Conectarse: camino para hackear la “desesperanza”

En blogs anteriores había comentado sobre la ‘indefensión aprendida’ o la ‘desesperanza’, fenómeno que limita al cerebro humano a buscar soluciones frente a un hecho repetitivo y negativo al cual ya se acostumbró. En el último blog puse énfasis en las enseñanzas de Nic Marks,  quien afirma que existen caminos que se pueden recorrer para combatir a la ‘desesperanza’ y exploramos un primer camino: la entrega. El día de hoy quisiera profundizar un segundo camino: la conexión.

Conectarse se refiere a legítimamente interesarnos por las personas que nos rodean; está ligado con nuestra habilidad de relacionamiento, nuestra capacidad de abrirnos hacia otros seres humanos. Adicionalmente se refiere a nuestro sentido de familia y comunidad. Este camino es aquel que, según Nic Marks, explica por qué  los países Latinoamericanos  reportan índices de felicidad más altos que los del resto del mundo. Nic afirma que en América Latina el núcleo familiar y los lazos que existen en ella han probado ser más resistentes que en otros lugares. El concepto de familia que todos conocemos se ha visto mermado en diferentes continentes por factores como la tecnología, la búsqueda de mejores oportunidades, el incremento de la soltería, el retraso del matrimonio, la postergación del primer hijo, la expansión de las uniones consensuales y muchos otros patrones característicos de la globalización. A pesar de que en Latinoamérica el núcleo familiar también se ha visto afectado por todos estos factores,  todavía existe una fuerte tradición que valora a la familia por encima de lo demás. Fuertes lazos familiares permiten al ser humano sentirse como parte de algo más grande y este hecho nos permite experimentar niveles de felicidad más altos frente al resto del mundo.

El camino de la conexión también es fundamental en el trabajo. A continuación les invito a reflexionar sobre las siguientes preguntas:

En el trabajo:

  1. ¿Alguna vez se ‘comunicaron’ con un colaborador sin desconectar su mirada de la pantalla de la computadora?
  2. ¿Alguna vez se dirigieron a su puesto de trabajo sin saludar antes a nadie o diciendo brevemente ‘buenos días a todos’?
  3. ¿Alguna vez le han dicho ‘pero yo te lo dije’ o ‘pero te lo repetí varias veces’ sin que tenga recolección alguna de que eso en realidad haya sucedido?
  4. A pesar de haber estado en todas las reuniones con las mismas personas ¿Alguna vez se encontró en una reunión donde todos parecían estar conectados con un tema mientras que usted no tenía idea de que hablaban?
  5. ¿A pesar de trabajar durante meses en la misma empresa, todavía le cuesta identificar a algunas personas de su misma área por su nombre?
  6. ¿Conoce la pasión que  mueve a sus compañeros de área?
  7. ¿Conoce el estatus marital o familiar (cuántos hijos) de sus compañeros de área?

Si contestó afirmativamente a cualquiera de las primeras 5 preguntas y/o negativamente a las dos últimas significa que existe una oportunidad de mejora. La falta de conexión en lo organizacional a menudo resulta en conflictos, falta de cooperación entre equipos, malentendidos y negligencias. Millones de dólares anuales se destinan a programas de integración, trabajo en equipo y cooperación los cuales lamentablemente solo tienen un efecto transitorio. Los talleres para desarrollar equipo, unión e integración son un buen punto de partida sin embargo el verdadero cambio solo puede ocurrir por decisión propia; dependerá de un cambio de actitud y de la realización de que este camino esconde varios beneficios.  Tener relaciones de apoyo, buenos amigos en el trabajo, buenas relaciones con su jefe, buenas relaciones con otras áreas pueden probar  ser fuente de una ventaja competitiva sostenible en el tiempo.  Resulta irónico que en un mundo con 7 billones de habitantes y donde somos conscientes de la importancia de la comunicación nos sintamos más solos que nunca.

Este camino nos invita a estar realmente presentes en el momento (cuerpo y espíritu). Algunas prácticas recomendables para recorrer este camino son:

  1. Mirar a los ojos de la persona con la que te estás comunicando.
  2. Dejar a un lado el celular, el computador y las distracciones mientras estás comunicándote con otras personas.
  3. Prohibir el uso del celular en la mesa (cuando se desayuna, almuerza o cena) con la familia.
  4. Hacer preguntas
  5. Tomarte el tiempo para saludar cuando ingresas a un lugar donde hay un grupo de personas.
  6. Mostrar un legítimo interés por la o las personas a las que saludas.
  7. Propiciar momentos de silencio para mejorar la escucha

Un valor agregado que me gustaría dejarles en este blog tiene que ver con el punto #7. En el mundo empresarial es muy común asistir a entrenamientos para aprender a hablar y a comunicar pero es raro encontrar un entrenamiento que nos permita  aprender a escuchar. A continuación detallo para ustedes un modelo que permite mejorar la conexión no tanto desde lo que podamos decir sino desde la escucha.

Otto Scharmer, profesor de MIT, es el pensador que ideo la teoría U, un modelo de aprendizaje en el cual es esencial estar presente para poder potenciar nuestras capacidades. Según Scharmer existen cuatro niveles de escucha.

Primer nivel – llamado en inglés ‘Downloading’: Este es uno de los niveles más comunes y básicos de escucha. En este nivel escuchamos para confirmar aquello que ya conocemos o que ya sabemos. La respuesta clásica a una conversación donde rige este nivel de escucha es “sí, yo ya sabía eso”. Según David Hanlon & Jill Rigney este tipo de escucha es útil para ganar batallas pero no para ganar guerras. Este tipo de escucha se enfoca en ganar al corto plazo pero destruye la posibilidad de construir al largo plazo de forma sostenible. En este tipo de escucha estamos atentos a la información nada más para construir nuestro propio caso y reforzar nuestra concepción de las cosas.

Segundo nivel – llamado en inglés ‘Factual Listening’: Este nivel de escucha se centra en enfocarnos en aquellas cosas que no sabíamos. En este nivel de escucha la persona solo se enfoca en información nueva y desactiva su voz interior de juicio para escuchar atentamente a las voces que nos llegan desde afuera. Este nivel nos obliga a abrir la mente.

Tercer nivel – llamado en inglés ‘Empathic’: Este nivel de escucha se centra en dejar a un lado nuestra propia agenda para entender, respirar y vivir el mundo de otra persona a través de la escucha. Este nivel profundo de escucha está muy relacionado a la verdadera empatía; se refiere a entender vívidamente como la otra persona se siente. Para alcanzar este nivel es necesario abrir el corazón. El tercer nivel de escucha nos permite ver el mundo a través de los ojos de otra persona.

Cuarto nivel – llamado en inglés ‘Generative’: Este nivel es el más alto de escucha y se lo puede describir como un grado de inspiración máximo donde uno ya no está enfocado en confirmar datos, o reconocer nueva información o ser empático sino que consiste en un momento en el cual el estado de consciencia está ampliado en su máxima expresión. En este nivel uno se conecta con algo más grande que el mismo ser y trasciende conectándose con las más altas posibilidades futuras. Este es un estado de presencia puro donde la persona está conectada con todo su entorno y es capaz de generar grandes resultados superando importantes obstáculos. Para este nivel es necesario abrir nuestra voluntad.

Usualmente, en nuestra vida personal y laboral priman los primeros dos niveles de escucha. El modelo nos invita a entrenarnos para elevar nuestros niveles de escucha y así aprovechar al máximo los beneficios de la conexión y de la presencia pura.

Redacción: Emmanuel Lepoutre

Basado en las enseñanzas de Otto Scharmer y Nic Marks

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Marca Personal 360º

Silvia Moreno Gálvez

Creatividad al natural

Andrés Briceño

Mindset de CEO

Carla Olivieri

Clic Digital

IAB Perú

Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Profesor de ESAN Graduate School of Business Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño