“Solo 2% de las empresas apoyan ideas innovadoras”

Rowan Gibson, uno de los más reconocidos líderes mundiales de la innovación empresarial y autor de tres bestsellers sobre estrategias de negocios e innovación, expuso sobre su último libro, los cuatro lentes de la innovación, durante la presentación de Shift, una nueva red de instituciones que promueve la innovación y el intraemprendimiento en empresas de mediano y gran tamaño.

Cuando hacemos una encuesta en la empresa y preguntamos si es importante la innovación para la organización, el 98% responderá que sí lo es. Una segunda pregunta es si los trabajadores generan ideas que dan valor a sus empresas. En promedio, el 45% considerará que sí lo hacen. Sin embargo, si les preguntamos a ellos mismos si la empresa apoya las ideas innovadoras, solo el 2% responderá afirmativamente, dice Rowan Gibson.

El experto sostiene que estas son algunas de las preguntas cuyos resultados resultan contradictorios y que demuestran que muchas veces la innovación en las empresas no es una realidad. Estamos solamente ante discursos con los cuales nos hacen creer que son innovadores, dice criticando a algunos empresarios.

Refiere también que los empresarios deben ir a sus organizaciones y preguntarse, por ejemplo, si pueden describir su sistema de innovación corporativa o si las personas que están a su alrededor tienen ideas innovadoras que pueden cambiar la visión de la empresa, o si los trabajadores están recibiendo capacitación de alto nivel como innovadores de negocios. “Así se darán cuenta si la empresa tiene insertado el chip de la innovación”, señala.

Seguidamente, Gibson enfatiza que la innovación debe estar presente en todos lados y debe convertirse en una nueva forma de vida de la organización, para ello describió “Los cuatro lentes de la innovación” como una herramienta poderosa de generación sistemática de insights, que luego se puedan convertir en las grandes innovaciones que generen millones de dólares al negocio.

Los cuatro lentes de la innovación

El primer lente consiste en desafiar lo ortodoxo, cuestionar los dogmas que están más enraizados en las empresas e industrias. “Casi por definición, los innovadores radicales son aquellas personas que no se conforman y que van contra la corriente. Toman un trozo del pensamiento convencional y lo ponen de cabeza”, señala. ¿Cómo se desafían estos supuestos? Gibson dio unos ejemplos: la compañía de taxis más grande del mundo (Uber) no es dueño de los vehículos; la mayor red social del mundo (Facebook) no es propietaria de los contenidos; la compañía más importante de software (Google) no vende software; entre otros casos.

El segundo lente tiene que ver con la necesidad de aprovechar las tendencias en el mercado. “Hoy podemos observar estas tendencias que en el futuro cambiarán las reglas de juego de las industrias. No se trata de predecir el futuro ni imaginar cómo será el mundo dentro de diez años, sino de observar aquellos cambios que ya se están dando en el mundo y que muchas empresas no toman en cuenta hasta que tienen el tsunami encima”, manifiesta.

Aquí, Gibson pone como ejemplo la bancarrota de Blockbuster que no logró ver que se venía una avalancha de películas digitales que ahora se comercializan o alquilan a través de la Internet, como lo hace la exitosa Netflix. “Toda compañía debe hacerse la pregunta técnica sobre cuál será el siguiente tsunami en la industria y prepararse a surfearla si piensa en el futuro de su empresa”, considera.

El tercer lente está vinculado al apalancamiento de los recursos. “Las empresas deben pensar en su cartera de competencias y recursos, más que verse como un simple proveedor de productos o servicios para mercados específicos”, dice. En esta propuesta comenta cómo Disney aprovecha su marca para extenderla hacia otros servicios como cruceros, agencia de viajes e, incluso, una escuela de idiomas en China, etc. “Disney utiliza sus mismos activos llevándolos a nuevas oportunidades, la mayoría de empresas no hace esto”, añade.

El cuarto lente se basa en comprender las necesidades de los clientes. “Los innovadores radicales tienen una empatía profunda: comprenden y sienten las necesidades no verbalizadas de sus clientes. Se alejan de los métodos tradicionales de investigación de mercados, apoyándose en el enfoque de meterse en la piel del cliente”, destaca.

Gibson indica que una forma de implementar esta idea en la empresa es preguntarse qué hay de malo en los productos o servicios que ofrezco al público, a fin de sacar lo negativo y satisfacer una necesidad que no se creía que existía. “¿Qué hay de malo en la Coca-Cola? Que engorda. Entonces sacaron la azúcar y crearon la gaseosa light. Lo mismo con el café descafeinado para los hipertensos o la cerveza sin alcohol”, menciona.

Finalmente Rowan recomienda a las empresas, que quieran tomar con seriedad la innovación, que antes de ello se pregunten lo siguiente:

  1. ¿Los ejecutivos que dirigen el negocio principal de la empresa demuestran un genuino interés en ideas nuevas radicales al destinar recursos adecuados para apoyarlas?
  2. ¿Los ejecutivos son responsables del desempeño de la producción de innovación de su unidad?
  3. ¿Emplean una cantidad significativa de su tiempo para ser mentores en proyectos de innovación?
  4. ¿Hemos vinculado un porcentaje significativo de la compensación ejecutiva para sus resultados en innovación?

Para quienes quieran tener un mayor acercamiento a los cuatro lentes de la innovación, pueden ver aquí una exposición de Rowan Gibson:

Y si desean profundizar sobre el tema, pueden leer su libro. El mismo Rowan me recomendó tenerlo en formato impreso, ya que está diseñado en un formato muy innovador. Aquí les comparto el enlace donde pueden conseguirlo:

Los cuatro lentes de la innovación en español

Por mi parte quiero invitar, especialmente a los directores y altos ejecutivos que trabajan en medianas y grandes empresas, a reflexionar acerca de los cuatro lentes propuestos por Rowan Gibson y, luego de hacer un análisis de situación, se capaciten en cómo implementar una estructura que permita desarrollar una cultura de innovación dentro de sus organizaciones.

Como dice Rowan, este reto no es nuevo. Ya hubo algo parecido cuando en el mundo miles de empresas implementaron sistemas de gestión de la calidad total, lo cual tuvo su origen en Japón y revolucionó la industria en la década de los años 60.

Si te interesan mis artículos también puedes seguirme en el Twitter @Fmarcelo_A o en Linkedin.

COMENTARIOS

  • 1
  • 05.09.2015
  • 12:18:39 hs
Jorge Vildoso

En mi opinión trabajando con innovación es básico generar en la empresa un ambiente altamente colaborativo que acepte todo tipo de ideas y no castigue el error. Si este ambiente no se promueve nos privamos de ideas o puntos de vistas nuevos por el temor de opinar. Aquí los ejecutivos tenemos una gran responsabilidad en generar este cambio de paradigma.
Pienso que no sólo debemos circunscribirnos a escuchar la necesidad de nuestros clientes sino de todos los públicos de interés con los que interactuamos inclusive aquellas necesidades que no redunden en un beneficio económico inmediato, pues también hay objetivos de largo plazo en la empresa que necesitan ser alcanzados como la paz laboral, la licencia social y ambiental.
Por otro lado mientras menos estructurada o dirigida sea la innovación es mucho más factible de que esta se produzca libremente, como ejecutivos nuestro trabajo se vuelve más efectivo al enfocarnos en dar las condiciones (capacidades humanas y ambiente colaborativo) para que la innovación prospere.

  • 2
  • 06.09.2015
  • 06:09:41 hs
maria beunza

Tal vez sea útil conocer datos cuantitativos con empresas. En España hemos medido cultura de innovación y mentalidad intraemprendedora en empresas innovadoras que ratifican muchas de las conclusiones del artículo. Compartimos los resultados con ustedes.”Personas y empresas innovadoras como factor de empleabilidad y competitividad empresarial”. La mayor parte de las empresas tienen cultura de aprendizaje o eficiencia, pero no creativa. Un 40% de los directivos tienen mentalidad intraemprendedora. Gracias por poner foco en factores relevantes para innovar!

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Marca Personal 360º

Silvia Moreno Gálvez

Creatividad al natural

Andrés Briceño

Mindset de CEO

Carla Olivieri

Clic Digital

IAB Perú

Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Profesor de ESAN Graduate School of Business Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño