APP: un sistema que hace agua

Diario Uno entrevistó al economista Germán Alarco de la Universidad del Pacífico sobre el sistema de APP. Según el experto, el panorama no se ve bien ya que se continúan repitiendo los errores del pasado. Desafortunadamente, los concesionarios involucrados, los grupos de poder económico y mediático y la tecnocracia insisten en señalar que todo va muy bien. El investigador plantea que hay elementos rescatables pero hay que hacer una reingeniería radical del sistema.

Muchos problemas con las APP

Están saltando a la vista muchos problemas de las APP a propósito del escándalo de Odebrecht, ¿Por qué no se descubrieron antes?
Son varias razones. El tema es muy especializado; salvo por problemas obvios como la vía urbana de Puente Piedra no involucraba la movilización ciudadana. Asimismo, los grupos de poder económico y mediático se preocuparon mucho porque no se discutiera el tema. Muchos entramos a este desde hace años pero la repercusión en prensa fue mínima. Estamos viendo que esa empresa corruptora compró el silencio de muchos periodistas reputados.

En el último mes se está cuestionando seriamente a las carreteras IIRSA, la autorización de la adenda para el aeropuerto de Chinchero, la vía urbana de Puente Piedra y el Gasoducto del Sur Peruano (GSP), ¿todas son APP?
Sí, confluyó el tema de la corrupción y la irracionalidad de los cobros en Puente Piedra y a los cuales se adicionó los problemas del GSP y luego tenemos el colmo de la firma de la adenda del aeropuerto de Chinchero.

¿Qué ocurrió con el aeropuerto de Chinchero?
En realidad el problema de Chinchero fue el mismo que el del GSP. Los concesionarios se comprometieron a obtener el financiamiento para desarrollar (o continuar) con los proyectos respectivos pero no lo pudieron concretar. En un caso se canceló la concesión mientras que en el otro se mantuvo firmando una adenda. El gobierno cometió un grave error. El tema clave de una APP es que los privados financian la obra, no el gobierno.

¿Señalas que los problemas de Puente Piedra no son únicos?
Efectivamente, se trata de concesionar vías urbanas que se construyen sobre infraestructura pública previa, no tienen una vía alternativa gratuita y recuperan su inversión mediante peajes. Eso es un absurdo y una violación al derecho constitucional de libre tránsito. Es lo mismo que ocurrió con el peaje para llegar y salir del aeropuerto del Callao y es lo que se pretende con la Avenida Javier Prado y Angamos promovida desde la empresa constructora afiliada al decano de la prensa nacional.

¿Son las únicas APP con problemas?
No, la lista es larga. Los dos concesionarios del puerto del Callao están en litigio contra el gobierno peruano en la CIADI. La razón de origen fue que hubo un pésimo planeamiento y criterios de licitación diferentes. Hablando del puerto de Paita el gobierno erróneamente colocó un tope tarifario en el servicio de muelle/buque y viceversa, olvidándose del resto de tarifas hasta camión (le llaman tarifa integrada), por lo que el concesionario elevó drásticamente esas tarifas. También hay problemas con la IIRSA Norte y Sur, el aeropuerto internacional Jorge Chávez, las concesiones ferroviarias del centro y sur, los proyectos de irrigación, los aeropuertos regionales, entre otros. Desafortunadamente, el sistema hace agua.

¿Qué ocurrió con las carreteras IIRSA?
De partida se seleccionó una tecnología inapropiada, la conexión debió ser ferroviaria que garantiza mejores tiempos y menores costos. Ahora tenemos vialidades que nos comunican mejor internamente pero que no sirven para el comercio con Brasil y menos el interoceánico. El movimiento comercial con Brasil es de menos de US$ 4 millones anuales.

¿Qué APP se salvan de observaciones?
No quiero ser negativo en extremo porque luego de la catástrofe de los años ochenta (terrorismo y severa crisis fiscal) el Estado no tenía capacidad alguna para proporcionar estos servicios de infraestructura y de servicios públicos. Las primeras concesiones nos salvaron del colapso. Sin embargo, no se pueden seguir cometiendo los mismos errores del pasado cuando no se tenían recursos fiscales. En Chile y Colombia se habla por ejemplo de la tercera y cuarta generación de contratos. Aquí seguimos en las mismas. No hay evaluaciones ex post de los proyectos, no hay lecciones aprendidas.

Colusión entre concesionarios, grupos de poder y tecnocracia
¿Son las APP el único medio para los actos corruptos?

No, pero son el medio lamentablemente perfecto ya que es un tema tecnocrático especializado donde hay mucha falta de transparencia (opacidad). En otras épocas fueron las grandes obras públicas, la renegociación de la deuda externa, la compra de armamento como en la época de Fujimori, los sobornos y el contrabando, entre otras modalidades.

¿En qué gobierno se produjeron los mayores problemas con las APP?
Como decíamos los problemas saltan después. Las primeras concesiones del gobierno de Fujimori fueron de urgencia a precios de regalo y de horizonte corto. Ahí tenemos los segmentos de la carretera panamericana que recién tuvo 4 carriles después de más de una década de su otorgamiento. El Ferrocarril Central concesionado a precio ridículo, donde el titular de la concesión no tiene los recursos para realizar el túnel Trasandino que reduciría a la mitad tiempos y costos.

¿Qué ocurrió con el gobierno de Toledo. García y Humala?
El gran fiasco de las IIRSA. Sabes que la IIRSA Norte saliendo de Tarapoto tiene sólo un carril y medio de circulación. El sistema inicial de APP preveía un análisis económico riguroso denominado comparador público privado (CPP). Se diseña pero en el gobierno de García se suspende su aplicación. Este es el elemento clave para decidir entre ejecutar y proporcionar un servicio como obra pública o como APP. Se debe escoger siempre a quien presta el mejor servicio al menor costo.

Pleito de blancos
Hemos visto las discusiones entre los técnicos del gobierno actual y los del anterior, ¿Quién tiene la razón?
Ninguno de los dos. El peor momento de las APP fue con el Ministro Castilla, pero mejoró algo al final con el Ministro Segura del gobierno de Humala a través del Decreto Legislativo (DL) 1224 de setiembre de 2015. Sin embargo, los problemas continúan con el actual gobierno y el reciente DL 1251 tiene problemas. Se ignora el planeamiento estratégico, no se utiliza el CPP, siguen los problemas de transparencia, siguen las adendas, se simplifican procesos cuando estos tienen problemas. Parece una broma que el ministro Segura critique al gobierno actual de ignorar el planeamiento estratégico cuando él también lo hizo.

¿Se dice que la corrupción es mayor con la obra pública que con la APP?
Eso lo manifestó el último viceministro de Segura, pero no lo creo. Los montos de APP tienden a ser mayores que la obra pública; asimismo no solo hay pasivos en firme sino contingentes que son difíciles de medir y evaluar que nos comprometen muchos años hacia adelante. También hay menos transparencia.

Sumisión ideológica y política a los grandes intereses
¿Hay mucha corrupción en el sistema?
El sistema de implantación de las APP abre muchas ventanas para la corrupción. Esto se inicia cuando el proyecto surge de la presión de un futuro concesionario/constructor y no parte de una necesidad o brecha por satisfacer. Cuando el que debe promover el proyecto le interesa poco el interés público. Cuando los proyectos se lanzan con estudios técnicos y financieros mínimos. Cuando se asignan con un postor único. Cuando se pueden renegociar mediante una adenda si el concesionario no pudo hacer el cierre financiero, entre otras.

En la lista anterior hay muchos elementos técnicos, ¿por qué la tecnocracia no se dio cuenta de los problemas que se podrían generar?
Me planteas una pregunta compleja. Hubo fuertes presiones empresariales al nivel más alto del gobierno, hubo también corrupción, pero por qué la tecnocracia siguió adelante sin dudas ni murmuraciones. Yo creo que hubo una sumisión ideológica y política a favor de los grandes intereses en juego; también omisión y puerta giratoria. Ahora te ayudo y luego tú me empleas o me contratas después. La vida de alto funcionario público es efímera. También hubo problemas de corrupción que están saliendo a la luz pública.

¿Qué hacer frente a este sistema?
Una reingeniería total desde encabezar el tema por el Ceplan, reorganizar Proinversión, implantar obligatoriamente el CPP, mayores exigencias técnicas y económicas previas, fortalecer a los organismos regulatorios, establecer nuevos protocolos de análisis, evaluaciones ex post obligatorias, total transparencia, entre otras. El tema es largo.

Entrevista de Francisco Durand publicada en el Diario Uno el 26/2/2017, p. 6-7.

pd: Para mayores detalles sobre las propuestas concretas le sugerimos revisar el artículo “Corrupción, neoliberalismo y APP” publicado en este Blog el 24/2/2017.

COMENTARIOS

  • 1
  • 20.03.2017
  • 04:28:04 hs
alberto rivas

La Atarjea , obra de Odria, está en uso hasta ahora y ya tiene 61 años. Los puentes y otras obras de Camargo Correa y otros brasileños, se caen a pedazos antes de quinto año. Los tramos del IIRSA (odebrecht y otros mafiosos( tal vez duren 10 años-un milagro. El sobrecosto en las APP es claro, sino ¿de donde sale la mermelada para endulzar el paladar de l funcionario/ministro/presidente e que decide para quien va la obra? La perita en dulce, las adendas.

    • 2
    • 20.03.2017
    • 04:34:35 hs
    Germán Alarco

    Estimado Alberto: muchas gracias por el comentario. Coincido contigo, aunque también hay algunas obras bajo el sistema de obra pública con problemas de corrupción. Saludos cordiales, G.A.

  • 3
  • 27.03.2017
  • 11:17:21 hs
Mónica Tirado

Previo a la reconstrucción del país, debemos planificar que ciudades queremos tener según la realidad que rodea a cada región, que las fuerzas se sumen y no resten entre los tres tipos de gobierno que existen. Existe una evaluación de las lecciones del fenómeno del Niño realizado conjuntamente con Ecuador, entidades de investigación nacionales e internacional, hay muy buenas recomendaciones y a a luz del actual impacto evaluarlas e ir atendiendo en base a una planificación estratégica y con respeto al medio ambiente, educar a la población, comenzando por los colegios, es hora de hacer de esta patria nuestra lo mejor. Dios nos ha dado un sitio privilegiado.

    • 4
    • 27.03.2017
    • 11:31:31 hs
    Germán Alarco

    Estimada Mónica: muchas gracias por el comentario. Efectivamente lo primero es el planeamiento estratégico y sus vertientes más operativas vinculadas al manejo de Cuencas, infraestructura, saneamiento y urbano. saludos cordiales, G.A.

  • 5
  • 27.03.2017
  • 11:22:49 hs
Mónica Tirado

Sobre la aplicación de una APP para la reconstrucción, tener mucho cuidado y si reincorporar el análisis del comparador público privado, así como revisar y actualizar lo ejecutado y determinar que más conviene al país, ya se tiene varios proyectos ejecutados para saber que sistema es más caro comparado con la ejecución de inversión pública a través del Estado, así como tener cuidado con las garantías del Estado en un proceso de concesión.

    • 6
    • 27.03.2017
    • 11:30:01 hs
    Germán Alarco

    Estimada Mónica: muchas gracias por el comentario. A mi me parecería mejor como obra pública. Los procesos de APP bien llevados ahora pueden ser más largos. Efefectivamente con muchas evaluaciones y seguimiento simultáneo. Saludos cordiales, G.A.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto Stein

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia Rizo Patrón

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Corrupción bajo la lupa

Eduardo Herrera Velarde

Pablo O'Brien

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Tacos Fuertes

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Dominguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño