Los sistemas de pensiones y el COVID-19

Es probable que el Sistema Privado de Pensiones (SPP) y las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFPs) sean las primeras víctimas institucionales del COVID-19. Esta crónica de una muerte anunciada se inició por la caída del 15% del valor de los fondos de pensiones como resultado de los impactos sobre los mercados de valores y de capital local e internacional. Luego siguió por la desatinada iniciativa del Congreso de la República de autorizar el retiro del 25% de los fondos acumulados (ahora con tope de S/ 12, 900 por trabajador). La tercera etapa corrió a cargo del Presidente de la República quien afirmó que las comisiones de las AFPs han sido abusivas y ameritan una reforma integral del sistema incluyendo a la Oficina Nacional Previsional (ONP). Son pocos los que han salido en defensa de las AFPs y hasta la presidenta de este gremio empresarial reconoce la necesidad de realizar reformas, incluyendo una pensión mínima, entre otros temas.

Problemas a la vista
La lista de temas por enfrentar es larga. Hay problemas serios en el SPP y en la ONP; no sólo se trata de comisiones elevadas, ni dos o tres asuntos. En el cuadro 1 se presenta una lista donde destacan los que afectan directamente a los trabajadores (posteriormente jubilados) y a los que se refieren a aspectos administrativos y financieros de ambos sistemas. Dentro del primer grupo se incluye una cobertura insuficiente ya que sólo atenderían a poco menos del 50% de la población económicamente activa (PEA) y de los cuales sólo la mitad tienen aportaciones regulares. Las pensiones que se generan no tienen referencia con el costo de vida, en particular de los adultos mayores. La tasa de reemplazo y la magnitud de estas pensiones son reducidas. Asimismo, existe un problema de falta de alineamiento entre las comisiones y rendimientos. En el caso de la ONP destaca el plazo prolongado de 20 años para poder recibir el beneficio de una pensión promedio pequeña, generada en muchos casos luego de procesos administrativos y judiciales prolongados. Hay muy poca competencia entre las AFPs en perjuicio de los aportantes.

Entre los aspectos administrativos y financieros destaca la concentración de las inversiones en mercados de valores con elevada inestabilidad que se transmite al valor de los fondos acumulados. Asimismo, estas inversiones no han contribuido a potenciar el mercado de valores y de capital local. En el caso del Fondo Consolidado de Reservas Previsionales de la ONP se observa una rentabilidad similar a las AFPs pero es necesario transparentar y transferir los recursos que históricamente fueron expropiados en la práctica a dicha institución por parte de los gobiernos de turno antes de los años 90. Por otra parte, la operación como sistemas independientes impide que se logren menores costos por economías de escala. Por último hay que señalar que las reformas parciales previas en el SPP no generaron competencia suficiente entre las AFPs y que el uso adelantado de los Fondos de Pensiones podrían desnaturalizar su propósito principal.

SPP1
Fuente: elaboración propia.

Transformación estructural
La reingeniería radical del Sistema de Pensiones no parte de cero. Desde la propuesta de plan de gobierno de la Gran Transformación se planteaba un sistema con tres pilares: pensión no contributiva, pensión basada en aportaciones obligatorias y pensión complementaria basada en aportes voluntarios. A partir de allí diversos colegas en el campo progresista han planteado variantes, afinamientos y complementos en la misma. Desafortunadamente, del otro lado del espectro las propuestas se circunscriben a elementos puntuales. De partida se plantea la integración de sistemas con el objetivo de reducir costos generando economías a escala. Es necesario crear una institución pública centralizadora de los recursos del Tesoro Público, las aportaciones de los trabajadores y de los empleadores, con los mayores estándares de Buen Gobierno Corporativo y transparencia.

En el cuadro 2 se presentan los elementos clave del nuevo sistema donde hay que incorporar a los trabajadores independientes para que accedan a la pensión mínima solidaria. Su aportación periódica estaría fijada en un monto fijo con diferentes niveles o en un porcentaje de sus ingresos brutos. Las personas que no hubieran realizado aportación alguna al sistema recibirían en su momento la pensión no contributiva, equivalente a una fracción de la Remuneración Mínima Vital (RMV). El sistema recolectaría las aportaciones de los trabajadores, de los empleadores (equivalente al menos 2% de la planilla como se está planteando en Chile) y del Estado. La aportación de los trabajadores dependientes se mantendría en el 10% de sus sueldos y salarios mensuales que financiaría la pensión mínima solidaria y un extra, según el caso, que se capitalizaría individualmente en la institución financiera autorizada por el trabajador (no sólo AFPs).
Las instituciones financieras privadas (incluida las AFPs) competirían para administrar los recursos excedentes que se capitalizarían individualmente y los aportes complementarios individuales. Habría que generar un sistema similar al 401K que existe en los EE.UU. donde también hay aportaciones voluntarias empresariales. Otro mecanismo para promover la participación de instituciones financieras privadas sería que estas compitan por la administración de paquetes de fondos acumulados ofreciendo la rentabilidad y garantías del caso. Este sistema requeriría de nuevas reglas para la inversión de los fondos acumulados prestando atención al desarrollo del mercado de valores y capitales local. Por último, habría que eliminar las diferencias entre las pensiones que reciban hombres y mujeres por el mismo fondo acumulado.

SPP2
Fuente: elaboración propia.

Esquema de transición
Es imprescindible realizar una reingeniería radical del SPP, integrar la ONP y Pensión 65 en solo sistema. No caben más propuestas parciales. Debe quedar claro que en la transición y en la fase definitiva ni un solo jubilado debería estar en una situación inferior a la que derivaría de continuar con los sistemas independientes actuales. Por otra parte, sin importar la magnitud y duración de los aportes todos los pensionistas deberían recibir una pensión al nivel de la RMV, misma que se deberá actualizar conforme a nuevas reglas. Los fondos complementarios que se necesiten para financiar esta pensión mínima deberán provenir del Estado. Asimismo, se suspenderán todos los juicios pendientes entre afiliados y la ONP. Hay que revisar y eliminar en su caso el uso adelantado de recursos que desnaturalicen el objetivo pensionario.

Un tema clave de esta propuesta es que se debe incrementar la presión tributaria para generar los recursos útiles que garanticen la pensión no contributiva y la pensión mínima solidaria (a nivel de RMV). Una presión tributaria del 15.3% del PBI es inadmisible frente a un promedio de 22.8% de América Latina y el Caribe y de 34.8% de los países miembros de la OCDE. Tampoco hay que olvidar que las contribuciones sociales, que incluyen los aportes públicos a los sistemas de pensiones, equivale al 2% del PBI en el Perú respecto al 3.9% del promedio regional y de 9.1% de los países miembros de la OCDE. Hay mucho trabajo por hacer.

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Marca Personal 360º

Silvia Moreno Gálvez

Creatividad al natural

Andrés Briceño

Mindset de CEO

Carla Olivieri

Clic Digital

IAB Perú

Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Profesor de ESAN Graduate School of Business Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño