responsables de diseñar e implementar las reformas. La ciudadanía tiene que saber qué se va a hacer, cómo se va a hacer, en cuánto tiempo se esperan resultados, etc. Como en cualquier aspecto de nuestras vidas, las reformas significan cambios y si vamos a cambiar sopesamos los beneficios y costos del cambio. Eso debe estar claro para tomar la decisión.

En segundo lugar, las reformas institucionales como la del estado, no se pueden hacer “de arriba hacia abajo”, sino a la inversa; es decir, los afectados por la reforma tiene que opinar y ser parte de la misma. Las reformas funcionan solo si existe algún grado de consenso entre las partes involucradas. Más aún, la experiencia de otros países es clara en el sentido que se debe comenzar por proyectos pilotos en áreas específicas y no en temas tan grandes como pretender reformar el estado con un conjunto de medidas. La población tiene que ver primero resultados para luego apoyar la extensión del programa piloto a todo el país.  

Otro ejemplo, ¿alguien estaría en contra de mejorar educación y salud? ¿Es un tema solo de más dinero para el sector? ¿Cómo mejoramos la calidad de nuestros estudiantes? Sabemos que sin inversión en capital humano no es posible pensar en mejoras en el futuro. ¿Tiene sentido señalar que “nuestro gobierno fue el que más invirtió en educación”? No podemos confundir el insumo (el dinero) con la forma como se usa y los resultados esperados en términos de impactos en la población.

Siempre habrá oposición a las reformas, pero muchas veces no se sabe a qué se oponen ni por qué. Sin embargo, es un tema que tiene que trabajar el gobierno, con una agenda clara, en especial en el campo social. Si existe un marco macroeconómico multianual, ¿por qué no existe un similar en el campo social? La gente se opone a las reformas cuando no “siente” las mejoras;  a diario vemos capturas de delincuentes a través de los medios de comunicación, pero para el ciudadano de a pie, la inseguridad continua. Basta seguir las noticias diarias.

En tercer lugar, la credibilidad es clave; por eso la mayoría de reformas se hacen al comienzo de los gobiernos y no hacia el final. El “cuándo hacerlas” importa tanto como el “cómo hacerlas”. Las reformas no se pueden hacer en un contexto donde la credibilidad de las autoridades está en caída. Por eso, aprovechar los buenos tiempos para hacer reformas es clave.

Ciertamente, los efectos de una reforma no son de corto plazo. Los gobiernos deben ser conscientes de ello. Es probable que algún gobierno posterior obtenga los beneficios. ¿Estarán dispuestos a ello?   Pronto lo veremos.        

 camioneta Suzuki de placa LIG 664 y color plateado.

COMENTARIOS

  • 1
  • 15.05.2016
  • 10:30:58 hs
victor ishiyama

Al margén de quién gane y teniendo los candidatos, más coincidencias que diferencias, el ejecutivo va a encontrar un congreso afin ideologicamente para sacar adelante las reformas que se necesitan. Ojala no falte, eso que ponen las gallinas.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño