El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

El legado del diablo

Hereditary-600x300

Ya se ha hecho costumbre acudir a las salas de cine y encontrar uno o dos títulos por semana que estén enmarcados en el género de terror. Junto a las películas de comedia, los filmes de temática sobrenatural, que abarcan tramas de casas encantadas, rituales satánicos, profecías milenarias y hasta peculiares asesinos en serie, son de preferencia del público masivo. Sin embargo, el 90% de los trabajos que llegan a proyectarse en un año responden a propuestas recicladas que adolecen de creatividad narrativa e innovación argumental.

Las historias son tan predecibles como los mismos golpes de efecto que se utilizan para “asustar” a los fanáticos del género. A tal punto de pobreza cinematográfica se ha llegado que uno no sabe si reír o enfadarse por la calidad desechable de estos productos. Un buen sector de las nuevas generaciones cree que una película es buena cuando perturba por la aparición repentina de un personaje indeseado o por los litros de sangre que se escurren por el cuello de la víctima de turno. Pero, no todo está perdido. Así sea cada muerte de obispo, una aplaudible película de terror logra ingresar a la famélica cartelera local. Este es el caso de El legado del diablo (2018).

El primer largometraje del director neoyorquino Ari Aster -un realizador que ha recibido varios reconocimientos por sus muy buenos cortos- rompe el molde de las producciones de fórmula y se orilla hacia una iniciativa que combina drama, suspenso y terror. El legado del diablo narra la escalofriante historia de la familia Graham y sus integrantes: Annie (Toni Collette), una artista que elabora dioramas para empresas y que padece la muerte de su madre agudizada por la distante relación que la unía; su esposo Steve (Gabriel Byrne), un hombre metódico y paciente que equilibra el funcionamiento del hogar; Peter (Alex Wolff), un joven que pasa el tiempo fumando marihuana, mientras esconde el resentimiento que siente por su madre; y Charlie (Milly Shapiro),una adolescente que ha heredado de su abuela cierta sensibilidad para el espiritismo. No es raro comprender por qué esta familia padece problemas de entendimiento y su unión se ve amenazada hasta por el mínimo conflicto.

Aster explora el dramático quehacer diario de los Graham y lo lleva a niveles insostenibles donde la culpa y el reproche aparecen para destruir psicológicamente a sus personajes. Las pérdidas familiares son tan hondas que uno puede llegar a sentir piedad y vergüenza en algunos pasajes de la película. Esa deconstrucción -y devastación- del núcleo familiar pone en bandeja a los protagonistas para que sean acechados por circunstancias lejanas al mundo terrenal. Es decir, Aster construye un entorno donde la vulnerabilidad mental y afectiva es el punto de inicio para establecer una historia de terror que transcurre con lentitud y pocas sorpresas a fin de concentrar lo inesperado para los últimos tramos de visionado. Sí, es obvia la referencia a El bebé de Rosmery (1968), pero también El legado del diablo soporta con éxito la idea de crear un ambiente incómodo y tenso hasta en las escenas menos llamativas. Vale decir que todo pasa por un cálculo notable que Aster potencia con los prolongados silencios y las discusiones exaltadas.

Si hablamos de la materialización de una propuesta arriesgada que va en contra de lo que se entiende como terror en tiempos recientes, el trabajo de Collette concentra esa premisa para convertirse en el centro de atracción de la película y es su mutación conductual la que provoca todos los disparadores: una especie de imán de mala suerte, pero también de una fe ciega, que arrastra a los suyos hacia un destino inevitable. La cantidad de capas que tiene Annie se va develando al mismo ritmo que el director pisa el acelerador para imprimir vértigo en su filme. El legado del diablo provoca fastidio e inseguridad sin ser hostil. Para aquellos que quieran “asustarse” esta película no será de su agrado; pero si desean sentir cómo la angustia y la desesperación puede invadirlos poco a poco, seguro que saldrán agradecidos por una propuesta inteligente.

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño