Menú Legal

Oscar Sumar

Control de armas: ¿un disparo en el zapato?

Las recientes modificaciones a la legislación sobre tenencia
de armas de fuego en Perú, han reabierto el
debate acerca de su
regulación. El debate es uno complejo, pues la tenencia libre de armas  tiene -teóricamente, al menos- un impacto
ambiguo en la criminalidad. Por un lado, tener más armas en la sociedad puede
generar que sea más fácil para los criminales delinquir o que sea más probable
que las víctimas mueran luego de un enfrentamiento. Por otro lado, los
criminales podrían ser disuadidos de cometer un crimen si supieran que es más
probable que las potenciales víctimas estén armadas.

Imagen Thumbnail para sumar armas.jpg

[Imagen tomada de: enigmabadger]

Dado que esta
discusión se suele tener luego de eventos dramáticos -como matanzas en
colegios-; suele ser muy emocional y poco relacionada a la evidencia. Algunos
estudios (como
“More
guns, more crime”
)
han determinado que existe una relación positiva entre número de armas y
homicidios causados por armas de fuego y ninguna relación entre disminución de
crímenes e incremento del número de armas. Sin embargo, existen
estudios que sugieren exactamente lo contrario, muchos de los
cuales fueron citados por la Corte Suprema, en un caso donde declaró que la
Constitución de los Estados Unidos impedía que los estados dificultaran el
derecho a portar armas a tal punto de vaciarlo de contenido.

En respaldo de
la segunda postura, el famoso profesor Eugene Volokh (pueden ver un video suyo
aquí, a partir del min. 5:30 habla del tema; y varios
artículos de su blog
aquí) sostuvo que es muy probable que una norma que
dificulte la tenencia de armas tenga un impacto desproporcionado en la
población. Los criminales, básicamente, no cumplirían esta norma, pero sí los
ciudadanos, que serían las posibles víctimas.

El argumento constitucional

El resumen de
todo lo anterior es que la data no es concluyente. Si acaso la permisibilidad
en la compra o tenencia de armas aumenta o disminuye la criminalidad es un
asunto en abierto debate. Lo único claro es que el efecto no es muy grande en
uno u otro sentido. En una situación así, ¿como resolveríamos la controversia?

Nuestra
Constitución diría que, en caso de duda, debe primar la libertad del individuo.
Si alguien quiere regular, restringiendo nuestra libertad, debe tener un buen
motivo para hacerlo. ¿Qué tan importante o probado debe ser el motivo? Depende
del tipo de derecho (si económico o político, como demostré en una
investigación) y de otros factores, como el órgano que dicte la
norma (una norma dictada por el Congreso o el Ejecutivo, no tienen las mismas
chances de sobrevivir a un proceso de revisión constitucional, por ejemplo).

Lo anterior -que
se requiera un buen motivo para restringir un derecho- no significa que nuestra
Constitución sea “liberal”, sino que ésta limita el poder. Nuestras autoridades
solo pueden actuar en cuanto tengan razones para hacerlo. Si es
  imposible probar -en las circunstancias
actuales- el efecto que tienen las armas en la criminalidad, ¿cuál sería la
justificación para regularlas?

Hay otra manera
en que las armas se relacionan con la Constitución: el que la ciudadanía tenga
armas es una manera de garantizar la posibilidad de imponernos a un gobierno
tirano o dictatorial. ¿Será coincidencia la regulación de la tenencia de armas
bajo el gobierno de Humala?

 Pd:
Pueden contactarme en Twitter
@osumar

Pd2: Mis posts salen los martes.

 

COMENTARIOS

  • 1
  • 02.05.2013
  • 06:43:14 hs
Edu

es un buen articulo, sin embargo pienso que el gobierno ya debería hacer algo contra esos delicuentes y no darles ninguna ventaja. Tengo un comentario particular en mi blog: http://cronicasysituaciones.blogspot.com/

  • 2
  • 30.04.2013
  • 07:52:09 hs
Guillermo

El punto es simple: este gobierno no ha dado ninguna norma para luchar contra la delincuencia, pero sí pretende restringir el acceso a las armas a los usuarios legales que cumplimos con todos los requisitos para obtener un arma. Acaso existe algún delincuente va a comprar un arma en una armería o sacar una licencia para su uso. En Chile quien controla las armas a los civiles es el Ministerio de Defensa a través de la oficina de movilización, esto es que cada arma en poder de un ciudadano es para la defensa de la patria, aquí ya ni eso. A los deportistas nos privan de nuestra actividad, el tiro es el único deporte en la historia del Perú, que aporto la única medalla de oro en las olimpiadas. Finalmente a donde va esto?? Pues igual sucede con Venezuela, Bolivia, Ecuador y dentro de poco con Argentina, más claro que el agua no puede ser, no?

  • 3
  • 03.05.2013
  • 03:25:14 hs
israel

Yo creo que el control y restricción de la venta de armas a la ciudadanía esta muy bien, luego control de venta de armas en el mercado negro debe ser otro paso, leyes mas drásticas para cualquiera que posea armas (sean estos delincuentes o no), mas policías cuidando las calles, eliminar el trafico de armas que hacen los mismos militares.
Trabajando en forma unificada población(vecinos), municipios, policía y el poder judicial esto funciona.
Así que no vengan con el cuento que la población debe andar con armas, eso le conviene a los vendedores o no???? he visto a tantos desadaptados borrachos jugando con sus armas.
YA lo dije y lo vuelvo a decir :
Trabajando en forma unificada población(vecinos), municipios, policía y el poder judicial esto funciona.

  • 4
  • 03.05.2013
  • 07:56:16 hs
Mario Drago

Opinaba igual que tú, Óscar, pero luego de discutir el tema con un experto en armas, no me parece tan descabellada la idea. Creo que el análisis debe tomar en cuenta tanto las características del arma como el contexto social.

Sobre la 9mm parabellum, sí estoy en desacuerdo sobre la prohibición, por lo menos para aquellos quienes la usan para deportes. En este caso es un arma de competencia y por tanto la prohibición es irrazonable.

Sobre el resto de armas, mi opinión no es tan absoluta como la tuya. Recuerda, en primer lugar, que las armas más chicas no están prohibidas, así que tampoco puede hablarse de una prohibición generalizada. De hecho yo tengo un arma que no va a ser alcanzada por la prohibición, por lo que no es cierto el argumento de algunos respecto a que los ciudadanos quedaremos desprotegidos para defendernos.

Sobre las armas de mayor calibre, ten en cuenta que el derecho de defensa no puede justificar tener un arma de largo alcance. Primero porque es muy laxo alegar legítima defensa de un delincuente a 150 metros y, segundo, porque son mayormente armas de asalto (es decir, para atacar, no para defender). Creo que con las armas de menor calibre uno puede ensayar una defensa.

Ademas, ten en cuenta un tema adicional sobre la posesión de armas y su utilidad para defenderte frente al riesgo que se asocia a su uso . Por lo que me explicaba este especialista, un arma de cañón corto deja de ser certera a 10 metros aprox., con lo cual es muy poco probable que siquiera le des al delincuente; menos aún si no tienes entrenamiento. Es decir, se vuelve una “bala perdida”. Un arma de cañon más largo tiene un problema distinto. Si bien puede ser certera a 15 ó 20 metros aprox., dispararla contra alguien (un delincuente) muy cerca logra que la bala atraviese a la persona, por lo que se vuelve también una bala perdida. Como ves, en ambos casos lo que comenzó como una defensa, termina siendo un peligro. Armas más grandes no generan una mejor defensa, pero si generan mayor peligro.

Si bien la solución ideal seria mejorar el sistema, creo que en un análisis preliminar me lleva a pensar que la limitación en la tenencia de determinadas armas tiene sentido en general.

Qué opinas?

  • 5
  • 30.04.2013
  • 11:07:52 hs
Yasser Kahatt

A mi ya me parecían ejemplares nuestras leyes en el caso de la regulación de armas. Pues, no eramos tan liberales como para poder venderlas en cualquier lado y tampoco nos inclinábamos hacia la restricción. Este tipo de leyes solo hacen crecer al mercado negro y dejan con armas solo a los delincuentes. En la ciudad en la que vivimos, yo considero que si seria necesario portar un arma y eso que nuestro sistema jurídico esta tan mal que si le disparas a un secuestrador con antecedentes penales y con la posibilidad de dañar tu integridad física… te enjuician.

  • 6
  • 01.05.2013
  • 03:51:50 hs
Pedro Polo Valcazar

Podría diferenciarse entre poseer un arma y usar un arma?. Acepto que las armas sean un bien controlado, pero este control no debe de ser restrictivo. Pues basta con que cada compra de arma sea registrada y registrada la identificación del arma y sus disparos (existe un sistema) y que cada año se presente el arma para su verificación. Al existir una base de datos de proyectiles se puede identificar si fue usada un arma de las registradas. El problema será de las no registradas, que están en la delincuencia. Debe pues propiciarse el registro y no el decomiso. Así como disminuir los costos operativos de este sistema,para no crear más trabajo para los amigos.

  • 7
  • 01.07.2013
  • 09:42:17 hs
michael kors outlet store

Look At This Site
michael kors outlet store http://www.michaelkorseoutlet.org/

  • 8
  • 03.05.2013
  • 03:47:29 hs
Chanaz

A ver. Si muchos de nosotros no podemos respetar ni un semáforo, imagínense a miles con armas de fuego. No pues…Combatir fuego con fuego es absurdo. Ojo por ojo y bala por bala no funciona. Por allí ¨no van los tiros¨ señores. Estamos entrando en una discusión que le ha costado y le sigue costando muchos muertos a muchos países – y lo sabemos-, cuando lo nuestro es un tema SEGURIDAD CIUDADANA. La responsabilidad del estado no puede ni debe delegarse. Las armas que los delincuentes usan son ¨robadas¨ a las fuerzas del orden, así que empiecen por el principio. Lo del control de armas por parte del gobierno para perpetuarse en el poder, desafortunadamente, no parece muy tirado de los pelos, pero quiero creer que esto es solo otra medida ¨copy + paste¨ de los grandes pensadores que gobiernan nuestra nación para hacerle creer a todos que ¨se están tomando medidas acertadas¨, mientras postergan las verdaderas medidas correctivas ad infinitum …

  • 9
  • 30.04.2013
  • 07:28:33 hs
Luis Paul

Con todo respeto que me merece el autor de la nota, le debo decir que no entiendo lo que quiere decir, pues no se si esta a favor o en contra de la regulacion de la tenencia de armas, y creo que la idea deslizada en el ultimo parrafo de la misma me parece totalmente descabellada.

  • 10
  • 02.05.2013
  • 02:46:57 hs
EDUARDO DONAYRE VASQUEZ

Medida desacertada del gobierno, en vez de ser más drásticos en el control de armas ilegales, empleados por la delincuencia; optan por desproteger o controlar a ciudadano que sól ,oquiere protegerse usando balas de menor potencia o eficacia.
Que pasaría si unos delincuentes armados tratan de secuestrate?, te defiendes, usas tu arma, hieres o matas a uno; si los delincuentes no hicieron uso de sus armas, piña , te enjuician, como estas sólo , ellos acomodan las versiones, de tal manera que sales perdiendo

  • 11
  • 30.04.2013
  • 09:05:01 hs
Alberto Moran

Apreciado Oscar, muy buen artículo, me parece extraño que alguien no comprenda el sentido del mismo, aplicable a todo orden de cosas además, en las que debe prevalecer el respeto a la libertad de las personas sobre arrestos autoritarios o paternalistas de los gobernantes.

El sentido provocador del último párrafo tampoco debe llevar al rasgamiento de vestiduras, porque en el Perú cualquier escenario es posible, como viene constatándose con los intentos de viraje del actual gobierno. Viraje suicida además, como señala inequívocamente la historia.

Personalmente creo que las personas deben poder poseer todas las armas que les parezca, siempre que las registren de manera legal, sin que este registro sea tan oneroso y castrante como el actual, que lo único que ha logrado es la salida de las armas del circuito legal.

Efectivamente, como bien han entendido en Chile, la posesión de armas por civiles tiene un sentido y valor relacionado con la defensa nacional, tanto de amenazas internas como externas. Como se sabe por experiecia propia y ajena, la última línea de defensa siempre recae en los civiles.

Pero en el Perú la regulación de la posesión de armas por civiles está inspirada por asustadizos y operativizada por funcionarios de cuestionable inteligencia y/o con intensiones aviezas.

Así vemos que periodistas y psicólogos, entre otros, escriben sobre el espanto que les dá la posibilidad de que una persona posea un arma y pueda defenderse con la misma. Inventan situaciones catastróficas con las que ejemplifican sus temores. Es decir, ven el árbol con su corazoncito tembloroso, pero no el bosque.

Y en la pirámide jerárquica encontraremos muy probablemente que el informe de un teniente inexperto y peor preparado asciende con los consiguientes vistos de la cadena de mando hasta instancias superiores, en las que se convierte en leyes y reglamentos.

Para creerlo, tuve que escuchar a un general a cargo de la Sucamec decir que se prohibían las armas de calibre 9mm parabellum porque las municiones estaban muy baratas en el mercado negro, debido a que en los almacenes de las FFAA y Policiales, estas municiones abundan y por supuesto, adivinaron, llegan al mercado negro…

Es decir, que en el Perú las regulaciones sobre posesión de armas son inspiradas por pusilánimes y mal concebidas y peor implementadas por individuos que no pueden controlar a su personal, pero que sostienen y deciden que usted y yo y miles de ciudadanos debamos pasar exámenes psicológicos, y como no bastan, psiquiátricos, que demostremos a nuestro costo, tiempo y esfuerzo lo que el Estado sabe si simplemente se interconecta, es decir si tenemos antecedentes policiales o penales; y que debamos pagar tarifas ilegales porque no reflejan el costo de los trámites, y esto sólo para un número limitado de armas porque si tuviéramos más de cinco seríamos realmente peligrosos… y que esto debe hacerse cada año, porque ha quedado demostrado??? que cada 5 años es demasiado tiempo…

La regulaciones actuales no son poco inteligentes apreciado Oscar, son brutas, para decirlo en tono amable.

O tienes razón.

  • 12
  • 01.05.2013
  • 07:33:53 hs
artemio

El estado sigue siendo incapaz de brindar una adecuada seguridad ciudadana, tambien han sido fallidos sus intentos de desarmar a la delincuencia, frenar el mercado negro de armas de contrabando y provenientes de algunos malos elementos corruptos dentro de las PNP y FF AA. La actual legislacion es el resultado de buscar en forma desesperada alguna solucion o al menos para aparentar que algo se esta haciendo para justificarse, pero por desgracia ese “algo”, basado en la ignorancia sobre el tema, carece de eficacia y ademas estimula la informalidad en los usuarios y sus armas que hasta ahora se han mantenido legales. Es contraproducente entre los deportistas nacionales, los miembros de la reserva nacional que desean capacitarse aunque sea elemental mente y peor aun entre los ciudadanos de a pie que, ante la ineficacia del estado frente a la delincuencia, tratan de tener algo con que defenderse de estos crimnales que ahora pululan por las alles con armas que son a todas luces ilegales y muchas veces mucho mas potentes de lo que el estado le permite portar a cualquier ciudadano. Para colmo desde esta semana, en el SUCAMEC SE ESTA RECHAZANDO LAS SOLCITUDES DE RENOVACION DE LICENCIA O DE SOLICITUD DE LICENCIA POR PRIMERA VEZ A LOS CIUDADANOS DE A PIE Y A LOS MENORES DE 21 AÑOS, en clara oposicion a lo estipulado en nuestra constitucion politica del estado sobre el derecho de las personas discrimina a los menores de 21 años y a todo ciudadano de a pie que no tenga una empresa, o se a “una persona importante” que para su burocratico entender solo ellos si estarian justificados en solicitar un arma para defensa personal. Asimismo peligrosa mente se desliza por la misma ruta que utilizaron antaño mas de una tirania para poder someter a su propio pueblo, primero los desarman…

  • 13
  • 02.05.2013
  • 04:56:06 hs
Lorenzo Mulanovich

El gobierno de Ollanta Humala está haciendo exactamente lo mismo que hizo Hugo Chávez en Venezuela. Coincidentemente al mismo periodo de tiempo transcurrido en el poder; es decir, primero restringe la portabilidad de las armas de fuego, y luego, la prohibición de las 9mm. Esto es una clara evidencia de querer desarmar al pueblo con el único propósito de perpetuarse en el poder. Es parte de una “agenda bolivariana”. Correa en Ecuador y Kirchner en Argentina ya han hecho lo mismo. Estamos advertidos!!

  • 14
  • 03.05.2013
  • 11:40:56 hs
Mario Drago

Gracias por tu respuesta, Óscar. No me queda claro tu comentario.
Entiendo y estoy de acuerdo en que especular sobre la disminución de la delincuencia derivada del uso de armas no justifica una regulación. Pero no encuentro la especulación en la opinión de un experto, no respecto a la disminución de la delincuencia, sino respecto a qué arma es útil para ejercer una defensa legítima y cual no. El riesgo derivado del uso de una AK47, para ser gráficos, no tiene que ver con la delincuencia que disminuye la prohibición de su tenencia, sino con las consecuencias mismas de su uso, incluso en una situación de legítima defensa.

Entiendo que tu opinión se basa en evidencia, pero veo también que no se basa en toda la evidencia, sino que únicamente abarca el aspecto de “disminución de criminalidad”. Y digo esto porque te basas, por ejemplo, en el comentario de Volokh, que creo que es inaplicable porque la norma no prohíbe la tenencia de armas, sino sólo de algunas, con lo cual no habría necesariamente la desproporción que sugiere.

Un abrazo;

  • 15
  • 28.08.2013
  • 06:14:51 hs
José Carlos

Estimado Oscar:

El artículo me parece bastante interesante. Sin embargo, creo que en el caso peruano sí tenemos una data concluyente…la prohibición de las armas de guerra se produjo hace más de una década y no obstante ello seguimos viendo en las noticias que personas encuentran granadas de guerra en su puerta a manera de extorsión o que los delincuentes usaron fusiles falk en sus atracos.

La prohibición de los usos de armas solo alcanza a quien quiere obtenerlas de manera legal, más no ilegal. Las normas dictadas y las que se pretenden dictar lo único que hacen es poner en desventaja a los civiles que desean tener los medios suficientes para repeler un ataque.

En la ciudad de Chiclayo, donde yo vivo, no te asaltan con una navaja, te asaltan con un revolver calibre 38, los delincuentes entran a asaltar con pistolas y fusiles en mano y dudo mucho que ellos cuenten con una licencia para portar armas.

De otro lado, al promulgar dichas normas, también se debe tener en cuenta otros aspectos aparte del de la seguridad (que como bien dijiste no arroja suficiente data).

El primer aspecto se refiere a la posibilidad de que ante un gobierno tirano o un gobierno usurpador (derecho contenido en el artículo 46° de la Constitución Política del Perú) el pueblo se pueda levantar en armas. Simplemente uno tendría que levantarse con piedras y cuchillos ante un gobierno que sí tiene armas de fuego.

El segundo aspecto que se debe tener en cuenta, creo yo, es que limitar a una (como se pretende ahora) o tres armas por persona (como dicta actualmente las normas pertinentes) es destruir la milicia. El Perú sólo dependería de sus fuerzas armadas ante un posible ataque de un país extranjero. Sé que suena un poco descabellado, pero hay que recordar el viejo adagio de Horacio “en tiempo de paz hay que prepararse para la guerra”.

Lo que más sorprende es que estas medidas fueron tomadas en Venezuela y en Ecuador hasta llegar a la prohibición absoluta de la tenencia de armas.

Curiosamente esos países tienen el mismo “corte” político que el Presidente del Perú lo que hace pensar…¿habrá algún objetivo al final de esas prohibiciones?

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Corrupción bajo la lupa

Eduardo Herrera Velarde

Pablo O'Brien

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Tacos Fuertes

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño