Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Detergentes en Tiffany’s

Hace un tiempo escribí sobre una práctica de compra denominada ‘consumo conspicuo’, que se entiende por aquella obtención de un producto cuando el individuo obtiene una experiencia y percepción de obtención de valor, de logro. Usualmente se aplica a la compra de bienes premium o los de lujo.

En aquella oportunidad me referí al consumo de cafe en la cadena Starbucks como una versión disminuida de la lógica que subyace en la práctica del ‘consumo conspicuo’, pues el precio de la las bebidas que expenden es mayor al de los costos fijos de preparar un café, y los granos que usan no son lo de la Isla Santa Helena, famosa por haber alojado a Napoléon en su exilio, y unos de los más costosos del mundo. (Por supuesto en el caso de Starbucks el consumidor no paga sólo por el café sino también por un conjunto de elementos intangibles como la experiencia).

Volviendo al caso del ‘consumo conspicuo’, este conducta de compra usualmente tiene las características de tener un carácter ligeramente superfluo, con tintes de ser suntuosa, y la mayor parte de los casos completamente prescindible. El término del que hablo fue acuñado, con una dimensión más amplia, por el economista y sociólogo norteamericano T. Veblen a fines del siglo 19.

Hace unos días, caminando por la góndola de detergentes y productos de limpieza del una cadena local de supermercados, encontré otro ejemplo que me parece podría consideres de ‘consumo conspicuo’. Lo que me llamó la atención es que la mencionada práctica puede extenderse a cualquier rubro o categoría de productos, hasta los más emblemáticos de consumo masivo: los detergentes.

Si ya había presentado Starbucks como una versión disminuida del ‘consumo conspicuo’, observar un detergente cuya compra en la mayoría de los casos podría considerarse suntuosa y prescindible fue algo nuevo.

Además de ser un bien de rápida rotación, tiene la peculiaridad de que su consumo no se exhibe ante otras personas –de ordinario nadie luce su detergente o atiende a las visitas de su casa al lugar donde lava la ropa–, lo cual suele ser una característica importante del ‘consumo conspicuo’. Piénsese que lo tradicional es observarlo en productos que viven a la vista de terceros, como relojes, joyas, autos, prendas de vestir, bebidas alcohólicas, experiencias gourmet, etc.

El ejemplo que vi fue el detergente norteamericano Tide, compartiendo un espacio reducido junto a las demás marcas que ordinariamente vemos en nuestro mercado. La botella de Tide contiene menos de la mitad de contenido (1.47L vs 2L de la botella peruana) y cuesta más del doble que otros detergentes líquidos del mismo fabricante (Ace y Ariel, en todas sus versiones líquidas), y seguro hace el trabajo de limpieza y cuidado de la ropa tan bien como los últimos.

Tide

Al igual que algunas de sus versiones nacionales, una de versiones de Tide en el supermercado peruano contiene un poco de suavizante de ropa (Downy), y otro con el olor de un producto para odorizar ambientes (Febreze).

No critico la práctica del ‘consumo conspicuo’, pues considero que cada individuo es libre de adquirir un bien de esta naturaleza si lo desea y le satisface. De la misma forma que en un mercado libre nadie fuerza a comprar Tide con Febreze en lugar de Bolivar el polvo. Me parece que lo interesante radica en la presencia de factores motivacionales que conducen a este tipo de satisfacción hedónica, de tomar posesión y consumir algo tan común como un detergente pero de un modo mínimamente suntuoso.

COMENTARIOS

  • 1
  • 13.08.2014
  • 10:34:51 hs
Guillermo Montero

El mercado para ese producto no es el ciudadano peruano medio, sino el ciudadano americano residente temporalmente en Perú, quien usualmente se apega a consumir productos conocidos de demostrada efectividad, y no arriesga apostar por productos desconocidos, en especial en el manejo de su ropa, usualmente así mismo americana o comprada en los Estados Unidos. El peruano podrá, si tiene la capacidad económica, comprar para experimentar y comparar con el producto peruano aspectos como la calidad del lavado, rendimiento, etc. y, quien sabe, de repente encuentra sorpresas

  • 2
  • 13.08.2014
  • 11:45:24 hs
Miguel

O, que Tide tiene un alto nivel de saliencia en parte de la población debido a que está más expuesta a comunicaciones extranjeras y la compran porque no registran, en el momento de coger el producto de la góndola, a las demás marcas que tienen a su alrededor.

  • 3
  • 20.08.2014
  • 06:14:07 hs
Ricardo

Fuera del consumidor promedio o del canal de distribucion utilizado, se nota claramente que existe un nicho en el mercado nacional que aun se esta descuidando y que marcas como Ace o Ariel (en el caso de detergentes) no se enfoca, y es precisamente el enfoque de ciertos productos que toman cierta participacion en dichos nichos, creando un consumo conspicuo “local”

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Marca Personal 360º

Silvia Moreno Gálvez

Creatividad al natural

Andrés Briceño

Mindset de CEO

Carla Olivieri

Clic Digital

IAB Perú

Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Profesor de ESAN Graduate School of Business Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño