¿Por qué es tan costoso usar el efectivo y quién lo termina pagando?

¿Se ha preguntado, alguna vez, por qué le gusta usar dinero en efectivo para sus compras?, ¿por qué prefiere llevar monedas en la cartera en vez de una tarjeta de crédito o débito?, ¿alguna vez se ha sentido inseguro, y va mirando de un lado a otro, para comprobar que nadie lo persigue por llevar dinero en el bolso?

La preferencia de los peruanos por el uso del efectivo todavía es alta, al igual que en otros países de la región, en consecuencia, la penetración de los pagos electrónicos es muy baja. A nivel mundial, Corea del Sur, Suecia, Singapur, y Uruguay son países que han logrado reducir significativamente el manejo de efectivo y elevar el uso de medios de pago electrónicos, porque comprendieron que les permite combatir problemas de evasión fiscal e informalidad, mejorar la transparencia en las operaciones comerciales y lograr una fiscalización tributaria más eficiente.

En Corea del Sur y Uruguay, se dieron medidas para incentivar el uso de medios de pago electrónicos, como por ejemplo, beneficios tributarios. Los contribuyentes surcoreanos que realizan pagos electrónicos obtienen descuentos en su declaración de renta anual, mientras que los uruguayos pagan un menor Impuesto General a las Ventas (IGV).

Promover el menor uso de efectivo está en el centro de la política pública, y tiene que ver con política tributaria e inclusión financiera. La mayoría de gobiernos tanto de los países desarrollados como emergentes han incorporado disposiciones para fomentar el uso de medios de pago electrónicos. En Perú recientemente se anunció que a partir de agosto todas las operaciones de compra de autos o viviendas, mayores o iguales a S/ 12,450, ya no se podrán realizar con dinero en efectivo, sino mediante un medio de pago del sistema financiero.

Las medidas para reducir el uso de efectivo y promover los pagos electrónicos son fundamentales para los objetivos y retos más importantes que tienen los gobiernos hoy en día: buscar equidad tributaria y combatir la informalidad. Es decir, que todos paguen lo que les corresponde y no se recargue el pago de impuestos en unos pocos. Esto tiene que ver con justicia tributaria, equidad y competitividad. En la medida que se repartan mejor las cargas tributarias se tendrán empresas más competitivas.

La reducción del uso de efectivo también ayudará a combatir la desigualdad a través de la movilidad social. Una sociedad donde la población no tiene acceso a los servicios financieros básicos como una cuenta de ahorros o una historia crediticia que le permitan pedir un crédito, es una sociedad donde difícilmente habrá buenos indicadores de movilidad social. Por el contrario, si tienen más acceso a los servicios y productos financieros tendrán mayores oportunidades de alcanzar un mejor nivel de vida.

Hoy en día a muchos de los hacedores de política pública les interesa fomentar una mayor movilidad social pues de esta manera se da a la población más oportunidades, se logra una sociedad más igualitaria a partir de mayores oportunidades de educación, trabajo y emprendimiento. El acceso efectivo a los servicios financieros básicos es una condición para crear tales oportunidades. Por ejemplo, la posibilidad de obtener crédito formal aumenta las posibilidades de crear una pequeña empresa que sea exitosa.

El uso del efectivo genera costos tanto directos como indirectos. Entre los primeros se incluyen los costos para el gobierno, para los comercios y el sector financiero. El gobierno tiene que imprimir los billetes o monedas, transportarlos, distribuirlos y combatir la falsificación. El dinero debe ser reemplazado continuamente. Por su parte, los bancos incurren en costos de operación de cajeros automáticos, oficinas, traslado del dinero y seguridad. Para los comercios los costos pueden ser enormes, asociados, por ejemplo, al riesgo de robos violentos, o incluso la misma merma del efectivo, considerando que pueden existir errores en el conteo de billetes y monedas.

Los costos indirectos los asume toda la sociedad y pueden alcanzar enormes sumas porque incluyen corrupción, inseguridad ciudadana y evasión fiscal. Ello, por cuanto las transacciones en efectivo son prácticamente invisibles para las autoridades y eso las hace ideales para conductas irregulares, lo que dificulta la recaudación tributaria. La exclusión financiera es otro costo indirecto, por muchas razones. Por ejemplo, las personas que no tienen acceso a productos básicos asumen mayores riesgos personales, tienen que gastar tiempo retirando dinero, pagando servicios públicos y no tienen una historia crediticia. Sin embargo, el desarrollo de nuevas tecnologías como el internet móvil, la penetración de teléfonos inteligentes, la entrada de nuevos competidores y la creación de nuevos modelos de negocio en la industria de pagos facilitan la inclusión financiera.

Hace años el paradigma era que el uso de tarjetas de crédito estaba enfocado en las personas adineradas pero con la tecnología y la aparición de los servicios novedosos de la economía digital eso cambió. Hoy en día en el mundo todas las personas necesitan acceso básico a pagos electrónicos, ya sea para subirse a un metro o para hacer una transferencia a un familiar de manera rápida. Pagar con medios electrónicos es fundamental para acceder a los miles de millones de contenidos, servicios y beneficios que lleva la conectividad a los pueblos y a los gobiernos a fomentar la inclusión financiera que simplemente le cambia la vida a las personas.

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Marca Personal 360º

Silvia Moreno Gálvez

Creatividad al natural

Andrés Briceño

Mindset de CEO

Carla Olivieri

Clic Digital

IAB Perú

Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Profesor de ESAN Graduate School of Business Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño