El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Bohemian Rhapsody

br

Todo lo que se maneja bajo un control absoluto otorga seguridad, ya sea a nivel personal o en un plano colectivo. Si nada se sale del cauce, tendemos a poner en automático todos nuestros movimientos y confiamos. Total, sabemos cuál es el camino y el final. Correr un riesgo significa alterar ese confort para ingresar a un ambiente desconocido, inexplicable y hasta ambiguo. Pero, no siempre el sosiego debe ser motivo de complacencia.

Al final de la proyección de Bohemian Rhapsody el público aplaude y se retira de la sala tarareando las canciones que llevaron a Queen a ser una de las bandas más importantes de la historia del rock. El último tramo de la película dirigida por Bryan Singer potencia la nostalgia del fan de toda la vida y al advenedizo millenial que al redescubrir a Mercury y compañía se siente in. Es más, hasta los invitados de piedra quedan conmovidos y empiezan a dibujar en pensamientos la reconfiguración de sus gustos musicales.

Sin embargo, todo lo anterior responde a una serie de sensaciones del momento. Un juego de artificios que funciona como el espejo donde vemos lo que nos gustaría ver. Un recorrido que busca liberar a una figura edificada a base de heroicidad, porque bajo el antifaz de la incomprensión, Freddie Mercury no puede ser menos que un hombre de personalidad genuina, capaz de despertar admiración en intolerantes y ahondar la fuerza contracorriente del marginado.

Para muchos no es una sorpresa que Bohemian Rhapsody no pase de ser un biopic formal y, por momentos, edulcorado. Y es así. Sería absurdo pensar que las vidas de los integrantes de Queen puedan ser contadas en una película que no esté pensada para un público integrado por seguidores de todas las intensidades imaginables. Pero, más allá de su mesura ¿qué tan afectada puede quedar la posibilidad de construir un relato con matices marcados por un inmedible apasionamiento hacia la música y la esencia del espíritu libre que prodigó la banda, especialmente su vocalista?

Singer -autor de poco más de las tres cuartas partes de la película, despedido por 20th Century Fox a causa de su “comportamiento poco profesional”- no aborda temas escandalosos o verdaderamente polémicos de la vida de Mercury. Y, en realidad, eso no afecta demasiado a su película. Lo que de alguna manera cercena nuevas posibilidades de revelación conductual, sobre un personaje infinitamente encantador, es su poca exploración en los momentos claves de su vida: la niñez y adolescencia. La génesis del desborde. Está bien, hasta eso lo podríamos tolerar pensando en que el arco argumental corresponde al crecimiento, auge, caída y resurgimiento de Queen. Pero, la lavada de cara que se le otorga al frontman de la banda es de una corrección política que sonroja. Tampoco se trata de exigir una cinta escabrosa con datos que fomenten la chismografía rastrera. El pedido pasa por equilibrar y correr un fino riesgo que sea capaz de aterrizar a un ser original que simbolizó cambios para la juventud en una década llena de sobresaltos sociales.

No obstante, ¿qué tanto importan todas estas suposiciones-exigencias? Quizá poco, quizá nada. Bohemian Rhapsody es una película trabajada con una estilización impecable -por ejemplo, la ambientación de las décadas 70 y 80 del siglo pasado, las secuencias de las grabaciones de la banda y las del concierto Live Aid en Wembley, la atmósfera hedonista en varios pasajes de la noche Mercuriana-. Además, atrae notablemente la actuación de Rami Malek con gestos y posturas para el aplauso. Por ello, más allá de su previsibilidad y autocontrol, Bohemian Rhapsody llega a emocionar tanto como una ilusión que desaparece irremediablemente.

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño