El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

El hilo fantasma

hilo fantasma

Reynolds Woodcock (Daniel Day-Lewis) es el modisto más solicitado de la élite británica. Trabaja sus diseños durante horas de manera obsesiva al punto que deja de comer y dormir. La autoexigencia implica que los vestidos alcancen un nivel de perfeccionismo incomparable. Cuando los bocetos están terminados pasan por un numeroso grupo de costureras que siguen al pie de la letra las indicaciones que Reynolds les dicta como si fuese un mantra. Nada puede ser alterado en la casa de modas que lleva su apellido, ni la rutina del trabajo comunitario, ni el itinerario del creador. De lo contrario, el hombre sufre un cambio de humor súbito que lo descompensa psicológicamente al punto de quedarse bloqueado. Pero, ¿qué sucede si la nueva distracción es una mujer joven y atractiva que reúne las condiciones para llenar el vacío espiritual del duro Reynolds?

Paul Thomas Anderson, director de algunas de las mejores películas del siglo XXI como Petróleo sangriento (2007) y The Master (2012), presenta un personaje antológico que se refugia en la incomprensión del genio creativo y así explicar la complejidad de las relaciones afectivas. El realizador californiano emplea a Reynolds a modo de eje, parte y disparador de un romance tormentoso y dependiente, ergo tóxico, que tiene ciertos momentos de riesgosa ternura donde recién se puede conocer la vulnerabilidad del diseñador y su amante, Alma (Vicky Krieps). Al igual que algunas personalidades ególatras de la literatura -por ejemplo, Juan Carlos Onetti o William Burroughs- Reynolds necesita tener el control absoluto de su mundo y de aquellos que lo rodean. Por más que el amor pueda despertar nuevas pasiones, lo más importante para el protagonista de El hilo fantasma siempre será su obra.

P.T. Anderson ya ha mostrado cierta fascinación por los seres autolacerantes, obstinados o megalómanos. En Petróleo sangriento con Daniel Plainview (Daniel Day-Lewis), en The Master con Lancaster Dodd (Philip Seymour Hoffman) y en Vicio propio (2014) con Doc Sportello (Joaquin Phoenix), apreciamos a tres tipos volátiles que no dejan pasar las ocasiones para demostrar sus facultades a extremos irritantes. Reynolds es parecido a los tres personajes mencionados, pero con una dosis de ternura que encandila. Si Lancaster Dodd impresionaba por sus discursos fanáticos, Reynolds embruja cuando dibuja, mide, cose. Sus dedos heridos por los hincones de las agujas son una metáfora del placer doloroso que le produce la vida. P.T. Anderson aprovecha los primeros planos de las manos, las agujas y las hebras, para precisar la personalidad de Reynolds: fino e hiriente.

El hilo fantasma es una película narrada a un ritmo pausado que aguarda por los momentos tensos para estallar sin vacilaciones. Los detonantes pueden ser existenciales -la incapacidad de amar sin reservas-, filiales -la subordinación de Reynolds a las órdenes de su hermana- o banales -el ruido de una tostada que impide la concentración del diseñador-. Es decir, el director moldea a un personaje atormentado y lleno de manías que necesita de su entorno para seguir adelante, a la vez que lo repele. La relación amor odio es de una dependencia enfermiza que está encabezada por alguien clave, una bisagra en la trama y en el accionar de Reynolds: Cyril Woodcock (¡inmensa Lesley Manville!). La hermana del modisto (socia y mentora a la sombra) aprueba las decisiones de Reynolds sin chistar solo hasta que la joven Alma ingresa a la vida de ambos. Entonces todo cambia. El hilo fantasma es una cinta de tres personajes con niveles de interpretación complementaria. Reynolds, Alma y Cyril poseen personalidades duras, impenetrables  y, hasta cierto punto, perversas. Resguardan sus frágiles existencias en actos crueles -por ejemplo, degradaciones, envenenamientos- a costa de la versión torcida que tienen del amor.

El hilo fantasma no es una obra menor en la filmografía de P.T. Anderson. Cautiva de inicio a fin por el gran trabajo de todo el reparto, por la historia de dos amantes que se atraen y se rechazan, por la música que marca el ritmo de los momentos tensos, pero, sobre todo, por la manera de plantear las necesidades y dificultades que encierra un genio creativo.

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Corrupción bajo la lupa

Eduardo Herrera Velarde

Pablo O'Brien

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Tacos Fuertes

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Dominguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño