Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Nos parecemos y diferenciamos

Hace pocos días conversaba con un ejecutivo que visitaba por primera vez la ciudad, el conocía muy bien otras dos o tres ciudades del interior del país y brindaba sus opiniones en forma de receta iniciando las frases con “este tipo de marcas no funcionan en provincias….” o “el comportamiento de los clientes en provincias es así…..”.

Mi pregunta fue, ¿somos tan similares? Al conocer Chiclayo y Huancayo ¿podemos saber cómo somos todos los demás provincianos? Y al mismo tiempo, ¿somos tan distintos de los consumidores de la capital?

Por razones profesionales he conocido a importantes investigadores de marketing, la mayoría son referentes, formadores y guías como profesores en pre y post-grado de las nuevas generaciones y siempre me intereso las clasificaciones que hacen de los consumidores, por nivel socioeconómico, por estilo de vida, por nivel de uso del producto, por tipo de actividad, por edad, por sexo, por ubicación, por formación y un largo etcétera de segmentaciones.

Particularmente considero que la clasificación por Estilos de Vida es una de las más interesantes y completas, pero debo aclarar que mi preferencia podría tener que ver con el hecho que trabajé en la empresa que introdujo y desarrollo el concepto en el país (Arellano Marketing); hay ciertas formas de ser, querer y actuar que son representadas brillantemente por esta segmentación.

Volviendo a las preguntas de los primeros párrafos, si sólo observamos el origen no debería haber mucha diferencia entre Lima y la demás ciudades del país, ya que según el Censo Nacional de Población de 2007, el 50 % de los residentes de Lima, no nació en Lima, o más precisamente la madre al producirse el nacimiento no tenía como residencia permanente la ciudad de Lima. Esto se ha incrementado radicalmente y si miramos hacia una o dos generaciones atrás encontraremos más migración.

Recuerdo una clase de Rolando Arellano en la maestría de Centrum Católica, donde nos pidió a los 52 alumnos que levantáramos la mano aquellos que tenían los 4 abuelos nacidos en Lima, ante esa pregunta sólo 2 levantaron la mano, menos de 4 % podían asegurar que eran 100 % limeños de por lo menos dos generaciones atrás, de allí que con tanto provinciano o descendiente de provinciano, no debería existir mucha diferencia.

Aquí otra vez los Estilos de Vida nos sirven para identificar el nivel de mimetización que pueden tener o no con el entorno limeño pese a no haber nacido en la capital, hay factores del entorno como la distancia, el tráfico, la lejanía de la familia y otros que modifican hábitos y costumbres arraigadas en ciudades del interior; la siesta o el almuerzo como punto de encuentro familiar desaparecen, hábitos como almorzar hamburguesas o comida rápida comienzan a aparecer y poco a poco se produce una “alimeñísación” de los hábitos de consumo y forma de vida. Más notorio en los estilos de vida sofisticado y modernas.

Otra pregunta de los primeros párrafos, era sobre cuánto nos pueden agrupar a todos los consumidores que vivimos en los distintos departamentos del Perú. Individualmente los residentes de cada ciudad, sobre todo los que han viajado menos o no han salidos de sus ciudades de origen tienden a creer que son atípicos y únicos, tal es así que los cusqueños se identifican como diferentes, los orgullosos piuranos son únicos, ni hablar de los arequipeños o huancaínos.

Sin embargo también tenemos muchas similitudes y en cuanto al consumo hay ciudades que están algunos pasos adelante y otras que están aún dando los primeros pasos si lo vemos desde el punto de vista comercial.

Un ejemplo clásico en el rubro inmobiliario, es la compra de bienes futuros, donde encontramos ciudades tales como Arequipa, Chiclayo, Ica y Trujillo donde es común la pre-venta, venta en planos o venta en proyecto antes de iniciar la construcción, sin embargo en otras ciudades como Tacna o Ilo, donde el departamento, casa o lote debe de estar prácticamente terminado, habilitado o muy avanzado para que los clientes pueden comprar el bien.

En general encontraremos similitudes y diferencias, las inversiones que sepan adecuarse a esas características tendrán mejores posibilidades de éxito, que aquellas que no adecuan sus productos y terminan tomando el camino de regreso.

Mi opinión en forma de receta sería “tropicalizar”, que no es cambiar, sino adecuar.

COMENTARIOS

  • 1
  • 29.05.2014
  • 02:34:58 hs
Daniel

¿Qué tal si el problema de esta falta de visión nace en la misma provincia? Es decir: ¿Existen empresas en cada una de las principales provincias que se dedican a segmentar al consumidor?

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Corrupción bajo la lupa

Eduardo Herrera Velarde

Pablo O'Brien

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Tacos Fuertes

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño