Menú Legal

Oscar Sumar

Unión Civil entre homosexuales: moral y coherencia

¿Sabe usted quiénes aprobaron la primera y una de las más completas leyes de protección de los animales? Un grupo de personas responsable de uno de los más abominables genocidios de la historia: los Nazis. Tan preocupados estaban por los animales, que hasta prohibieron el ritual judío “kosher slaughter” por considerarlo “demasiado cruel”. Uno podría pensar que esto responde a una profunda inconsistencia moral.

Otra explicación es que las personas tenemos distintas “preferencias”, distintos planos que no necesariamente se superponen, sino que responden a motivaciones o intereses distintos. Así, independientemente de que tan malas fueran las razones que llevaban a los Nazis a matar personas, lo cierto es que esas mismas razones no los llevaban a querer matar a todos los humanos u otros animales. Si mira su propia vida y nuestra sociedad, seguramente encontrará muchas de estas supuestas “incoherencias”, que en realidad pueden responder a sutilezas en nuestros gustos o maneras de pensar. ¿Son nuestras preferencias políticas inconsistentes?

sumar nazi.jpg

Actualmente existe una controversia en cuanto a la aprobación de una norma que daría a los homosexuales la posibilidad de heredar, a la visita médica, al seguro, pensión, etc. De esta manera, aunque no se les permitiría casarse formalmente, sí podrían acceder a buena parte o todos los beneficios de estar casados. Esta propuesta del Congresista Bruce ha generado una gran controversia; ya que personas que son definidas como “conservadoras” se oponen a este proyecto, por considerar las relaciones entre homosexuales como inmorales.

En este comentario, no voy a opinar a favor o en contra de la ley. De hecho, no tengo aun una opinión formada al respecto. Sin embargo, una cosa que me ha llamado la atención en esta controversia es el argumento, según el cual, sería inconsistente ser liberal en lo económico, pero conservador en lo político. Es decir, si uno creyera que la libertad de elección es el fundamento de la protección de las libertades económicas [yo no creo que ese sea el fundamento], no tendría sentido apoyar otra norma que afectara la libertad de las personas, aunque fuera en el ámbito político. A decir de José Carlos Mariátegui, la sociedad capitalista estaría “renegando de sus propios orígenes”.

Sin embargo, cualquiera que haya leído La Ética Protestante y el Espíritu del Capitalismo de Max Webber sabe que no necesariamente el liberalismo moral o político se identifica con la ética del trabajo y el individualismo que caracterizan al capitalismo. Así, bien se puede ser conservador en lo político y liberal en lo económico; como lo demuestra todo un partido en los EE.UU. actualmente. Llamar a esas personas incoherentes es ver las cosas en blanco y negro, cuando -en la realidad y la historia- existen muchos matices, marcados por las preferencias y particulares visiones del mundo que tenemos las personas.

Es cierto, uno puede “relajar” sus principios morales y admitir que las cosas pueden ser distintas a nuestra idea de un mundo perfecto. En este sentido, un lúcido columnista expresa que “(…) al apoyar el reconocimiento jurídico de algo que entendemos y vemos como pecado, no estamos condonando un acto de desobediencia a Dios, sino promoviendo el ejercicio por cada individuo de su libertad para actuar como un agente moral”. Pero no todos tenemos que tener esta actitud. Para algunos, vivir en una sociedad que admite el pecado [o cualquier manera en que llamemos a una práctica que encontramos inmoral o desagradable] puede ser mucho más grave y -por eso- oponerse con mayor intensidad a este tipo de políticas. Al final de cuentas, sea que el Estado acepte o no las uniones entre homosexuales, en palabras del Justice Scalia, tomaría parte en una “guerra cultural” [voto disidente en el caso Lawrence vs. Texas] que enfrenta a promotores de los derechos de los homosexuales y conservadores.

Del otro lado, muchas de estas personas que promueven la tolerancia y que sustentan que el Estado solo puede prohibirnos actuar de determinada manera cuando afectemos a otras personas; están dispuestas a apoyar y sustentar otras normas con contenido moral, como la prohibición a las corridas de toros o restricciones a la comida chatarra. Pueden sustentar que los animales también son seres que merecen respeto o mil cosas en relación a la comida chatarra, pero lo cierto es que si uno quiere encontrar razones para oponerse a algo, las va a encontrar; así como un conservador puede encontrar mil razones para oponerse a las relaciones homosexuales.

Al final, cada uno está apoyando su determinada visión del mundo. Cada uno quiere que el Estado promueva su manera de ver las cosas. Esto es hecho por progresistas y conservadores por igual. Lo diferente es su manera de ver el mundo, no su actitud frente a cómo su visión del mundo debería afectar a todos los demás que no piensan como ellos. Los únicos que se salvan “entre comillas” son los liberales en lo político y en lo económico. Pero, nuevamente, ¿acaso su “visión del mundo” no es que el Estado los debe dejar libres siempre para hacer lo que quieran? ¿Acaso no nos están tratando de imponer esa visión del mundo?

@osumar

COMENTARIOS

  • 1
  • 24.09.2013
  • 05:21:11 hs
Javier

Muy buen artículo, pero tengo algunas diferencias de opinión.
Si se aprueba la ley los homosexuales que libremente lo deseen, podrán unirse civilmente, con lo que no le harán daño a nadie.
En el caso de la comida chatarra, cigarrillos o alcohol en exceso, las leyes inciden en que las personas estén informadas del daño que hacen a la salud; pero no se prohibe su venta. Quienes lo desean libremente pueden consumirlos, a sabiendas que se hacen daño.
Actualmente los homosexuales no tienen esa posibilidad a elegir libremente unirse a otra persona.
Saludos.

  • 2
  • 24.09.2013
  • 05:23:48 hs
Karen Zatán

La ley puede ser muy buena en cuanto a defender los derechos de los ciudadanos que no gozan de estos beneficios por tener una orientación diferente, la contraparte es que esta inclusión podría convertirse en permisivismo, ya que no todos entienden el sentido de ella y la podría utilizar para “aumentar su protagonismo” generando escándalos.

Lo que quiero decir, es que lamentablemente la aplicación de una ley no depende de quien o quienes la presenten y/o acepten, sino de quienes la apliquen y quienes sean los protagonistas de ella, y así como hay personas que le daría un buen sentido habrá algunas que se escuden de ella para realizar actos “haciendo uso de sus derechos”.

  • 3
  • 24.09.2013
  • 04:15:49 hs
Diego Munoz

Por la manera en que hemos sido educados, por como hemos crecido, pero sobretodo por esos comportamientos que nos parecen aberrantes e inaceptables, los homosexuales son personas con las que la mayoría no desea relacionarse. Es nuestro derecho a elegir nuestras amistades.

SIN EMBARGO, este derecho, que puede generar un sinnúmero de justificaciones, no nos otorga a los heterosexuales la facultad de limitar los derechos civiles de los seres humanos. Solo los delincuentes ven sus derechos limitados y los homosexuales no lo son. No es un delito serlo.

La unión civil de personas del mismo sexo es un derecho inapelable. Incluso me atrevería a afirmar que esta unión civil, con sus derechos y obligaciones, traería mas beneficios que perjuicios para la sociedad.

  • 4
  • 25.09.2013
  • 05:00:10 hs
GLADIS CARRANZA CARRANZA

ES UNA GRAN PENA QUE POCO A POCO EN EL PERÚ LOS HOMBRES SE CONVIERTAN EN MUJERES O TENGAN EL ANHELO DE PRETENDER SER MUJERES. DIOS SOLO CREO AL HOMBRE Y MUJER. PORQUE QUEREMOS DISTORSIONAR LO DIVINO. QUE MAL EJEMPLO PARA NUESTROS JÓVENES. ¿POR QUÉ DESTRUIR AL MATRIMONIO HETEROSEXUAL CON PROYECTOS CARICATURESCO?
CONGRESISTAS DEDIQUENSE A TRABAJAR POR LA EDUCACIÓN PERUANA. NO MALOGRAN A NUESTRA SOCIEDAD. HAY TANTO QUE HACER POR NUESTRO PAÍS. COMO PREOCUPARSE POR LA GENTE DE PISCO QUE SUFRIÓ MUCHO.

  • 5
  • 25.09.2013
  • 05:39:24 hs
Gianna

Este tipo de ley está dirigida a una minoría de gays que si se encuentran formales porque trabajan y hacen sus aportaciones por ley pero la gran mayoría de gays que son informales, que son parte de nuestra cultura informal, que hay con ellos y el resto de ciudadanos informales? que luego en su vejez no tiene como sostenerse porque nunca aporto. Creo que lo más conveniente como país es hacer más atractiva la formalización laboral para todos, educar a la población para que todos se acojan a ella, con lo cual estaremos siendo más responsables en políticas públicas.

  • 6
  • 25.09.2013
  • 05:48:11 hs
Mario Matute

Me parece negativo para la sociedad actual y para las futuras generaciones que se debata algo que es totalmente antinatural. ¿Por qué debemos aceptar cambiar nuestra cultura, principios biológicos, leyes naturales?
Yo considero la homosexualidad una enfermedad que puede ser tratada a tiempo pero si se dan este tipo de leyes, que promueven el libertinaje sexual, la mala orientación sexual que solo conducen a la depravación de nuestra sociedad.
El congreso debe preocuparse en una buena educación y orientación sexual. No confundir a la población.

  • 7
  • 25.09.2013
  • 04:12:47 hs
Angela Sánchez

Interesante Artículo.
Me permito dejar mi opinión al respecto:
El proyecto es totalmente inconstitucional, nuestra constitución únicamente reconoce el matrimonio como la unión entre un varón y una mujer. El proyecto de ley está maquillado, todo su contenido es el de un matrimonio civil. Esta figura desnaturalizaría total y contundentemente la figura del matrimonio, tanto la figura vigente en nuestra legislación peruana como la figura del matrimonio católico según el derecho natural. Si lo que se quiere es otorgar derechos patrimoniales a las personas del mismo sexo, lo que aplica dentro de nuestra legislación es la constitución de una sociedad (empresa), en cualquiera de las formas que reconoce nuestra legislación y/o el otorgamiento de un testamento.
No es necesario desnaturalizar una figura tan sagrada como el matrimonio, EL MATRIMONIO es la cédula básica de una sociedad. Y principalmente no vayamos en contra de nuestra carta magna, nuestra ley de leyes.
Véase del propio proyecto todas las implicancias que puede tener el mismo en la vida de la sociedad, desde una modificación en el Código Civil contraria a la Constitución, una modificación en las normas registrales, normas de la RENIEC, hasta una repercusión en la manera de vivir de la sociedad peruana.
LA DEFENSA DE LA PERSONA HUMANA Y EL RESPETO DE SU DIGNIDAD SON EL FIN SUPREMO DE LA SOCIEDAD Y EL ESTADO (Art. 1 Constitución Política del Perú).
LA UNIÓN ESTABLE DE UN VARÓN Y UNA MUJER, LIBRES DE IMPEDIMENTO MATRIMONIAL, QUE FORMAN UN HOGAR DE HECHO, DA LUGAR A UNA COMUNIDAD DE BIENES SUJETA AL RÉGIMEN DE LA SOCIEDAD DE GANANCIALES EN CUANTO SE APLICABLE (Art. 5 Constitución Política del Perú).
A pesar de lo que establece claramente nuestra Constitución, mediante el proyecto de ley se pretende otorgar a los integrantes de la unión civil no matrimonial (como la llaman) el derecho a formar una sociedad de gananciales, asimismo, y para colmo se pretende otorgar a los compañeros civiles el mismo tratamiento y los mismos derechos que un pariente de primer grado en determinados, entro otros derechos y obligaciones que actualmente nuestra legislación reconoce a los cónyuges.
Reitero, los cambios que implicaría para nuestra sociedad la aprobación del presente proyecto de ley, son realmente drásticos, cambios ante los cuales la sociedad peruana no se encuentra preparada, empezando por el nivel de educación con el que cuenta actualmente los peruanos. Considero que hay temas muchísimo más importantes, urgentes y necesarios en los cuales se deberían estar ocupando nuestros congresistas para hacer de nuestro país un país mejor.

  • 8
  • 24.09.2013
  • 06:35:03 hs
Walter

Oscar:

Muy interesantes tus analogías. Sin embargo, creo que deberías aclarar tus observaciones. Me queda claro que están en contra de la prohibición al consumo e incluso a la publicidad porque argumentas que eso eleva el precio y termina beneficiando a los productores antes que al público consumidor sin un reducción importante del consumo (objetivo del legislador). Pero hablar sobre la prohibición del cigarrillo tiene varios puntos:
En mi casa no se fuma y no dejo que los invitados lo hagan. Si tu quieres hacerlo, puedes ir al patio y sin molestar a nadie fuma una cajetilla entera si así lo deseas. ¿Me entiendes? Creo que ya es mayoritaria la gente que desea ir a un restaurante y no sentir el humo en lugar del aroma de la comida. No prohibir la venta, pero si exigir el respeto al resto. Es un punto de vista, si lo es, pero creo que ya es mayoritario y finalmente un acuerdo como sociedad. De igual manera, muchas cosas han sido así y han cambiado en el tiempo.
Ojalá llegue el tiempo en que sea mal visto tocar la bocina como desquiciados, pero no deja de ser mi opinión sobre el tema.
No olvidemos que hace apenas un siglo ir a ver las ejecuciones era un espectáculo y hoy nos parece aberrante. Somos producto de una época y casi no hay temas invariables.

Un abrazo.

  • 9
  • 24.09.2013
  • 06:38:57 hs
Gonzalo R. Moya V.

Señor Sumar, en efecto, los Estados Unidos han tenido históricamente sólo dos partidos políticos en su mayoría: el Demócrata y el Republicano, donde -en teoría al menos- el primero es liberal en lo social pero conservador en lo económico, mientras que el segundo es al revés: liberal en lo económico pero conservador en lo social. El tercer partido más grande, el Libertario, es liberal tanto en lo social como en lo económico, y más liberal en lo social que los Demócratas, y más liberal en lo económico que los Republicanos. Si bien viene creciendo rápidamente en cuanto a membresía, votos y candidatos, está aún distante de los otros dos y puede que siga siendo así por el Teorema del Votante Mediano, en el que los candidatos moderan su discurso sabiendo que podrán capturar más votos mientras menos extremistas suenen, dado que la mayoría de votantes siempre se ubicará al centro del espectro ideológico. Adicionalmente, los electores tratan de que su voto no se desperdicie dándoselo a un candidato que no figura entre los primeros en las encuestas. La modalidad del “voto útil” es común en sistemas electorales mayoritarios a una vuelta como el de Estados Unidos, lo que conlleva al bi-partidismo político según la Ley de Duverger.

  • 10
  • 24.09.2013
  • 06:51:33 hs
Walter

Oscar:
Los derechos humanos, como fundamentales, no creo que estén en negociación. Prohibir a tu hijo el acceso al internet no puede ser justificación para una demanda en la Corte Internacional, mientras que el asesinato, o represión a la expresión si. Creo que entiendes los cambios de costumbres de las sociedades (mayoría) y los derechos mínimos que nos aseguran como especie.

No estoy seguro que el derecho a la vida sea intrínsecamente contra – mayoritario.

  • 11
  • 24.09.2013
  • 07:29:40 hs
XABIER ETXEBELSEA ZUBEROGOITIA

OSCAR:

DESDE QUE SE PRESENTO PROPUESTA DE PROYECTO LEY DE LA UNION DE CIUDADANOS GAYS Y LESBIANAS, NO ES POCA LA TINTA QUE CORRE.

SE APRECIAN, POR AQUI Y POR ALLA, ECOS DEL CATECISMO MAS RANCIO Y MURMULLOS DE HABITANTES DE LA CAVERNA, QUE LO UNICO QUE APORTAN ES NECEDAD Y OSCURANTISMO.

CUALQUIER CIUDADANO, POR HUMILDE QUE FUERA SU CONDICION, TIENE SU NOMBRE ESCRITO EN LA CONSTITUCION DEL PAIS. LOS DERECHOS Y DEBERES DE LOS CIUDADANOS -AMPARADOS POR LA CARTA MAGNA- NACEN DE LA DIGNIDAD DE LA PERSONA HUMANA Y ESO GUSTE O NO GUSTE, ES IRREFUTABLE.

QUE CIUDADANOS GAYS Y CIUDADANAS LESBIANAS, DESEEN HACER VIDA EN COMUN, CON DEBERES Y DERECHOS, ES TEMPERAMENTO QUE EL ESTADO DEBE ESCUCHAR, ACOGER, DEBATIR Y LEGISLAR. EL ESTADO NO PUEDE CREAR GHETOS CON SU INDIFRENCIA ANTE LA VIDA DE SUS CIUDADANOS.

SI EXISTE UNA CARTA MAGNA, NO EXISTEN CIUDADANOS DE PRIMERA CLASE Y CIUDADANOS DE CLASE TURISTA. EXISTE LA IGUALDAD DE DERECHOS Y DEBERES. LA OPCION SEXUAL DE UN CIUDADANO, NO LE INCAPACITA PARA EJERCER SU CIUDADANIA CON TODAS SUS CONSECUENCIAS.

EN CUANTO AL TERMINO MATRIMONIO GAY O LESBICO, CREO QUE NO ES APROPIADO, LO CUAL NO IMPIDE HABLAR DE UNION DE CIUDADANOS DEL MISMO SEXO. EL TERMINO MATRIMONIO ES APLICADO EN EL DERECHO Y JURISPRUDENCIA A LA UNION DE HOMBRE Y MUJER, SEÑALANDO CLARAMENTE EL AMBITO DE LA REPRODUCCION HUMANA, LLEGADA DE LA PROLE, ETC.

NO BASTA CON PRESENTAR UN PROYECTO. SE ESPERA ARGUMENTACION MUY BIEN ELABORADA Y FUNDAMENTADA, DE CARA A TODA LA CIUDADANIA (ES BUENO PEDIR A LOS CONGRESISTAS QUE TRABAJEN). ES DECIR, NO BASTA CON SOLICITAR LEYES, HAY QUE SUSTENTARLAS Y DEBATIRLAS, POR QUE LAS LEYES Y LOS DERECHOS EN LA HISTORIA DE LA HUMANIDAD, SE GANAN A PULSO, EN CAMINOS DE LARGO RECORRIDO.

CORDIALES SALUDOS.

  • 12
  • 24.09.2013
  • 08:06:11 hs
Rommel Infante

Como bien dices tu posición respecto a este proyecto de ley no esta todavia bien formado. Sin embargo, tomar el artículo en serio facilmente te asimila al relativismo (cultural). ¿Acaso asumir que todas sus opiniones son medianamente acertadas (en su vision del mundo) y no incoherencias propiciara el diálogo?
Francamente lo dudo y es que en este tema tan llamado a la tolerancia y a la reflexion, reitero, no debe acercarnos al “relativismo”. Un punto de partida puede ser “la ideologia del constitucionalismo”, por ejemplo. O tal vez, no.

  • 13
  • 24.09.2013
  • 08:33:40 hs
Vicente

Los homosexuales quieren promover su estilo de vida a la fuerza y con el amparo legal de políticos oportunistas. Como no se pueden reproducir naturalmente, lo que quieren ahora es el derecho de adoptar niños y así criarlos en su estilo de vida.
Es la dictadura de una minoría que quiere ser mayoría, y que el resto de la sociedad cargue con ellos. Hay otras prioridades mas importantes en el país y los congresistas deberían dejar de perder el tiempo en agendas pre’fabricadas por el movimiento gay y sus tontos útiles.

  • 14
  • 24.09.2013
  • 09:23:49 hs
Alvaro Pinto

Conservadores y socialistas coinciden en manipular el Estado para que HAGA política -con el dinero de los Contribuyentes- considerando sus intereses particulares. Desde el Liberalismo, pretendemos que el Estado, DEJE DE HACER. En consecuencia, deje de gastar ese dinero; y que deje a cada Individuo vivir de acuerdo a su consciencia. Obviamente, hay una gran diferencia entre HACER y DEJAR DE HACER.

  • 15
  • 24.09.2013
  • 09:42:04 hs
Judith

No se esta en contra del matrimonio gay solo por considerarlo pecado. Es antinatura, se de un homosexual que llego a un hospital con el ano roto y dijo que le paso por ponerse un enema cuando la realidad es que hizo con su pareja actos antinatura. El orgullo gay (parada) es desagradable ver a personas semidesnudas exhibiendose, mostrando actos sexuales en publico.

Si un dia del orgullo gay decidieran hacer trabajo voluntario creo les ganaria mas adeptos a su causa. Falta ver esa parte menos sexual y de ser humano.

  • 16
  • 24.09.2013
  • 11:11:24 hs
Jorge Escalante

Es interesante el tema de la inconsistencia. Otro ejemplo de contradicción es que los progresistas están en contra de la pena de muerte pero a favor de matar no-natos (aborto)

  • 17
  • 24.09.2013
  • 11:28:18 hs
Gonzalo R. Moya V.

Gracias Sr. Sumar por el link al artículo de Ronald Cross sobre el mismo tema (“La conversación difícil”), me parece la mejor argumentación a favor de la unión civil entre homosexuales que una persona religiosa puede hacer. Considerando que el censo del 2007 reveló que el 81.3% de la población en el Perú es Católica y que 12.5% de la misma es Evangélica, se hace imperativo convencer a la gente de que estar a favor de la ley Bruce y ser a la vez cristiano no es una inconsistencia, como tampoco lo es que los dos principales partidos políticos en Estados Unidos sean, o liberales en el aspecto social y conservadores en el aspecto económico, o viceversa: El origen de esta aparente contradicción radica en el lenguaje político, donde ser “fiscalmente conservador” implica reducir el presupuesto público, ya sea para aminorar la deuda del Estado con los superávit del ejercicio, o para reducir la carga tributaria y la intervención en general (que coincide con el pensamiento económico liberalista); mientras que ser “fiscalmente liberal” implica darle la libertad al Estado de inmiscuirse en los mercados a fin de reactivar la economía mediante un alto gasto público (que coincide con el pensamiento económico keynesiano).

  • 18
  • 24.09.2013
  • 11:40:48 hs
Guillermo Rengifo

Yo creo que en este caso de uniones, el término “matrimonio” no es el más apropiado. Lo correcto sería utilizar el término “convenio”, “acuerdo” u otro análogo, ya que no se podría hablar de matrimonio entre dos personas de un mismo sexo. Por tradición, historia e idiosincrasia, el matrimonio es la unión estable de un hombre y una mujer. Nada más.
Los legisladores deberán determinar cual es el término correcto para identificar este tipo de uniones y, a partir de allí, dejaremos de enfrascarnos en como se debe llamar esa unión entre dos personas.
Ahora bien, supongamos que se aprueba la norma, entra en vigencia y fallece una de las partes (como se llamarían contratantes, contrayentes, responsables ???) que tiene familiares con derecho a heredarlo. El sobreviviente, en razón a ese “contrato” (o como se llame) podrá desplazar y superar el derecho de herencia que por Ley le corresponde a sus familiares? Entramos a un conflicto con el derecho civil.
Es decir … hay muchas variables que analizar.
Gracias y disculpe la extensión del comentario.

  • 19
  • 25.09.2013
  • 06:36:58 hs
Luis Alberto

Las personas deben ser educadas o deben leer acerca de que es una enfermedad y que es una condición. La homosexualidad no es enfermedad ni es antinatural porque en la naturaleza se ve animales practicando relaciones homosexuales. Además, todo lo que se produce espontaneamente, es natural. Pero tampoco creo que sea normal, es una condición especial que no hace menos al individuo. También se debe entender a las personas que ven ofendida su forma de vida, pero el Estado es laico y protege a todos por igual.

  • 20
  • 25.09.2013
  • 06:45:11 hs
Luis Alberto

Las personas no somos siempre coherentes y estas discusiones deberían ayudarnos a cuestionarnos a nosotros mismos antes que ponernos a la defensiva. Respecto a las libertades, en realidad no existen en forma absoluta, al menos no en nuestro estado de desarrollo social. Me aventuro a decir que en el caso de la comida chatarra y los cigarrillos si habría una razón práctica para restringir su consumo porque no es cierto que las personas asuman las consecuencias de sus actos, porque al final cuando sufran las consecuencias probables la mayoría va a acudir a los centros de salud del Estado que pagamos todo, para tratarse, lo cual no me parece justo.
Me remito a dos principios básicos:
Etica: no hagas a otros lo que no quieras que te hagan a ti
Libertad: tu libertad acaba donde empieza la de los demás

  • 21
  • 25.09.2013
  • 06:49:11 hs
Luis Alberto

Decir que un toro, o cualquier animal o ser vivo en general, es diferente a una cosa es mas que una “idea del mundo”. Basta con haber tenido una mascota o haber vivido cerca a un animal para darse cuenta que no son simples cosas, y su dignidad no radica en que se la otorguemos los humanos sino en su propia capacidad, inconsciente es cierto, de haber evolucionado hasta llegar a compartir el mundo con nosotros y ser parte de un entramado único, en el que cada pieza es importante.

  • 22
  • 25.09.2013
  • 07:53:28 hs
DYANGO JARAMILLO

Respeto a los homosexuales, pero si se da esta ley seria desagradable ver en las calles a dos hombres mostrandose cariño. Peor aun los niños se pueden confundir al ver este tipo de actos, que se podria responder si mi hijo me preguntara de el porque los hombres se besan..
Esta ley no va..

  • 23
  • 26.09.2013
  • 12:47:05 hs
Alex

Inetersante debate el que genera este polémico tema.

Me imagino que así de caldeado debe haber sido el debate en los 60′s justificando o no la igualdad de los afroamericanos en EEUU, el debate sobre el voto femenino en los 30′s, o el debate anti / pro escalvista de mediados del siglo XIX… Al final, la historia se impone, nos guste o no.

  • 24
  • 26.09.2013
  • 04:59:15 hs
Andrea Peralta

Hola Oscar,
Muy buen articulo, concuerdo contigo en el sentido de la imposicion de lo “correcto”, creo que este es un caso perfecto de subetivismo vs. relativismo moral. Creo que la comparacion con la comida chatarra no es tan adecuada para este caso,viendolo de un punto de vista enteramente economico la comida chatarra y como resultado la obesidad y los ciudadanos obesos son mas caros para la sociedad debido a las enfermedades relacionadas con el sobrepeso, lo mismo que en el caso de los cigarros y el alcohol; a diferencia de la union civil, que en primer analisis, no tiene impacto economico en la sociedad a nivel macro.

  • 25
  • 27.09.2013
  • 01:32:53 hs
Alfredo

Interesante debate. Solo alguna precisión: ¿Que busca el Proyecto?, Que se reconozca la unión homosexual para que tenga efectos hereditarios, de seguridad social, pensionarios y otros derechos básicamente económicos, pero no asimilarse al matrimonio. Entonces sería suficiente reconocer a cualquier persona la libertad de heredar, pensionar o asegurar a quien desee. No creo que eso sería suficiente para los promotores del proyecto, pero deberíamos preguntarles.
Además, ¿Cual sería el efecto de esa liberalidad respecto a la familia?, porque lo que se dá a uno normalmente se quita a otro: Conyuge, hijos, padres. Entonces, ¿Debemos modificar las preferencias que reconoce expresamente nuestra legislación?. Es claro que las leyes establecen preferencias para los familiares, y por tanto excluyen a los terceros. Es ahí donde se afecta a la familia, no en “el mal ejemplo”, “Malas conductas”, “Aberraciones” u otros calificativos que no solucionan ni aportan.

  • 26
  • 27.09.2013
  • 04:53:58 hs
Francisco

Estimado Óscar,

Tomo uno de tus argumentos de las respuestas a los comentarios de arriba “Si uno realmente cree que los toros son como personas o que los homosexuales están pecando, entonces podría actuar acorde a eso y oponerse a que su sociedad realice o promueva o permita dichas practicas…Explicame por favor, según esto que señalas, si uno cree que los negros no deberían estudiar y que los indígenas son ciudadanos de segunda clase,¿ tienen derecho a manifestarlo y a oponerse a políticas a favor de estos?…Saludos!!

  • 27
  • 28.09.2013
  • 06:48:22 hs
Jesus Abel

Oscar Sumar :

Lo bueno son tus artículos y que das respuesta. Interesante el Menú Legal Oscar.

Un abrazo

  • 28
  • 03.10.2013
  • 03:19:32 hs
Saul

En este tema hay muchas aristas, desde el tema religioso, legal, Salud. Es natural no procrear, o el hacerlo es natural, es natural decidir que hacer con su vida, pero cuando lo normal dejo de serlo, en que momento perdimos el sentido correcto de las cosas. Estimados que quien hacer lo que desee que lo haga al fin dará cuenta en algún momento sobre su error o acierto. Pero llamen las cosas por su nombre la unión matrimonial es de un pareja heterosexual, el resto son deseos de ser lo que no son aun lo revistan de ley. Hasta los homosexuales nacieron de una unión heterosexual, no hubo otra alternativa. Los verdaderos derechos son para los que no tienen que comer, los que padecen en la cama de un hospital, los que sufren vejaciones de todo tipo. No para quien quiere lucir su desviación u opción públicamente. Aunque uno ame a su esposa o pareja no anda por la calle haciendo exhibicionismo inmoral y punto. Todo apunta a una libre exposición de la sexualidad pervertida a los ojos de personas que no desean verlo y los derechos de la mayoría de no ver este tipo de conducta donde están.

Saludos

Saul

  • 29
  • 04.10.2013
  • 01:48:17 hs
Pedrolo

Sería bueno saber realmente si estos “derechos” al que aludes no está relacionado con la antesala de un Matrimonio Civil Homosexual que también son “derechos” de las personas.

Al respecto tengo que dar mi opinión, siendo tolerante, pues no tengo nada en contra de los homosexuales (varones y mujeres que han optado por el sexo opuesto, inclusive los bisexuales), pero cuando vemos que se trasgrede la propia naturaleza no podemos hablar de “normal” en su pura esencia y su extrapolación.

Estoy convencido de que si el mundo fuera de homosexuales la raza humana acabaría, se extinguiría, por lo tanto, algo nos dice que la “normalidad” es la capacidad de reproducción en el plano de los mamíferos.

Tengo varios hijos/as y me pregunto si es lícito cambiarles el mundo “normal” por uno “singular” donde en su clase vean niños/as de padres homosexuales, niños con una crisis de identidad sexual. Claro, no podrán decir que una criatura tiene la capacidad de discernir (por su edad) entre el heterosexualismo, homosexualismo y bisexualismo. Lo que está claro es que esa criatura no celebrará un día del padre o día de la madre (por cierto, ya en Europa un país se ha atrevido a proponer en el congreso la supresión del día del padre y de la madre, debido a que muchos niños en esa sociedad donde el Matrimonio homosexual se ha permitido, y la ADOPCIÓN, tienen niño/as que sufren porque no pueden celebrar dicho día).

¿Tenemos derecho a suprimir en el niño/a el derecho a una educación en un entorno “normal” acorde con la naturaleza humana (y animal-mamífera)?

No podemos esperar al EXPERIMENTO de ver cómo un/a niño/a de padres homosexuales se hace adulto para que él/ella luego escoja libremente qué identidad tener y qué pareja tener… hacerse homosexual o heterosexual o bisexual.
Esto es una aberración que vulnera el derecho del crecimiento de los niños/as en el marco “normal” de la sociedad.

Lo que creo que deberíamos hacer es cambiar el sistema gradualmente para la tolerancia homosexual en niños/as pero en ningún modo romper los límites de la libertad en aras de un derecho legítimo del homosexual.

Miremos el actual caso de Rusia, y veremos que al menos un país se pronuncia para marcar los límites a los homosexuales, pero sobretodo para que los niños y la juventud se formen en la “normalidad” y más adelante elijan libremente su condición sexual.

Si esto es una postura conservadora, prefiero serlo antes que libertino… repito, no tengo nada en contra de los homosexuales, pero deben haber límites en pro de los niños/as y la juventud actual y futura.

  • 30
  • 15.05.2015
  • 12:52:36 hs
cristina

En realidad las personas que son homosexuales ellos no desearon ser ,algunos de los casos que conozco es que ellos fueron violados por algun familiar o por otras personas
al suceder esto ellos empiezan a pensar que deben ser mujeres mientras los padres no saben lo que sucede con su hijo .
las persona que son homosexuales es por que tienen demonios dentro de ellos ,practican el pecado
y la Biblia nos dice que ” todo aquel que practica el pecado es esclavo del pecado” por esta razon ellos no pueden dejar lo que hacen
,tambien los pecados de los padres bienen a los .
conozco un joven que antas fue homosexual Pque fue violado el no quizo ser homosexual al sucederle esto a el ,el empezo a practicar el pecado se iba a las calles y aunque el no queria habia algo que lo llevaba alas calles a practicar pecado por que la palabra de nuestro creador se cumple todo aquel que practica el pecado es esclavo del .EL fue el primero el este pais que se cambio de sexo , se hizo operaciones para ser como una mujer, se cambio el nombre y se caso con un varon pero apezar de tener todo ,dinero ,etc no era feliz no tenia paz y asi estan todos aquellos que no se arrepienten de sus pecados por que hay un solo salvador jesucristo quien vino a morir por todos nosotros en la cruz el pago el precio para que cuando alguna persona se arrepiente Dios le perdona y lo cambia .
el joven del cual les estoy hablando se llama fernando Ñaupari
el ya no queria vivir esa vida de pecado .
un dia llego su prima que le hablo del señor que el si podia cambiarlo fernando no queria escuchar lo que ella le decia pero un dia el en su desesperacion de no saber que hacer se puso de rodillas y le pide perdon al señor que lo cambie el estuvo llorando arrepintiendose de sus pacados cuando el se levanto se dio cuento que tenia el cuerpo como el de una mujer por que el señor lo habia libertado de todos los demonios que el tenia y le quito la venda de los hojos para poder ver lo que uno no puede ver cuando esta en pecado.
En la actualidad el predica la palabra poderosa de Dios se cambio se sexo de nombre y se hizo quitar todas aquellas cosas que se habia hecho poner.
el viaja por todos lugares llevando su testimonio y que hay un paraiso que ganar y un infierno que perder ,por que tenemos un Dios que es todo poderoso
el viene pronto.
“De que levale al hombre ganar todo el oro del mundo si su alma se va al infierno
si has buscado ayuda en cristo esta la solucion el te ama solo acercate a el con un corazon contricto y humillado y conoceraz al señor Dios todo poderoso que si cambia y transforma.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Corrupción bajo la lupa

Eduardo Herrera Velarde

Pablo O'Brien

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Tacos Fuertes

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño