Menú Legal

Oscar Sumar

Aversión a los exámenes. Acerca de la Directiva del Minedu

¿Cuál es la mejor manera de evaluar a un preescolar? Por mi
intuición y lo que he
leído
acerca del tema, creo -y solo “creo”- que los niños no deberían ser
tan presionados para aprender cosas que van a tener años para aprender en toda
su vida. Creo que se debería poner énfasis en el juego, en el cariño y la buena
alimentación. Lo demás debería venir solo. Dicho esto, igual no puedo estar de
acuerdo con la Directiva del Minedu, según la cual está prohibido someter a
exámenes de ingreso a niños menores de seis años, en los procesos de admisión a
colegios privados. La norma me parece problemática en varios sentidos,
incluyendo:

sumarexamenes.jpg

[Imagen tomada de Jamefleting]

1. ¿Por qué no dejar que los papás elijan? Cada uno tiene su propia
opinión acerca de si los estudios primarios deberían de ser más “académicos” o
relacionados al juego. Los colegios hacen sus propios arreglos. Los mejores,
seguirán las tendencias actuales, los peores, no. Los extraordinarios,
innovarán. Una norma así, quita un incentivo para la competencia y la posibilidad
de innovación. Hace 12 años los exámenes en las universidades median sobretodo
tu habilidad para memorizar. Ahora, por lo menos varias de las principales
universidades de Lima, hacen evaluaciones mucho más integrales y enfocadas en
lo realmente útil para saber si a una persona le va a ir bien o no en la
universidad. Nadie las ha obligado a hacerlo, ellas solas han considerado que
esto es lo mejor. Paradójicamente, las universidades estatales -hasta donde sé-
siguen un método de evaluación “tradicional”.

En Lima, cada vez hay más colegios “no tradicionales”. Estos
colegios dan una alternativa a los papás que creen que las cosas se deben hacer
de modo distinto. Uno de esos colegios se llama Alehp. El mismo fundador de ese
colegio, el famoso educador peruano Leon Trahtemberg, ha
señalado
que
“Si un colegio está haciendo hoy lo
mismo que hace cinco años, podemos afirmar que está desactualizado, porque en
educación -al igual que todas las otras actividades- lo que no avanza,
retrocede”
. Sin embargo, el mismo Trahtemberg ha señalado en una entrevista
con Bruno Giufra que su colegio no es para todos. Él cree que si hay papás más
cómodos con el modelo tradicional, en buena hora. Una norma como la comentada
aquí, le toma una foto a la situación actual, impidiendo la innovación y la
libre elección. 

2. Un sistema así, en el que no se puede evaluar la habilidad
académica de los niños, afectaría principalmente a los niños con habilidades
adelantadas o con problemas de aprendizaje. ¿Qué pasa con un niño que puede
leer, escribir, hablar o hacer operaciones matemáticas por encima del promedio
de su edad? ¿Debe entrar al mismo nivel que uno que tiene problemas de
aprendizaje o ha desarrollado más otro tipo de inteligencia? ¿No merecen ambos
un tipo de educación personalizado? ¿Cómo se les dará esa educación si no se
conoce su potencial con una evaluación?

3. Este sistema debería tender a distraer la evaluación hacia otros factores.
La misma directiva del Minedu señala que: “(…)
podrán basarse en otros aspectos que no involucren las capacidades y
características del niño (…). Como por ejemplo, afinidades o creencias y
convicciones, cercanía a la institución educativa, parentesco con alumnos
previamente matriculados, etc.”
. Tal como ha señalado
Fernando Cáceres: “(…) estos criterios
pueden terminar siendo discriminatorios o fuente de mucho estrés e
incertidumbre, pues se podría excluir a los niños por la clase social de sus
padres, las oportunidades que tuvieron de estudiar en estos colegios, o el
número de hermanos que tienen (los hijos únicos tendrían menos chance). Algunos
colegios, según hemos podido averiguar, inclusive realizarían sorteos o
privilegiarían la admisión por orden de llegada (plop)”
. Algunos
colegios llaman a los papás a una entrevista y dicen que los niños estén
presentes. Entonces, cual espías, evalúan a los niños; pero sin poder hacerlo
formalmente. ¿Realmente a eso queremos llegar? Otra opción es que esta norma
genere más trabajo para los sicólogos. No me sorprendería que algunos colegios
“tercerizacen” los exámenes y luego solo pidan los resultados a los padres.

El Estado tiene una extraordinaria manera de marcar la pauta en
términos de educación, al tener muchísimos colegios públicos bajo su mando.
¿Por qué no comienzan haciendo que sus colegios sean de calidad y luego le
dicen a los demás como educar? Ups, me olvidé del Sutep, a ellos tampoco les
gusta mucho que los evalúen, ¿verdad?

Pd: Pueden contactarme
en Twitter
@osumar

Pd2: Mis posts
salen los martes.

COMENTARIOS

  • 1
  • 10.04.2013
  • 04:20:44 hs
Pablo Vásquez.

Estimado Óscar Sumar.
El problema no está en evaluar o no, la situación es que la palabra evaluación está mal interpretada, pues siempre la consideran como una etapa de comprobación para algo: Entrar a un sistema o proceso, aprobar o desaprobar.
La evaluación es un proceso indispensable en todas las actividades humanas, sociales, académicas, científicas, etc.
Sí se debe evaluar a todos: los niños, los jóvenes, los adolescentes, los adultos, los novios, los jefes… Cuando van a acceder a una institución, cargo o proceso. No para negarles o calificar su ingreso, sino, para establecer los logros con que cuenta el postulante, y las necesidades de enriquecimiento individual. En este momento se establece con una EVALUACIÓN y no con una CALIFICACIÓN con que se confunde el término de evaluación.
En 1972 se introdujo el término EVALUACIÓN en reemplazo de la calificación, para mejorar el sistema educativo… Fue duro su aceptuación y aplicación correcta y sigue siendo así.
El caso es que algunos de nosotros quiere educar y mejorar la educación y otros solamente quieren cumplir el trabajo por el cual les pagan.

  • 2
  • 10.04.2013
  • 03:38:41 hs
Juan Carlos Suttor

Muy buen artículo…

  • 3
  • 14.04.2013
  • 05:12:56 hs
Asuncion Martinez

Los padres siempre van a elegir a que colegio desean enviar a sus hijos esto depende del bolsillo, pero no deben olvidar que la responsabilidad de la educacion y exito escolar de sus hijos NO depende solamente del colegio mas caro o con mayores exigencias de ingreso o mejores pautas de evaluacion, dependera mucho del hogar y del ambiente donde el menor se desarrolle.
No debemos solo educar sus mentes obligandolos a memorizar para examenes, eduquemos tambien su corazon, dejandolos ser ninos, alimentar su autoestima y asi se haran seres mas creativos y buenos ciudadanos para el futuro.
Como Walter menciono antes, en Finlandia y en los paises nordicos la edad escolar
empieza a los 7, y son paises desarrollados desde hace decadas y ese modelo entonces funciona.
Saludos!

  • 4
  • 15.04.2013
  • 05:20:02 hs
Giovanna

Me parece que el problema de fondo es la demanda, como se ha dicho anteriormente. Yo desearía poder escoger el colegio que esté de acuerdo a la educación que quiero para mis hijos, el que más se adapte a mi forma de ver la vida, a la educación que le doy en casa, a los valores que le inculco, a mis creencias, etc.

El problema es que ahora, da la impresión que ingresar al colegio es más difícil que ingresar a la universidad, lo cual no era así cuando yo estudié.

Creo que los padres, conocemos más o menos las habilidades de nuestros hijos, que incluso entre hermanos, no son iguales. Pero, trataría que el colegio que elija sepa motivarlos tanto como yo trato en casa, de manera que sientan que todo es posible, que pueden tener sueños y que pueden alcanzarlos con esfuerzo y dedicación.

El temor, creo, que tenemos muchos padres, es que después de elegir el colegio que creemos es nuestra mejor opción, no encontremos vacantes y el niño tenga que perder un año de escolaridad (pues postular después de los ingresos generales que ahora son en pre-kinder o en nursery es casi imposible). Entonces, empieza el frenesí y los papás hacen que sus hijos postulen mínimo a cinco colegios para no quedar sin vacantes. Claro que no se puede culpar de eso a los padres, nosotros tratamos de darle lo mejor a nuestros hijos y la educación es la base de su futuro.

No obstante, este comportamiento exsacerva la demanda y crea una demanda ficticia, puesto que, como es sabido, si el niño ingresa a los cinco colegios, sólo podrá ser materialmente parte de uno.

Pero, ¿qué hacer? No tengo la menor idea, el sistema actual hace que el ingreso sea antes de primer grado, como era cuando yo era niña. Igual, no creo que dar un examen sea traumatizante. Yo di uno a los cinco años para ingresar a primer grado y lo recuerdo hasta hoy como una experiencia agradable. En verdad, estaba contenta de conocer el que podría ser mi colegio y poder jugar.

Creo que el estrés es de los papás principalmente y que sin querer lo transmiten a sus hijos, quienes, en verdad, ven el jardín como un espacio lúdico más que como un lugar que definirá su futuro.

Entonces, somos tal vez los papás los que necesitamos tranquilizarnos un poco o tener la capacidad de no traspasar nuestro estrés a nuestros hijos.

  • 5
  • 09.04.2013
  • 10:17:49 hs
Walter

Hola Oscar,

Que buen artículo. Efectivamente, dentro de la directiva, la prohibición a la evaluación por parte de públicos y privados es un mamarracho pero refleja un tema mas complejo que es la sobre demanda que existe en algunas instituciones por la pobre calidad de otras.

Si bien uno tiene el prejuicio que todo colegio privado es mejor que uno público esto sólo es cierto a partir de determinado nivel de colegios (y pensiones) que por la falta de mayores ofertas tienen una mayor demanda, se han incrementado las pensiones y matrículas y eso está creando un incremento importante en el costo de la educación. Esto no se ha mejorado porque hay barreras a la entrada de nuevas ofertas (en especial el tema de ubicación y terrenos adecuados por el boom inmobiliario). Todo esto ha terminado generando que los niños sean sometidos a mucha presión para los exámenes de ingreso y se ha querido evitar ese problema. Sin embargo, eso sólo es reflejo de la baja calidad de los colegios públicos por causas históricas y estructurales muchos más complejas.

Volviendo a tu post, reitero que es un mamarracho la prohibición porque no arregla las cosas pero tengo un par de comentarios a tu posición:

1. No veo que la directiva atente con la libertad de los papás de elegir el colegio que prefieran. Los papás pueden escoger entre los modelos que indicas y no veo la limitación ya que si no estoy de acuerdo, no postularé a ese colegio. El problema, reitero está en la sobre demanda.

2. La evaluación sobre la ubicación o trato al niño puede realizarse una vez admitido al centro de estudios, no es limitante ni para el colegio ni para los niños la evaluación previa como condición de ingreso. Si el niño ya sabe leer (contra pedagógico) o tiene problemas para igualar al resto, merecerá un trato especial dentro del colegio (diferentes salones por ejemplo) no ex ante. Por lo menos, no lo veo como gran problema.

Finalmente, si, como bien indicas el estado tiene un gran problema con el nivel de educación que puede brindar y podría ser oportunidad que todos apoyemos a la mejora del mismo (te imaginas un servicio civil obligatorio?).

Un abrazo

Walter

  • 6
  • 09.04.2013
  • 09:54:16 hs
Víctor Marroquín

Los más recientes estudios demuestran que la personalidad humana y sus habilidades futuras se forjan en los primeros 1-6 años de vida, y que por esta razón los niños no deben de ser enviados a escuelas fuera de casa hasta que hayan cumplido esa edad. En los países más avanzados, y en las familias más pudientes, ya se está cumpliendo con esta pauta. En esos países y familias no existe “educación pre-escolar” fuera de casa, ya que se considera que presenta riesgos muy grandes para los niños cuando es llevada a cabo en lugares públicos fuera del hogar. Ciertamente no todos los padres pueden dejar de trabajar y educar a sus hijos en casa hasta los 6 años, pero deberían hacerlo en la medida de lo posible. Formarían seres humanos mucho más saludables y por lo tanto mejores ciudadanos.

  • 7
  • 09.04.2013
  • 10:02:34 hs
Nombre

Muy bueno!

  • 8
  • 09.04.2013
  • 10:03:12 hs
Nombre

Muy bueno!

  • 9
  • 10.04.2013
  • 04:41:22 hs
José Silva

Evaluar o No evaluar esa es la cuestión, creo que el tema no va por la evaluación como fondo sino por la forma, la evaluación es un proceso de medición para poder saber donde me encuentro ubicado, que he logrado y que me falta lograr, el problema es que el ministerio de educación debe buscar buenos mecanismos de evaluación, a través del juego para los niños u otras formas más innovadoras para los estudiantes de primaria, secundaria e incluso superior, hoy en dia los estudiantes estan en una etapa de aprendizaje y desaprendizaje, pues todo lo que aprenden “memoristicamente” por un tiempo lo desaprenden para aprender otros conceptos, y estamos más preocupados en ello que en enseñarles a razonar a pensar ha que puedan hacer analisis, juicios y razones que mas adelante puedan aplicarlos eficazmente cuando afronten dificultades propias de su vida profesional o laboral, pero considero que es necesario evaluar, es una forma de ser competitivos, las personas se evaluan, las empresas se evaluana los paises se evaluan, el problema es que tenemos una baja cultura de evaluación, como indica Andres Oppenheimer, y si no preguntemos a los que tienen el rol mas importante dentro de nuestra sociedad, al maestro .

  • 10
  • 16.04.2013
  • 12:55:37 hs
Karla

Te Felicito! Muy Buen Articulo, no he tenido tiempo de leer todos los comentarios, pero te comento lo siguiente. Mi Hijo de 3 años, no rindio ningun examen para ingresar al nido, y claro que antes de matricularlo, trate seleccionar (con el poco tiempo que te deja el horario de oficina) el “mejor nido” segun como me vendieron la idea de ese colegio. Mi hijo fue los primeros 20 dias de maravilla, pero luego de esto hasta hoy, no quiere ir y llora desconsoladamente. La pregunta que uno se hace como padre y le preocupa es, “¿Que le hiceron?” . Y la respuesta la tuve YO el día que lo acompañe todo el día: el niño se encuentra intelecualmente mucho mas avanzado que los niños de su mims edad. Entonces al enseñarle cosas que el niño ya sabe o capta mucho mas rapido, le crea aburrimiento porque no va al mismo ritmo y claro pues no puede moverse de su lugar o distrerse en otra cosa porque los otros niños estan aprendiendo lo que claro corresponde a su edad. Pero de haber tenido una evaluacion, me hubiera permitido, buscar un mejor ambiente para no hacerle inconcientemente un daño o hacerlo retroceder al estar con niños que no tienen la misma fluidez o el vocabulario, la misma compresion de lectura, el mismo afan de aprender cada vez MAS ! , esto lo comprendi el dia que lo acompañe, ya que la profesora no podia avanzar al ritmo que pedia mi hijo porque los otros niños todavia no terminaban de comprender lo anterior, y por ello no contestaban las preguntas que mi hijo formulaba y lo dejaba pasar.

Es por eso que SI necesitan una evaluacion, pero no de conocimientos sino de intelecto, para poderlos agrupar segun las necesidades de cada uno y lo demas ya depende de los padres. Claro que el estado tambie npodria preocuparse por eso y dar la facilidad a aquellos que tienen la capacidad pero no las posibilidades economicas, y no dejarlos desperdiciar su potencial claro esta con profesores debidamente capacitados. No evaluarlos por religion, ni por cuantos hermanos tiene o por donde vive, porque por ultimo si el padre PUEDE y le interesa el desarrollo de su hijo, asi viva en la punta del cerro pues llegara donde sea.

  • 11
  • 11.04.2013
  • 02:17:18 hs
Jose Cisneros

En mi opinion los niños a esta edad estan en una etapa donde recién terminan de comprender lo basico de su entorno (responsabilidad, respeto, decisión, etc), a ese nivel de madurez es alevoso intentar someterle a responsabilidades y presiones de este tipo, considere que a este nivel la educacion y formacion es fundamentalmente del hogar.
Los colegios que solian aplicar este restriccion deberan reenfocar sus metodologia de acompañamiento y aprendizaje pues tendran una mayor cantidad de niños hiperactivos. Veamos como lo hacen ahora.

  • 12
  • 10.04.2013
  • 08:01:32 hs
Fabricio

Estimada Pamela,
por favor podrías hacernos llegar los sustentos bibliográficos de tus afirmaciones?. Son super interesantes.

saludos cordiales,

fabricio.

  • 13
  • 10.04.2013
  • 09:00:27 hs
Walter

Oscar,

Hoy en día coexisten diversos enfoques y quienes eligen en cual incribir a sus hijos son los padres. De hecho lo realizan cuando los niños tienen 3 años.

¿Cómo la prohibición de que sean evaluados a los 6 años desaparecería dichas alternativas? Los colegios con posiciones mas tolerantes con la disciplina ¿tendrían que ser más extrictos y viceversa? No veo causalidad al respecto.
La libertad de los padres de elegir el estilo bajo el cual quieren educar a sus hijos seguirá siendo el mismo solo que las alternativas para que sean inscritos en determinados colegios puede que se vuelva un poco mas complicado aque antes.

Sobre el comentario de Paola, de acuerdo a una revisión de los modelos educativos en los paises con los mejores sistemas en el mundo, como Finlandia, los niños inician la edad escolar de manera obligatoria el año en que cumplen 7.

Saludos,

Walter.

  • 14
  • 11.04.2013
  • 05:15:32 hs
Rosa

En mi experiencia como madre todo colegio tiene niveles pero no todos los años es lo mismo porque es en base a los docentes aquellos que son buenos son los mas buscaditos para que este en la institución.
Los niños desde los 3 años son muy hábiles y entra a la socialización y captán rápido lo que se le enseña y desde pequeñito ellos te enseñan y hasta corrigen, uno que a veces no se da cuenta por el mal hábito que tiene. Ej me enseño a cruzar la calle por el crucero peatonal.
Todo depende del docente como enseña al alumno a ser disciplinados, ordenados y responsables, lo demás cae por su propio peso

  • 15
  • 12.04.2013
  • 05:31:30 hs
william Medina Carrillo

ES CIERTO LO QUE USTED ANALIZA LA POLITICA EDUCATIVA DEL ESTADO, DICE QUE SU VISION EN NUESTRO PERU LA EDUCACION DEBE SER DE CALIDAD, PERO CON ESE TIPO DE NORMAS DE QUE CALIDAD EDUCTIVA PODEMOS HABLAR, PERO QUE PODEMOS ESPERAR DE FUNCIONARIOS QUE EN REALIDAD NO CONOCEN LA REALIDAD EDUCATIVA Y COMO SABEMOS NINGUN GOBIERNO A APOSTADO POR LA EDUCACION EN NUESTRO PERU, SON PARCHES SIMPLEMENTE, QUE A LA LARGA LA EDUCACIÒN SIGUE IGUAL O PEOR.

  • 16
  • 10.04.2013
  • 12:44:46 hs
Diana Luz

Excelente artículo Óscar, pero como madre no creo que sea adecuado a que los pequeñitos sean sometidos a exámenes, deben dejarlos disfrutar plenamente de su niñez.

  • 17
  • 10.04.2013
  • 01:10:15 hs
Pamela

Los estudios indican que un año a menos de escolaridad en los pequeños acarreta 3 puntos de cuociente intelectual a menos. Es por esa razon que Brasil ha despertado de su politica pedagogica atrasada segun el cual el niño tenia que jugar primero y los matriculaban a los 7 años. Ahora los niños brasileños van a ir a la escuela obligatoriamente desde los 4 años de edad. Con el SETUP mandando en el Ministerio de Educación, se quiere obligar a la ignorancia a los niños peruanos en una edad en que justamente ocorre mayor mielinizacion cerebral! Peru necesita urgentemente de aumentar el nivel de su capital humano.

  • 18
  • 10.04.2013
  • 09:29:54 hs
José

La culpa de todo esto la tiene el SUTEP, q nunca estuvo predispuestos a las evaluaciones, ni para ellos ni para sus alumnos, y aqui estan los pésimos resultados…esa prhibición del MINEDU de no haber evaluaciones para el ingreso a las escuelas es una aberración sin fundamento. Saludos.

  • 19
  • 11.04.2013
  • 10:20:19 hs
Walter

Por eso coincidimos en lo erronea de la medida, la prohibición a una evaluación, no al estilo pedagógico. La libertad recortada (del derecho de que sea evaluado para ingresar) aunque muy improbable (¿quienes desean que sus hijos pasen por estresantes pruebas de ingreso?) no afecta al estilo que se imparta con los estudiantes ya inscritos.

Vuelvo al tema de la farta de oferta que genera este tipo de medidas.

Walter

  • 20
  • 13.04.2013
  • 12:23:40 hs
francisco

El fondo de este asunto es que el Estado sigue metiendose en temas que no le corresponden.

Los colegios privados tienen la libertad de escoger que tipo de estudiantes desean tener en su Institucion, logicamente como todo en la vida van a querer tener a los mejores niños, esos que tienen gran capacidad, estan mejor formados y ya llegan con actitudes positivas hacia una vida escolar positiva. Como se logra esto : a traves de una evaluacion que incluye por supuesto varios aspectos, desde su comportamiento, su habilidad para relacionarse con el mundo, etc. Ya estas pruebas se realizan en muchos colegios en una forma muy ” delicada ” para que exista el menor riesgo de presion sobre los nños.

Los padres de familia quieren los mejores colegios para sus hijos, esto esta limitado por su capacidad economica, razon por lo que escoogeran de acuerdo a estas posibilidades. Hecha esta primera eleccion, dentro del rango a pagar buscara el mejor colegio y cuales seran sus premisas.
1-El que mejor forme y eduque a sus hijos, para que esto ocurra el Colegio tendra que haber tenido un buen sistema de seleccion.
2-Probablemente un Colegio con el que ya haya tenido una experiencia previa positiva, ser exalumno, que otros hijos hayan estado en el colegio ou otros parientes en el.
3-Para conseguirlo tendran que presentar un hijo bien formado, que se sepa interrelacionar y que tenga las habilidades minimas para entrar a la educacion con buen pie

Dejen que los colegios privados escojan a los mejores alumnos segun los perfiles que ellos han diseñado ( por algo son los dueños ) y dejen a los Padres de Familia que traten de ponerlos en los mejores colegios a los que puedan acceder. Esa competencia hara que el nivel suba para todos.

Y a Papa gobierno que por lo menos ponga un nivel minimo de infraestructura, profesorado y valores en los colegios publicos , que esta SI es su obligacion y que por supuesto la cumple MUY MAL y cada vez peor en estos ultimos dos años donde han desandado lo que se empezaba a verse como una Reforma magisterial que hubiera podido hacer la diferencia.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Corrupción bajo la lupa

Eduardo Herrera Velarde

Pablo O'Brien

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Tacos Fuertes

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño