Barreras para la innovación: la criollada

La criollada peruana -esa manera de sobrevivir que hemos desarrollado los peruanos a lo largo de nuestra historia, a través de la cual buscamos sacar el máximo provecho con el mínimo esfuerzo- es una de las barreras más importantes para la innovación.

La mal llamada creatividad peruana, el recurseo, no favorece a la innovación, sino la bloquea. Es un mal que nos afecta y que está en todos los niveles y actividades. 

Escribo sobre este tema a raíz de mi último viaje a Estados Unidos. Tuve la oportunidad de reunirme con un colega  en la ciudad de San Francisco y, entre algunos temas de empresas y gestión, me comentó dos puntos: 

1. El asombro que le causaba la cantidad de coimas que le han pedido para realizar proyectos en el Perú. 2. La interrogante que tenía sobre si era una práctica normal que, después de llegar a un acuerdo, los peruanos normalmente tratemos de cambiarlo para favorecernos.

Son dos cuestiones que primero me molestaron internamente, pero sobre las que luego reflexioné, pues venían de una persona que conozco desde hace algunos años y que tiene una gran trayectoria profesional a nivel mundial.

Es una pena y una vergüenza que aún se piense así del Perú y de los peruanos. Perdemos oportunidades por creer que somos “vivos” y no nos damos cuenta de la imagen negativa que dejamos en los demás.

innovacion_criollada_1.jpg

Confianza: la base del todo

Cuando hacemos algo en contra de lo que se espera de nosotros, dañamos la confianza que se nos dio. Este hecho trae consecuencias negativas en nuestro trabajo, nuestra imagen y nuestras relaciones y, como ven, ello termina siendo una reacción en cadena muy difícil de salvar.

Este fin de semana Antonio Ognio, coordinador de la comunidad Linux Perú, me envío un correo recomendándome un libro que justo hablaba de la confianza desde el ángulo empresarial.

“Liars and Outliers”, del tecnólogo Bruce Schneier, habla de los diferentes factores que determinan el funcionamiento del mercado empresarial en base a la confianza social y la importancia de pensar en el grupo antes que en el individuo para mantener el orden.

Las ideas de seguridad y libertad han cambiado completamente gracias a la Internet y a las redes sociales. De pronto, lo que antes se pensaba privado ya no lo es tanto y, así como se han desarrollado mejores sistemas de seguridad, también se han creado nuevas maneras de robar, siendo algunas de ellas aceptadas socialmente.

As our systems -whether social systems like Facebook or political systems like Congress- get more complex, the destructive potential of defectors becomes greater. To use another term from the book, the scope of defection increases with more technology. This means that the societal pressures we traditionally put in place to limit defections no longer work, and we need to rethink security. It’s easy to see this in terms of terrorism: one of the reasons terrorists are so scary today is that they can do more damage to society than the terrorists of 20 years ago could–and future technological developments will make the terrorists of 20 years from now scarier still“.

innovacion_criollada_2.jpg

Me gustaría resaltar el tema de tecnología. El universo digital es tan basto que aún no lo podemos manejar de manera adecuada, legalmente hablando. Esta no es una tarea sencilla por la inmensidad de lo digital, pero también depende mucho del individuo. Si somos empresas que nacen de la era digital, debemos de cuidar nuestra imagen y trabajar en conjunto.

Los beneficios de un trabajo limpio son mucho más productivos que los que se puede conseguir timando al cliente. No solo porque desarrollamos una buena imagen de nuestra empresa, sino porque logramos que la competencia confíe en nosotros, y se logre un trabajo de constante cooperación y de innovación abierta, como hablamos en el anterior post.

Recomiendo ampliamente el libro de Schneier. ya que estudia los cambios tecnológicos que estamos pasando y, por ende, el cambio de definiciones en cuanto a seguridad y confianza. La transparencia juega un papel importante en esta sociedad, cada vez más libre y menos personal. Recordemos que mientras más avancemos en la era digital, más responsabilidades debemos afrontar para que esta siga ayudando al progreso y no a las malas prácticas.

Es hora de preguntarnos qué podemos hacer para no caer en el facilismo, para hacer que el cliente y la competencia entienda el valor de los aportes que hacemos al mercado y a otras empresas. ¿Qué hacer para generar confianza y seguridad? No solo a nivel personal, sino a nivel social y empresarial. ¿Por qué no aprovechar las oportunidades, pero de manera inteligente e innovar?

Finalmente, les dejo un video que tal vez ya algunos conocen, pero que me parece fundamental para entender lo que debemos de cambiar: “Entre vivos y plebeyos”.

["Innovación+Disrupción" se publica cada dos jueves.]

COMENTARIOS

  • 1
  • 19.03.2012
  • 08:24:08 hs
nguyen

No se confundan estimados compatriotas. La “viveza” no existe como tal y no es sinonimo de inteligencia menos aún de creatividad. Algunas personas hace unas décadas atrás con bajo nivel educativo especialmente en LENGUA CASTELLANA, decidieron cambiar el nombre a la “descortesia”, “mala educación” y al “robo” y le llamaron VIVEZA (también conocida como criollada). Aún hicieron más; vendieron la idea que dicha viveza era un VALOR BUENO en el Perú y los niños debieran de seguir el ejemplo.
La verdad es que poco hay que alabar a dichas personas… lo único que reconozco es que engañaran tan bien a todo un país haciendo ver que lo malo era bueno. ¡que buenos vendedores!.
Que tal ejemplo del Sr Augusto Ferrando (que en Paz descanse) Burlandose de cuanto serrano o persona humilde llegara a sus manos, el Sr Martinez Morosini, haciendo elogio a la viveza peruana, el Sr Roberto Challe (¡¡que buen ejemplo aquello de pegarle con la pelota al contrario…!!)… etc, etc.
Para mi no existe la viveza. El castellano es tan hermoso que define bien las acciones que se cometen en nuestra vida diaria. Saludos.

  • 2
  • 20.03.2012
  • 11:14:11 hs
RICARDO NEYRA

EN NUESTRO PAIS LE DAMOS MAS IMPORTANCIA A LA “CRIOLLADA O VIVEZA”, QUE INCLUSO LOS MEDIOS PERIODISTICOS, LE DAN UNA IMPORTANCIA INUSUAL, NO MANIFIESTO QUE DEBEMOS SER INDIFERENTES, PERO NUNCA SE PUBLICA LAS BUENAS ACCIONES Y LOS VALORES DE MUCHOS DE NUESTROS COMPATRIOTAS, LO UNICO QUE LEEMOS, ES SOBRE LOS ROBACABLE, MATA PERRO, COMEORO COMO SI FUERAN LOS MODELOS QUE DEBEMOS SEGUIR, Y AL PONERLES ESTOS NOMBRES JOCOSOS, TRATAMOS DE MINIMIZAR SU VERDADERA ACTITUD HACIA LOS DEMAS…EN REALIDAD SE LES DEBERIA LLAMAR…LADRONES Y DESHONESTOS, Y SI, SON REALMENTE BARRERAS PARA LA INNOVACIÓN…PUES LO UNICO QUE HACEN ES PONER ZANCADILLAS A LOS DEMAS, APROVECHANDOSE DE ESTA SITUACIÓN PARA SU PROVECHO PERSONAL…EN OTRAS PALABRAS SON LOS ESTAFADORES COTIDIANOS, CON LOS CUALES NOS CRUZAMOS A DIARIO…ME TRAE A LA MEMORIA EL LIBRO DE ARGUEDAS “LOS ZORROS DE ARRIBA Y LOS ZORROS DE ABAJO”…PONGAMOS FIN A TODO ESTO…ELIMINEMOS PRIMERAMENTE AL “PEPE EL VIVO QUE LLEVAMOS DENTRO” Y ENSEÑEMOS A NUESTROS HIJOS SOBRE LA HONRADEZ, VERACIDAD Y SOLIDARIDAD, HERMOSOS VALORES QUE DEBEMOS TENER SIEMPRE PRESENTE.

  • 3
  • 19.04.2012
  • 04:35:16 hs
Guillermo

Es una pena cuando nos miramos al espejo, y peor cuando alguien nos describe lo que somos y no lo aceptamos, el peruano quiere ser rico ya ya ya y sin trabajar… Uffff cuanta gente vende a su propia familia para su beneficio personal, somos una raza maldita, cómo cambiar las cosas?

Gracias

  • 4
  • 19.12.2013
  • 03:36:08 hs
Margarita Phang

Agradeceria pongan solo CRIOLLADAS porque no solo aqui las hacen si acuñamos el término como lo estas usando, denigras a los otros millones de peruanos que no lo hacen, con buena leche y está muy bien que hagan criticas como éstas

  • 5
  • 16.03.2012
  • 06:10:20 hs
edilberto_sjl

Ya que hay muchos cuidadanos que provienen de hogares en conflicto y otros que son hijos de hampones, es en los colegios donde se debe reforzar la “educación cívica” comenzando por los profesores. El canal del estado debe tener programas especiales sobre valores.

  • 6
  • 18.03.2012
  • 06:51:58 hs
Daniel Falcón

Hola Miguel

Gracias por tu comentario.

De hecho es algo que todavía pasa, pero está en nosotros cambiarlo. Y de acuerdo con tu decisión yo tampoco me sentiría contento en una empresa con esos valores.

La idea es que debemos crear ambientes en los cuáles los valores y las personas sean lo primero, así podemos ir cambiando como personas, empresas y como país.

  • 7
  • 31.03.2012
  • 02:58:01 hs
Cesar

Si entienden de teoría de juegos (game theory), sabrán que la sociedad como “juego” tiene un punto óptimo que es inestable, se requiere que todas las personas (“jugadores”) entiendan que se requiere la cooperación de todos para permanecer en ese punto superior. Basta solo que un “vivo” quiera beneficiarse más que el resto y rompa el equilibrio, para que caigamos en otro punto sub-óptimo mucho más ineficiente… Es un dilema del prisionero a escala nacional.

  • 8
  • 18.03.2012
  • 10:41:58 hs
José Carlos

La “vivesa criolla” está en todos los niveles sociales y empresarales y estoy de acuerdo en que esta mala práctica entorpece las relaciones de largo plazo entre cliente -empresa.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Doña cata

Rosa Bonilla

Blindspot

Alfonso de los Heros

Construyendo Xperiencias

Rodrigo Fernández de Paredes A.

Diversidad en acción

Pamela Navarro

Sin data no hay paraíso

Carlo Rodriguez

Conexión ESAN

Conexión ESAN

Conexión universitaria

Conexion-universitaria

Café financiero

 Sergio Urday

La pepa de Wall Street

Vania Diez Canseco Rizo Patrón

Comunicación en movimiento

Benjamín Edwards

Zona de disconfort

Alana Visconti

Universo físico y digital

Patricia Goicochea

Desde Columbia

Maria Paz Oliva

Inversión alternativa

James Loveday

Con sentido de propósito

Susy Caballero Jara

Shot de integridad

Carolina Sáenz Llanos

Detrás del branding

Daniela Nicholson

Persona in Centro

Cecilia Flores

Mindset en acción

Víctor Lozano

Marketing de miércoles

Jorge Lazo Arias

Derecho y cultura política

Adrián Simons Pino

VITAMINA ESG

Sheila La Serna

ID: Inteligencia Digital

por Eduardo Solis

Coaching para liderar

Mariana Isasi

El buen lobby

Felipe Gutiérrez

TENGO UNA QUEJA

Debora Delgado

De Pyme a Grande

Hugo Sánchez

Sostenibilidad integrada

Adriana Quirós C.

Gestión de la Gobernanza

Marco Antonio Zaldivar

Marca Personal 360º

Silvia Moreno Gálvez

Creatividad al natural

Andrés Briceño

Mindset de CEO

Carla Olivieri

Clic Digital

IAB Perú

Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina y el Caribe–

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia Rizo Patrón

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Profesor de ESAN Graduate School of Business Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

Pierino Stucchi

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño