Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

¿Es posible mecanizar la agroindustria peruana?

El conflicto agrario que estalló en noviembre del 2020 trajo consigo un nuevo régimen que encarece los costos laborales de las empresas del sector. Según la Asociación de Gremios Productores Agrarios del Perú (AGAP), esto afectará adversamente la competitividad internacional de los cultivos clave del Perú. Hemos pasado de tener un esquema promotor de la agroexportación con logros inobjetables para el país a tener un sector que se regirá por un marco normativo laboral que resulta incluso más rígido que la Ley General del Trabajo.

El impacto de este nuevo régimen variará según la intensidad de mano de obra que cada cultivo particular tiene. En respuesta a estos cambios, lo lógico es que las empresas busquen eficiencias en sus procesos productivos y maneras de optimizar su estructura de costos. Una alternativa es optar por una mayor mecanización de ciertas labores en el proceso productivo. De hecho, esto ha ocurrido en Chile ante el déficit de mano de obra que viene afectando al sector agroindustrial del vecino del sur. Lograr cambios en los procesos productivos estará condicionado a un conjunto de factores que podrían incluso obligar a dejar de producir ciertos cultivos.

Es indudable la importancia que tiene el sector agroindustrial en el Perú; aporta el 5.6% del PBI, en términos laborales, en el 2018 concentró al 23% de la población económicamente activa ocupada  y generó alrededor de 100,000 empleos al año, según el informe de Apoyo Consultores “Relevancia de la Ley de Promoción del Sector Agrario (LPA) e implicancias para la competitividad del sector y de la economía”. Esto permitió reducir la tasa de pobreza de los trabajadores agroindustriales de 81.3% a 30.9% entre los años 2004 y 2019. En ese mismo período, incrementó su productividad laboral en 4.4% promedio anual. Esto ha permitido que los cultivos clave del país —el arándano, el espárrago, la palta, la uva, entre otros— representen el 40% de las exportaciones no tradicionales y el 12% de las exportaciones totales del país, según el informe mencionado anteriormente.  

Desafortunadamente, el incremento del costo laboral del sector agroindustrial, que representa alrededor del 70% del costo total, generaría la pérdida de 200,000 puestos de trabajo formales y de 70,000 hectáreas productivas. Por concepto de ventas de exportación, las pérdidas ascenderían a 994 millones de dólares anuales.

Los empresarios del sector deberán replantear sus procesos productivos, su nivel de producción, contrataciones e inversiones futuras. En este contexto, muchas empresas evaluarán la viabilidad de extender la mecanización, que representa todo un reto para la agroindustria peruana habida cuenta de que está conformada en un 80% por pequeñas o medianas empresas (PYME).

En la actualidad, la mecanización —y ni qué decir de la automatización, que involucra el uso de inteligencia artificial— es bastante limitada en el sector agroindustrial peruano. Por ejemplo: hacia el 2012, según la Descripción de empresas del régimen agrario según el Censo Agropecuario, solo el 26% de las unidades agropecuarias tenía un sistema de riego tecnificado, el 30% contaba con un tractor de rueda, y el 5% tenía cosechadoras propias. Un mayor alcance para la mecanización ha estado limitado principalmente por el costo de estas inversiones, que requieren largos períodos de recuperación.

Tecnificar una hectárea de palta puede costar 12,000 dólares; y una de espárrago puede alcanzar los 17,000 dólares. El uso de drones para el monitoreo de los campos de cultivo puede costar entre 5 y 20 dólares por hora de vuelo. Y el no ser tecnologías que pueden hacerse extensivas a todos los cultivos o áreas geográficas encarece aún más su implementación.

Aun así, ha habido algunas novedades en el sector agroindustrial peruano, sobre todo en relación al uso optimizado del agua, que es el recurso más necesario en esta actividad económica y que muchas veces es proclive a usos poco eficientes. En materia más operativa, fábricas de empaque de espárragos o arándanos han implementado tecnología óptica que permite clasificar los cultivos cosechados para armar atados o paquetes rápidamente.

En otros países, la mecanización o automatización son una realidad que sigue avanzando en labores como poda, polinización, cosecha, riego y procesamiento de cultivos. Otros avances miden la temperatura, humedad o PH para reconocer el tiempo o cantidad exactos de riego. Y también se han impulsado tecnologías para acelerar las labores de cosecha (frutos rojos, vides o similares), que podrían reemplazar el trabajo de hasta 30 cosecheros por día.

No obstante, estas tecnologías requieren de mano de obra calificada y, por tanto, la formación de capacidades en los trabajadores de la agroindustria. En estos casos, corresponderá a las entidades estatales —el Ministerio de Agricultura y Riego, la Red Nacional de Innovación Tecnológica para la Agroindustria, el Instituto Nacional de Innovación Agraria, entre otras— acompañar especialmente a las PYME para que puedan aprovechar los potenciales beneficios de la mecanización. Con toda seguridad, las empresas más grandes estarán evaluando la viabilidad financiera de acelerar la adopción de cambios tecnológicos y seguramente se adecuarán a esta nueva realidad. Este análisis definirá en gran medida si se migra hacia otros cultivos que permitan sostener el negocio agroindustrial.

Estas circunstancias podrían constituir una oportunidad para modernizar no solo el sector agroindustrial, sino otros que pertenecen a la cadena de valor, y generar nuevas ventajas comparativas para el Perú.

Realizado por: Luis Miguel Castilla y Sophia Torres

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño