Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Café con una cucharadita de incongruencia

Nuestro comportamiento dista de ser completamente congruente en las diversas dimensiones que componen la vida: lo familiar, el trabajo, los amigos, las relaciones, etc. Entre todo ello se incluyen también las conductas relacionadas con el consumo.

A pesar de que como humanos la mente siempre está en constante búsqueda de que la realidad de nuestro entono, así como nuestra propia biografía, tenga sentido y mantenga una linealidad temporal congruente, un buen número de decisiones y acciones posteriores no cumplen con ese principio de deseo y búsqueda de coherencia.

En el plano del consumo hay ejemplos sencillos donde se puede observar este fenómeno. Como caso podemos tomar las oportunidades en que cuando vamos a un supermercado o un retail realizamos compras no planificadas y que si se analizan con mente fría en último término puede que no hayan sido necesarias. Y no me refiero estrictamente a las compras por impulso de bienes que se hallan en los anaqueles que hacen antesala a la caja registradora, sino a la adquisicion de productos expuestos dentro del local en los lineales, cabezas de góndola y otras áreas de especial exhibición.

Por ejemplo no llama la atención que durante a la visita a una tienda por departamentos una persona que tenía en mente la compra de un tipo de prenda de vestir concreta termine adquiriendo una o varias de otro tipo adicionales y no planificadas. La predisposición inicial a la compra de la persona facilita que ésta compre más de lo necesario, que sea permeable a ofertas dentro de la tienda o bien a realizar un incremento en el monto que inicialmente pensaba gastar y finalmente adquirir productos adicionales. Lo habitual será que ese gasto caiga dentro de un parámetro monetario subjetivo que la persona considere adecuado normal, por ejemplo que no sea más caro ni tan caro como la prenda que ha dado origen a la visita al retail.

Los hipotéticos casos mencionados no se catalogan como comportamientos de compra fuera de lo común, sin embargo no siempre son totalmente congruentes, como el ejemplo expuesto donde de una compra no planificada de bienes que en sentido estricto no se necesitan o no resuelven alguna necesidad real.

Hay una conducta de consumo incongruente que siempre me ha llamado la atención, y no únicamente por su incoherencia sino porque sucede aún cuando los individuos que la ejercitan tienen conciencia, en el momento y en el corto y largo plazo, de que su comportamiento carece de congruencia. Se trata de aquellas situaciones donde luego de comer alimentos no-dietéticos o consumir platos que suman un alto número de calorías, la persona acompaña la comida con una bebida light o bien finaliza todo con un café que edulcora con un producto sustituto de azúcar como Splenda o Equal.

Un comportamiento similar es finalizar una comida relativamente generosa tomando una infusión, usualmente manzanilla o anís. No niego el posible beneficio digestivo que ambas puedan tener, pero sí me detengo en el sistema de creencias y actitud que subyace a los acciones y decisiones mencionadas.

En estos casos la persona procura realizar una acción que disminuya la posible inquietud de culpa que pueda estar experimentando por haber realizado una acción contraria a lo que deseaba, en las situaciones mencionadas comer más de lo conveniente. Y no obstante la acción de ordinario es incongruente debido a que la proporción entre las calorías que se ahorran en tomar el café con edulcorante o una bebida light comparada con las calorías totales ingeridas en la comida es fuertemente desigual.

Sin embargo, en estos casos el edulcorante funciona en el plano psicológico con más fuerza que en el nutricional o fisiológico. Al consumirlo el sujeto retiene la percepción de que no ha comido tanto, o que redujo el número total de calorías que podría haber ingerido. Esto le permite equilibrar las emociones, disminuir o borrar la incómoda experiencia de error o culpa aún a pesar que las calorías ahorradas en el café final o en la bebida edulcorada artificialmente se ven eclipsadas por el total de lo comido.

["Marcas&Mentes" se publica todos los lunes.]

COMENTARIOS

  • 1
  • 15.06.2012
  • 08:21:02 hs
Jose Benjamin Justo Andia

Me pare muy interesante este post, esas actitudes a veces subconscientes que realizamos a modo de “compensar” un exceso indistintamente si es de comida, dinero, ropa, etc, que incluso se denotan en determinas acciones o situaciones donde surge el fallado “sentimiento de culpa” que buscamos aplacar de alguna forma que termine siendo relativamente gratificante (obviamente aislándola de la otra). ¿Cuantos de nosotros hemos sentido eso llamado “remordimiento de comprador”?

  • 2
  • 15.06.2012
  • 08:21:46 hs
Jose Benjamin Justo Andia

Me pare muy interesante este post, esas actitudes a veces subconscientes que realizamos a modo de “compensar” un exceso indistintamente si es de comida, dinero, ropa, etc, que incluso se denotan en determinas acciones o situaciones donde surge el fallado “sentimiento de culpa” que buscamos aplacar de alguna forma que termine siendo relativamente gratificante (obviamente aislándola de la otra). ¿Cuantos de nosotros hemos sentido eso llamado “remordimiento de comprador”?

  • 3
  • 15.11.2012
  • 11:48:28 hs
Fauzan

Ole1 Ne3o creio que possa haver uma adaptae7e3o em neunhm campo capaz de resolver esse fator irreversedvel.O maior problema de tudo isso e9 que ne3o vemos neunhma tomada de conscieancia buscando o bem comum, que seria ne3o termos mais filhos biolf3gicos e passarmos a nos preocupar mais com a realidade do vizinho. E a Internet tem servido para afastar mais ainda as pessoas da realidade, deixando-as mais distantes, insensedveis e por que ne3o egoedstas. Je1 que ela e9 a filha desse processo todo, tem a cara dos pais.Nem se fizermos 50 vezes ao meas a Hora do Planeta podemos mudar a realidade ecolf3gica no mundo, a fanica forma seria ter conscieancia que ter filhos e quer consumir mais ale9m de manter a distancia de outros seres-humanos e9 destrutivo a nossa civilizae7e3o.Mas como o ser-humano aprende por conscieancia ou pela dor, creio que nessa frase de Buda, podemos ver esse processo trazer a segunda ope7e3o a tona, infelizmente.Abrae7o e parabe9ns pelo trabalho, muito fatil, mesmo. Obrigado!Rodrigo

  • 4
  • 15.06.2012
  • 06:42:02 hs
Jose Benjamin Justo Andia

Me pare muy interesante este post, esas actitudes a veces subconscientes que realizamos a modo de “compensar” un exceso indistintamente si es de comida, dinero, ropa, etc, que incluso se denotan en determinas acciones o situaciones donde surge el fallado “sentimiento de culpa” que buscamos aplacar de alguna forma que termine siendo relativamente gratificante (obviamente aislándola de la otra). ¿Cuantos de nosotros hemos sentido eso llamado “remordimiento de comprador”?

  • 5
  • 15.06.2012
  • 06:45:15 hs
Jose Benjamin Justo Andia

Me pare muy interesante este post, esas actitudes a veces subconscientes que realizamos a modo de “compensar” un exceso indistintamente si es de comida, dinero, ropa, etc, que incluso se denotan en determinas acciones o situaciones donde surge el fallado “sentimiento de culpa” que buscamos aplacar de alguna forma que termine siendo relativamente gratificante (obviamente aislándola de la otra). ¿Cuantos de nosotros hemos sentido eso llamado “remordimiento de comprador”?

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Marca Personal 360º

Silvia Moreno Gálvez

Creatividad al natural

Andrés Briceño

Mindset de CEO

Carla Olivieri

Clic Digital

IAB Perú

Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Profesor de ESAN Graduate School of Business Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño