Abastecimiento de alimentos: Cuidado con las profecías autocumplidas

compras masivas 2
 
Las crisis siempre sacan lo mejor y lo peor de los seres humanos. Esta pandemia nos da una nueva oportunidad para cambiar paradigmas que privilegian el bienestar individual y reconozcamos la convivencia solidaria como acción que incrementará el bienestar social.

La humanidad ha demostrado que ha salido airosa de las crisis y epidemias, cuando aparece la solidaridad y el trabajo en equipo. En nuestro país, recientemente, a raíz del Fenómeno el Niño 2017, bajo el Hashtag “Una Sola Fuerza”, dimos batalla unidos como sociedad con muy buenos resultados.

Sin embargo, parece que se nos ha olvidado esa lección. Estamos apreciando, en la actualidad, como algunas personas por desconocimiento y otras también, por ese espíritu de “aprovechar las oportunidades”, han optado por sobre abastecerse de bienes y alimentos. Eso, indudablemente, puede ser absorbido en un primer momento por la oferta, sin causar un efecto significativo en los precios; pero, si ese comportamiento continúa, podría producirse un desfase entre una demanda inmediata y el tiempo de reposición del stock necesario para abastecer los mercados, con un incremento paulatino en los precios de esos bienes.

Este comportamiento no es nuevo en el país. Por ejemplo, durante la pandemia del AH1N1 que llegó en mayo de 2009 al Perú, pudimos apreciar cómo se produjeron incrementos sostenidos en los precios promedio de algunos alimentos importantes en la canasta familiar como azúcar, aceite, arroz, ajos, papa, cebolla, entre los principales. En el gráfico de precios promedio mensuales, podemos visualizar como se produjo un salto significativo y persistente en el nivel de precios de algunos de los principales alimentos, a partir de la llegada de la pandemia al Perú.

Los elementos más potentes para que se diera la situación descrita en el comportamiento de los precios, fueron el acaparamiento y la especulación. El aparato productivo no sufrió daños extremos que justifiquen su paralización. Más aún, no hubo un abandono masivo de los campos y las industrias como producto de la enfermedad, sino que más bien los temores de desabastecimiento y cuarentenas extendidas hicieron que demandantes desinformados y algunos “oportunistas” generaran este incremento en los precios, que siempre golpea a los más pobres.

Pero, ya que estamos haciendo memoria de la situación que vivió el Perú en ese evento complicado, habría que recordar que en el 2008 se inicia una de las peores crisis económicas en el mundo, lo cual acarreaba efectos negativos sobre la economía de nuestro país, que pasó de crecer 9.8% en el 2008 a 0.9% en el 2009. Es decir, estábamos en una situación muy complicada para las familias del Perú, que en términos reales veían como sus ingresos se iban reduciendo significativamente.

Asimismo, para los que ya no recuerdan lo ocurrido a partir de mayo del 2009, en que se reporta al primer infectado con la AH1N1 hasta el final de la pandemia en agosto de 2010, se reportaron más de 10,000 infectados en los informes oficiales y la tasa de mortalidad no superó el 3%. Es decir, ya hemos enfrentado situaciones muy difíciles y aquí estamos, a pesar de las deficiencias de nuestros sistemas de salud. Y, eso es gracias a las medidas de prevención, control y atención que se implementaron.

Hoy, la situación es mucho mejor que la que enfrentábamos en el 2009. Si bien la economía no está en su mejor nivel, no estamos en una crisis mundial como la del año 2008. Asimismo, hemos acumulado experiencia en el tratamiento de epidemias no solo en el país, sino en la comunidad científica internacional. Además, podemos sumar que los sistemas de información, en general, son más diversos y tienen una cobertura mayor que en el pasado, lo que permite canalizar información a la ciudadanía, si se usa apropiadamente.

En el plano productivo alimentario, según el MINAGRI en su proyección para el crecimiento del sector agrario, éste oscilaría alrededor del 3.4% y estaría influenciado por el buen comportamiento de los subsectores de la avicultura y agroexportación. Asimismo, si analizamos las intenciones de siembra en los diferentes valles y productos agrarios, además de cruzar esta información con la data de disponibilidad de agua en los principales embalses (salvo Tinajones y Gallito Ciego), veremos que se trata de un año casi normal. No hay alertas climáticas de importancia, aún. Por lo tanto, no se presentan anomalías que podrían poner en riesgo el abastecimiento de alimentos.

En resumen, este artículo no busca sumarse a quienes han generado alarma excesiva y desinformación, sino por el contrario, poner sobre aviso a las autoridades y a la sociedad, en general, que debemos actuar de manera más equilibrada. Debemos propiciar un balance entre el bienestar individual y el colectivo. Debemos proponernos cooperar más tanto la sociedad civil como el Estado para evitar que la historia y la histeria se repitan, con lo cual obtendremos mejores resultados que en el 2009.

Al Estado le corresponde estar alerta y, a través de sus instituciones, velar porque el comportamiento de algunos ciudadanos y empresas no complote contra el bienestar colectivo. Es necesario evitar el acaparamiento y la reventa especulativa.

Por lo tanto, este nuevo Congreso deberá legislar de emergencia al respecto, dado que algún “entusiasta” del modelo de mercado, quitó la especulación como delito, siendo ésta tan perjudicial como los carteles y los monopolios, que son fallas de mercado. INDECOPI, Policía, Municipios y la propia ciudadanía deben estar alerta y denunciar estos comportamientos para que sean sancionados.

Si estamos unidos, preparados, informados, organizados y somos solidarios, no cabe duda que saldremos adelante y estaremos construyendo las bases de un mejor país.

 

 

 

 

 

 

 

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño