Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Comodidad entre el precio y el valor

Hace unos días leí una pregunta que alguien se hacía referida al acto de compra: ¿hay alguna regla general para saber que el producto que se está adquiriendo realmente vale el dinero que se pagará por él? Una de las respuestas me pareció especialmente interesante.

Es evidente que cuando realizamos una compra el precio que pagamos no es estrictamente el del costo de producción del bien, sino el agregado de una serie de factores de ganancia, incluyendo el intangible perceptual de la marca. Sin embargo saber esto no responde la pregunta inicial, aunque sí apunta a una posible respuesta.

Al sostener que el precio es el compuesto de una serie de factores uno de ellos es el mismo consumidor: su marco de referencia económica y sistema de valoraciones perceptulales.

Bajo esta premisa es viable sostener que el valor de lo que se compra viene determinado por la persona que realiza la compra, más particularmente por su realidad y circunstancia. Por ejemplo una botella de agua cobra más valor para quien se encuentra pasando una día de playa en el verano que para quien tiene un dispensador de agua relativamente cerca de su escritorio en la oficina.

Por supuesto el ejemplo de la botella de agua también sirve para ilustrar la influencia del marco de referencia económica del individuo, pues esa variable modula la valoración que la persona otorga al dinero y como consecuencia a los precios. Ante ese efecto pagar S/.10 soles por medio litro de una botella de agua importada puede no causarle ninguna disonancia a alguien, quien puede adquirir un producto básicamente igual por menos de S/.1.50 soles.

No obstante la respuesta que me llamó la atención fue la siguiente: el criterio general para saber que el producto que se está adquiriendo realmente vale su precio es el grado de remordimiento que se experimenta luego de pagarlo.

Esta afirmación lleva consigo la fuerza la realidad perceptual del consumidor ante un producto o una marca: el deseo de tenerla independiente del precio, la misma modulación de la valoración del dinero, la circunstancia en que compra el bien (¿tiene prisa en adquirirlo o no?) y en la que lo utilizará, su conciencia del grado de escasez del mismo, entre otros.

No obstante pienso que referirse al grado de remordimiento no es técnicamente lo más exacto, sino al grado de riego que la persona experimenta al desembolsar dinero a cambio de la consecución de un producto. Riesgo que usualmente se puede reducir a tres dimensiones: el plano personal (“¿esta pastilla genérica me quitará del dolor de espalda o mejor pago un poco más por la del laboratorio conocido”?); el plano social (“es una entrevista de trabajo importante, mejor pago un poco más y compro una buena corbata”); y finalmente el plano económico (“¿el número de cuotas en mi tarjeta de crédito es adecuada de acuerdo con mis ingresos mensuales?”).

La pregunta inicial es difícil de cerrar debido a la cantidad de variables de constituyen el valor del un bien, a pesar de ello creo que los factores de riesgo percibido son una buena guía para identificar el espacio entre la relación valor-precio donde un individuo se puede sentir cómodo.

COMENTARIOS

  • 1
  • 16.09.2014
  • 09:51:04 hs
Hector Caparachin

El valor de lo que se compra viene determinado, también, por el grado de satisfacción que experimenta el cliente, en función al valor agregado que le otorgan; aquel que en toda experiencia de compra debe acompañar al que intrínsecamente está relacionado con el producto o servicio.
por ejemplo, no es lo mismo, que te vendan una botella de agua, sin ningún grado de interés en atenderte (desgano total), que, atenderte con total voluntad, amabilidad, cortesía, interés, etc.

  • 2
  • 16.09.2014
  • 10:38:39 hs
Fabrizio

Es simple, la ciencia económica ha respondido a esa pregunta hace más de 130 años. Se llama la teoría subjetiva de valor, confeccionada por Carl Menger en su libro “Principios de Economía Política”. Recomiendo mucho leer ese libro.

  • 3
  • 17.09.2014
  • 01:21:27 hs
Jorge Pereyra

Mejor si nos preguntamos antes de realizar cualquier compra , lo que estoy a punto de comprar es gasto o inversión ? , con esto no habrá remordimiento , sino responsabilidad al asumir la decisión sea cual fuese. La decisión corresponde a cada persona y no es válido comparar respuestas, pues para algunos una compra sera inversión, mientras que para otros la misma compra significará un gasto. Todo es relativo, como diría A.Einstein

  • 4
  • 27.11.2014
  • 03:59:11 hs
Luis Miguel Diaz

En realidad es una mezcla de todo valor, gasto, inversión comodidad, remordimiento que se traduce finalmente en si quedo satisfecho con el producto y desaparece todo lo anterior porque crea un clima de calma interna, y un éxtasis de haber comprado lo que quería y que supere sus expectativas mucho mejor ….si fue todo lo contrario lo vera negativamente así haya adquirido la mejor marca.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Marca Personal 360º

Silvia Moreno Gálvez

Creatividad al natural

Andrés Briceño

Mindset de CEO

Carla Olivieri

Clic Digital

IAB Perú

Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Profesor de ESAN Graduate School of Business Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño