El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Mataindios

mataindios

La batalla de Clavijo, contextualizada en la segunda mitad del siglo IX, cuenta la milagrosa intervención de Santiago Apóstol en favor de los cristianos para reconquistar las tierras tomadas por los musulmanes. Los moros, como también se les llamaba antiguamente a estos últimos, sufrieron la ira del santo, perdieron la contienda y dejaron de percibir el tributo de 100 vírgenes anuales. Si bien esta narración no es considerada como un hecho real para los estudios de cualquier historiador serio, la figura de Santiago Matamoros se ha convertido en un símbolo de la identidad española, más allá de sus evidentes connotaciones políticas y religiosas iniciales.

Durante el tiempo de la conquista española, Santiago Matamoros pasó a llamarse Santiago Mataindios y su figura fue pieza clave en el brutal proceso de evangelización que atravesó la futura América Latina. Como muchas otras representaciones cristianas, el santo guerrero fue adoptado por los pobladores autóctonos del imperio incaico y sus descendientes. La impronta es tan fuerte que todavía se le rinde culto en algunos lugares del Perú, especialmente en los andes.

Creo que es necesario explicar este engranaje sociocultural -relevante combinación de mito y hechos verídicos- porque Mataindios, la ópera prima de Óscar Sánchez y Robert Julca, no solo es una buena película que puede valorarse desde sus atributos cinematográficos, sino que también es una reinterpretación política y moderna de un proceso de aculturación. Sus directores despliegan un análisis sucinto y contundente de las consecuencias que tuvo el periodo de terror de los años ochentas del siglo pasado en los pueblos de la serranía peruana. A través de imágenes tan poderosas como poéticas, Mataindios sublima su instinto de denuncia en un conjunto de imágenes que invitan a la reflexión sin caer en el redil del efectismo.

El argumento de la película se centra en los preparativos que la comunidad de Huangáscar -ubicada en la provincia de Yauyos, sierra de Lima- realiza para celebrar la fiesta en homenaje al patrono Santiago Apóstol. Las acciones se deslizan con delicadeza y armonía cuando hombres y mujeres se reparten las labores festivas: confección del traje del santo, preparación de los potajes, recolección de ofrendas, etc. Sin embargo, entre las secuencias que anticipan a la procesión final que lleva en andas a la estatua destaca la comunión de los fieles al interior de una parroquia.

Este es un momento clave en la película por varios motivos. El primero, porque demuestra, a primera vista, la renovación de la fe de un pueblo castigado por la violencia. El segundo, porque ese mismo acto litúrgico disfraza algunos sentimientos de los propios habitantes, algo que descubriremos en el cénit de la película. Y tercero, porque Sánchez y Julca acondicionan una atmósfera de religiosidad culposa que se entrelaza con asolapados signos de paganismo que funcionan a la perfección.

Mataindios está construida artesanalmente sobre detalles y es más sensorial de lo que parece. Las texturas de las puertas de la estancia que protege la escultura de Santiago, las grietas en las paredes de los cuartos por donde transitan sus enigmáticos personajes, las cruces que portan nombres inscritos de personas desaparecidas, los rostros compungidos de hombres y mujeres que se aferran a una tradición, denotan una capa de tristeza y resignación propia de una generación que todavía se aferra a seguir creyendo en algo o en alguien, más allá de las decepciones. Quedan flotando las causas del desengaño: ¿las autoridades?, ¿Dios por mediación del santo patrono?

Otra de las secuencias fundamentales de Mataindios es aquella en que Sánchez y Julca rompen la sosegada narración alcanzada hasta poco más de la mitad del filme. Sin presencia de adultos, cargados de inocencia y furia, un grupo de niños arremete contra la estatua del santo con palos y piedras. El castigo que sufre el yeso encierra una brutal metáfora de ruptura generacional que expone la posibilidad de traspasar la confianza, las creencias o, simplemente, la fe a otros símbolos de los nuevos tiempos. No se trata de un sacrilegio supino. Más podría asociarse por el lado de una manifestación que se viste de abulia respecto a las tradiciones heredadas. En ese sentido, los directores asumen con audacia el riesgo de un revisionismo de la figura impuesta que se contrapone al sentir de las generaciones más rancias del pueblo. La dualidad de someter y ser sometido flota en buena medida durante el último tramo de Mataindios.

Esta película peruana -que ha recorrido más de 50 festivales y ha ganado nueve premios, siete de ellos internacionales- otorga una dulce y dolorosa mirada de la cosmovisión andina. También incide con inteligencia en la perpetua justicia que claman los deudos de una confrontación que aún no cierra sus heridas emocionales. Además, proyecta una perspectiva de la memoria colectiva que algunos censores menosprecian o desean que permanezca subyacida. Por todo ello, y mucho más, Mataindios es una de las mejores películas peruanas de los últimos años.

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Marca Personal 360º

Silvia Moreno Gálvez

Creatividad al natural

Andrés Briceño

Mindset de CEO

Carla Olivieri

Clic Digital

IAB Perú

Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Profesor de ESAN Graduate School of Business Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño