Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

¿Tiene el Perú las condiciones para generar una pandemia?

El COVID-19 ha dejado al descubierto la importancia de gestionar adecuadamente la fauna silvestre, no solo como medida de conservación, sino también como una acción de salud pública. Ante ello, el Perú está en una posición vulnerable. Veamos por qué.

Para comprender esta afirmación, es necesario primero entender tres contextos: el origen del virus desde el punto de vista epidemiológico, el origen del virus desde el punto de vista social, y la situación peruana relacionada con los dos puntos anteriores.

Origen epidemiológico

Estudiar el genoma del virus permitió determinar que el COVID-19 es una enfermedad zoonótica; es decir, causada por gérmenes (como virus, bacterias, parásitos y hongos) que se propagan entre los animales y las personas por contacto directo, contacto indirecto o ingesta de un animal infectado.

En el caso específico del COVID-19, a pesar de que la Organización Mundial de Salud (OMS) ha confirmado que su origen fue el contagio entre un animal portador y el primer paciente, aún se desconoce cuál fue el proceso exacto.

La relación del humano con los animales, especialmente con la fauna silvestre juega un rol importante en el desarrollo de nuevas enfermedades transmisibles, porque dichos animales suelen presentar una microbiota —conjunto de microorganismos que residen en un cuerpo— distinta a las especies domesticadas.

Origen desde el punto de vista social

El origen del COVID-19 tuvo detrás dos importantes factores relacionados: el comercio ilegal de animales silvestres y sus condiciones de comercio insalubres.

El comercio de fauna silvestre en China se puede dar en dos canales: el legal —granjas o criaderos autorizados— y el ilegal —proveedores informales o caza de animales al margen de la ley—. El origen del COVID-19 se ha podido trazar hasta el mercado de Wuhan, donde se comercializaba fauna silvestre de distinta procedencia. Según Chris Walzer, director ejecutivo de salud de la Wildlife Conservation Society (WCS), los animales son hacinados en espacios pequeños, sin distinguir que algunos podrían estar enfermos y exponiendo al contagio a los demás. Esta situación se repite en distintos espacios, sobre todo en los “wet markets”, como se conoce a los mercados donde se vende carne o pescado fresco usualmente al aire libre.

El contexto que dio origen al COVID-19 está ligado al tráfico de fauna silvestre y la persistencia de condiciones insalubres en su comercio, a la falta de un efectivo control y vigilancia sanitarios, pero también a la aceptación social e incluso institucional de esta situación.

Contexto peruano

Un análisis de la realidad peruana puede mostrar que compartimos, de manera preocupante, los mismos factores de riesgo que propiciaron el origen del COVID-19 en China.

La gestión de la fauna silvestre se norma en la Ley N.° 29764, Ley Forestal y de Fauna Silvestre, que prohíbe el comercio de fauna silvestre para consumo, excepto: (i) para subsistencia, (ii) a través de caza regulada por calendarios regionales o (iii) proveniente de zoocriaderos autorizados. Aun así, estas normas son constantemente incumplidas, en particular en algunos departamentos del país.

Por un lado, el comercio de fauna silvestre se da en mercados locales de determinadas ciudades durante todo el año. Tal es el caso del emblemático Mercado Belén en Iquitos, donde se vende la llamada “carne de monte”. Esta forma parte de las costumbres alimenticias de diversos grupos poblacionales en la selva, lo que hace difícil cumplir con las restricciones de un calendario de caza responsable o limitar el consumo solo para subsistencia. Asimismo, se han identificado casos de zoocriaderos autorizados que camuflan la tenencia ilegal de fauna silvestre para luego venderla de manera irregular.

Contar con permisos de operación y calendarios de caza para un mejor control es irrelevante si el Estado carece de una estrategia efectiva de fiscalización. Se perpetúa una convivencia cotidiana “normalizada” de ilegalidad y legalidad en la gestión de la fauna silvestre, al igual que en China al momento de explotar la actual pandemia.

En términos comparativos, si alrededor del 80% de los centros de beneficios de carne común no contaban con certificados sanitarios el 2018 —situación mencionada por Pedro Molina, jefe de Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa)—, es obvio que la situación de la manipulación de la “carne de monte” y los lugares de comercio de fauna silvestre resulta mucho más incierta y peligrosa.

La existencia de este mercado —como de cualquier otro— se rige por la ley de la oferta y demanda. En este caso, el 74% de la demanda está relacionada al consumo en ciudades del interior del país, según datos de Serfor y WCS. Por el lado de la oferta, los mayores centros de acopio son las principales ciudades de la selva: Puerto Maldonado, Pucallpa, Tingo María, Iquitos y Yurimaguas. El tráfico de fauna silvestre desde la región amazónica se mantiene como un problema que amenaza la salud pública del país.

Mirada al futuro

Es cierto que la vulnerabilidad del Perú ante esta situación no es tan grande como la que dio origen al COVID-19 en China, dado que es un mercado mucho más pequeño que el del gigante asiático. Sin embargo, no se debe subestimar el no estar preparados para enfrentar el inicio de una nueva epidemia en nuestro territorio.

Las medidas que se tomaron frente al COVID-19 fueron rápidas porque existían protocolos y ejemplos en otros países. A pesar de ello, la pérdida de vidas y el impacto en la economía son inmensos. ¿Cuál sería la situación de haber comenzado la pandemia en el Perú? Definitivamente, la respuesta no hubiera sido la ideal considerando la crisis estructural del sistema de salud peruano.

El país debe tomar medidas para mitigar este enorme riesgo. El enfoque de prevención y control del tráfico de fauna y del consumo de estos productos no solo debe estar orientado a conservar estas especies. El COVID-19 debe obligarnos a aprender, prever y, sobre todo, actuar para cuidar la salud pública.

Realizado por: César Amaro, investigador principal en Videnza Consultores; y Verónica Tello, analista en Videnza Consultores

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño