Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

¿Dónde se fueron las inversiones de los pobladores de las Bambas?

El proyecto Minero Las Bambas, considerado como uno de los más importantes en la historia minera peruana se ubica sobre las provincias apurimeñas de Grau y Cotabambas, justamente donde nació Chabuca Granda, una de las cantautoras más famosas de nuestro país. Este proyecto que si bien fue explorado desde inicios del siglo pasado, tuvo un relanzamiento a inicios de este siglo, cuando Proinversión inició un ambicioso plan para hacer de las Bambas, un proyecto minero modelo de desarrollo sostenible.

Esto fue premiado por Creatividad Empresarial, quien le otorgó su valorado reconocimiento el año 2004 en la categoría Mejor Gestión Pública.

Proinversión llevo a cabo un proceso que integro a las comunidades de la región para lograr que el proceso de subasta pública internacional además de oferta solicite a los postores la creación de un fideicomiso que gestionado por las autoridades de la zona, proinversión e inversionistas trabajen una cartera de proyectos sociales que apoyen el desarrollo de la región.

El ganador fue Xstrata Schweiz AG quien oferto US$121 millones, monto que representaba un aporte inicial al fideicomiso social de US$ 45,5 millones.

Desde ese momento gracias al Fideicomiso y la relación de convivencia entre las partes, el proyecto caminó con mucha participación de la partes (Clave 1). Se construyó la ciudad de Nueva Fuerabamba para trasladar a las familias que se verían afectadas por el proyecto, casas  con todos los servicios y condiciones de habitabilidad, definitivamente mejores que las que tenían previamente, aunque al final cerca de una veintena de familias no se mudaron.

Xstrata fue adquirido por Glencore y esta vendió el proyecto a un consorcio liderado por la empresa china MMG cuyo CEO es un australiano (Clave 2).

Uno de los poblados más importantes cercanos al proyecto es Challhuahuacho, ciudad que ha tenido un impacto increíble desde que se inició la construcción y el adjetivo “increíble” queda corto para describir la impresionante cantidad de hoteles, restaurantes, camionetas y movimiento comercial que tiene la ciudad desde que la mina comenzó a construirse. Era como si todos los pobladores de la zona se hubieran ganado la lotería.

Recordemos que durante la etapa de construcción de una mina, la mano de obra es cuantiosa y buena parte de ella es de obreros de construcción con capacitación de nivel básico, muchos pobladores de la zona participaron activamente del proceso tanto como obreros, como alquilando habitaciones, alquilando vehículos, brindando alimentación a las numerosas contratistas que participaban en la construcción. Ahora que la mina está operando se requiere menos mano de obra y más capacitada, ya no hay alquilar las camionetas o arrendar los inmuebles.(Clave 3).

En la ciudad de Challhuahuacho se realizaban periódicamente ferias inmobiliarias, ferias de ventas de camionetas, ferias de empresas madereras, ferias de fondos de inversión para los pobladores de la zona puedan conocer opciones donde colocar su dinero. (Clave 4).

Y esa es una de las diferencias fundamentales del proyecto de Las Bambas sobre otros proyectos mineros del Perú, en este caso hubo a través de diversos mecanismos importantes transferencia de dinero a las familias de Cotabambas y Grau, cada familia recibió dinero en efectivo como compensación y para restituir los medios de vida previos (Clave5).

El proyecto inicio la producción de cobre a finales del 2015 y alcanzo nivel de producción comercial a inicio de julio del presente año y presente hoy un conflicto grave de convivencia.

Muchos se preguntan, ¿si ya les dieron el dinero para hacer obras a través del fidecoimiso, ya les construyeron casas nuevas con todos los servicios, ya les entregaron fuertes cantidades de dinero, que más se puede hacer por ellos?

Si sumamos las 5 claves indicadas en los párrafos previos encontraremos que los pobladores esperan que como fue planificado por Proinversión ellos no son sólo stakeholders, ellos se consideran shareholders y por tanto todos los cambios en el proyecto sean consultados, difundidos y respetados; ahora que la mina ya opera (y no construye) mucha de sus inversiones en camionetas, restaurantes y hoteles no están redituando; hubo muchos lugares alejados que no recibieron nada y ellos también quieren participar, así sólo pasen los camiones por allí a mucha distancia de la mina y quizás sólo se acabó el dinero y necesito más. 

COMENTARIOS

  • 1
  • 28.10.2016
  • 11:50:02 hs
Jose Garcia

Asi como fue ennumerando los pasos debe de haber clave 6 y así sucesivamente, por lo que describe los que tenían trabajo ya no lo tienen y los debieron incluir en el avance del proyecto y de la misma producción tanto como las demás comunidades o pueblos para así no tener que dar mas dinero y se sientan productivos.

  • 2
  • 28.10.2016
  • 03:44:56 hs
Germán Chiock

Alguien acaso les dijo que esa forma de negocio acabaría algun día cuando la mina se estableciera? o ello forma parte de la letra chiquita que normalmente los contratistas no quieren que el afectado lea para evitar las preguntas o las addendas al contrato inicial. Tener en cuenta que todo ello le puede costar al estado y por ende todos los peruanos nos convertiríamos en SHAREHOLDERS porque tendríamos que asumir los costos de ese silencio que en su momento fue conveniente para algunos.

  • 3
  • 28.10.2016
  • 08:10:38 hs
ELIO ALVAREZ

ESTO DEBERIA DIVULGARSE MEDIANTE VIDEOS POR LA TV.

  • 4
  • 31.10.2016
  • 11:09:12 hs
hugo edmundo aguilar silva

el estado debe tener encuenta siempre en todo proceso minero el ESTUDIO DE IMPACTO AMBIENTAL, PARA QUE NO EXISTAN ESTE TIPO DE PROBLEMAS CON LOS POBLADORES SOBRE TODO QUE CORREN EN RIESGOS SU VIDA

  • 5
  • 31.10.2016
  • 12:43:42 hs
Daniel

Sres. este tipo de negociaciones entre el Gobierno, Empresa Minera y Comunidad, debe cambiar ya que lo único que se consigue con estas medidas es que las comunidades tengan dependencia, generando círculos viciosos de dinero, lo cual preocupa ya que la óptica del gobierno debe ser mejorar calidad de vida a través de inversiones en proyectos productivos en la zona minera y todos los recursos obtenidos entre el Gobierno y las Empresas Mineras, se deben invertir en grandes proyectos que beneficie a todo el País, y no en una sola comunidad.

  • 6
  • 12.11.2016
  • 11:37:38 hs
jesus sanchez brioso

Fue un grave error del actual gobierno de no dar a conocer a la opinión publico de dicho fondo (fideicomiso) que se utilizo para construir nuevas viviendas, habilitar servicios básicos como agua y desague en la nueva comunidad llamado Fuerabamba en Apurimac. Yo creo que desde el gobierno se debe promover en el sector empresarial generar valor compartido, un nuevo enfoque de operar de las empresas, como lo viene diciendo el profesor de la escuela de negocios de Harvard Michael Porter, generar económico también valor social , entendiéndose que valor compartido es las políticas y practicas operacionales que ayuden a mejor la competitividad de las empresa y la situaciòn economica y social de la pobladores del lugar donde operan las empresas, dichas enfoque va mucho mas alla a la responsabilidad empresarial compartida a los que estan obligados las empresas y que buscan solamente mejorar su imagen sin tomar en cuenta su entorno

  • 7
  • 28.12.2016
  • 02:01:34 hs
vasuqezochantevictormanuel

El error que cometen casi todos los empresarios en preparar una yacimiento minero comprarle los terrenos a loa campesinos con buenos ´precios , dinero que muchos de ellos nunca lo han visto y lo primero que llegan a la son son los vendedores de carros que convencen a los campesinos y les venden cosas que en poco tiempo les van a dar mas problemas que soluciones,cuando ocurra este problema se le debe dar asesoramiento para que puedan invertir bien su dinero, crear una escuela de de instrucción y llegara acuerdo con la comunidad para que todas las personas en edad laboral vayan a instruirse en manenojo de los equipos que van atrabajar el dicho proyecto, de tal manera cuando la mina comienza en operación o no queden desamparados, sino con trabajo, porque en estos momentos podemos realizar un pequeño ejercicio quienes trabajan en yanacocha, gente traida de Arequipa y del Cuzco por que cuando se inicio la operaciones la gente de Cajamarca ni conosia los equipos por lo tanto la pobreza se agudiza mas la diferencia de vida entre el minero que trabaja para yanacocha puede pagar los precios que quiera pero el campesino de vuelve mas pobre de lo que era,

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Pluma Laboral

Alonso J. Camila

(Sobre)vivir en Madrid

Rafael Robles

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Corrupción bajo la lupa

Eduardo Herrera Velarde

Pablo O'Brien

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Tacos Fuertes

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño