El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Pleasure

pleasure

Las actuaciones pornográficas son tan naturales como las lágrimas de un político. Desde una perspectiva asociada a la sobreactuación, ambas actividades necesitan de incentivos e inventivas que persuadan a sus seguidores. Cautivos acuden los feligreses hacia la morada del entretenimiento -¿acaso en ello no ha devenido la política?- sin importarles el embrujo del artificio, siempre disfrazado de retórica.

Cuando se estrenó Garganta profunda, hace 50 años, no solo se dio inicio a una mirada particular del placer femenino. La cinta protagonizada por Linda Lovelace también abrió el debate sobre el control al que deberían someterse los medios de comunicación, la responsabilidad civil de los grupos políticos conservadores, el perjuicio que podía padecer el inocente y vulnerable espectador y, sobre todo, el nacimiento de una “diabólica” industria que, a la fecha, factura miles de millones de dólares al año.

La película de Gerard Damiano, hito definitivo en el porno por su carácter fundacional, ha adquirido nuevas lecturas en tiempos recientes. Directores y directoras de generaciones posteriores han seguido su estela preservando la categoría de culto que todavía ostenta, pero otras voces han denunciado que un recodo del camino llevó la liberación femenina hacia una estancia poco agradable: la cosificación de la mujer durante el acto sexual. O, en el más inocuo de los casos, hacia una expresión popular que solo es percibida desde la perspectiva masculina. Sin embargo, el legado de Garganta profunda sigue tan vivo a partir de las relecturas del campo audiovisual respecto al cine triple X y las nuevas tendencias que revalorizan el rol de la mujer en la sociedad moderna.

Pleasure narra la historia de Linnéa (Sofia Kappel, ¡extraordinaria!), una veinteañera que llega a Los Ángeles desde Suecia con un objetivo claro: ser la nueva estrella de la pornografía mundial. Ella está dispuesta a sacrificarlo todo: amistades, familia, reputación, amor propio. En un mundo difícil de afrontar, la joven evolucionará mentalmente sin medir los efectos canibalizantes de la industria. Algo que a primer golpe no hiere, pero deja efectos secundarios irremediables.

La ópera prima de Ninja Thyberg tiene un abordaje múltiple que le debe tanto a la obra de Damiano como a los movimientos femeninos reivindicadores que están esparcidos por todo occidente. Lo aplaudible del carácter híbrido de esta directora es que no asume su película como un divertimento irreverente ni una denuncia social justificada por variables opresoras, algo que sí hacen Garganta profunda y, por ejemplo, el movimiento #MeToo, respectivamente. Más allá de la legitimidad de este último. Es decir, Pleasure, dentro de su aparente exceso, es mesurada y sutil. Hace política sin ser demagógica.

Pero lo que más seduce de Pleasure es que escarba en la industria del porno presentando una variante oscura y mecánica del American Dream. Aquí todo es negocio, nada implica sentimientos. Solo el más fuerte sobrevive en un mundo de fieras. El acto sexual acerca la experiencia íntima hacia los bordes de una coreografía acartonada que engendra piedad y humillación. Algo que Linnéa asimila en silencio.

Thyberg mueve los hilos de su personaje central con una precisión que asusta a causa de la naturalidad y la determinación que refleja, sobre todo, porque los sórdidos pasillos del universo pornográfico pueden ser contradictorios y extremos. A través de una investigación exhaustiva sobre cómo funciona este mundo marginal, Thyberg demuestra un amplio conocimiento que se traslada hacia una representación casi documental de todo el contexto.

Linnéa, AKA Bella Cherry, vive en una casa junto a otras chicas que esperan la llamada de un agente que las coloque en alguna película. Las mujeres van descubriendo los niveles del porno y las exigencias de los directores y productores. Todo cambiará en Linnéa cuando vea que su bajo estatus de amateur no la llevará a un puerto prometedor. Entonces, ser parte de la élite exigirá retos tan grandes como sus propias ambiciones.

Pleasure acusa de una cruel honestidad que no entra en el juego de la victimización. Es una película de piel dura. Un bofetón a la hipersensibilidad de los espectadores y de la crítica que prefieren las redenciones de manual. Eso no quiere decir que la protagonista sea una cínica consumada. De ninguna forma. Linnéa es una pieza del sistema que consciente de su situación no ha perdido la perspectiva. Y que tendrá un chispazo de lucidez para resolver su camino.

La trama y la estructura de Pleasure son sencillas, sin sorpresas y hasta se vale de algunas cuotas de humor negro para balancear la crudeza de su temática. Con audacia, mucha audacia, Ninja Thyberg firma un debut promisorio que pone las cosas donde otros no desearían que estén.

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Invirtiendo a futuro

Gino Bettocchi

La era inteligente

Rafael Lemor Ferrand

Doña cata

Rosa Bonilla

Blindspot

Alfonso de los Heros

Construyendo Xperiencias

Rodrigo Fernández de Paredes A.

Diversidad en acción

Pamela Navarro

Sin data no hay paraíso

Carlo Rodriguez

Conexión ESAN

Conexión ESAN

Conexión universitaria

Conexion-universitaria

Café financiero

 Sergio Urday

La pepa de Wall Street

Vania Diez Canseco Rizo Patrón

Comunicación en movimiento

Benjamín Edwards

Zona de disconfort

Alana Visconti

Universo físico y digital

Patricia Goicochea

Desde Columbia

Maria Paz Oliva

Inversión alternativa

James Loveday

Con sentido de propósito

Susy Caballero Jara

Shot de integridad

Carolina Sáenz Llanos

Detrás del branding

Daniela Nicholson

Persona in Centro

Cecilia Flores

Mindset en acción

Víctor Lozano

Marketing de miércoles

Jorge Lazo Arias

Derecho y cultura política

Adrián Simons Pino

VITAMINA ESG

Sheila La Serna

ID: Inteligencia Digital

por Eduardo Solis

Coaching para liderar

Mariana Isasi

El buen lobby

Felipe Gutiérrez

TENGO UNA QUEJA

Debora Delgado

De Pyme a Grande

Hugo Sánchez

Sostenibilidad integrada

Adriana Quirós C.

Gestión de la Gobernanza

Marco Antonio Zaldivar

Marca Personal 360º

Silvia Moreno Gálvez

Creatividad al natural

Andrés Briceño

Mindset de CEO

Carla Olivieri

Clic Digital

IAB Perú

Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina y el Caribe–

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia Rizo Patrón

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Profesor de ESAN Graduate School of Business Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Querido Gerente

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

Pierino Stucchi

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño