El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Nosotros

NOSOTROS

Una de las gratas sorpresas que podemos encontrar por estos días en la cartelera, a pesar de la canibalización sometida por Avengers: Endgame, es Nosotros. La segunda película de Jordan Peele está enmarcada en el terror de influencia clásica y se desarrolla en una década atractiva para el género, los años ochenta.

La expectativa que ha generado Nosotros tras el éxito de ¡Huye! (2017) -la ópera prima de Peele que llegó a ser nominada a los últimos premios Oscar en la categoría Mejor Película y obtuvo una estatuilla dorada por Mejor Guion Original- cubre las ilusiones depositadas por un buen sector del público y de la crítica, aunque tiene algunos aspectos que la hacen menos apreciable que su antecesora.

En Nosotros se narra la historia de Adelaide Wilson (Lupita Nyong’o), una mujer que regresa al balneario de Santa Cruz después de 30 años. Este lugar no guarda gratos recuerdos para la mujer. De niña le sucedió algo que la marcó para toda la vida. En su nueva visita a Santa Cruz, Adelaide estará acompañada de su esposo y sus dos hijos. Una noche, en la casa de recreación donde los Wilson pasan sus días de esparcimiento, reciben la incómoda visita de cuatro personas misteriosas que tienen más de un punto en común con los veraneantes.

Si bien Peele sigue algunos tópicos que ya había abordado en ¡Huye!, como la segregación racial en clave de ironía y el rol de un gobierno torpe que poco o nada sabe sobre sus ciudadanos, en Nosotros es el atractivo planteamiento de su trama lo que llama la atención a fin de explorar lo más recóndito y oscuro del ser humano, por un lado.

La otra arista del discurso propuesto por Peele está fundamentada en que a partir de una explicación de lo que podría ser la familia convencional, dentro de los parámetros que dictan las reglas sociales estadounidenses, sobre todo blancas y predominantes respecto a los núcleos básicos afroamericanos, el realizador vuelve al humor negro para enfatizar su ideario de denuncias contra las minorías en su país. Peele sabe cómo “burlarse” de la comunidad afroamericana -su comunidad- sin ser irresponsable, mucho menos victimizándose, y eso es un gran mérito. Sin duda, su anterior faceta de comediante respalda el ingenio que aplica a sus obras.

Pero, si solo creyéramos que Nosotros es una película de terror disfrazada de proclama política reivindicadora, alimentaríamos una corriente que se defiende mejor en las protestas de las calles. Cuando Adelaide y su familia reconocen que tienen versiones idénticas de sí mismos y que vienen por ellos para ajustar deudas del pasado, todo en la película adquiere un tono siniestro, sórdido y excitante.

Apoyado en la figura legendaria del doppelgänger -ese doble distorsionado y, en ocasiones, hasta malévolo que todos tenemos, supuestamente- Nosotros recorre el camino del suspense sin que el componente fantástico se desvíe por la ruta de la exageración o la ridiculez; por el contrario, el aura de cinta home invation que desprende el filme de Peele es, por momentos, una muestra ejemplar de tensión claustrofóbica; además de la incomodidad que transmiten las persecuciones y el descenso simbólico hacia un mundo lóbrego del que será imposible escapar.

No obstante, al igual que Tim Burton en Dumbo (2018), a Peele se le nota condicionado por las preferencias de la industria, diluyendo, especialmente en la media hora final, la esencia de Nosotros y que expuso ¡Huye! Así, apreciamos a Peele esforzándose demasiado por extender sus giros argumentales e intentar una explicación innecesaria, detallada, de todo lo que sucede. Aunque con menos ruido que el director californiano, Peele añade cuestiones de valoración que tienden a debilitar el desenlace. Cuando mayor intensidad agarra la película, y la expectativa aumenta por conocer cómo se resolverá la trama, los hechos se manipulan de forma calculada y se abandona la emoción forjada desde el inicio gracias a un ritmo escalonado y potente. Los mecanismos para acercarse hacia un final satisfactorio pierden consistencia cuando Nosotros mira exclusivamente en dirección a la historia y descuida el método para cerrarla.

A pesar de ello, el segundo trabajo de Jordan Peele se disfruta y emociona mucho más que el promedio de la oferta de películas de terror que se exhiben en los espacios cinematográficos comerciales.

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño